Buscar este blog

jueves, 28 de julio de 2011

Hellraiser 6: Hellseeker

¡Un médico, rápido, esta saga está agonizando!
Ahora en serio. Todavía tengo que volver a ver las dos últimas, pero puedo decir aquí que esta es la peor de toda la saga. 
Dios santo, no hay por dónde cogerla. Como en la anterior, mezcla realidad, sueños y alucinaciones, pero al menos la anterior, hasta cierto punto, tenía su interés. Esta es aburrida y confusa desde el principio. 

El coche en el que viaja un matrimonio cae al agua. El marido, Trevor, sobrevive, pero su mujer, que no es otra que Kirsty, la de la primera película, se queda atrapada dentro, aunque luego no encuentran el cuerpo. 

Pasa un mes y su mujer sigue sin aparecer. Trevor tiene amnesia y no recuerda nada de lo ocurrido, y empieza a tener sueños y alucinaciones muy reales. 
Trevor descubre que tiene un lío con su jefa (algo que no recuerda) y en una surrealista escena, se ve a él y a su jefa haciendo el amor por televisión. Entonces aparecen dos cenobitas que la matan, y Trevor se despierta en el trabajo, pero su jefa ha desaparecido realmente. 
También se acuesta con su vecina sexy, y ésta aparece muerta, pero luego resulta que esto no ocurrió nunca y ella no sabe de qué le habla. 
Un inspector de policía, el que investigó el accidente, cree que no fue tal, sino un asesinato, y empieza a acosarle. 


Al final todo se vuelve muy surrealista y a Trevor le resulta imposible distinguir la realidad de la fantasía. Pinhead se le aparece y le hace recordar lo que ha olvidado: que Trevor descubrió que el padre de Kirsty y su tío le dejaron una herencia bastante cuantiosa y decidió matarla para quedarse el dinero. Le dio la Caja de Lemarchand, para que Pinhead se ocupara de ella. Pero Kirsty fue muy lista e hizo un trato con el cenobita. Cinco almas a cambio de la suya, que son las personas que mueren en la película. Y la última es.. él mismo. 

Entonces nos remontamos al principio de la película y vemos lo que ocurrió realmente antes del accidente. Kirsty le dice que sabe los de las otras mujeres y que hizo un trato con Pinhead, pero el suyo fue mejor, y le pega un tiro en la cabeza. Por eso el coche se cayó al agua. 

O sea, que al igual que la película anterior el tío está muerto y revive todo lo que le pasó, mezclándolo con alucinaciones. 

No me extraña que Clive Barker ya no tenga nada que ver con la saga. Madre mía qué mala es.

martes, 26 de julio de 2011

Maestros del Terror, 1ª temporada

Mick Garris es conocido porque parece no saber hacer otra cosa que no sean adaptaciones de libros de Stephen King. Hizo un par de adaptaciones buenas en su día, pero todas las demás son horribles, un ejemplo de cómo pueden destrozarse unos buenos libros. Yo, cada vez que oigo que Mick Garris va a hacer una nueva adaptación, me entran los temblores (como en el reciente caso de "Un saco de huesos", uno de mis libros favoritos que seguramente acabe hacho un estropicio). 
Esta serie es un proyecto de Mick Garris, y curiosamente me ha parecido muy original. Una serie donde cada capítulo es una historia de terror independiente dirigida cada una por un director reconocido del género.  
Esta es una serie que me ha gustado mucho, aunque como en todas las series, tiene capítulos soberbios, simplemente entretenidos, y algunos totalmente infumables. 


1. ESCULTURAS HUMANAS 

El capítulo va de una chica que es perseguida por un psicópata en pleno bosque. La chica, tenía un novio, luego marido, que estaba obsesionado con eso de la supervivencia, y le enseñó a defenderse, manejo de armas, etc, así que la chica le tiene guardada alguna que otra sorpresa al psicópata. 

La historia va alternando la huída de la chica por el bosque, tendiéndole trampas al estilo Rambo al psicópata, con flashbacks de la chica y su marido, con sus clases de defensa personal manejo de armas, y se ve cómo la relación va deteriorándose, con el marido obsesionándose con convertirla en Wonder Woman, hasta que la viola y ella lo mata. 

La historia está bien. No es de los mejores capítulos, pero es más que aceptable. Incluso tiene su momento desagradable, con el psicópata taladrando los ojos a sus víctimas, aún vivas, aunque para mí el final no tiene mucho sentido. Eso de que la chica haga lo mismo con el cuerpo de su marido que lo que hacía el psicópata con sus víctimas y luego se carque al viejo, no sé a santo de qué viene. 

2. TRAS LAS PAREDES 

Un estudiante alquila una habitación en una vieja casa y allí empieza a soñar con una rata con cara de hombre y con una bruja. La bruja es real y quiere obligarle a que mate al hijo de la mujer que vive al lado suyo, pues se alimenta de almas de niños. 

Todo lo que he leído de Lovecraft, y es bastante, estaba relacionado con el mundo Cthulhu. Esta historia no lo está, pero me ha gustado mucho. Empieza como una historia de suspense de lo más común para luego meternos de lleno en el meollo Lovecraftiano, planos interdimensionales, la bruja y su heraldo tan peculiar, los sacrificios... y toda la sangre que los acompaña. 

La historia es bastante buena, de hecho es uno de mis capítulos favoritos, pero si tiene un punto negativo es la rata con cara de hombre, que da cualquier cosa menos miedo. 

3. EL BAILE DE LOS MUERTOS 

En un mundo asolado por la guerra bacteriológica, en una discoteca, reaniman a los muertos con sangre de viejo y los hacen bailar mediante descargas. La protagonista, una chica de 16 años, conoce al típico macarra, que la lleva a la discoteca, y allí descubre que una de las "bailarinas" es su propia hermana. 

De Richard Matheson sólo conozco sus libros importantes (Soy Leyenda, El Increíble Hombre Menguante, La Casa Infernal... ) Ignoraba la existencia de este relato y la verdad es que me ha sorprendido bastante. ¡Gogós zombies! Eso jamás me lo habría imaginado. 

La forma de reanimar a los muertos es muy original. Me recordó a un libro de Robert Heinlein, "Las 100 vidas de Lazarus Long", donde usaban transfusiones de sangre para alargar la vida de los hombres hasta varios siglos. 

En general es un buen capítulo, pero no es de los mejores. Al menos te da el gustazo de ver a Robert Englund en su salsa. 

4. JENIFER 

Un policía, Frank, escucha gritar a una chica en el bosque. Un hombre está a punto de matarla y él lo mata antes, salvando a la chica. La chica tiene un cuerpo increíble, pero la cara toda deforme; de hecho es la cara de un animal salvaje. Grandes ojos y boca y una gran hilera de dientes afilados. PArece un poco retrasada y no encuentra a nadie que se haga cargo de ella, así que se la lleva a su casa. Grave error. 

Jenifer se come a su gato y luego a la hija de una vecina, y cada vez que hace algo por el estilo, para que Frank no se enfade se acuesta con él, echándole un polvo salvaje. 
Su mujer le deja y Frank tiene que trasladarse. Cuando Jenifer se come al hijo adolescente de su nueva jefa, Frank decide que ha tenido suficiente y la lleva al bosque para matarla. Y cuando está a punto de hacerlo, aparece un cazado, que lo mata y salva a la chica. Y el ciclo vuelve a empezar. 

Este es uno de mis capítulos favoritos de esta temporada (da que pensar que mis tres capítulos favoritos sean los más viscerales y asquerosos, pero ya he asumido hace tiempo que soy un pirado). Me encanta la forma en que está contado, el círculo que nunca se cierra, y la contraposición entre lo atractiva que es la chica (menos la cara, se entiende) y la brutalidad de sus actos. 

Es muy chocante verla arrancar los intestinos del gato y de la niña con los dientes, porque es algo que no esperas que llegue a ocurrir. Y lo más increíble es que no entiende por qué Frank se enfada tanto, tan solo se está alimentando. 

5. SENSACIONES EXTREMAS 

Un hombre empieza a ver y a sentir a través de los ojos de una mujer que no conoce. Cuando la ve matar a su novio decide ir en su busca para decirle que la quiere. Pero ella cree que quiere hacerle chantaje e intenta matarle, pero es él quien acaba matándola a ella. 

Este es uno de los peores capítulos de la serie, pero no sé de qué me sorprendo, estando dirigido por Mick Garris, uno de los peores directores del mundo, alguien que sólo sabe destrozar buenos libros de Stephen King.
Si al menos dijera por qué se produce esa conexión entre los dos, pero nada, ni una explicación. 

6. EL REGRESO 

Los soldados muertos se levantan de sus tumbas para votar en contra de la guerra de Irak. 

No es de mis favoritos, pero me gustó mucho y me pareció muy original. Una historia donde los soldados muertos dicen qu fueron a la guerra y murieron por una mentira, que lo hicieron por nada. El tema de la guerra de Irak es algo que siempre me ha indignado, así que una historia sobre esto no iba a ser algo indiferente para mí, aunque se tratase de zombies. 

7. SALVAJE INSTINTO ANIMAL 

El protagonista es un policía venido a menos que se dedica a resolver casos de animales. Un día recibe el caso de un hombre que parece haber sido totalmente devorado, cerca de un bar de carretera. Las pistas le llevan a creer que la asesina es una criatura mitológica india, una mujer con patas de ciervo. 

Para empezar, ¿John Landis? ¿En serio? ¿Un tío que se dedica a hacer comedias y que ha hecho una sola película de terror? ¿Y eso le da derecho a llamarse maestro del terror? Bah. 

La historia nisiquiera es de terror. Es un caso policial, y bastante interesante, hay que reconocerlo, hasta que descubren que la asesina es una mujer con patas de ciervo. ¡Patas de ciervo! ¿En serio? Encima a la mujer ciervo no se la puede matar. Simplemente coge y se va. ¿Por qué hacer una historia si no puedes cargarte al malo? 

8. EL FIN DEL MUNDO EN 35 MM 

Kirby Sweetman se dedica a localizar películas únicas y estrafalarias para coleccionistas para los que el dinero no es un problema. Ahora está pasando por graves problemas económicos y acepta un nuevo encargo de un enigmático filántropo llamado Bellinger. Éste le ofrece el dinero que le hace falta para que le consiga la única copia que existe en el mundo de "La fin absolue du monde", una película sobre la que circulan rumores de sangre y violencia. La película fue emitida una sola vez en el festival de Sitges, y se produjo una ola de tal violencia entre el público que acabó con cuatro muertos. Supuestamente la película fue destruída, pero Bellinger tiene pruebas de que aún existe una copia. 
Kirby comienza la búsqueda de la película, pero poco a poco irá obsesionándose con ella, hasta el punto de que esta acabará por reclamar su vida. 

Este es sin duda el mejor capítulo de la serie. El más visceral y repulsivo de todos. Tan impactante que la primera vez que lo vi casi me da algo, además está excelentemente dirigido por John Carpenter, el único director de la serie que se meredce llamarse "maestro del terror". 

La famosa película es una snuff movie en la que le arrancan las alas a un ángel, y todo aquel que la ve acaba volviéndose loco y automutilándose. 
Si ya es impactante ver al criado chino apuñalándose los ojos y retorciendo el puñal mientras se ríe, lo que hace Bellinger es aterrador: se saca los intestinos y empieza a enrollarlos en la bobina del proyector, como si se tratase de una película. Esta es una de las escenas más fuertes que he visto en mi vida. 
Si no supiera que es una historia escrita para la serie, hubiera dicho que Clive Barker era el responsable, porque es tan visceral como suele ser su obra. 

9. EN EL SÓTANO 

Un matrimonio realiza un ritual de magia negra para devolverle la vida a su hijo Johnny, que murió ahogado. Para hacerlo deben sacrificar a doce chicas, y el capítulo arranca con el secuestro de la última chica, a la que encierran en el sótano con su hijo "no muerto", ya que es él quien tiene que sacrificarla. 

Este capítulo no es ni buena ni malo, simplemente no tiene interés alguno, no es más que un capítulo de transición entre el ocho y el diez, Siempre veo todos los capítulos de todas las series, de no ser así, éste me lo habría saltado. 

10. METAMORFOSIS 

Ida trabaja en el Museo de Historia Natural y le apasionan los bichos. Un día alguien le envía una caja con un extraño ejemplar procedente de Brasil. Mete al bicho en un caja de plástico, pero se escapa y se esconde en su almohada. 
Ida se echa novia y al poco tiempo la invita a vivir con ella. El bicho la muerde y ésta empieza a comportarse de forma extraña. 

O sea, ¡vamos! ¿Una mujer embarazada de un bicho? ¿En qué cabeza cabe? Este es aún peor que el de la mujer con patas de ciervo o el de Mick Garris. Realmente penoso. 

11. TRAYECTO AL INFIERNO

Un autobús con cinco personas se avería en mitad de la nada y una de ellas, una chica (la protagonista) decide irse andando. Poco después aparece un camionero que se ofrece a llevarlos hasta el área de descanso más próxima. La pareja de novios decide quedarse junto al autobús a esperar por la grúa, pero la mujer madura y el chico van con él. 
Hasta el autobús llega un autoestopista vestido de vaquero, que resulta ser un psicópata, y mata al conductor y a los dos novios. Por otra parte, el camionero, que es otro psicópata, mata a sus dos pasajeros y los mete en el remolque de su camión. 
Nuestra protagonista llega hasta un motel de carretera, y poco después los dos psicópatas hacen acto de presencia. 
Al final acaban enfrentándose para ver quién sobrevive y se queda con la chica. 

Este capítulo le da una vuelta de tuerca a la clásica historia del autoestopista asesino, donde la chica debe escapar no sólo de uno, sio de dos asesinos. La vedad es que el capítulo es bastante entretenido, aunque el tío vestido de vaquero en pleno S. XXI canta un poco. 

El final es divertido. Cuando la ambulancia se lleva a los dos asesinos (que se han dado de leches de lo lindo) y a la chica, parece que todo va a acabar bien, pero entonces resulta que los de la ambulancia son otros dos psicópatas, y el ATS les inyecta aire a los dos asesinos, y se llevan a la chica amordazada para seguir divirtiéndose con ella. 

Esto hace que te pienses dos veces en subirte al coche de un desconocido, por muy buen samaritano  que parezca a priera vista.     
 
12. EL CUENTO DE HAECKEL

Un hombre acude a una nigromante para que resucite a su mujer, que acaba de fallecer. La nigromante le advierte que resucitar el cuerpo físico no significa que el alma regrese también, y le cuenta la historia de un hombre llamado Haeckel, un estudiante de Medicina obsesionado con dotar de vida a los muertos, y que acabó haciendo un terrible descubrimiento. 

Sólo el relato en sí es bastante curioso, una prueba de que la muerte no supone ningún impedimento entre dos personas enamoradas, por decirlo finamente. Pero además resulta que es una adaptación de un relato de Clive Barker, lo cual hace que se vuelva mucho más interesante, ya que llevo un tiempo fascinado con la obra de este señor. 

Barker siempre está ideando nuevas formas de provocar al lector, recurriendo a sus sensaciones más primarias, como son el terror y el erotismo, mezclándolos de una forma que a nadie más se le ocurre. Prueba de eso es la bizarrísima escena de la orgía de la chica con los zombies. La verdad, no sé cómo se puede llevar a cabo el acto sexual si en esos cuerpos putrefactos hace tiempo que no circula ningún fluído. No sé si me explico. 

13. LA HUELLA     

Un hombre viaja a Japón para buscar a una geisha llamada Komomo, de la que se enamoró hace tiempo y a la que le prometió llevarla con él  América. Ha pasado mucho tiempo, y al regresar descubre que Komomo ha muerto. Una geisha con la cara deforme que conocía a Komomo le cuenta lo que le ocurrió. 

Este capítulo es uno de los más fuertes de la serie. De hecho, en Estados Unidos fue censurado y sólo pudo verse en DVD. Aqui en cambio sí lo emitieron. Será que en Europa no somos tan sensibles. 

Lo bueno, entre comillas, del capítulo es la escena de la tortura de Komomo, realmente brutal. No me extraña que lo censuraran. Le clavan agujas bajo las uñas (se ve cómo se forma el coágulo de sangre bajo la uña) y también en las encías, impidiéndole así poder cerrar la boca, y al final, claro, se orina encima. 

Lo peor es que cuenta varias versiones distintas de la misma historia, y es un poco difícil de seguir. Y el final es muy confuso, después de haberlo visto por lo menos tres veces sigo sin pillarlo. 

viernes, 22 de julio de 2011

Hellraiser 5: Inferno

Esta película supone el principio del declive de la saga, y es que no hay por dónde cogerla. No aporta nada a la serie, es una pérdida de tiempo y el final es un sinsentido. Aparte de que Pinhead apenas sale en un par de escenas. 

Reconozco que la película tiene bastante intriga, pero llegado un punto empieza a mezclar realidad con fantasía y no sabes qué es real y qué no. Y el final es para que te devuelvan el dinero. Si la hubieran estrenado en el cine, pero es tan mala que pasó directamente a DVD. 

El protagonista e sun detective un poco cabrón al que llaman para que acuda a la escena de un crímen. La víctima, que resulta ser un antiguo compañero del colegio, está toda destrozada y encuentran cerca del cuerpo unas cadenas con ganchos (¿no tenéis una sensación de deja vu?). Entre las pertenencias de la víctima está la Caja de Lemarchand, y el detective se la lleva para investigarla. 


Una noche se acuesta con una prostituta y a la mañana siguiente, mientras la chica duerme, entra en el baño con la Caja y la abre. Entonces tiene una alucinación en la que se encuentra en una casa abandonada y aparecen dos "mujeres" cenobitas que empiezan a lamerle y le meten las manos debajo de la piel, acariciándole los órganos. (Sin duda esta es la mejor escena de toda la película). Se despierta en el suelo del baño y al ver que la prostituta aún duerme se va a trabajar. 

En su mesa recibe una llamada de la prostituta, gritando asustada. Va al motel con su compañero y la encuentra muerta en el baño. Y como es un cabrón, deja un par de pruebas en la escena del crimen para incriminar a su compañero, en el caso de que decida irse de la lengua. 

La pistas lo conducen a alguien llamado el Ingeniero, un tipo realmente peligroso y al que nadie ha visto la cara. Hay un dicho sobre él: "Si intentas dar caza al Ingeniero, el Ingeniero te caza a ti". Él es quien mató a su compañero del colegio y a la prostituta. El detective empieza a ver cenobitas por todas partes y cree estar volviéndose loco. 

Entonces se enfrenta cara a cara con el Ingeniero, que es... él mismo. Aparece Pinhead, surgen las cadenas de la nada, lo destrozan y se despierta en el baño del motel, a la mañana siguiente de haberse acostado con la prostituta. Todo parece haber sido un mal sueño y se va a trabajar, feliz como nunca. Entonces suena el teléfono. Es la prostituta, gritando asustada, y todo vuelve a empezar. 

Por lo que parece, el tipo está muerto y revive una y otra vez lo mismo. Si ya lo dijo André Linoge, "el Infierno es repetición".

martes, 19 de julio de 2011

Cien entradas

¡Cien entradas! Vaya, pensé que llegaría a este número un poco antes o un poco después de cumplir el año (escribí mi primera entrada el 8 de Ocutbre), pero jamás imaginé que lograría alcanzar los tres dígitos con tanto margen de diferencia (¡tres meses!). 

Decidí hacer el blog a raíz de la saga Dune. 
Después de leerme los 14 libros que forman la saga (de momento) tenía muchas ganas de hablar largo y tendido de cada libro (sí, estaba muy enganchado, y sigo estándolo), así que pensé inicialmente en una wikipedia, pero había que pagar; luego en un grupo de Facebook, pero no lo vi muy claro, y al final Sonia me recomendó un blog. Y eso fue lo que hice. 

Desde aquí le doy las gracias a esta Sabia y Eminente Bloguera por la paciencia que tuvo en responder a mis continuas preguntas, dudas y problemas (al principio tuve muchos problemas con los códigos HTML de mis entradas, por suerte ahora ya no me pasa). Sin sus consejos jamás habría podido llegar a tener la experiencia que tengo hoy con el blog (humildemente me considero un bloguero de nivel intermedio). 
¡Eternamente agradecido!. 
Y ahora a por las 200. 

Castle, 2ª temporada

La primera temporada me supo a poco, sólo eran 10 capítulos, claro que es algo comprensible, las primeras temporadas suelen hacerse para tantear a la gente. Si gusta pues hacemos más capítulos, si no, pues nada. Por suerte gustó, y subieron hasta los 24. 

Esta segunda temporada me gusta mucho más que la primera, sobretodo por su extensión, pero los casos son mucho más interesantes, originales y divertidos que en la primera temporada. 

La temporada sigue la misma estructura que la primera, un caso por capítulo, y si hay alguna trama común a todos es la publicación del libro de Nikki Heat, "Ola de calor" y lo que eso conlleva, publicidad, entrevistas, etc, hasta su propio asesino (2x17 y 2x18). Y Beckett hace algún avance en el caso de su madre, aunque termina en un callejón sin salida. Habrá que esperar a la tercera temporada para saber algo más. 

Al principio, Beckett está muy enfadada con Castle por haber investigado el caso de su madre a sus espaldas, a pesar de lo que éste haya podido averiguar, pero tras pedirle perdón sinceramente y mostrarse arrepentido, Beckett le perdona y vuelve a cargar con el escritor por los escenarios de los crímenes. 

La relación entre Castle y Beckett esta temporada tiene un poco más de tensión sexual. Está claro que ambos se gustan (cuando alguno tiene pareja, el otro se vuelve loco de celos) pero ninguno se atreve a dar el paso. Supongo que también habrá que esperar a la tercera temporada para ver algo de esto. 

Algo que me encanta son esas partidas de poker de Castle con otros escritores. Entre ellos está Michael Connelly, que es mi autor favorito de género policiaco. Sale en dos capítulos, el primero y el último, y en ambos casos, cuando vi por primera vez la segunda temporada por la tele, estaba leyendo un libro suyo. ¿Casualidad? No lo creo. 

Algo que no me gusta es que para ser Castle un escritor de éxito nunca sale escribiendo. En la primera temporada aún se le veía escribir un par de veces, pero aquí nada de nada. No sé cómo lo hace. Debe tener un negro o algo. 
También hecho de menos esas frases ingeniosas de Castle de la primera temporada, como "Antes escribir era divertido, ahora es como trabajar", o "Tres hombres delante de un ordenador. Espero que no sea porno, y si lo es, quiero verlo". Puede que haya perdido su chispa. Lástima. 

Una curiosidad. En el capítulo "La quinta bala" (2x11) hay dos referencias a Stephen King. 
En el capítulo hay una víctima muerta por disparo. El arma fue disparada cinco veces pero sólo hallan cuatro casquillos, así que a Castle se le ocurre que la quinta bala es de hielo. Beckett se lo toma a risa y Castle dice: "Stephen King escribió historias de coches sanguinarios y vendió millones de ejemplares. ¿Por qué limitarse a la lógica?". 
Luego, aparece un hombre amnésico que está relacionado con el caso, y Castle dice: "Lo que daría por leerme "El barril del amontillado" por primera vez. O cualquiera de Stephen King". 
Amén a eso. 

PERSONAJES
 
Richard Castle (Nathan Fillion) 


Castle sigue en su línea, tan guasón como siempre. Tras pedirle perdón a Beckett vuelve a acompañarla en sus casos. En esta temporada hay mucha más compenetración y química entre ellos, con la subsiguiente tensión sexual. Pero ninguno se atreve a confesar sus sentimientos. Así, cuando Beckett se echa novio, Castle se siente derrotado. 

"Ola de calor" sale a la venta y de inmediato se convierte en un best-seller. Castle firma un contrato por tres libros más, y eso a Beckett no le hace mucha gracia, aunque en el fondo le gusta tenerlo con ella. 

En un capítulo reaparece una antigua novia de Castle, y ahí descubrimos que no siempre fue un golfo, sino que estuvo enamorado, tuvo novia formal y que estuvo a punto de casarse (mucho antes de sus otras dos esposas). 

Al final, como no le va demasiado bien con el nuevo libro y ve a Beckett feliz con Manning, decide dejar de colaborar con la policía y centrarse en acabar el libro. 

Inspectora Kate Beckett (Stana Katic) 
 

Se enfada mucho con Castle cuando investiga el caso de su madre a sus espaldas, pero luego le perdona y vuelven a ser tan amigos. 
Beckett descubre que el asesinato de su madre fue un encargo, pero mata al asesino y se queda sin respuestas.


Hacia el final de la temporada un nuevo inspector se une a la comisaría y Beckett enseguida congenia con él, tanto que se hacen novios. Y eso a Castle le sienta como a un tiro.


Cuando Castle deja la policía para acabar el libro, Beckett rompe con Demming y piensa en decirle a Castle lo que siente, pero entonces aparece Gina, su editora y ex-mujer, con quien va a pasar todo el verano, y se lo calla.

Capitán Roy Montgomery  (Ruben Santiago-Hudson)



En la primera temporada solía aparecer de vez en cuando para motivar a sus hombres. en esta se hace más habitual.
Obliga a Beckett a llevarse a Castle en el primer caso, cuando aún está enfadada con él, ya que la publicidad del libro beneficia a la ciudad y al Departamento, y si Castle está contento el alcalde está contento, y si el alcalde está contento, él está contento.
En esta temporada sabemos más sobre él, como que es un feliz padre de familia. En un capítulo descubre que antes de ser capitán encerró a un hombre inocente, algo que le atormenta, y debe reabriri el caso para hallar al verdadero culpable.

Ryan, "Vasito de leche" y Esposito (Seamus Dever y Jon Huertas) 



Siguen siendo el componente humorístico, después de Castle, aunque eso no quita que sean buenos en su trabajo. En esta temporada conocemos a la novia de Ryan, de la que siempre está hablando, y que parece ser la que lleva los pantalones.

Esposito tiene un papel principal en uno de los capítulos. Ahí descubrimos que estuvo en la comisaría 54, y que su compañero fue asesinado por un capo de la mafia, aunque luego resulta que su compañero fingió su muerte para reunir pruebas contra el capo.

Lanie Parish (Tamala Jones)



Es la forense de la comisaría. En la primera temporada salía esporádicamente pero en esta se ha convertido en alguien habitual. Es amiga de Beckett, y como buena amiga comparte el odio de la inspectora por lo que Castle hizo. Siempre está animando a Beckett a salir con Castle, aunque esta finja que no sabe de lo que está hablando.

Sidney Perlmutter (Arye Gross)


Es el otro forense de la comisaría. Me gusta más que Lanie porque es un borde y un antipático y no soporta a la gente.

Martha Rogers (Susan Sullivan)


La madre de Castle sigue actuando de vez en cuando de Pepito Grillo con su hijo y no duda en darle con el palo en la frente si está metiendo la pata. En esta temporada se reencuentra con us amor de juventud y se va a vivir con él. Algo que a su hijo le entusiasma y a su nieta entristece.

Alexis Castle (Molly Quinn)



Por muy inteligente y responsable que sea, Alexis es una adolescente, y como tal empieza a estar dominada por sus hormonas. Y eso le traerá más de un quebradero de cabeza a su padre.

jueves, 14 de julio de 2011

Momo, de Michael Ende

Argumento

En las ruinas de un anfiteatro vive una niña huérfana llamada Momo, que posee la habilidad de saber escuchar. Todos los que hablan con ella acaban por obtener respuestas ellos mismos a sus propios problemas. Momo se hace amiga de todos ellos, en especial del barrendero Beppo y deun niño llamado Gigi.

Los problemas empiezan con la llegada de los Hombres Grises, unos extraños individuos que representan al Banco de Tiempo y que difunden la idea de ahorrar tiempo entre la población (tiempo que puede ser depositado en el Banco y devuelto al cliente después, con interés). En realidad, hacen que la gente se obsesionen por ahorrar todo el tiempo posible para un hipotético uso posterior. Poco a poco, la influencia de los Hombres Grises afecta a toda la ciudad: se deja de hacer todo lo que se considera perder el tiempo, como el arte, la imaginación o incluso dormir. Los edificios y las ropas están hechos exactamente de la misma forma para todos y el ritmo de vida se torna ajetreados.

Momo se convierte en un obstáculo para los planes del Banco de Tiempo, por eso intentan deshacerse de ella. Momo, junto a la tortuga Casiopea, deberá acabar con ellos. Para conseguirlo deberá ir al mismo manantial del tiempo.

Opinión 

Michael Ende fue un famoso autor alemán de libros para niños conocido mundialmente por dos de sus obras: La Historia Interminable y Momo, que pasaron a convertirse en dos grandes clásicos de la narrativa juvenil.
Leí La Historia Interminable hace varios años y me encantó la experiencia. Fue uno de los mejores libros del género que he leído, y a esto contribuyeron los colores rojo y verde del texto.

Me decidí a leer Momo no por estar interesado en el tema (una crítica a nuestro modo de vida, siempre con prisas, siempre pensando únicamente en e trabajo, sin tiempo para la diversión), ya que en realidad no recordaba nada de la historia (de pequeño vi la película y aún recordaba alguna que otra escena, el aspecto de Momo, la tortuga y los Hombres Grises con sus puros. Sabía que robaban algo pero dudaba entre los sueños y el tiempo) sino por asociación. Me gusta leer los libros que leen mis amigos, para saber si compartimos la misma opinión o no (la mayoría de las veces es así).
Como Calavera lo leyó hace poco decidí seguir su ejemplo.

No tenía ninguna idea preconcebida sobre el libro (no sabía de qué iba) así que no me esperaba nada. Me metí en el libro con, digamos, la mente en blanco. El libro me gustó. Es fácil de leer, corto y bastante divertido. Y lo que más me gusta, un libro con mensaje. Pero es a partir de 12 años, y me habría entusiasmado, en lugar de sólo gustarme, si lo hubiera leído en el colegio. Aún así no ha sido una pérdida de tiempo. 

miércoles, 13 de julio de 2011

Hellraiser 4: Bloodline

En cualquier otra saga de terror, una cuarta parte no aportaría nada a la franquicia (casos como viernes 13, Pesadilla en Elm Street o Muñeco Diabólico, que se hicieron para ver más y más sangre y donde se olvidan por completo de la historia). En el caso de Hellraiser, esta cuarta parte me gustó bastante, porque aporta mucha información sobre el origen de la Caja de Lemarchand, la estirpe del juguetero y conecta con ese final tan desconcertante de la secuela anterior.

La película arranca en 2127, en una estación espacial habitada por una única persona, el protagonista, Paul Marchand, el último descendiente de Lemarchand. Allí está tratando de abrir la caja y acabar de una vez por todas con la maldición que arrastra su familia. Consigue abrirlo, pero entonces aparece un grupo de soldados o policías que lo arresta. Para convencerles de que no se lo lleven, le cuenta a su interrogadora, una psicóloga llamada Rimmer, la historia de su familia, remontándose al siglo XVIII, cuando Phillip Lemarchand creó la caja a petición de un extravagante noble.

Dicho noble está obsesionado con la magia negra, y utiliza la caja, ya adquiridas sus propiedades mágicas, para abrir un portal del que sale un demonio femenino (de aspecto humano), llamado Angelique, que resulta ser una princesa cenobita.
Cuando Lemarchand descubre lo que han hecho con su caja, decide robarla para crear otra caja que haga lo contrario, cerrar la puerta al infierno para siempre, pero Angelique lo pilla y lo mata.

La acción se traslada a la época presente (años noventa), donde se explica de dónde sale el edificio con los símbolos de la caja del final de la tercera película. Pues de su arquitecto, que es descendiente de Lemarchand y al igual que todos sus antepasados sueña con la caja, los cenobitas y Angelique. Esa es la maldición que se transmite por la línea de sangre.
Angelique reaparece para obligar a John Marchand a hacer lo que su antepasado no pudo: una caja que abra las puertas de l infierno para siempre. Pero nada sale según lo planeado y Angelique y Pinhead acaban de vuelta en el mundo cenobita.

Y finalmente regresamos al 2127.
Rimmer acaba creyendo a Paul aunque no sirve de mucho, ya que los cenobitas masacran al grupo de soldados/policías. Pero Paul se sale con la suya y mata de una vez por todas a Pinhead y compañía. ¿Cómo? Pues resulta que la estación espacial es una Caja de Lemarchand gigante, la que Phillip diseñó para cerrar las puertas del infierno para siempre y acabar con sus demonios.
Así que la caja explota con los cenobitas dentro y Paul y Rimmer se van a la Tierra.
Pinhead, descansa en paz.


Lo que mola: Bueno, saber cómo empezó todo, eso es lo principal. Barker es productor de la película, así que igual aportó algunas ideas. Además, los nuevos cenobitas son muy guays. Los gemelos son bastante bizarros (la escena en la que se unen en uno solo es un tanto "Aaggh") y el aspecto cenobita de Angelique también da un poco de cosas, con el cráneo pelado como una naranja, dejando sus "ideas" al aire. Y en esta película aparece por vez primera un perro cenobita, y menudo ejemplar. Me recordó mucho al cenobita de las encías de la primera película.

Lo que no mola: Pinhead muere en el siglo XXII, así que en todas las películas ambientadas en la época presente sabes que no puede morir, como mucho lo mandarán de vuelta al infierno. Por eso pienso que las secuelas que siguen (¡cuatro nada menos!), sobran. ¿Para qué hacerlas si ya sabes cómo no va a acabar?
Y otra cosa, pero no tiene nada que ver con la película. ¿Recordáis al niño repelente de la miniserie "El Resplandor"? Pues aquí también sale. Al verlo deseé que el perro le arrancara la cabeza. ¿Está bien pensar así de un niño? Al fin y al cabo él no tiene la culpa de parecer un retrasado.

lunes, 11 de julio de 2011

Conociendo a Jane Austen

Esta película me encanta porque trata de una de mis pasiones: la lectura. En ella cinco amigas decide hacer un grupo de lectura sobre Jane Austen para animar a una de ellas, ya que su marido acaba de dejarla por otra (más mayor). De hecho todas tienen sus propios problemas personales y cada libro de Austen refleja por lo que está pasando cada una de ellas.

Jane Austen escribió seis libros y como son cinco, una de ellas, Jocelyn, invita a un chico que acaba de conocer, Geek, a unirse al grupo. Además, pretende emparejarlo con Sylvia, la recién separada, para que supere lo de su marido, pero ignora que en quien está interesado es en ella.

Pero no sólo se habla de Jane Austen en esta película. El chico, Geek, es un fanático de la ciencia-ficción, así que se mencionan a varios autores clásicos del género, algunos de los cuales he tenido el privilegio de poder leer (Nota mental: leer a Ursula Le Guin).

Cada vez que veo esta película me entran unas ganas irresistibles de leer algo de Austen. Creo que es porque, cuando se ponen a hablar de los libros, personajes, relaciones, etc., me recuerda al colegio, cuando tenías que leerte un libro y luego te hacían un examen, algo que me gustaba. La verdad es que el mundo de Jane austen me seduce bastante.

La primera vez que la vi, me entraron ganas de leer "Orgullo y prejuicio", que pese a tener unos 150 años, fue bastante adictivo. La segunda vez me dio por "Emma". Creo que ahora me decantaré por "Sentido y sensibilidad". Si lo encuentro, claro.

Jóvenes monstruos, varios autores

Curioseando en la biblioteca me topé con esta antología, y al ver el nombre de Asimov en letras grandes no pude resistirme. Esta antología es de mediados de los ochenta y está editada por Isaac Asimov, algo que me sorprende ya que Asimov nunca ha tenido nada que ver con el género de terror.
La antología reúne relatos de varios autores en los que los protagonistas son precisamente eso, jóvenes monstruos: niños vampiros, licántropos y necrófagos entre otros.

La mayoría de los autores son unos auténticos desconocidos para mí, seguramente porque serán autores de principios del siglo pasado y por eso no me suenan (menos H.H. Munro, por su película Nosferatu). los que sí conozco son los más populares: Ray Bradbury, Clifford Simak y Stephen King (no incluyo a Asimov porque el suyo no es un relato, sino la introducción a la antología), y de hecho sus relatos son los mejores.
El de Ray Bradbury es el más divertido, una reunión familiar de vampiros, donde al hijo pequeño no le gusta la sangre, no vuela ni tiene los poderes de su familia. En el de Clifford Simak el tonto del pueblo descubre que tiene poderes y los utiliza para hacer que las personas sean buenas. ¿Cómo es esto posible? Pues porque tiene un alien dentro, sin que él lo sepa. También me gustó mucho. El relato de Stephen King es "Una para el camino". Poco hay que decir de este relato que no se haya dicho ya. Es de sobra conocido por todos, y de la antología es el que mejor escrito está.

El resto de los relatos son muy malos, no están bien escritos y no me llegan a interesar. Incluso hay alguno que no llegué a entender muy bien. Sólo se salva el de "El chico nuevo" de Jerome Bixby, que va sobre una familia de licántropos que se mudan a la casa de al lado. Bastante entretenido. Claro que es una antología a partir de 10 años, así que no se le puede pedir demasiado.
A continuación la lista.

El poder del mal...................Isaac Asimov
Regreso a casa.....................Ray Bradbury
Adiós, señorita Patterson..........Phyllis MacLennan
No perturben mi hermoso sueño......Chelsea Quinn Yarbro
El muchacho de la carretilla.......Richard Parker
El sembrado de coles...............Theodore R. Cogswell
La cosa que espera fuera...........Barbara Williamson
Rojo como la sangre................Tanith Lee
Gabriel-Ernest.....................Saki (H.H. Munro)
Fritzchen..........................Charles Beaumont
El chico nuevo.....................Jerome Bixby
Ilusión óptica.....................Mack Reynolds
La cruzada del tonto...............Clifford D. Simak
Una para el camino.................Stephen King
Angélica...........................Jane Yolen

jueves, 7 de julio de 2011

Demonio de libro, de Clive Barker

Hasta ahora, para conseguir los libros de Clive Barker (los pocos que hay publicados en España) tenía que ir a la Casa del Libro en Vigo (o eso o vía Internet). Por eso me llevé una grata sorpresa cuando curioseando en una librería de mi pueblo (hay dos y no son muy espaciosas) vi un ejemplar en bolsillo de "Demonio de libro". No perdí un instante y me lo agencié, porque la edición en grande (no diré tapa dura porque no lo es, es en rústica) vale 20 euros, y gastar eso en un libro de doscientas y pico páginas me parece demasiado.

El libro no está mal. Un demonio está atrapado en el libro y se dirige al lector, tratando de convencerlo(te) para que lo queme(s). Y como no funciona pues le(te) cuenta la historia de su vida. Cómo era vivir en el Noveno Círculo del Infierno (sí, como la Divina Comedia), cuando lo sacaron a la superficie, sus aventuras con Quitoon, otro demonio con el que recorrió el mundo haciendo mil y una diabluras, y finalmente cómo acabó atrapado en un libro.

La parte del Infierno es lo peor del libro, porque pone a la sociedad demoníaca igual que la humana, y suena como a tomadura de pelo. Trabajan, son infieles, pegan a sus mujeres, etc. Es como si Barker no quisiera esforzarse y pusiera lo primero que se le pasara por la cabeza. El libro mejora mucho con la aparición de Quitoon, y lo hace aún más hacia el final, con la historia de cómo acabó atrapado en el libro, aunque la trama pudo haber dado para más.
Como digo, el libro es bastante entretenido y se pasa un buen rato, pero seamos sinceros, no es Hellraiser.

miércoles, 6 de julio de 2011

Hellraiser 3: Hell on Earth

Puede que sea porque me parezco a Jim Carrey en Yo, yo mismo e Irene y siempre trato de ver el lado bueno de las cosas, o porque soy tan friki que me gusta todo lo relacionado con los cenobitas, pero la verdad es que me lo pasé bastante bien con esta tercera entrega de Pinhead. 
Ojo, eso no significa que sea buena, que no lo es. La película no aporta nada, a diferencia de las dos anteriores, y si tiene algo bueno es únicamente el baño de sangre en la discoteca (como el baile de Carrie, pero a lo bestia) y los nuevos cenobitas, que molan bastante. 

La historia es más de lo mismo. Recordaréis que al final de la anterior Pinhead acababa encerrado en una estatua. Pues bien, aquí el propietario de una discoteca le llama la atención y la compra, y pasa lo de siempre. Se corta (aquí es una rata que lo muerde), salpica con su sangre la estatua y así Pinhead despierta.

Como está débil necesita sangre y a cambio de víctimas le ofrece a J.D., que así se llama el propietario (el típico ligón que tras acostarse con una tía pasa de ella, ya sabemos cómo va a acabar), placeres inimaginables. Esta parte pasa bastante rápido, ya que en las otras películas hacían falta unas cuantas víctimas y aquí a Pinhead le llega con dos para liberarse de la estatua (y una de ellas es el propio J.D.). Y al salir, pues se carga a todas las personas de la discoteca de forma bastante original y se hace a sus propios cenobitas. Como dije, esta es la mejor parte de la película.   

Por otro lado está la verdadera protagonista de la película, una reportera llamada Joey Summerskill, que estando en el hospital ve entrar a un chico con cadenas que sobresalen de su cuerpo (¿os suena de algo?). La chica que acompaña al chaval está un poco histérica (como para no estarlo) y le dice que ocurrió cerca de la discoteca de J.D. Luego Joey acoge a la chica en su piso y ésta le dice que el chico cogió algo de la estatua y que luego le pasó lo de las cadenas, y ese "algo" es, cómo no, la Caja de Lemarchand. Joey se pone a investigar y descubre lo de Kirsty, los cenobitas y todo el rollo. 

A través de sus sueños, Joey llega al Limbo, donde está el espíritu del hombre que se convirtió en Pinhead. Éste le cuenta cómo llegó a convertirse en él, lo que pasó en la segunda película y lo que tiene que hacer para derrotarlo: traerlo al Limbo y allí él se enfrentará a su lado oscuro. Para mí, aquí es donde hace aguas la película, porque no se explica muy bien cómo consigue llevarlo hasta el Limbo. Es algo así como un viaje mental y no tiene mucho sentido, la verdad. 

El enfrentamiento entre ambos mola bastante y me recordó mucho al de Superman 3, salvo que aquí no sobrevive uno, sino que vuelven a juntarse. Joey convierte la Caja en un puñal (como pasaba en la segunda película), se lo clava a Pinhead en el pecho y éste desaparece, presumiblemente de vuelta al Mundo cenobita.

Y al igual que ocurría al final de la segunda, el final de ésta te deja un tanto confuso y desconcertado. Joey entierra la Caja en un solar en construcción, y tiempo después aparece ya acabado un edificio con los símbolos de la Caja por todas partes. ¿Quién construyó el edificio y puso allí los símbolos? Pues para eso hay que esperar a la cuarta entrega, amigos.       

martes, 5 de julio de 2011

Tokio Blues, de Haruki Murakami

Jamás pensé que acabaría incluyendo a Murakami en mi lista de autores favoritos. Llevaba varios meses oyendo hablar de él sin parar, que si es uno de los mejores escritores actuales, las excelentes críticas de sus libros, la cantidad de premios que ha ganado... Todo eso le otorgaba un aura de escritor demasiado serio para mí, además algunos de sus libros me parecían un poco raros, ene plan surrealista tipo Matrix, y eso me daba ciertos reparos. Pero ojeé uno de sus libros por encima y me gustó la forma en que se expresaba, así que decidí arriesgarme con el presente libro. El resultado no me defraudó en absoluto.

Este no es un libro surrealista ni hay ningún tipo de sueños oníricos, es un drama, un libro sobre relaciones, sobre el amor y el sexo, sobre las decisiones y tragedias que marcarán la v¡da del protagonista y lo guiarán en el camino hacia la vida adulta.

Al bajarse de un avión, Toru Watanabe escucha una canción de los Beatles, Norwegian Wood, y eso le hace remontarse veinte años atrás, cuando tenía 18 y vivió varias experiencias trágicas y difíciles. Su amigo Kizuki inesperadamente se suicida, y un año después se encuentra con la novia de éste, Naoko. Empiezan a pasar tiempo juntos y cuando mejor están a ella la internan en un centro especial. Al parecer quedó un poco tocada desde el suicidio de Kizuki, y ella y Watanabe empiezan a cartearse.
Al mismo tiempo Watanabe conoce a una chica muy alegre y extrovertida, Midori, de la que se hace amigo. Ella tiene sus propios problemas personales y además tiene novio, así que la situación no es sencilla para Watanabe, ya que las quiere a las dos y no sabe a cuál prefiere.

El libro me ha gustado mucho, es tierno y muy bonito, pero el protagonista no despierta mi simpatía, ya que va por ahí acostándose con un montón de chicas cuando se supone que está enamorado. Las que sí me gustaron fueron las tres mujeres de su vida y sus trágicas experiencias personales que las marcaron, en especial la de Reiko. Yo me sentiría impotente y furioso si me pasara lo que a ella.

Ahora de lo que tengo ganas es de ver la película, por eso de comparar y tal.