Buscar este blog

miércoles, 31 de agosto de 2011

Hellraiser 8: Hellworld

Esta película me recuerda a una de las secuelas de Viernes 13, en la que Jason no era Jason, sino el sheriff haciéndose pasar por él para matara los chicos que mataron a su hijo retrasado. Aquí pasa algo parecido.

Como secuela es tan mala como las anteriores, sin nada que ver con la original, pero desde un punto de vista friki es muy divertida, con máscaras de cenobitas, camisetas y objetos de colección. Hellraiser se ha convertido en un juego online muy conocido, y si consigues resolver la Caja de Lemarchand te dan una invitación para una fiesta exclusiva del Hellworld (una KDD, vamos) en una vieja mansión.

La pandilla protagonista se reúne tres años después de que uno de ellos se obsesionara tanto con el juego que se quemó a lo bonzo. Después de que el anfitrión les haga un tour por la mansión los cinco empiezan a ver cosas raras: visiones, la aparición de Pinhead, y algunos empiezan a morir. ¿Pero cómo se explica la presencia de Pinhead si ninguno abrió la Caja? (la real, no la del juego). Muy fácil, porque él no está realmente allí, ni lo que ocurre en la mansión ocurre de verdad.
Uy, unas cuchillas, qué cosa más rara.


El anfitrión es en realidad el padre del que se suicidó y ha organizado lo de la fiesta para poder vengarse de ellos, ya que los culpa de la muerte de su hijo. Así que cuando les enseña la mansión les suministra una droga y los mete en sus respectivos ataúdes bajo tierra. Y todo lo que les pasa "en la mansión" es producto de la sugestión y de su imaginación. Y los que se mueren es por un ataque de asma, de puro miedo y al intentar salir del ataúd, respectivamente.

Esto pinta mal...
Dos de ellos consiguen salvarse y cuando llega la policía, el papá vengativo ya ha volado. Pero este, que es tonto perdido, se ha llevado la Caja real (en la que no cree, por supuesto) y la abre, pasando lo que ya sabes.
Como digo, la película es bastante mala, pero la idea de una KDD de fans de Hellraiser mola bastante.
(Nota mental: participar en alguna).

Esta cabeza... ¡parece de verdad!
Dato curioso: en esta película aparece Henry Cavill, conocido sobretrodo por su papel en la serie "Los Tudor" y sobretodo por ser el nuevo Superman. Esto demuestra que todas las grandes estrellas empezaron haciendo auténticas bazofias. Sino que se lo digan a Leonardo DiCaprio, que salió de jovencito en la saga de Critters.

martes, 30 de agosto de 2011

Experiencias traumáticas de mi infancia (II)

Si de niño hubiera tenido un diario, rememorar estas anécdotas sería mucho más fácil. Sabría cuándo ocurrió lo del perro, el tiempo que duró. cómo acabó y si fue antes o después del cuervo. Pero como no es así, sólo tengo recuerdos dse la propia experiencia en sí. 

Un día por mi barrio apareció un perro callejero. La dueña de la peluquería más alejada de mi casa (ver croquis) empezó a darle de comer, y así el perro se quedó. 
El perro no parecía nada del otro mundo. Unos 20-25 centímetros de alto, pelo marrón, oscuro y espeso, ojos azules y nariz marrón (recuerdo esto especialmente porque la mayoría de los perros la tienen negra, pero este no, marrón como el resto del cuerpo). El perro se pasaba la mayor parte del tiempo tumbado y si pasabas andando  por él no ocurría nada. Otra cosa era si ibas corriendo o en bicicleta. ¡Era Cujo reencarnado! Menudo perro, y eso que no levantaba un palmo del suelo. Si pasabas con la bici se levantaba de golpe y echaba a correr detrás tuya, ladrando y enseñándote los dientes, y te perseguía pegado a la rueda trasera durante un trecho bastante largo.



A mí me daba un miedo de muerte, y más de una vez llegué a pensar que me mordía, porque el muy condenado me perseguía hasta la puerta de mi casa, y yo por no parar seguía hasta el bosque. Una vez me caí de la bici (en el bosque) y pensé que se me echaría encima, pero ya había desaparecido. 

De niño era bastante impresionable y realmente creía que el perro acabaría mordiéndome y devorándome vivo. Yo solía tener un sueño recurrente en el que un perro (un pastor alemán) me preseguía y por mucho que corriera no conseguía avanzar. Y como sabía que era un sueño tenía que dejar que me mordiera para desdpertar, o sea, sentir el dolor de la mordedura. Esto influyó bastante en mi relación con este perro. 

Al final el perro desapareció y yo pude respirar tranquilo, pasando a mi siguiente trauma. Pero ahora me pregunto: si me hubiera mordido, ¿a quién habría podido reclamarle? Porque, técnicamente, el perro no tenía dueño. 

jueves, 25 de agosto de 2011

La evolución de Calpurnia Tate, de Jacqueline Kelly

Este es uno de esos libros que para saber de qué va tienes que leértelo, porque en la contraportada sólo sale un extracto del libro. Normalmente me gusta saber de qué trata un libro antes de leerlo, aunque más de una vez me he aventurado con un libro "a oscuras". 

Lo que me llamó la atención fue la portada tan llamativa y su título tan curioso. Por la portada y el título supuse que el libro estaría relacionado con la naturaleza, Darwin y la selección natural, y no me equivocaba. Es 1899 en Texas y la protagonista es Calpurnia Tate, una niña de 11 años, la única chica de siete hermanos. Como chica que es, Calpurnia debe aprender a coser, zurcir, cocinar y tocar el piano, pero eso a ella no se le da demasiado bien y le aburre. Lo que le gusta de verdad es la ciencia. Calpurnia siente curiosidad por "El origen de las especies" de Darwin, y descubre que su abuelo tiene un ejemplar, y así empieza su estrecha relación con él. Su abuelo es un aficionado naturalista (de hecho es miembro de la National Geographic Society) y ella empieza a ayudarle a recopilar información de los insectos, animales y plantas que se encuentran en un bosque cercano a su casa, y también le ayuda con sus experimentos. Calpurnia está decidida a ser científica, pero no sabe si al ser chica se le permitirá serlo. 

Aunque no es lo que me esperaba, el libro me ha gustado mucho. Está escrito claramente para un público juvenil y esto es algo que lo hace sencillo de leer, pero también es perfectamente adecuado para un público adulto. Es muy ameno, pero me hubiera gustado que el final fuera más concreto (saber si realmente podrá ser científica, como es su sueño, o tendrá que agachar la cabeza y aceptar el rol que le ha tocado desempeñar como una simple ama de casa).

miércoles, 24 de agosto de 2011

Experiencias traumáticas de mi infancia (I)

Cuando era pequeño a un amigo le regalaron un cuervo. Yo había visto un montón de películas (sobretodo de la Hammer) en las que los cuervos les sacaban los ojos a la gente, y pensé, lógicamente a mis siete u ocho años, que eso es lo que me iba a pasar a mí. 
Mi madre tuvo que hablar con la de mi amigo para asegurarme de que era un pájaro inofensivo y que no iba a pasar como en las películas (que era todo mentira). Yo volví a casa de mi amigo, con algo de recelo, por supuesto, y entonces el cuervo me graznó y empezó a caminar hacia mí. No a volar, ¡a caminar, como una persona, mientras me graznaba! Yo, claro, me cagué de miedo. Retrocedí, tropecé, me caí y me arrastré de espaldas hacia la puerta, mientras el cuervo seguía acercándose. Sobra decir que salí corriendo hacia mi casa como alma que lleva el diablo, completamento aterrorizado. 

Estuve semans negándome a salir de casa, yendo de casa al colegio y del colegio a casa, observando por la ventana por si el cuervo venía a por mí, y cuando mis amigos venían a jugar a mi casa o al bosque colindante a mi casa (era lo más lejos que me atrevía a salir), estaba todo el tiempo vigilando el cielo, como un paranoico. 

No recuerdo cuánto tiempo duró esto ni de qué fue del cuervo, si se escapó, si murió o se deshicieron de él, pero fue una de las peores experiencias de mi infancia, aunque no fue la única relacionada con animales. 

viernes, 19 de agosto de 2011

Cauces de maldad, de Michael Connelly

Argumento

Harry Bosch es contratado por Graciela Torres para que investigue la muerte de su marido, Terry McCaleb. Terry se encontraba en su barco en alta mar cuando le falló el corazón, pero Graciela cree que alguien le cambió las pastillas. Harry trabajó en algunos casos con Terry en el pasado y lo tenía en gran estima, así que acepta el caso.
Su investigación lo pone tras la pista del Poeta, un asesino en serie al que se daba por muerto desde hacía cinco años. Para atraparle Harry contará con la ayuda de la agente del FBI Rachel Walling, la agente encargada del caso del Poeta.

Opinión 

La saga de Harry Bosch es una de mis sagas policiales favoritas y a diferencia de lo que me habría gustado he ido leyéndola de forma salteada, a medida que me iba encontrando los libros. No es precisamente necesario leerlos por orden, ya que cada caso en independiente, pero al leerlos sin orden alguno, al leer alguno de los primeros ya sabes que va acabar con tal persona, que va a tener una hija o que se peleará con esta otra. Pero no es como saber quién es el asesino desde el principio, vamos, digo yo.

Un consejo, si quieres saber más de Terry McCaleb debes leer "Deuda de sangre", su libro de presentación, y "Más oscuro que la noche", donde él y Bosch resuelven juntos un caso. Sino puedes empezar por este, que tampoco pasa nada. Pero el que sí debes leer obligatoriamente es "El Poeta", ya que esta es su continuación, y de no ser así acabarías sabiendo desde el principio quién es el asesino, y eso, amigo, fastidia un montón.

Después de estar leyendo durante mes y pico un libro tan pesado como "El Conde de Montecristo" (literal y figuradamente), es un gran alivio poder leerse algo tan ligero y atrapante como esta aventura de Harry Bosch. Es lo que me gusta de Connelly. Un ritmo rápido, prosa fácil de digerir y te engancha de tal forma que antes de darte cuenta ya te lo estás acabando.

Harry Bosch es una especie de Harry Calahan con corazón (así es como yo lo veo), un tipo duro que no se amilana ante nada ni nadie y que siempre tiene lista una frase ingeniosa. Aquí tiene que cargar con Buddy, el "socio" de Terry McCaleb, un tipo torpe y vago que nadie querría tener de compañero, aunque la verdad es que es muy gracioso.

Otra cosa que también me hace mucha gracia es que en el libro se menciona la película de Clint Eastwood, "Deuda de sangre", como si Terry McCaleb fuera un personaje real y la película se basara en lo que le pasó. Es la forma que tiene Michael Connelly de criticar a gusto la adaptación tan libre que hicieron de su libro. ¡si ni el asesino es el mismo! Que conste que estoy de acuerdo con todo lo que dice, pero eso ya habría que hablarlo largo y tendido en su propia entrada.

jueves, 18 de agosto de 2011

Numbers. Segunda temporada (¡Ojo Spoilers!)

Este tipo de series, en las que no hay una trama general sino que cada capítulo es un caso diferente, suelen ser bastante repetitivas y verlas todas seguidas puede llegar a cansar, por eso entre temporada y temporada suelo dejar pasar bastante tiempo. Esta vez el descanso ha sido más que merecido (unos cinco meses aproximadamente, nada menos), y pensé que ya había llegado la hora de retomar esta magnífica serie. 

Al empezar a ver el primer capítulo me quedé un poco desconcertado, porque Don tiene un nuevo equipo y parece que se conocen de toda la vida. Por eso llegué a pensar que en vez de la segunda temporada estaba viendo la tercera, pero a los pocos minutos ya te explican la situación. Terry Lake ha abandonado el equipo de Don para irse a Washington y darle una segunda oportunidad a su matrimonio, y a cambio tiene dos nuevos miembros: Megan Reeves, también psicóloga, y Colby Granger, un tipo duro que proviene del Ejército. 

Por otra parte, Charlie, Larry y Amita siguen colaborando asiduamente en los casos de Don. Charlie y Amita tienen una cita, pero resulta un desastre y deciden dejar las cosas como están. Charlie empieza a trabajar en su "teoría de emergencia cognitiva" (mates del cerebro) y su padre vuelve a trabajar y empieza a salir con una mujer. Además los Eppes descubren alguna que otra cosa sobre su madre (tranquilos, no es nada malo). 

Uno de mis capítulos favoritos es el 2x07. En él aparece un matemático rival de Charlie, Marshall Penfield, interpretado por Colin Hanks. Ya en la Universidad los dos se llevaban fatal (como Charlie era el más listo, Colin siempre estaba atacando su trabajo) y ahora Marshall aparece para dar una conferencia en la que demuestra que la tesis de Charlie, la Convergencia Eppes, hay un error, y eso puede echar por tierra todo su trabajo de los últimos años. Aparte de que Marshall empieza a salir con Amita y eso lo pone de los nervios. Poco ha faltado para que estos dos tíos tan inteligentes acabaran a tortazo limpio. 

Mi otro capítulo favorito es el 2x13, donde unos estudiantes utilizan las matemáticas para contar cartas en un casino. Este capítulo me recordó mucho a la película "21 Blackjack", que trata sobre eso mismo (de hecho uno de los métodos que se mencionan se utiliza en la película), y es una película que me encanta. Este es un tema que me realmente me fascina. 

En resumen

Lo bueno: la serie pasa de 13 a 24 capítulos y eso da más tiempo para ver a Charlie en acción. Y además me encantan esas metáforas que utiliza Charlie para que los "no matemáticos" entiendan sus teorías y ecuaciones. ¡Hasta yo las entiendo así!

Lo malo: echo en falta los cliffhungers de final de temporada. En estas dos temporadas el final no te deja pegado al asiento, no hay ningún giro inconcluso. Bueno, a Amita le ofrecen un puesto en Harvard por tres años y no sabe si aceptarlo o no, pero no es algo tipo "24". Esperemos que para la siguiente haya algo por el estilo. 

Además los guionistas tienen un fallo muy gordo. Charlie entró en la Universidad a los 13 años, pero aquí también dicen que a los 13 estaba en la misma clase que Don en el Instituto. Charlie fue un niño prodigio, pero no tanto como para ir al Instituto y a la Universidad al mismo tiempo. 

PERSONAJES



Don Eppes (Rob Morrow)

Este personaje no cambia mucho desde la temporada anterior. Sigue volcándose en su trabajo, tanto que eso impide que pueda tener una relación estable, aunque tras el asesinato (en principio suicidio) de una antigua novia empieza a salir con la ayudante del fiscal.


Charlie Eppes (David Krumholtz)

Durante la temporada pasada empezaba a surgir algo entre Amita y él. En esta temporada reúne el valor para pedirle una cita, pero acaba siendo un desastre (sólo saben hablar de matemáticas) por lo que deciden quedar como amigos. En el 2x07 aparece un antiguo rival suyo de la Universidad, Marshall Penfield, que viene a dar una conferencia en la que demuestra que la tesis de Charlie, la Convergencia Eppes, contiene un error garrafal. Charlie ha basado toda su carrera en su tesis, y de ser así echaría por la borda todos estos años de trabajo. Además Marshall empieza a salir con Amita, y eso lo molesta y distrae del caso en que está ayudando a Don. Charlie se da cuenta de que invierte más tiempo en ayudar a Don en sus casos que el que dedica a su carrera matemática, así que al final empieza a trabajar en su "teoría de emergencia cognitiva" (algo así como matemáticas aplicadas al cerebro). Sobra decir que corrige el error de su Convergencia y lo sustituye pore una nueva expresión, a la que, por venganza, pone el nombre de Marshall.
Hacia el final de la temporada a Amita le ofrecen un puesto en la Universidad de Harvard durante tres años, pero no sabe si aceptarlo o no. El hecho de que Amita pueda marcharse afecta a Charlie profundamente.


Alan Eppes (Judd Hirsch)

Como en la primera, le encanta ver a sus hijos trabajar codo con codo y se enfada con Don cada vez que Charlie acaba en medio de un tiroteo.
Alan tuvo que jubilarse cuando su mujer cayó enferma. En esta temporada decide volver a trabajar y abre una empresa con un antiguo compañero del Ayuntamiento y empieza a salir con una mujer. En el 2x14, Charlie descubre que su padre fue un activista radical de joven y que, de hecho, está fichado.


David Sinclair (Alimi Ballard)

Es el miembro más veterano del equipo de Don tras la marcha de Terry Lake y le asignan a Colby como compañero. Al principio tienen algún que otro encontronazo porque Colby es bastante impulsivo y no duda en usar la fuerza si la situación lo requiere, al contrario que él, que siempre va sobre seguro y respetando la ley. Pero durante el resto de la temporada se convierten en los mejores amigos.


Colby Granger (Dylan Bruno)

Procede del Ejército y es bastante lanzado a la hora de reducir a los criminales. Al principio sus métodos chocan con los de David Sinclair, pero tras arreglar sus diferencias se hacen los mejores amigos. En el 2x21 se produce un tiroteo en el edificio del FBI, y un disparo de Colby alcanza a un sospechoso de pedofilia, matándolo. Esto hace que recuerde algunos hechos de los que fue testigo en Irak.


Megan Reese (Diane Farr)

Es la psicóloga del equipo de Don y sabe algo de matemáticas, aunque está a años luz de Charlie. Empieza a dejarse caer por el despacho de Charlie y así es como conoce a Larry. Sorprendentemente ella y Larry parecen congeniar y hay bastante química entre ellos. Acaban teniendo una cita pero a diferencia de Charlie y Amita, la suya tiene bastante éxito.


Larry Fleinhardt (Peter MacNicol)

Larry vende su casa y se pasa al estilo de vida nómada. él y Megan Reese conectan desde el principio. Flirtean de vez en cuando y todo culmina en una cita bastante agradable. En el 2x13 se descubre que cuando era estudiante ganó bastante dinero contando cartas en los casinos. Pero lo pillaron y decidió dejarlo.


Amita Ramanujan (Navi Rawat)

Ella y Charlie tienen una cita, pero no sale bien y deciden quedarse como amigos. Cuando entra en escena Marshall Penfield empieza a salir con él, y a pesar de que su ego está por las nubes tiene ideas interesantes. Aunque le sepa mal, él tiene razón respecto al trabajo de Charlie. Se ha descuidado y se ha centrado más en ayudar a su hermano que en su carrera. Se alegra cuando al final sale victorioso sobre Marshall y empieza con su "teoría de emergencia cognitiva".


Amita recibe el premio Milton de manos de Charlie, una especie de Oscar de los matemáticos, y en el 2x14 conecta con una chica india víctima de la venta de órganos para el mercado negro. Tras ayudarla decide hacer un viaje a la India para conocer sus raíces. Al final de la temporada le ofrecen un puesto en Harvard por tres años, pero no sabe si aceptarlo o no.

martes, 16 de agosto de 2011

Theodore Boone. Joven abogado, de John Grisham

Argumento

Theodore Boone es un chico de 13 años que quiere ser abogado. Sus padres son abogados y él se pasa la mayor parte del tiempo entre el despacho de sus padres y los juzgados. Sus compañeros de clase siempre acuden a él para pedirle consejo de tipo legal (a los padres de un compañero van a embargarle la casa, al hermano de otro lo arrestó la policía por posesión de drogas, etc). Por si fuera poco, en el pueblo va a comenzar un juicio por asesinato, el primero desde los años cincuenta, y todo el mundo va a estar pendiente de el. 

Julio, un chico colombiano de su escuela, le pide consejo legal sobre un asunto que debe quedar entre ellos dos. Su primo trabaja en el campo de golf y a la hora de su descanso vio cómo Pete Duffy, el hombre acusado de matar a su mujer, entraba en su casa a la hora del crimen. El problema es que su primo es un ilegal, y si testifica lo deportarán, y él es el único sustento económico de su familia, que está en Colombia. 

Theo se encuentra ante un dilema: si es fiel a su promesa un asesino saldrá impune, y si se lo dice a sus padres Duffy irá a la cárcel, pero un chico inocente se verá perjudicado, además de la credibilidad de Theo. 

Opinión

John Grisham es uno de mis autores favoritos y me gustan tanto sus thrillers judiciales (Legítima defensa, Cámara de gas, La trampa) como los que no lo son (El último partido, El prfesional, La Granja). Para mí tiene más peso la forma que tiene de escribir y atrapar al lector que la propia historia en sí. Tanto me daría si escribiera un libro sobre, no sé, tenderos de barrio, mientras lo hiciera con su estilo característico. 

Con este libro Grisham prueba suerte por primera vez en la narrativa juvenil, y el resultado es tan bueno como con cualquiera de sus bestsellers judiciales. La verdad es que es un libro muy fácil de leer (tiene unas 230 páginas y el primer día sin darme cuenta ya me había leído la mitad) y te engancha enseguida, y es muy divertido. Me encanta ver al chico protagonista explicarle a sus compañeros asuntos de tipo legal como qué es una hipoteca o un embargo, de forma que puedan entenderlo fácilmente (no olvidemos que son niños), o cuando actúa como un abogado de verdad al acompañar a una amiga al Tribunal de Animales a recuperar a su perro, que se escapó de casa y la perrera lo pilló sin collar (por lo visto allí es ilegal), y él consigue que no tenga que pagar la multa. ¡Este chaval tiene madera!

viernes, 12 de agosto de 2011

El Conde de Montecristo, de Alejandro Dumas (¡Ojo spoilers!)

Este es mi clásico favorito de todos los tiempos y hacía años que me moría por leerlo. 
Hace unos años regalaron un ejemplar con el periódico y yo me lo leí, tan contento. Tiempo después descubrí que el libro tenía en realidad unas 1200 páginas (el que yo me leí tenía 200) y claro, me sentí estafado. Me da igual que el libro sea de 200, 600 o 4000 páginas, siempre que el texto sea el 100% del original. Por una de esas agradables casualidades de la vida conseguí un ejemplar totalmente gratuito, pero cuando vi que sólo eran 700 y pico páginas sonaron las alarmas en mi cabeza. Pensé que volvía a ser otra versión resumida, pero no fue así. Lo comparé con ejemplar de 1200 páginas que hay en mi biblioteca, y vi aliviado que no faltaba nada. Simplemente son las 1200 páginas apretadas en 700 y pico, con letra pequeña. 

He tardado alrededor de un mes y medio en acabar el libro (¡jamás había tardado tanto!), pero hay que tener en cuenta que es un libro de época (publicado en 1844) y está escrito como era habitual por aquel entonces. Tiene partes que son bastante pesadas y difíciles de leer (había días en los que no conseguía leer más de 30-40 páginas, de hecho era lo máximo que me leía al día) pero en general me ha gustado mucho, tal y como me esperaba. Me ha llevado más tiempo de lo que me suele llevar un libro de esta envergadura, pero ha valido la pena. 


La isla de Montecristo existe realmente, aunque las descripciones del libro no coinciden con la topogragía real. Es un pequeño islote (4,08 km²) perteneciente a Italia que forma parte del archipiélago Toscano. Está situado entre Córcega y la Italia continental, al sur de Elba y al oeste de Giglio. La isla está catalogada como reserva natural de caza y sólo es accesible en una embarcación privada y con permiso. No hay construcciones en ella salvo las ruinas de un monasterio del siglo XIII destruido por piratas en 1553.

También exisitió un Conde de Montecristo. Jean-Paul Bendit,(1751-1785) fue un noble francés que, en 1789, defendió los principios de la Revolución. Colaboró notablemente en la redacción de la Constitución de 1791, y fue detenido en 1792 acusado de traición. Al no haber pruebas, fue puesto en libertad y asesinado posteriormente con ácido sulfúrico bajo el pretexto de una limpieza bucal, un método frecuente en la época.

Un día, Alejandro Dumas planeó un viaje de caza con el sobrino de Napoleón en la isla, pero al saber que tendría que estar en cuarentena durante un tiempo cambió de opinión y volvió a casa. Dumas decidió usar Montecristo en el título de una novela, pero no tenía argumento para ella. Entonces recordó la historia real que encontró en las memorias de un hombre llamado Jacques Peuchet. Un zapatero llamado François Picaud que vivía en París en 1807, se comprometió con una mujer rica, pero cuatro amigos celosos le acusaron falsamente de ser un espía de Inglaterra y fue encarcelado durante siete años. Durante su encarcelamiento, un compañero de prisión moribundo le legó un tesoro escondido en Milán. Cuando Picaud fue liberado en 1814, tomó posesión del tesoro, volvió bajo otro nombre a París y dedicó diez años a trazar su exitosa venganza contra sus antiguos amigos.

La historia es de sobra conocida. Un hombre es encerrado injustamente y tras 14 años consigue huír de la prisión en la que se encontraba. Tras hacerse con una nueva identidad y con los medios necesarios, lleva a cabo su venganza contra los cuatro individuos que lo privaron de su libertad.

Edmundo Dantés es un marinero que sirve a bordo del Faraón. En plena travesía el capitán cae gravemente enfermo y antes de morir le pide a Dantés que pare en la isla de Elba a entregar un paquete. Él así lo hace, y allí el mismo Emperador le da una carta que debe entregar a su regreso. El resto de la travesía Dantés ejerce de capitán, y lo hace tan bien que una vez en tierra, el armador, Morrel, piensa nombrarlo capitán oficialmente. Esto no es visto con buenos ojos por Danglars, el encargado, pues quería ser nombrado capitán. Además no se lleva demasiado bien con Dantés, y entonces, para sacarlo de en medio, urde un plan para acusarlo de bonapartista (su parada en la isla de Elba le viene que ni pintado). Para ello manipula a Fernando Mondego, que también odia a Dantés porque está enamorado de su prometida, Mercedes, y hace que éste escriba una carta al procurador del rey (algo así como un fiscal) acusándolo de ser un agente bonapartista.

Al interrogar a Dantés, el procurador del rey, Villefort, se da cuenta de que es inocente de los cargos y va a dejarlo libre. Y entonces todo se estropea cuando Dantés le dice a quien va dirigida la carta. El destinatario no es otro que el padre de Villefort, un férreo bonapartista. Si esa carta saliera a la luz, sería el fin de su carrera y de su reputación, así que quema la carta y envía a Dantés al Castillo de If, donde lo tendrá encerrado de por vida.

Allí Dantés hace amistad con otro preso, un antiguo abate, que le revela la ubicación de un gran tesoro. Y cuando éste muere Dantés da el cambiazo y es a él a quien arrojan al mar. Llega a la isla de Montecristo, que es donde está escondido el tesoro, y diez años después (¡nada menos!) hace su aparición en la alta sociedad franciesa como el Conde de Montecristo, y empieza a llevar a cabo su plan de venganza.

Lo que me gusta del Conde de Montecristo es que no va en busca de los conspiradores para pegarles un tiro, por ejemplo. No, señor. Él va manejándolo todo muy lentamente. Insinúa una cosa por aquí, manipula una situación por allá, enfrenta a esta persona con aquella otra, hasta que todo culmina en la ruina o muerte de su víctima. Y antes de que esto ocurra, claro está, le dice eso de "¡Yo soy Edmundo Dantés!".

Durante todo el libro el Conde de Montecristo se mueve únicamente por su ansia casi obsesiva de venganza, sin pensar en las víctimas inocentes de sus maquinaciones. Los daños colaterales de uno de sus planes vengativos va más lejos de lo que jamás hubiera pensado, provocando la muerte de un niño inocente, y esto le hace replantearse si lo que está haciendo es lo correcto. Así que al final se redime y le perdona la vida a Danglars, el último de los conspiradores (en vez de eso se limita a arruinarlo).


El final es un poco triste. A diferencia de la miniserie y de la película, que tienen un final feliz (Dantés acaba teniendo una segunda oportunidad con Mercedes), aquí eso no ocurre, porque todo lo que ha hecho Dantés para engarse supone una carga demasiado grande para hacer borrón y cuenta nueva, así que cada uno se va por su lado, aparte de que Dantés tiene a alguien en su vida. 

lunes, 8 de agosto de 2011

Hellraiser 7: Deader

Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii... Hora de la muerte....
Es broma... Pero no lo es. Cuando estás la mayor parte del tiempo más pendiente del reloj, que parece no aanzar, que de la propia película, es que algo falla. 
¿Pero cómo puede una secuela tener tan poco que ver con la película original? Dios, qué despropósito. 

Si fuera una película independiente, si no tuviera nada que ver con la saga, hasta cierto punto tendría su interés, pero hacia la mitad vuelven a meter lo de los sueños y alucinaciones y no sabes qué es verdad y qué no. Pero qué manía con hacerlo. Llevan así dos películas, y si las anteriores fueron tan malas fue precisamente por eso. ¿Es que no aprenden? Y encima usan la Caja para resucitar a los muertos. ¿Pero qué se fuman estos guionistas, por llamarlos de alguna forma? Me entero ahora, tras seis secuelas, que la Caja también sirve para eso. ¡Vamos!

Amy Klein es una periodista venida a menos cuyo jefe le encarga cubrir una increíble historia: en Budapest existe una secta que se hace llamar los Deaderm cuyo líder, un personaje de lo más carismático llamado Winters, hace que sus seguidores se suiciden, uno cada vez, para luego resucitarlos. A primera vista podría tratarse de un truco, pero el jefe de Amy le muestra un vídeo en el que una chica se pega un tiro y acto seguido Winters la devuelve a la vida. El vídeo parece ser real, así que Amy se traslada a Budapest para investigar al tal Winters.

Amy va en busca de la chica que les envió el vídeo, Marla, pero la encuentra muerta en su apartamento, con, cómo no, la famosa Caja en una mano, además de un vídeo en el que le indica cómo llegar hasta Winters. En el vídeo Marla le dice que no abra la Caja, pero como Amy no es muy lista, la abre. Salen la cadenas, que se le enganchan en la cara y aparece Pinhead, y entonces Amy se despierta como si esta escena fuera un mal sueño (nosotros sabemos que no es así) y a partir de entonces empieza a tener flashes de un recuerdo reprimido de su infancia, cuando su padre, alcohólico, abusaba de ella.


Amy llega hasta Winters, el cual quiere que se apuñale para luego resucitarla (Winters sólo pùede devolver la vida a los que han abierto la Caja y cada vez que lo hace se acerca más al mundo cenobita, el cual cree que le pertenece ya que es descendiente del Juguetero). Entonces empieza la paranoia. Amy despierta en su habitación y tiene un cuchillo clavado en la espalda, se lo saca, vuelve a despertar y no tiene ningún cuchillo pero entonces empieza a sangrar abundantemente donde se supone que le clavaron el cuchillo, luego se le aparece Marla, que está muerta pero no lo está, y esto lo alterna con flashes del padre. Así unos quince minutos por lo menos, hasta que se despierta y aún esta en la mesa con Winters animándola a clavarse el puñal. Parece que va a hacerlo, pero al final no lo hace. Lo que hace es coger la Caja, abrirla y entonces aparece Pinhead, que no le gusta nada lo que Winters ha estado haciendo, así que lo engancha con las cadenas y lo despedaza (como pasa en todas las películas. Creo que si no lo hicieran ya no sería Hellraiser). Luego le hace lo mismo a sus seguidores y cuando va a por Amy, ésta se apuñala, y esto, por alguna razón, hace que la Caja exploté destruyendo todo el edificio. claro está, la Caja sobrevive, y el jefe de Amy contrata a una nueva chica para sustituirla.

A mí que me expliquen qué sentido tiene todo esto, porque yo no se lo veo.

III Encuentro Ecuestre de Moaña

Aunque vivo en un pueblo pequeño (unos 20.000 habitantes) a veces se organizan fiestas, festejos y espectáculos que no tienen nada que envidiar a los de las grandes ciudades. Hay pruebas de Agility (en mi pueblo hay un club de adiestramiento de perros que ha participado a nivel nacional, y un primo mío participó en el torneo que hizo Cuatro en Valencia hará un par de años), exhibiciones de tala de troncos (como hacen en el País Vasco), festivales de música folk donde tocan grupos de Galicia, de Irlanda, Portugal, etc (una vez vino un tipo americano que había tocado con los Blues Brothers, era impresionante verle tocar la batería), festivales de baile, donde vienen grupos de toda Europa e incluso México a mostrarnos las danzas típicas de sus países, doma de caballos y nuestra propia versión local de la famosa Rapa das Bestas. 

Normalmente estos festejos se organizan de forma que no coincidan en las mismas fechas, pero hace dos fines de semana (30-31 de julio) coincidieron hasta tres de ellos: el último día del festival de música folk, un torneo de Agility, puntuable para el Campeonato de España del año que viene y la doma de caballos que mencioné antes. 

Lo del Agility era el sábado de 20:30 a 2:30 de la mañana, y vi como una hora antes de a cenar. La verdad es que a mí esto de los perros me gusta mucho, y es una gozada verlos hacer el circuito perfectamente sincronizados con sus dueños. Después de cenar, a eso de las 23:00 bajé a ver al chico que cerraba el Intercéltico (el festival de música folk), pero no conseguí verle. Lo malo de estos espectáculos es que todo el pueblo se llena de coches y resulta misión imposible encontrar un sitio para aparcar. Estuve casi una hora dando vueltas con el coche, y cuando por fin encontré una plaza, el festival ya había acabado. Así que me tomé unas cañas y pasé a otra cosa. 
Tampoco es algo que me quitara el sueño, porque este año no trajeron a grupos tan importantes como otros años. En realidad este año no iba a hacerse (no hay pasta en el Ayuntamiento) pero al final se hizo a toda prisa. 

Lo de los caballos duraba todo el fin de semana, así que lo estuve viendo toda la tarde del domingo. Menudo espectáculo. El año pasado no pude verlo porque me cogió fuera, pero sí vi el del año anterior, que fue asombroso. Mucho antes de saber que harían el I Encuentro Ecuestre, ese mismo año vi otro espectáculo de doma en Santo Tomé de Piñeiro (Marín- Pontevedra) aunque era más clásica, en la línea de lo que hacen en Andalucía, haciendo que el caballo trotara con las rodillas  muy altas, que se sentara, que inclinara la cabeza y que saludara con la pata.  

Recuerdo a un jinete que era prácticamente ciego, que sólo veía el contorno de las cosas, pero que lo hizo tan bien o mejor que los otros participantes. Fue algo digno de admiración. Pero vamos con el de este año, que es de lo que trata esta entrada. 


En este III Encuentro Ecuestre vinieron jinetes de diversas partes de Galicia y los caballos que participaron eran 100% de pura raza, árabes, españoles e incluso pintos (como el que montaba Viggo Mortensen en "Océanos de fuego"). Todos los caballos eran preciosos. Iban desde el marrón oscuro hasta el blanco más puro, pasando por el gris, el blanco con motas grises hasta el mencionado pinto. El que más me gustó fue uno que era blanco como la nieve, con las crines perfectamente recortadas. De hecho ganó el primer premio de su categoría, y bien merecido, por cierto. 

En las pruebas, el jinete, siempre a pie, y con una correa, hacía correr al caballo a su alrededor, en un sentido, en el otro y a lo largo. Luego, algo que me pareció tremendamente complicado y asombroso, tenía que hacer que el caballo se quedara totalmente quito durante al menos un minuto entero. Realmente impresionante. Era como ver una estatua equina. (Mientras hacía las pruebas, uno de los caballos empezó a cagar, y fue muy divertido). 

Entre prueba y prueba había un pequeño descanso en el que un grupo de jinetes montaba una especie de coreografía a caballo, tan alucinante como las pruebas de doma. Primero trotaban formando un gran círculo, luego se dividían en dos círculos que se juntaban en el centro, luego formaban una hilera por parejas... Así hasta que la prueba siguiente estuviera lista. Fue todo un espectáculo, sobretodo porque algunos jinetes eran niños. 

Por último y para clausurar este III Encuentro Ecuestre se llevó a cabo algo que no se había hecho antes: un partido de horseball. 
El horseball es una mezcla entre rugby y baloncesto, a caballo, por supuesto, y consiste en meter el balón por una enorme canasta vertical. Son tres contra tres y hay que hacer un mínimo de tres pases antes de tirar a canasta. Asímismo los tres jugadores del mismo equipo deben ir siempre en la misma dirección, ya que sino sería falta (como el campo atrás en baloncesto). Esto es lo que pude entender de las reglas, y la verdad es que es bastante divertido. 

Bueno, hasta aquí el III Encuentro Ecuestre de Moaña. Ha sido una experiencia muy enriquecedora, claro que la de los otros años también lo fue. Os recomiendo que si tenéis oportunidad de ver algo por el estilo aprovechéis la ocasión, os aseguro que no os arrepentiréis.

jueves, 4 de agosto de 2011

Golden Years

Harlan Williams tiene 70 años y trabaja de conserje en una base militar. Allí, en un laboratorio, se produce un fallo durante un experimento y Harlan entra en contacto con una sustancia verde, que hace que empiece a rejuvenecer. Pero nada tan exagerado como Benjamin Button. Se le oscurece el pelo y mejora su vista. Recordemos que estamos en 1991.

Jude Andrews, miembro de una organización llamada "La Tienda" (en realidad la traducen como "El Negocio", pero pronuncian claramente "shop") llega para hacerse cargo de la investigación, y empieza a matar a todos los que conocen el secreto de Harlan.

Terry Spann, que pertenece a Seguridad Nacional y conoce muy bien la forma de actuar de Andrews, decide ayudar a Harlan y a su mujer a huír lejos de Andrews, y los lleva con su hija, que vive en Chicago.


Durante meses estuve buscando esta miniserie sin que me sonriera la Fortuna, buscando por un lado y por otro y pensé que no conseguiría verla jamás, pero al final la conseguí. Y después de todos los problemillas por los que tuve que pasar, resulta que no era para tanto. No me malinterpretéis, se pasa un buen rato, es entretenida y todo eso, pero estaba en la idea de que sería algo tipo Creepshow, que estaría formada por varias historias alguna de las cuales sería la adaptación de algún cuento de King, y nada qué ver.

Es una miniserie de cuatro horas en la línea de "Los Límites de la Realidad", aunque también me recordó a "Ojos de Fuego", pero sin la piroquinesis. De hecho se menciona a "La Tienda" y a John Rainbird, el que va tras los McGee en el libro.
La primera mitad es bastante parada y no hay mucha acción, se dedica a presentar los personajes y la historia, pero en la segunda la cosa cambia. El ritmo es más rápido y la historia se vuelve mucho más interesante. Eso sí, el final no me convence en absoluto. Es como si S.K. hubiera querido zanjarlo a correr, sin pararse a pensar si tenía sentido o no.

Ojo al cameo que hace el propio King, haciendo de conductor de autobús con aquellas enormes gafas suyas.

martes, 2 de agosto de 2011

Maestros del Terror, 2ª temporada


Como aquí en España sólo pusieron la primera temporada en televisión, pensé que era una de esas series de temporada única, pero gracias a esa gran fuente de información que es Wikipedia supe que eran dos. En la primera temporada la mayoría de los capítulos eran malísimos. Había algunos que eran pasables y sólo tres o cuatro realmente buenos. En esta la cosa mejora un poco. Digamos que la mitad son bastante buenos, otros pasables y unos pocos un auténtico tostón.
Por suerte no hay tercera temporada.


1. LA COSA MALDITA 

En 1981 un padre de familia se vuelve loco el día de su cumpleaños y mata a su mujer. Persigue a su hijo por el jardín, pero antes de poder matarlo una presencia invisible lo alza y lo destripa. 
Veinticuatro años más tarde, el niño, Kevin, se ha convertido en el sheriff del pueblo. Su cumpleaños se acerca y empieza a preocuparse. Va a cumplir la misma edad que tenía su padre cuando se volvió loco, lo mismo que le pasó a su abuelo. 

En la víspera de su cumpleaños algunas personas empiezan a comportarse de forma violenta, terminando por suicidarse brutalmente. Kevin descubre que cuando su abuelo llegó al pueblo, una presencia extraña vino con él, y esa presencia es la que influye en la gente y la vuelve violenta. 

El capítulo está basado en un relato de Ambrose Bierce un escritor de terror de finales del siglo XIX y principios del XX. Yo sólo lo conozco de oídas, no he leído nada de él, pero la historia me ha gustado mucho. Está muy bien construida y poco a poco va transmitiéndote esa sensación de terror que va poseyendo a los personajes principales. Lo adecuado es que hubiera durado el doble para que la historia transcurriera a su debido ritmo, pero aún así el resultado es satisfactorio. 

2. FAMILIA 

Un hombre soltero forma a su familia secuestrando a los que encajan con sus miembros ideales (mujer, abuelos, hija), matándolos y dejando únicamente sus esqueletos. 

Otra vez John Landis y de nuevo un capítulo tonto. Esta es como la versión ridícula de Psicosis. El capítulo es penoso, con el protagonista hablando con los esqueletos de su "familia" como si fueran reales (sólo lo son en su mente). Lo único bueno del capítulo es el final, que da un giro sorpresa inesperado. 

3. V DE VAMPIRO 

Buscando emociones fuertes, dos chicos entran una noche en una funeraria para ver un muerto. Allí se topan con un vampiro. 

Lo único bueno del capítulo es el ambiente lúgubre de la funeraria, que consigue transmitir el terror que sienten los protagonistas, con todas esas zonas en sombra y el vampiro acorralándolos, y luego el punto de vista del protagonista luchando contra su conversión en vampiro, su hambre que lo domina y su visión de todo lo que lo rodea en rojo sangre. 
Por lo demás es bastante normalito. 

4. EL ESTREPITO DEL SILENCIO 

Un hombre tiene un oído supersensible y el más mínimo susurro supone para él un estruendol. 

Este capítulo es aburridísimo, un auténtico tostón y nada interesante. Es simplemente el tío escuchándolo todo a un volumen altísimo y desquiciándose cada vez más y más, hasta que al final se arranca las orejas. Si al menos se viera cuando lo hace, pero no. 

5. PROVIDA

Una chica entra en una clínica para abortar. Su padre, un radical antiabortista que ya ha tenido varios problemas con la clínica, se presenta allí para recuperar a su hija. Decidio a impedir el asesinato del niño, el padre asalta la clínica a punta de pistola, sin saber que el niño es de naturaleza demoníaca. 

El capítulo está mejor de lo que me esperaba, claro que mucho se debe a Ron Perlman, que está increíble como antiabortista. No hay nadie que le haga sombra. Además el capítulo está dirigido por John Carpenter, que siempre tiene algo interesante que decir (casi siempre). 

El capítulo contiene una escena bastante desagradable en la que Ron y su hijo le practican un aborto al mismo médico. Le meten el separador por el culo y luego le drenan todo lo de dentro. Por suerte no se ve mucho, pero lo que se intuye da bastante repelús. 

Por último está el niño, por llamarle de alguna forma. Es una especie de araña con cabeza de bebé bastante feo. Será porque soy un friking, pero me recordó mucho a Mordred. 

6. PIELES 

Unas pieles de mapache hacen que todo aquel que las toca se suicide violentamente. 

La historia es bastante ridícula de por sí (¿unas pieles malditas? ¡Venga!) pero lo que hace que valga la pena es toda la casquería de los suicidios (el chico que hace saltar un cepo con la cara, un hombre que se abre el abdomen con unas tijeras y luego se saca los intestinos, la mujer que se cose la nariz y la boca para morir asfixiada y el protagonista, que se saca la piel del torso como su fuera una camisa). Esto deja a la casquería de Saw en algo para aficionados. 

7. EL ESLABÓN MÁS DÉBIL 

Un virus hace que los hombres maten a las mujeres. 

De todos los que llevo visto de la segunda temporada este es de los que más me han gustado, y la historia me ha parecido muy original. Que alguien o algo extienda un virus que hace que los hombres maten a las mujeres para así extinguir a la raza humana me parece algo comprensible teniendo en cuenta cómo es la raza humana y cómo explota los recursos naturales hasta acabar con ellos, pero ver a hombres matar mujeres como si fuera lo más normal del mundo hizo que se me removiera algo por dentro. 
Sobre el final, no me sorprendió demasiado, este tipo de historias sólo pueden acabar de una forma. 

8. TODOS GRITAMOS POR UN HELADO 

Cuando eran niños, había un hombre un poco retrasado llamado Buster que se disfrazaba de payaso y repartía helados entre los niños. Ellos le hicieron una jugarreta y Buster acabó muerto. Ahora de adultos, Buster regresa para vengarse. 

El título parece un poco estúpido, pero lo cierto es que la historia es bastante buena. ¡Un payaso que regresa de la muerte para vengarse! La verdad es que me recordó un poco a IT, aunque la forma de matar a los de la pandilla me pareció un poco ridícula (le da un helado al hijo y al morderlo, el padre se derrite como un helado. Sin comentarios). 

9. VALERIE EN LA ESCALERA 

Rob Hanisey es un joven aspirante a escritor que alquila una habitación en un edificio que sólo alberga a aspirantes a escritor y/o escritores frustrados. Allí empieza a ver y a oír a una joven que le pide ayuda, la cual está prisionera de un demonio. 

Este es el capítulo que más ganas tenía de ver de toda la temporada, que es una adaptación de un relato de Clive Barker. En general me ha gustado mucho. Va de unos personajes ficticios que se hacen reales a base de alimentarse d elas ideas de escritores frustrados (un tema con el que me he familiarizado últimamente), aunque el final no lo he entendido demasiado bien. Creo que si pudiera leerme el relato eso aclararía las cosas. 

10. LOS WASHINGTONIANOS 

Tras el funeral de su abuela Mike encuentra entre sus pertenencias una extraña y antigua carta ue revela que George Washington era en realidad un caníbal. Los Washingtonianos, un grupo de seguidores que ha mantenido esta particular tradición suya, hará todo lo que sea necesario para que esa carta no salga a la luz. 

Este es uno de los capítulos más divertidos de la serie. ¡El padre de la nación americana, un caníbal! Es tan divertido como convertir a Abraham Lincoln en, no sé, caza-vampiros. La historia la escriben los vencedores, así que, ¿quién dice que o pudo ser así? 

Lo que da verdadero terror son esos viejos pellizcándole las mejillas a la niña, con esos ojos enormes y riéndose de forma tan estrafalaria. Si yo fuera la niña tendría pesadillas durante el resto de mi vida. 

Para mí lo mejor de todo es el final, cuando quitan el rostro de Washington del billete de un dólar y lo sustituyen por Bush hijo. La niña dice: "La han vuelto a cagar", y yo no podría estar más de acuerdo. 

11. EL GATO NEGRO 

De cómo Edgar Allan Poe se inspiró para su relato "El gato negro". 

Este es otro de los buenos. ¡Por fin algo de terror clásico y no otra excusa para lucir casquería!. 
Jeffrey Tombs está magnífico como Poe, su caracterización es impresionante. De hecho se parece bastante al escritor. Sobre él recae todo el peso del capítulo y si no estuviera a la altura, éste habría sido uno más. 

12. DERECHO A MORIR 

Una mujer sufre un aparatoso accidente de coche que le produce graves quemaduras en todo el cuerpo, mientras que su marido sale ileso. Ella queda en coma y cada vez que se le para el corazón sale de su propio cuerpo para vengarse.

La historia no es demasiado interesante ni tampoco original. La mayoría de los capítulos son adaptaciones de relatos. Los capítulos que están escritos únicamente para la serie suelen ser los peores. Este es uno de los casos.
Por cierto, el final es una tontería. Es como si el guionista dijera: "Bah, estoy cansado de escribir, mejor lo acabo aquí y ya está".

13. UN CRUCERO DE ENSUEÑO

Jack es un joven abogado que se enamora de Yuri, la mujer de su cliente. Ninguno de ellos sabe que el marido despechado conoce su relación y que planea vengarse de ellos a bordo de su yate. Pero el marido se convierte en víctima cuando el fantasma de su primera mujer, a la que mató para casarse con Yuri, aparece para vengarse.

Normalmente los japoneses suelen ser bastante buenos en esto del terror, tanto en historia como en casquería, pero este no es el caso. La historia es del montón, cumple con su función, que es entretener, pero nada más. Lo que no tiene mucho sentido es qu aparezca el fantasma del hermano pequeño del protagonista en el mar de Japón, cuando el niño se ahogó en América.

lunes, 1 de agosto de 2011

Demonios, de John Farris


Argumento

Una antigua leyenda islandesa cuenta que un día Dios se presentó en el Paraíso en el momento en que Eva bañaba a sus hijos; no tuvo tiempo de lavarlos a todos, y sólo le mostró los limpios. Dios se enfadó y maldijo a Eva y a sus hijos con las siguientes palabras: "Desde hoy los hijos que me has ocultado permanecerán ocultos a la vista del resto de los hombres". Los Hijos Sucios de Eva, los huldufólk, son seres inmortales, pero se les puede hacer dormir atándoles una enredadera al cuello. Ellos envidian a los humanos, pero al mismo tiempo los necesitan; para poder sobrevivir deben fabricarse unas alas... con piel humana, y pueden transformar a cualquier persona en uno de ellos pinchándola con una aguja que tienen en el dedo meñique. Marjory y Duane, dos adolescentes, se enfrentarán a una de esas criaturas, Theron, el 7º hijo de Eva.

Opinión

Es uno de los pocos libros que me he leído sin conocer antes el argumento, pero ha merecido la pena. Mi excusa: no tenía otro a mano y el título me llamó la atención. Ha sido toda una sorpresa descubrir a este escritor, totalmente desconocido para mí; el libro me ha encantado, tiene altas dosis de terror y emoción, e incluso esa relación amorosa entre los protagonistas, que lo hacen mucho más entretenido. Si no hubiera sabido el nombre del autor, hubiera dicho que era de Stephen King, Dean Koontz o alguien similar. Simplemente fantástico.

El Pacto de los Lobos. Las Crónicas del Lobo I, de Dorothy Hearst

Argumento

 Una de las normas principales de los lobos del Gran Valle es que su sangre no debe unirse con la de los lobos de fuera del Gran Valle. Pero la madre de Kaala incumple esta norma y es expulsada de la manada por Ruuqo, el líder, que también sacrifica a toda su camada a excepción de Kaala, pues antes de que pueda hacerlo aparecen dos de los Grandes, lobos cuya voluntad está por encima del líder de la manada y que deciden que Kaala debe vivir, pero la convivencia con la manada no será fácil debido a su sangre mixta. Ruuqo la odia y la desprecia y hará todo lo posible por no aceptarla en la manada.

Kaala se hará amiga de Ázzuen, cachorro hijo de Ruuqo que también es rechazado por débil, y ambos harán todo lo posible por ser aceptados y convertirse en lobos útiles para la manada.

Pero Kaala empezará a sentir una fuerte atracción hacia los humanos, algo que está terminantemente prohibido pues lobos y humanos no deben estar juntos jamás, y esto le traerá infinidad de problemas… 



Opinión 

El libro me ha gustado mucho y es muy interesante porque es un libro atípico.
Los protagonistas son los lobos, y habla de su convivencia, sus normas, sus leyendas y la forma de cazar. Me recuerda mucha al “Libro de La Selva”, no al libro sino a aquella serie de dibujos que ponían en Antena 3, donde los lobos hablaban entre ellos, aprendían a cazar y tal.

Estoy impaciente por saber cómo continúa la historia, que constará de tres libros.

En la boca del miedo

La verdad es que di con esta película por pura casualidad. Hace años me coincidió de ver los últimos veinte minutos, y me pareció simplemente terrorífica. Siempre quise verla entera, pero nunca supe cómo se titulaba. El otro día, buscando información en la Wikipedia sobre la serie "Maestros del Terror", de Mick Garris, acabé enlazando con esta película y por fin supe el título (John Carpenter dirigió un capítulo titulado "El fin del mundo en 35 mm", y en la Wikipedia decían que la historia se parecía a la de esta película, así fue cómo lo supe). 

Aunque el final es un tanto confuso, la película es muy buena y vale la pena verla. Sam Neill es John Trent, un inspector de seguros contratado por una editorial para que encuentre a su escritor estrella, Sutter Cane, que ha desaparecido, y de paso  que les traiga su nuevo libro, del que sólo tienen una parte, ya que tienen que publicarlo YA. 


Sutter Cane es un escritor de terror tipo Lovecraft que ha supuesto toda una revolución en el mundo editorial (de hecho lo presentan como el escritor que desbancó  Stephen King) y se producen terribles arrebatos de violencia entre sus fans en las librerías. 

Trent descubre que Cane está en Hobbe's End, el pueblo ficticio de sus libros, y de alguna extraña forma consigue llegar a él. Allí descubre que lo que Cane ha escrito en sus libros se convierte en realidad (de hecho, las criaturas viscosas de sus libros son las que le dictan los libros, y éstos, al ser leídos por millones de personas, hacen que se vuelvan reales. Un poco como le pasa a Stephen King en LTO6).

Pero lo sorprendente ocurre después, cuando Trent descubre que todo lo que le ha pasado (la búsqueda de Cane y el libro, su llegada al pueblo, las cosas extrañas que ha visto) forma parte del libro de Cane. De hecho, Trent es el protagonista del libro. 

Éste no se lo cree, sabe que es real y no alguien imaginario, pero por mucho que intenta ir contra los designios de Cane, al final acaba haciendo aquello para lo que está destinado, y pasa lo que pasa. HAsta aquí puedo leer. 

La verdad es que este escritor ficticio me gusta mucho y sus libros tienen una pinta estupenda. Hace mucho tiempo que no me leo un buen libro de terror y empiezo a sentir nostalgia. ¿Os imagináis que los libros que más os han aterrorizado se hicieran reales?