Buscar este blog

jueves, 28 de abril de 2011

El Símbolo Perdido, de Dan Brown

Argumento

Robert Langdon viaja a Washington invitado por su amigo y mentor Peter Solomin, reconocido masón, para dar una conferencia. Una vez allí descubre que ha sido engañado. Solomon ha sido secuestrado y su captor obliga a desvelar uno de los secretos mejor guardados de la Masonería, si quiere volver a ver a su viejo amigo con vida.
Robert Langdon tiene doce horas de plazo para descifrar el misterio, pero para ello contará con la ayuda de Katherine, la hermana de Peter.

Opinión

¡Por fin he podido leerlo! En la biblioteca tenían un ejemplar desde que salió, y cada vez que quería cogerlo alguien se me adelantaba. Así estuve año y pico, pero la espera ha merecido la pena.

Me encantan los libros de códigos secretos, claves y misterios históricos, así que este libro fue una experiencia fascinante.
Robert Langdon es el mayor experto en símbolos que hay y no le cuesta nada descifrar el código más complicado. Al menos así era en los libros anteriores. Aquí ya le cuesta lo suyo descifrar los códigos y se demuestra que no sabe tanto como pensaba sobre el tema masónico, y ese es un punto a su favor, ya que es más interesante cuando al protagonista no le viene todo rodado.

El final ya no me gustó tanto. Me pareció un poco pobre. Con lo complicado que es el plan del malo, ¿ y todo para qué? ¿Para ese final? Me parece que su objetivo último es astante absurdo, la verdad, y sólo demuestra que el tipo estaba para que lo encerraran.
Y luego está todo el rollo de la Biblia que suelta al final, que no viene a cuento. A mí me parece que como en los libros anteriores ponía a la Iglesia y al Vaticano por los suelos, en este libro intentó hacer las paces con la Institución Religiosa, pero le salió el tiro por la culata. En mi opinión, las últimas cincuenta páginas no valen para nada.

martes, 26 de abril de 2011

Battlestar Galactica. Razor

A pesar de que la película va antes de la cuarta temporada, la historia es paralela a la segunda, cuando Lee es nombrado Comandante y puesto al mando del Pegasus.
La película se centra básicamente en lo que le pasa al Pegasus desde el ataque cylon a las Doce Colonias hasta su encuentro con Galactica, centrándose sobretodo en dos momentos importantes, ya mencionados en la segunda temporada: cuando Caine le pega un tiro a su primer oficial por negarse a cumplir una orden y el encuentro con una nave civil y la decisión de Caine de matar a las familias de los que se nieguen a unirse al Pegasus.

Caine y su primer oficial mantienen una relación similar a la de Adama y Tigh. Hay una gran camaradería entre ellos, bromean, suelen comer y cenar en el camarote de uno u otro... Por eso el hecho de pegarle un tiro Caine carece de toda lógica. En la serie Adama también tomaba algunas decisiones un tanto radicales, que yo no compartía, aunque sí entendía sus motivos. Esto no ocurre con Caine, que actúa como si fuera un robot, como si no tuviera ningún tipo de relación personal con su oficial, matándolo como si nada.
La película trata de acercarnos al personaje de Caine, de explicarnos por qué actúa de forma tan extrema, incluso nos muestra un suceso fundamental ocurrido en su infancia, justo antes de declararse el armisticio con los cylon. Pero conmigo no funciona. No me da ninguna pena y sigue sin parecerme comprensible su forma de actúar ni las decisiones que toma. Yo creo que había alternativas a la muerte, como por ejemplo mandar arrestar a su primer oficial.

Aparte del Pegasus, uno de los mejores momentos de la película es el flashback de Adama, en el que acompañamos a un joven William Adama en su última misión durante la Primera Guerra Cylon, justo antes de declararse el armisticio. A mí la película me gustó mucho (como toda la serie en general) pero sólo por este momento vale la pena ver la película. Para mí supuso todo un subidón ver a Adama cuando era un simple piloto de Viper, cuando aún faltaba mucho para que llegara a ser el Gran Bill Adama. Es como ver a Clark Kent antes de ser supermán o a Bruce Wayne antes de enfundarse la capucha.

Otro detalle interesante es ver esos primeros modelos cylon, un claro homenaje a la serie original. Al verlos me sentí como si estuviera viendo un adelanto de Blood and Chrome, la nueva serie del mundo BSG enfocada en la Primera Guerra Cylon, la cual estoy impaciente por ver las primeras imágenes.

lunes, 25 de abril de 2011

El final de 24

¡¿WTF?! ¿Pero qué mierda de final es este? Esto es una tomadura de pelo. Después de seguir la serie incondicionalmente durante ocho largos años (nueve si contamos aquel año que no hubo temporada por culpa de la huelga de guionistas), lo menos que se podía pedir era que, por una vez, tuviera un final cerrado. Me habría gustado, no sé, que Jack colgara los guantes y se trasladara a los Ángeles con su familia, como era el plan original. En el primer capítulo se le ve muy cómodo cuidando de su nieta, pero no, no podía tener un final feliz, y como ya estaba confirmada la película, los "guionistas" decidieron dejar un final abierto para conectar serie y película.
Creo que aunque la serie hubiera acabado como Dios manda, los fans habríamos ido a ver la película de todas formas. Qué vergüenza. 24 se une así a Flashforward y Prison Break entre otras, en el panteón de las series con final decepcionante.

miércoles, 20 de abril de 2011

Battlestar Galactica, Tercera Temporada (¡Ojo Spoilers!)

Francamente, estoy empezando a quedarme sin adjetivos para este serie, porque cada nueva temporada le da cien vueltas a la anterior. Es soberbia, espléndida, fantástica, y trata temas muy actuales (al menos lo eran en su año de emisión). La trama de Nueva Caprica es bastante dura de ver, porque, aunque aparentemente cylons y humanos viven en una alianza armoniosa, en realidad es una dictadura pura y dura donde los humanos viven en condiciones deplorables. Esto me recordó mucho a los nazis y a los judíos que tenían encerrados en campos de exterminio. Allí los cylons crean una unidad de policía teóricamente para mantener el orden, la cual por la noche se lleva a determinadas personas las cuales no vuelven a aparecer, como solía hacer la Gestapo o los Grises aquí en España.
Tras el rescate de los humanos de Nueva Caprica, los cylons apenas vuelven a salir, y el resto de la temporada se centra en los problemas internos de Galactica, tal y como pasaba en la primera temporada. Deben lidiar con las consecuencias de lo ocurrido en el planeta, problemas con los suministros, discriminación, clasismo, huelgas, etc. Los dos últimos capítulos se centran en el juicio a Gaius Baltar por traición y colaboración con los cylons, el cual tiene un final sorprendente. Además, en el último tercio de la temporada comienza la trama de los Últimos Cinco, los cinco modelos cylons que aún no han sido descubiertos y que los propios cylon desconocen. Su identidad es desvelada (cuatro de los cinco) y resulta toda una sorpresa, ya que son personajes importantes de la flota.
Personalmente me cabreó bastante que al final Gaius Baltar sea declarado inocente. Hace tiempo que este maldito cobarde debió ser ajusticiado, pero si bien el primer ataque cylon se produjo sin que él lo supiera, de los sucesos de Nueva Caprica es responsable en su mayor parte, ya que mucha gente fue torturada y asesinada por su culpa, porque es un COBARDE que no se atrevió a enfrentarse a los cylon. De todas formas entiendo perfectamente la argumentación que hace Lee Adama al final del juicio.

Ahora veamos en qué líos se mete cada uno de los personajes principales.


Almirante William Adama (Edward James Olmos)

Cuando los cylon aparecen, Adama se ve obligado a huír con las naves de la flota, pero como bien dice al final de la segunda temporada: "Nos vamos pero volveremos". 
Cuatro meses después de la ocupación cylon Adama lleva a cabo una arriesgada operación de rescate tras haber podido establecer contacto con la Resistencia del planeta. 
Tras conseguir rescatar con éxito a la inmensa mayoría de los humanos, Adama parte nuevamente en busca de la Tierra. A lo largo de la temporada tendrá que afrontar varias crisis, algunas resultado de lo que ocurrió en Nueva Caprica. Aquí demuestra que además de ser el líder más adecuado para guiar a la flota, comprensivo aunque firme, no le tiembla la mano a la hora de mostrarse duro e inflexible, alguien capaz de hacer lo que sea por cruzar la raya de lo legal. 
Un ejjemplo es el caso de Starbuck y Tigh, que tras lo de Nueva Caprica crean un clima de mal rollo en Galactica, hablando pestes de los que se quedaron en la nave y no estuvieron en el planeta. Adama les ordena que carguen su arma y que le disparen, ya que con lo que están haciendo le están matando, y no duda en darle un par de leches a Starbuck para espabilarla. 
Lo que no me gusta es su postura durante la huelga de mineros encabezada por Galen Tyrol. Adama amenaza con ejecutar a su mujer e hijo si no vuelve al trabajo. Y en su mirada está claro que está dispuesto a hacerlo. De alguien como él esa decisión me parece incomprensible, y me decepcionó bastante. 
Durante el juicio de Baltar, Adama es nombrado uno de los jueces, y cuando Lee sube al estrado a Laura Roslin para rebatir su testimonio, la mirada que le lanza a su hijo aterrorizaría al cylon más letal. Es como si dijera "A partir de ahora estás muerto para mí". Esto se entiende porque en esta temporada Adama y Roslin mantienen una relación muy estrecha e íntima (casi platónica). 

Coronel Saul Tigh (Michael Hogan)

Aunque en las otras temporadas Tigh era un poco cabrón tirando a mucho, aquí es imposible no sentir compasión por él.
Tigh se traslada a Nueva Caprica con su mujer y cuando llegan los cylons, organiza la Resistencia, que está formada por algunos miembros de Galactica, y empiezan a sabotear instalaciones, colocar bombas y matar a todos los cylon que puedan. Por ello es capturado y torturado por sabe Dios cuánto tiempo, y al final le arrancan un ojo.
Cuando descubre que su mujer ha estado pasándole información a los cylon (en su defensa diré que lo hizo para protegerle) no le queda más remedio que matarla, un hecho que lo destroza para el resto de la temporada.
En el Galactica, Tigh vive pegado a la botella y él y Starbuck están todo el tiempo amargados y hablando pestes de los que se quedaron cómodamente en las naves mientras ellos vivían un infierno en el planeta. Qué ironía, Starbuck y Tigh siempre se llevaron fatal, pero ha hecho falta que pasaran por la tragedia de nueva Caprica para que empìecen a llevarse bien.
Cuando Adama se enfrenta a ellos, Starbuck cesa en su comportamiento rebelde y vuelve más o menos a ser la de antes, pero con Tigh no funciona, y se encierra voluntariamente en su habitación.
Aunque, finalmente, Tigh vuelve a enfundarse el uniforme y a ponerse a las órdenes del "Viejo".

Comandante Lee Adama, "Apolo" (Jamie Bamber)

Lee es quien convence a Adama de huír cuando aparecen los cylons, y en los cuatro meses que transcurren desde la llegada de los cylons hasta que llevan a cabo el rescate, sufre cambios tan drásticos que está prácticamente irreconocible, y hace que te preguntes: ¿es ese realmente Lee Adama?
Lee ha engordado como veinte kilos y tiene la moral por los suelos. Ha perdido la fe en la causa de su padre y cree que la misión de rescate es una pérdida de tiempo, ya que lo más probable es que estén todos muertos.
Su padre le ordena que si no regresan en un determinado periodo de tiempo, parta en busca de la Tierra, pero afortunadamente y como es habitual en él, no le obedece y gracias a ellos salva al Galactica y a toda la flota, aunque el Pegasus queda totalmente destruído. Tras el rescate parten de nuevo en busca de la Tierra, y Lee vuelve a ser el que era y empieza a perder peso a un ritmo acelerado.
Después, un nuevo capítulo del culebrón Lee-Starbuck-Dualla.
Meses antes de la ocupación cylon, Lee y Starbuck se acostaron y prometieron que romperían con sus parejas y estarían juntos, pero a la mañana siguiente Starbuck se acobardó y lo primero que hizo fue casarse con Anders. Lee se sintió traicionado y acabó casándose con Dualla. Ambos no volvieron a hablar hasta momentos antes de la llegada de los cylons.
En un capítulo se monta un ring de boxeo para que la tripulación pueda desahogarse y librarse de sus problemas. Starbuck y Lee se sacuden de lo lindo y al final, ambos con la cara ensangrentada e hinchada, hacen las paces. Aunque ese no es el final: vuelven a liarse, pero no dura demasiado. Starbuck no quiere divorciarse y Lee no quiere serle infiel a Dualla, así que cada uno se queda con su respectiva pareja.
En el juicio a Baltae, Lee se enfrenta a su padre, ya que a pesar de que los cargos contra él son muy graves(y ciertos), Baltar se merece un juicio justo. Por ello se convierte en ayudante del abogado de Baltar. Lee hace subir a Roslin al estrado para desprestigiarla, y para su padre eso es ir demasiado lejos. él y Lee tienen una acalorada discusión en la que se dicen de todo, y Lee acaba entregándole sus galones de comandante. Momentos después se produce un inesperado ataque cylon, y Lee se uno a los pilotos para hacerles frente.

Capitana Kara Thrace, "Starbuck" (Katee Sackhoff)

Si en la segunda temporada Starbuck lo pasa mal, comparada con ésta fue un camino de rosas.
En Nueva Caprica, Starbuck vive encerrada en un apartamento con Lioben, un cylon obsesionado con ella desde el comienzo de la serie. Ella siempre intenta matarlo pero es un gesto inútil ya que él siempre se transfiere y regresa a su lado.
Un día Lioben llega con una niña pequeña, afirmando que es su hija, concebida a partir del ovario que le extirparon en Caprica. Al principio, Kara no quiere saber nada de la niña, pero al final acaba encariñándose con ella. durante el rescate se lleva a la niña consigo, pero a bordo del galactica descubre que en realidad no es hija suya, hecho que la traumatiza profundamente. Su relación con Anders se deteriora y empieza a beber a todas horas con Tigh, con el que ahora se lleva de maravilla. Ambos despotrican contra la flota y crean un ambiente de mal rollo. Starbuck incluso le falta al respeto a Adama, y claro, él le da un par de leches para espabilarla, y Starbuck vuelve a enfundarse el uniforme. Después de eso, Starbuck soluciona el asunto que tenía pendiente con Lee en el ring. En este tema me identifico bastante con Lee. Me parece increíble que Starbuck le llame cobarde cuando ella no se atrevió a hacer realidad su deseo de acabar juntos. También me sorprendió que ella, siendo tan aficionada a los hombres, crea tan fervientemente en el matrimonio y se niegue a aceptar la posibilidad del divorcio.
Recogiendo provisiones en un planeta habitable encuentran un templo, en el que según la leyendfa se esconde el Ojo de Júpiter, la siguiente pista para encontrar la Tierra. Tras identificarlo, Helo llama la atención de Starbuck sobre la similitud entre el dibujo del Ojo y los dibujos que ella hacía de niña, y empieza a creer lo que Lioben le decía, que su destino era encontrar la Tierra.
Starbuck muere al explotar su raptor persiguiendo a un rider cylon. Pudo salir ilesa, pero ella prefirió morir, ya que era la única forma de alcanzar la paz tras los malos momentos vividos esta temporada. Todos quedan muy afectados por su pérdida, sobretodo Adama, que la consideraba como una hija. entonces, durante el ataque cylon del final, Starbuck reaparece, via y en un raptor nuevecito, y le dice a Lee que ha estado en la Tierra y que conoce el camino. ¿Será la verdadera Starbuck, un cylon o qué?

Felix Gaeta (Alessandro Juliani)

Gaeta es oficial de comunicaciones desde la primera temporada, pero era un personaje meramente secundario. En esta temporada cobra más importancia. En Nueva Caprica era el ayudante de Gaius Baltar, pero al mismo tiempo era el contacto anónimo de la Resistencia. Él se dedicaba a suministrarles todo tipo de información y así ellos podían llevar adelante los atentados y sabotajes contra los cylon.
De regreso en el Galactica, se crea un comité a espaldas de Roslin para juzgar y ejecutar a los que colaboraron con los cylons. Gaeta es declarado culpable y están a punto de ejecutarlo cuando descubren que él era el contacto de la Resistencia. al final es exonerado de los cargos, pero sus compañeros siguen mirándolo con ira y desprecio. Roslin, al descubrir la existencia de este comité, lo disuelve y declara la amnistía para todos los sospechosos de colaborar con los cylons.
Lo ocurrido en Nueva Caprica fue muy duro para todos, pero en especial para Gaeta, ya que él creía realmente en Baltar y su gobierno, y ver que se convertía en un títere de los cylons, firmando sentencias de muerte como el que hace garabatos, para Gaeta fue como una puñalada por la espalda. Hasta tal punto quedó afectado que cuando encierran a Baltar en las celdas de Galactica, Gaeta intenta matarle.

Karl Agathon, "Helo" (Tahmoh Penikett)

Helo se ha casado con Sharon y ahora es el primer oficial de Adama. Tras el rescate sigue de primer oficial, ya que Tigh aún no está preparado para volver a su puesto, y entre ambos hay bastante tirantez por el hecho de estar Helo casado con un cylon. Helo aparece de forma regular a lo largo de la temporada, pero hay dos tramas en las que desempeña un papel principal.
Él y Sharon descubren que su hija está viva en una nave base cylon. Además,está enferma y necesita un médico humano, y la única forma que tiene Sharon de llegar a ella es transfiriendo su conciencia, y eso implica que debe morir. Para ello, Helo debe tomar la dificil decisión de matar a la mujer que ama. Es un momento muy duro que yo no sé si sería capaz de llevar a cabo. Además, Adama no se toma muy bien la noticia, ya que Sharon podría contarles a los cylon cuáles son los puntos débiles de la flota, pero sus temores son infundados, porque Sharon acaba regresando con la niña. Yo me habría pensado si regresar con quien me ha hecho creer que mi hija está muerta, pero en fin...
en otro capítulo, surge la posibilidad de acabar con todos los cylon de una vez por todas, mediante un virus que sólo les afecta a ellos. en una palabra: genocidio. Helo se manifiesta en contra de esta idea e incluso a Adama no le parece bien, pero es la presidenta quien tiene la última palabra, que a pesar de todo da su visto bueno. Helo no puede consentir que exterminen a la especie  de su esposa, así que no duda en sabotear el plan de la presidenta, haciéndolo inviable.
Adama sabe que ha sido él, pero decide dejarlo estar, ya que tampoco le parecía correcto acabar con la guerra de esta forma.

Galen Tyrol (Aaron Douglas)

En Nueva Caprica, Tyrol se ha casado con Calli y tienen un hijo. Es el jefe del sindicato, que defiende los derechos de los humanos bajo el gobierno de los cylon y al mismo tiempo es uno de los cabecillas de la Resistencia. Tras la misión de rescate, Tyrol es uno d elos miembros de ese particular comité de la muerte, y es el que descubre que Gaeta era su contacto, ya que era él quien recibía los mensajes.
Al igual que Helo, sale de forma regular a lo largo de la temporada, pero tiene su mayor importancia en la trama de la huelga de los mineros. Este capítulo me recuerda mucho a la Revolución Industrial, en la que si tu padre era zapatero, por ejemplo, tú estabas obligado a ser zapatero. Aquí, desempeñas el trabajo en función de en qué planeta hayas nacido, y por mucho que protestes nada puede cambiar eso. Los mineros que producen el combustible para los saltos empiezan a hacer una serie de sabotajes para denunciar su situación (básicamente son esclavos con jornadas de trabajo maratonianas, como en dicha Revolución). Adama envía a Tyrol para hablar con ellos, y por mucho que le afecte lo que ve allí, cumple las órdenes del Almirante de todas formas. Pero al final no puede ignorar sus sentimientos y acaba iniciando una huelga. Adama lo amenaza con matar a su mujer e hijo si no desiste de sus propósitos (algo que no me gustó nada de Adama, ya que se le veía decidido a hacerlo)y al final Tyrol acaba capitulando. Entonces Adama lo sorprende concediéndole su deseo de hablar con la presidenta sobre la situación de los mineros (es que Adama es todo corazón), y así comienzan los cambios en la sociedad clasista del Galactica, convirtiéndose Tyrol en el representante del nuevo sindicato.

Samuel Anders (Michael Trucco)

 Samuel Anders es uno de mis personajes favoritos de toda la serie, sólo superado por William Adama y Gaius Baltar, y me gusta porque no tiene nada que ver con la rama militar, sino que es un tipo normal que hizo todo lo posible por sobrevivir y no dejarse matar por los cylon, y encima lo consiguió, y eso es digno de admirar.
Anders empezó siendo un personaje secundario que sólo aparecía en tres capítulos contados de la segunda temporada, pero aquí pasa a ser uno de los principales.
Igual que en la segunda temporada, Anders forma parte de la Resistencia. Es quien descubre que Ellen Tigh los ha traicionado y quien informa a Tigh, que debe actuar en consecuencia.
Tras el rescate, Anders forma parte del comité que ejecuta a los que colaboraron con los cylon, pero acaba dejándolo porque, como bien dice, él no se alistó para matar a sus compañeros. Su puesto lo ocupa su esposa, Starbuck, pero a pesar de que trata de convencerla de que no se una a ellos, ella no le hace caso.
Aquí Anders me da pena, , porque apenas ha podido disfrutar de su matrimonio. Cuando llegan los cylon no vuelve a ver a su esposa en cuatro meses y de regreso a Galactica Starbuck está tan tocada que aparta a todos de ella, incluyéndole a él, y no le queda más remedio que ver cómo se deteriora su matrimonio y pasa a convertirse en un polvo ocasional para su mujer. Pero como está enamorado, el pobre, pues se aguanta.
Cuando Starbuck "muere", a Lee le lleva un tiempo pero al final acaba asumiéndolo y sigue adelante. No así Anders. Él no lo acepta y se pasa el tiempo emborrachándose y metiéndose en peleas. Aunque, claro, al final tarda pero también llega a asumirlo.

Gaius Baltar (James Callis)

En esta temporada Gaius Baltar se muestra más rastrero, ruín y cobarde que nunca. Qué hijoputa. Pero vayamos por partes.
Al principio creo que hace lo correcto al rendirse ante los cylon, ya que si no lo hubiera hecho los habrían masacrado. Hasta ahí todo lo bueno que hace en esta temporada.
Aunque oficialmente sigue siendo el presidente, en realidad no es más que un títere de los cylon, que son los que realmente gobiernan, y debe hacer todo lo que le ordenan bajo amenaza de muerte. Así acaba firmando la orden de ejecución de más de una docena de personas inocentes. Si hubiera tenido agallas, habría escogido la muerte antes que condenar a sus propios compañeros, pero no se atreve porque es un maldito cobarde.
Tras el rescate, Baltar se queda con los cylon y los ayuda a buscar la Tierra, donde también quieren empezar de cero. Paralelamente, Baltar ayuda a Dana, una Número Tres, a identificar a los Cinco Últimos (ya que cree que él podría ser un cylon), y para ello viajan al planeta donde está el templo con el Ojo de Júpiter. allí Baltar es capturado por Galen Tyrol.
Estando encerrado Baltar escribe un manifiesto criticando el sistema clasista en el que viven. Sorprendentemente tiene gran difusión entre la flota y debido a ello se producen los sabotajes y las huelgas.
Personalmente me sentí indignado cuando lo declaran inocente en el juicio. Entiendo perfectamente la argumentación de Lee (el juicio es una farsa donde se nombra a Baltar cabeza de turco; la gente necesita a alquien que pague por todo lo que pasaron en Nueva Caprica y nadie mejor que Baltar para eso. Todos parecen olvidar la amnistía de la presidenta para aquellos que colaboraron con los cylon, categoría en la que debería estar incluído Gaius Baltar), pero hace mucho tiempo que debieron darle su merecido y me habría alegrado que le hubieran aplicado un castigo bien fuerte. Como colgarlo de los pulgares, por ejemplo.

Presidenta Laura Roslin (Mary McDonnell)

En esta temporada su relación con Adama se vuelve más íntima y estrecha (más aún que en la segunda temporada) y cuando está a bordo del Galactica siempre se queda en el camarote del Almirante.
Cuando descubre la existencia del comité que juzga y ejecuta a los colaboradores de los cylon, lo disuelve y declara la amnistía para todos, y al saber que la hija de Helo y Sharon está viva (creyó que había muerto en Nueva Caprica) se arrepiente de su postura inicial y permite que se queden con su hija. Y menos mal, porque esta me pareció una de sus peores decisiones a lo largo de su mandato. Laura Roslin es la mejor presidenta que ha podido existir jamás (después de David Palmer), y esta decisión (hacerle creer a los padres que su hija estaba muerta) no pegaba nada con su forma de ser; en su momento me decepcionó bastante. Igual me pasó con su decisión de acabar con los cylon mediante un virus. Da igual que sean máquinas, el genocidio es el genocidio. Fue como ver a Gandhi empuñando un arma. Reconozco que la odié un poco por ello.
En el final de temporada, Roslin da un giro sorprendente cuando revela que el cáncer ha vuelto. A Lee le sale el tiro por la culata. Hace subir al estrado a Roslin para dejarla quedar mal, y al revelar lo del cáncer es él quien queda fatal. Su cara lo dice todo.

Número Ocho (Grace Park)

Es bastante curioso lo que pasa con las dos Sharons. Boomer empezó siendo buena (vale, era un cylon programado para creer que era humana, pero durante toda la primera temporada intenta no hacer aquello para lo que está programada, inútilmente) y aquí acaba abrazando su lado máquina. Mientras que Sharon Athenea empezó como cylon y acabó pasándose al bando de los humanos.  Boomer caía bien en la primera temporada, e incluso en su breve aparición hacia el final de la segunda, pero en esta tercera se vuelve ruín y muy odiosa. Personalmente me resultó bastante desagradable ver este cambio en ella y me sentí traicionado. Aunque al principio intenta actuar correctamente. La alianza con los humanos es en parte idea suya, aunque al final el proyecto acaba siendo un fracaso estrepitoso. Ella está claramente en contra de la ejecución de ese grupo de personas que son elejidas al azar como castigo a la Resistencia. Pero como fue sometido a votación no puede hacer nada para evitarlo.
Boomer cambia completamente con el tema de la niña, Hera. Harta de sus constantes lloros está decidida a matarla, pero Caprica Seis, una de sus más fervientes defensoras de la niña (que representa el futuro de las razas cylon y humana) se lo impide, matándola.
Por su parte, Sharon Athenea, hace tiempo que ha dejado de ser considerada prisionera. Se ha casado con Helo y ahora forma parte de la tripulación de Galactica, como antes lo hizo Boomer. Es considerada como una más, y todos parecen haber aceptado sin problemas su naturaleza cylon. de hecho, Adama confía tanto en ella que la pone al mando del grupo que viaja a Nueva Caprica a reunirse con la Resistencia.
Cuando descubre que su hija no sólo está viva, sino que está muy enferma, se decide a ir a rescatarla, y para ello convence a su marido de que la única forma es matándola, una difícil decisión tanto para él como para ella. Tras renacer en la nave base cylon tiene una fuerte discusión con Boomer, y cuando ella está a punto de matar a la niña, Caprica Seis la mata a ella, y huye con Sharon Athenea y la niña de regreso al Galactica, a pesar de que una vez allí la vayan a encerrar.

Caprica Seis (Tricia Helfer)

Ella y Boomer idean juntas lo de la alianza con los humanos, aunque luego acaba siendo un gran fracaso. Durante la alianza cylon, Caprica Seis intenta protejer siempre que puede a Gaius Baltar frente a los elementos hostiles del consejo cylon. Ella y Boomer se posicionan en contra de la ejecución, por eso, para obligar a Gaius a firmar la orden, la matan a ella y luego amenazan con matarlo a él si no lo hace.
En la nave base cylon, los cylon realizan una votación para decidir si Gaius Baltar se queda con ellos o no, y aunque parezca increíble Caprica Seis trata de distanciarse de sus sentimientos hacia él y vota en su contra, pero como los ayuda a buscar la Tierra, acaba quedándose.
Caprica Seis ha tenido varios sueños proféticos acerca de Hera a lo largo de la serie y por eso está convencida de que la niña es el futuro de su raza. Por eso, cuando Boomer está decidida a matarla, no duda en matarla primero, y ayuda a Sharon a regresar con la niña al Galactica. Allí es hecha prisionera y Tigh es quien se encarga de interrogarla. Entre los dos comienza una extraña relación, ya que cuando habla con ella es a su mujer a quien ve.

Número Tres (Lucy Lawless)

Este era uno de los personajes más odiados de la temporada pasada, ya que su único deseo era matar a todos los humanos posibles. En esta temporada fa un giro de tipo místico y pasa a ser uno de los personajes más interesantes de la serie.
En Nueva Caprica tiene unos sueños proféticos acerca de la niña Hera,, y así es como descubre que está viva (los cylon también creían que había muerto). Ella y Gaius Baltar encuentran a la niña y la llevan a bordo de la nave base cylon. Allí, Dana lleva a cabo su propia investigación, secreta eso sí, para descubrir la identidad de los Últimos Cinco, algo que está PROHIBIDO entre ellos.
Dana hace que un centurión la mate una y otra vez, ya que en el breve espacio de tiempo entre que muere y resucita empieza a vislumbrar los rostros de los Cinco. Baltar lo descubre y la ayuda, ya que cree ser un cylon, y la acompaña al planeta del templo. Allí ella tiene una revelación y contempla finalmente los rostros de los Cinco (pero sólo ella lo hace, claro, nosotros nos quedamos con las ganas, al menos hasta el último capítulo). Cavil, el Número Uno, lo descubre, y como lo que hizo va contra su programación, almacena todo su modelo.

Número Dos (Callum Keith Rennie)

Lioben es uno de los cylon más interesantes de la serie, ya que es como la niña del exorcista, mezcla mentiras con verdades y le encanta manipular a la gente. Ya desde su primer encuentro con Starbuck en la primera temporada se obsesiona con ella, y al llegar a Nueva Caprica la obliga a vivir con él como si fueran pareja, a pesar de que ella lo mata cada vez que tiene oportunidad.
Lioben le hace creer que tienen una hija, y con ello consigue que finalmente ella le muestre cierto afecto. aunque eso no quita que durante el rescate de los humanos de nueva Caprica lo vuelva a matar una última vez.


martes, 19 de abril de 2011

La Torre de la Golondrina. Saga Geralt de Rivia. Libro VI, de Andrzej Sapkowski

Argumento

Geralt de Rivia y sus compañeros se dirigen hacia Caed Dhu, lugar de reunión de los druidas, con la esperanza de que ellos les den alguna pista sobre el paradero de Ciri. Pero esta será una larga travesía no exenta de peligros y aventuras, y durante este viaje un nuevo miembro se unirá a la peculiar Compañía; Angoulême, una joven delincuente rescatada por Geralt de la horca que en agradecimiento les conducirá hasta el verdadero lugar en el que están los druidas: Toussaint.

Mientras, Ciri se recupera de graves heridas en la cabaña de un viejo ermitaño. Una vez recobrada la salud, le cuenta lo que le ocurrió: cómo la banda de delincuentes a la que pertenecía fue masacrada por el sádico cazarecompensas Bonhart, cómo ella fue hecha prisionera y obligada a luchar hasta la muerte en un pequeño coliseo y finalmente cómo consiguió escapar de las garras de su captor.  




Opinión 

En general me ha gustado. Con Sapkowski tardas un poco en engancharte, pero luego quieres más y más, y cuando mejor está es cuando acaba.

Lo mejor del libro es la parte de Geralt, metiéndose en toda clase de líos en su viaje hacia los druidas. Recuerda mucho al Señor de los Anillos, por lo variopinta de su Compañía: guerreros, criminales, un soldado enemigo que traiciona a los suyos y hasta un vampiro…

Lo malo del libro es que tiene dos capítulos que son puro relleno, y se nota que sólo sirven para abultar. Las anteriores entregas de la saga abarcaban unas doscientas y pico páginas; ésta pudo haberla dejado igual. Pero bueno, el resultado es aceptable. No es el mejor de la saga pero se puede leer.
 

Ya tengo ganas por fin de leer el último. ¡Cuatro años de espera! Ojalá valga la pena.

lunes, 18 de abril de 2011

La Caída de los Gigantes, de Ken Follett

Me compré el libro cuando salió, hace unos siete u ocho meses, pero no me animé a leerlo hasta ahora. ¿Por qué? Bueno, por una de mis manías a la hora de leer: no puedo leer dos libros seguidos de más de mil páginas porque me revienta la cabeza, se me hace muy pesado. Cuando lo compré estaba leyendo Tormente de Espadas (1140 páginas) y luego en enero La Cúpula (1130 páginas), aunque en este caso Stephen King va siempre en primer lugar.
Otra de las razones fue la historia: cinco familias durante la Primera Guerra Mundial, lo cual significa muchísimos personajes con sus tramas correspondientes, lo cual me echaba un poco para atrás. Pero empecé a echarle un vistazo a algunas partes del libro y al final me decidí.
El veredicto es favorable.
El libro es muy bueno y aparte de las tramas en que se ven envueltos los personajes, te lo explica todo sobre la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa.
Las primeras 300 páginas están dedicadas a la antesala de la guerra, te explica todas las decisiones y situaciones que llevaron a los países implicados a declararse la guerra. No me cuesta nada reconocer que yo era un completo ignorante en lo que a esta guerra se refería (no sabía por qué se produjo, quién estaba en guerra contra quién ni quién acabó ganando), y ese es un punto a favor del libro, que te da mucha información.
La segunda parte del libro, la que trata sobre la guerra en sí, es un poco densa, ya que es todo guerra, guerra, guerra, con incursiones, infiltraciones y muchas muertes, pero como hay al menos un personaje principal en cada bando, te proporciona varios puntos de vista del conflicto, y enseguida se pone interesante.
Es curioso, ya que en los libros de Ken Follett enseguida identificas al malo. en este, en cambio, no hay. cada bando tiene personajes buenos con sus propios dramas personales, y cuesta distinguir cuál es el país que está actuando incorrectamente.
Todos los personajes me gustan y tienen historias muy interesantes y absorbentes, aunque hay uno en concreto que me resulta un tanto antipático: el conde Fritzherbert, y por un sólo hecho. Deja preñada a Ethel y luego le da la patada.
Mi personaje favorito es Billy Williams, supongo que porque el libro arranca con él, además representa a la clase obrera, en concreto a los mineros, que son tratados casi como esclavos y que apenas tienen derechos.
Aunque también me gusta mucho la historia de amor entre Lady Maud y Walter, ya que ella es inglesa y él alemán, y como sus países son enemigos en la guerra, deben mantener su relación en secreto.
Al final, tras la guerra, hay una especie de epílogo donde se nos cuenta qué es de cada uno de los personajes principales. Algunos tienen un final cerrado mientras otros quedan en suspenso. Personalmente no puedo esperar a leer el siguiente libro de la trilogía y saber qué ha sido de estos compañeros de viaje, ya que en la Segunda Guerra Mundial la mayoría de ellos aún estarán vivos.