Buscar este blog

viernes, 30 de diciembre de 2011

El Cadillac de Dolan

El Cadillac de Dolan” es un relato perteneciente a la antología “Pesadillas y Alucinaciones” de Stephen King y durante años se habló de llevarlo a la gran pantalla. Primero iba a hacerlo Stallone, pero luego el proyecto quedó en nada y no se volvió a hablar de ello hasta 2009, cuando se hizo la película directamente para DVD. Sinceramente, más les habría valido dejarlo estar, porque la película es bastante malilla. Es lo que pasa cuando cogen un relato de unas 50 páginas y empiezan a rellenarlo y a alargarlo para que alcance los 90 minutos. Eso sí, lo mejor son los veinte últimos minutos, que abarca lo que es el enterramiento.

En el relato, un mafioso mata a la mujer del protagonista par haber visto algo que no debería haber visto (Stephen King no lo menciona, pero tampoco hace falta), y él espera siete largos años para vengarse, y lo hace de una forma muy original: hace un agujero en la carretera y lo entierra con su coche, cuando éste pasa por encima.

En la película, Dolan es un mafioso que se dedica a la trata de blancas (introduce mujeres inmigrantes en el país y las obliga a ejercer la prostitución). Hay un fallo en uno de los camiones que transportan a las mujeres y la mayoría acaban muertas. Dolan se carga al conductor y a su copiloto y mata a una de las chicas supervivientes que trataba de huír, y la mujer del protagonista es testigo de todo ello. Acuden a la policía pero ya no hay rastro del camión ni de los cadáveres. El FBI le pide que testifique contra Dolan, ya que llevan mucho tiempo queriendo cogerle, y le ponen protección y todo el rollo, pero Dolan da con ella y le pone una bomba en el coche. El marido, Robinson, empieza a seguirlo a todas partes y se compra un pistolón para cargárselo, pero ese primer intento es un fracaso porque aparece una banda de chinos que también quieren ajustar cuentas con él. La siguiente vez Dolan se da cuenta de que lo está siguiendo, y le da una paliza de advertencia para que lo deje estar. Finalmente un verano Robinson consigue un trabajo en Carreteras, poniendo asfalto y tal, y espera a que haya que reparar la carretera por la que Dolan utiliza para ir de Las Vegas a Los Ángeles, lo que ocurre “casualmente” en el Día del Trabajador (puente de tres días). Entonces se va para allá y tarda esos tres días en hacer el agujero para Dolan y su Cadillac.

Reventao...
Como dije antes, los últimos 20 minutos son la mejor parte, porque Dolan queda enterrado y al hablar con Robinson se da cuenta de quién es, y se arrepiente de no haberlo matado cuando pudo. ¡Donde las dan las toman, amigo!

Ala, ya está. Lo jodido va a ser mañana levantarse para ir a trabajar...
Cuando leí el relato no me di cuenta, pero al ver la película me he fijado en que esta historia es un homenaje de Stephen King al relato de Poe “El barril de amontillado”, donde el protagonista se venga de un tipo emparedándolo vivo, y lo supe porque Dolan dice sus mismas palabras: “¡Por el amor de Dios!”. Esto me ha puesto nostálgico y me han entrado ganas de releer a Edgar Allan Poe. En Enero cae fijo.

jueves, 29 de diciembre de 2011

El Eco Negro, de Michael Connelly

El Eco Negro” es el libro de presentación de Harry Bosch, el detective de Homicidios que convirtió a Michael Connelly en uno de los mejores autores del género policiaco de nuestro tiempo y que es descrito por el mismo Stephen King como “el mejor detective de ficción jamás creado”.

En él, Bosch investiga la muerte de un veterano de Vietnam encontrado en una tubería con aparente signos de sobredosis. Todo parece indicar que la víctima era un yonki de tantos, pero Bosch siente que no puede dejarlo estar. Billy Meadows, que así se llamaba, estaba en su misma unidad en Vietnam; ambos eran ratas de túnel, los que se metían en los túneles de los Vietcong y se arrastraban por un espacio angosto en medio de la oscuridad en busca del enemigo, donde no estaba asegurado que regresaran con vida. Ya entonces Meadows era drogadicto; Bosch no volvió a verlo desde que acabó la guerra, pero sí habló con él por teléfono un año atrás, y ahora se arrepiente de no haberlo ayudado tanto como debiera. Por eso, resolviendo su asesinato cree que estará en paz con él.

La investigación de Bosch lo lleva a descubrir que Meadows participó en el robo a un banco hace varios meses, y que ambos sucesos podrían estar relacionados. El robo está siendo investigado por el FBI, así que a Bosch no le queda más remedio que acudir a ellos en busca de ayuda.

Aquí Michael Connelly nos explica un poco por encima cómo es Harry Bosch. Nos habla de su etapa de Vietnam, el motivo por el que lo degradaron de Robos y Homicidios al Departamento de Hollywood (para más información véase “La Rubia de Hormigón”) y sobretodo que es un poli que no se las calla, no se deja pisotear y no soporta a los burócratas trajeados que tiene por encima. Y defiende la verdad y la justicia por encima de todo, aunque a veces eso le cueste la placa.

Ya en este primer libro conocemos al subdirector Irvin Irving (el burócrata por excelencia), némesis de Bosch en el Departamento durante la mayoría de los libros del detective, y ya aquí en su primera aparición te cae tan mal como una patada en los mismísimos. Además también conocemos a la que será la futura ex-mujer de Bosch, la agente del FBI Eleanor Wish. Por los libros que llevo leídos Eleanor me cae bastante mal (es una bruja de cuidado, vamos), pero tenía ganas de saber cómo se conocieron y aquí es uno de los personajes más interesantes.

El libro es muy bueno, aunque no es de los mejores. Michael Connelly ha tenido que curtirse en el campo de batalla para llegar a ser el gran escritor que es hoy en día, pero aquí ya apuntaba maneras. Tiene todos sus ingredientes: una buena historia, una investigación que avanza con pasos lógicos (de A vamos a B, y B nos lleva a C) y sus consabidos giros argumentales que te dejan de piedra.


jueves, 22 de diciembre de 2011

Fear Itself (Terror en Estado Puro). Temporada Única

 Mick Garris debió ser vendedor ambulante en otra vida, porque hay que ver qué tipo más listo es. Como le dijeron que no iba a haber tercera temporada de Masters of Horror, cogió el formato de la serie, le cambió el título y se fue a otra cadena, y así nació Fear Itself. Como director deja mucho que desear, pero esto hay que reconocérselo, el tío sería capaz de venderle hielo a un esquimal. 

La serie sigue la misma estructura que Masters of Horror , 13 capítulos, cada uno una historia de terror dirigida por un director experto en el género, pero lamentablemente la serie es bastante mediocre. A lo sumo habrá cuatro o cinco capítulos realmente buenos, pero los demás son pésimos. Reconozco que tienen algún que otro aspecto interesante, pero a rasgos generales no hay por donde cogerlos. Lo mejor que puedo decir de ellos es que son entretenidos, pero fácilmente olvidables. 

1. SACRIFICIO

Cuatro amigos, uno de ellos herido en un tiroteo, chocan con algo en la carretera que les destroza el coche. A lo lejos ven una especie de fortaleza medieval y van allí en busca de ayuda. Lo que no saben es que allí vive un vampiro.

La historia es bastante típica, pero sorprendentemente está muy bien ambientada y el vampiro es bastante terrorífico. Minipunto para Mick Garris.

2. ATERRORIZADO

Harry es un policía que tortura hasta la muerte a un hombre que había secuestrado a un niño para que le diga dónde está. Encuentra al niño a salvo pero a él le cuesta la placa. Quince años más tarde Harry se ha convertido en un detective especializado en grabar a maridos infieles. Una nueva clienta cree que su marido la engaña y le pide que le consiga pruebas. Harry acepta su caso y ella le sugiere que lo vigile desde una vieja casa abandonada. Pero claro, la casa resulta estar encantada y a Harry empiezan a aparecérsele los fantasmas de su pasado para atormentarlo.

El capítulo no está mal, pero no es nada del otro mundo.

3. HOMBRE DE FAMILIA

Un hombre sufre un grave accidente de tráfico y lo llevan al hospital. Allí muere y sin saber cómo, acaba dentro del cuerpo de un asesino en serie. Asímismo el asesino acaba dentro de su cuerpo y nuestro protagonista tendrá que escapar de la cárcel a tiempo de impedir que su familia sea asesinada.

La típica historia del intercambio de cuerpos. Es meramente entretenida, pero el final es desgarrador.

4. EN LA SALUD Y EN LA ENFERMEDAD.

Una mujer recibe una nota anónima justo antes de casarse que pone: "La persona con quien vas a casarte es un asesino en serie".

Sigo pensando que John Landis no pinta nada en una serie de terror. Es un director mayormente de comedias y eso se nota cuando se adentra en un género que no es el suyo. Con razón los capítulos que él dirige son los peores (con permiso de Mick Garris). Este capítulo tiene suspense, tensión y un poco de humor, pero lo que es terror destaca por su ausencia. Al final hay un giro sorpresa que no te esperas, pero eso no cambia el hecho de que es uno de los peores capítulos de esta serie.

5. EL CANÍBAL

En la celda de una comisaría encierran a un caníbal que ha matado y se ha comido a más de 30 personas. Una policía novata, fanática de las películas de terror, tiene que vigilarle durante toda la noche, junto con otros dos agentes.

De todos los vistos este es el primero que vale un poco la pena. El canibalismo siempre es un tema interesante de ver, y luego está lo de que el caníbal puede adquirir el aspecto de aquel a quien le arranca el corazón y se lo come, por lo que no sabes si el policía que está con la protagonista es el policía o el caníbal tras comerse su corazón. A pesar del buen rato que te hace pasar, tiene algunos fallos y el final es muy malo.

6. EL DÍA DE AÑO NUEVO

Una chica se despierta el día de Año Nuevo y descubre que el mundo está invadido por los zombis.

Por fin. He tenido que tragarme la mitad de la temporada para encontrar un capítulo que pueda llamar "bueno", y nada mejor que una historia de zombis para hacerlo. El principio recuerda a "The Walking Dead" y "28 Días Después" con la protagonista en este caso despertándose y descubriendo que el mundo se ha ido al infierno, y mientras trata de entenderlo y va en busca de sus amigos, nos meten un flashback a trozos de lo que pasó la noche anterior. Esta parte no es muy interesante porque cuenta un rollo de culebrón, pero tiene su importancia para entender el final, que tiene una gran sorpresa. Por fin un capítulo que vale la pena.

7. LA COMUNIDAD

Un joven matrimonio se traslada a una aparentemente idílica comunidad a las afueras de la ciudad, pero lo que parece perfecto resulta no serlo tanto.

Lo de la comunidad perfecta que oculta oscuros secretos es algo que ya he visto muchas veces, tanto en películas como en series, así que no me impresiona demasiado, pero el capítulo consigue transmitir esa sensación de paranoia que domina al protagonista. Eso sí, el final es muy malo y para mí no tiene ningún sentido.

8. ESTAR EN LOS HUESOS

Tras diez días perdido en las montañas en plena tormenta, un hombre consigue regresar a duras penas con su familia, pero no se parece en nada a como era antes. Es prácticamente un esqueleto andante y está muy débil, solo puede pensar en comer. Esa misma noche algún tipo de animal ataca y mata a una de las yeguas. El hombre está poseído por un Wendigo. 

Este es otro de los buenos. El capítulo se basa en la leyenda india del Wendigo, un espíritu del aire que te posee cuando estás muy débil y hambriento, y a partir de entonces te mueve un hambre voraz que no se sacia nunca. Doug Jones ya es un tipo extremadamente delgado, pero con el maquillaje que le ponen encima, esos ojos profundos, esos dientes enormes y esos dedos negros es aún más espeluznante.  


9. ALGO QUE MUERDE

Un hombre atropella a un hombre-lobo y creyendo que se trata de un oso lo lleva a un veterinario. Antes de morir el hombre-lobo muerde al veterinario y poco después empieza a sentir el olfato más desarrollado.

El capítulo es penoso. Es imposible creerse que el protagonista, un tipo gordo que no para de comer donuts rellenos y que encaja mejor en una comedia que en una serie de terror, acabe convirtiéndose en un hombre-lobo como Dios manda. Realmente no hay por donde cogerlo.

10. CHANCES

Un hombre debe tres meses de alquiler a su casero, así que acude a un anticuario con un jarrón antiguo para conseguir el diinero rápidamente, pero el anticuario le ofrece mucho menos de lo que le dijo en un principio, así que influenciado por su lado malvado (un doppleganger) lo mata.

Lo interesante del capítulo es que muestra que matar a alguien y salirse de rositas no es tarea sencilla. Hay un montón de complicaciones; salta una alarma, aparece un guardia de seguridad al que también tiene que matar, deshacerse de los cadáveres, limpiar la escena del crimen, luego aparece la mujer del anticuario... Con el lío que se monta esperas que al final todo esto tenga algún sentido y acabe en buen término, pero no es así y el capítulo se convierte en una auténtica pérdida de tiempo.

11. LA TABLA OUIJA

En la noche de Halloween dos amigas invocan a un espíritu con la tabla de Ouija. Se trata de una chica llamada Emily que iba a su instituto que se suicidó, pero al preguntarle descubren que en realidad fue asesinada y deciden buscar a su asesino para vengarla.

A pesar de no ser tan terrorífico como puede parecer en un principio, es uno de los capítulos con el que más he disfrutado y tiene un giro sorpresa al final que no te esperas. Medalla de plata.

12. ECOS

Cuando Stephen se muda a su nueva casa empieza a tener recuerdos de una vida pasada, y lo que le ocurrió entonces empieza a ocurrirle de nuevo.

No me esperaba gran cosa de este capítulo, pero lo cierto es que me ha gustado bastante. La historia tiene mucha intriga y te hace pasar un rato muy ameno. Y el final no es como yo supuse qu sería. Está bien que de vez en cuando Mick Garris consiga sorprenderte.

13. EL CÍRCULO

Un escritor novel se reúne en una cabaña en el bosque con su editor y su agente, y estos le presionan para saber por qué no ha escrito nada en un año. Entonces alguien llama a la puerta y le dejan un extraño libro. Al leerlo, lo que ocurre en él empieza a hacerse realidad y una oscuridad negra y profunda rodea la cabaña e infecta a algunos de ellos, convirtiéndolos en zombies.

Contra todo pronóstico el capítulo es bastante bueno. Además hay algunos guiños a Stephen King que lo hacen más divertido, como lo del protagonista, que es un escritor de terror afincado en Maine y sobretodo el amargo final, que me recordó mucho al de LTO7. Es un buen capítulo para despedir la serie.


lunes, 19 de diciembre de 2011

La Rubia de Hormigón, de Michael Connelly

Argumento

Hace cuatro años Harry Bosch mató a Norman Church, un asesino en serie conocido como el Fabricante de Muñecas. Ahora su viuda lo ha demandado, asegurando que su marido era inocente, y mientras comienza el juicio se descubre una nueva víctima después de que alguien enviara una nta anónima a la policía, igual que hacía Church en sus últimos asesinatos. Esto significa que hay un imitador, pero el hallazgo no hace más que empeorar la situación para Bosch, el cual empieza a tener dudas de haber matado a un hombre inocente.

Opinión

Este es el tercer libro de Harry Bosch y nada más empezarlo ya supe que iba a ser uno de mis favoritos, y así ha sido. Ya en las primeras páginas me di cuenta de que este asesino era el mismo del que se hablaba de pasada en el primer libro, "El Eco Negro", y esto hizo que el libro me interesara mucho más.

El libro es fantástico. La trama está muy bien llevada y poco a poco vas descubriendo más detalles de lo que ocurrió esa noche en que Bosch mató a Church. Además también se trata brevemente el tema de la madre de Bosch (una prostituta asesinada 30 años atrás, cuando Bosch tenía 12, y cuyo asesino nunca se atrapó), un tema que me interesa mucho porque explica por qué Bosch es como es, y que centra su siguiente libro "El Último Coyote", del cual hablaré cuando consiga leérmelo.
Irving también aparece, aunque no es el cabrón en el que se convertirá en los libros posteriores, sino que tiene cierta simpatía hacia Bosch por el tema de su madre.

Hacia la mitad del libro se produce un sorprendente giro de 180º que te deja con la boca abierta, y a partir de ahí resulta imposible despegarse del libro, y solo quieres seguir leyendo para saber en qué va a acabar todo.

lunes, 12 de diciembre de 2011

Hielo Negro, de Michael Connelly

Argumento

Cal Moore, de Narcóticos, estaba investigando una nueva droga de diseño, el "hielo negro", cuando fue encontrado en un motel con un tiro en la cara y una nota de suicidio en el bolsillo. La muerte de Moore está relacionada con dos casos que Harry Bosch tiene pendientes, y empieza a creer que no se trata de ningún suicidio. Cal Moore estaba siendo investigado por Asuntos Internos y el subdirector Irvin Irving decide echarle tierra encima, porque si se descubre que Moore no estaba limpio, esto podría dañar la imagen del Departamento. Así que Harry decide investigar la muerte de Moore por su cuenta.

Opinión

De la serie de Harry Bosch me he leído casi todos los libros, y quitando este y el siguiente, "La rubia de hormigón", que ya tengo sobre mi mesita de noche, solo me quedan cuatro para darle carpetazo, pero estos cuatro son algo difíciles de conseguir, así que no me queda más remedio que ser paciente.

El de "Nueve dragones" y estos dos hacía meses que los tenía en casa muertos de risa, así que este mes he decidido dedicarlo exclusivamente a Harry Bosch, y si no encuentro los que me falta volveré a leerme alguno de los que ya me he leído, por refrescar la memoria y eso.

Bueno, a lo que vamos. Este es el segundo libro de Harry Bosch y es tan bueno como cualquiera de los que le han seguido. Empieza de forma simple, pero a medida que Bosch va avanzando en su investigación el caso va complicándose (dos asesinatos relacionados, un suicidio que no lo es, polis corruptos y un capo de la droga), y por si fuera poco está el Irving, que quiere taparlo todo para que de cara a la galería todo parezca bonito e impoluto. Como me he leído muchos libros de Bosch sé perfectamente quién es este elemento y cada vez que lo veo aparecer me pongo de mal humor. Irving es la némesis de Bosch en el Departamento, un tipo al que solo le interesa su imagen pública y quedar bien ante las cámaras, el cual tiene a Bosch en su lista negra, porque éste se pasa sus órdenes por el forro. Y con razón. Lo que tenía que hacer Bosch es darle un par de leches, pero bueno...

Llega un momento en que su investigación lleva a Bosch a México, y a mí esta parte me resultó un poco parada. Bosch se mueve como pez en el agua en Los Ángeles, pero en México está un poco desubicado. Apenas habla español y no conoce a nadie, y depende de los demás para proseguir con su investigación, y claro, no sabe si el que le ayuda es un poli legal o está untado. Pero a pesar de ser una parte algo parada es en México donde se descubre todo el pastel y donde se produce ese giro tan sorprendente al final del libro, que hace que todo lo ocurrido hasta ahora haya valido la pena. De todos los libros de Harry Bosch que llevo leídos, el giro sorpresa que se produce al final de éste es de los que más me han impactado. Con razón Connelly es el mejor de su género.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Los ojos del gato

Como buen fanático de Stephen King, tengo todos sus libros menos dos (Danza Macabra y Todo oscuro, sin estrelllas; este último cae este mes) y casi todas sus  películas. La mayoría de sus adaptaciones son más malas que pegarle a un padre, por eso a pesar de que hace mucho que ls tengo no me he animado mucho a verlas. El martes me dio por ver alguna de las malas, y escogí esta porque suelo confundirla con "El gato infernal", que vi hace varios meses, y quise verla para dejar de confundirlas y quitármela de encima.

A pesar de tratarse de una de las películas del montón de Stephen King, lo cierto es que no es tan mala como puede parecer a simple vista. "Los ojos del gato" está formada por tres historias, dos de las cuales son adaptaciones de dos relatos de King y la tercera se inventa para la película, y cuyo nexo de unión es un gato callejero.

Stephen King es el guionista de la película y como es un tipo muy cachondo mete unos cuantos auotguiños a sus obras más conocidas, los cuales son una auténtica delicia para todo fan que se precie.

La película empieza con un gato que se va a meter en una casa y entonces de ésta sale una enorme San Bernardo todo cubierto de barro y se dedica a perseguirlo por toda la calle. El gato casi es atropellado por un Plymouth rojo, que tiene una pegatina en el parachoques trasero que pone algo así como "Cuidado conmigo, soy todo puro mal, yo soy CHRISTINE". Ja. Me encantan estos guiños.

El gato entra en un camión y llega a la ciudad, y allí un tipo lo captura y lo encierra en una caja, y es entonces cuando empieza la primera historia, una adaptación del relato "Basta, S.A.", de "El Umbral de la Noche".


"Basta, S.A." siempre ha sido uno de mis relatos favoritos de King y uno de los mejores de esta antología, y aquí está muy bien adaptado, claro que siendo King el responsable, era de esperar.
James Woods interpreta a Morrison, un tipo que quiere dejar de fumar y que acude a una clínica especializada por recomendación de un amigo. La clínica tiene un altísimo porcentaje de éxito y esto es debido a sus métodos radicales. Un cigarrillo, descargas eléctricas a su mujer; dos, a su hija retrasada; tres, un tipo violará a su mujer. Si llega al cuarto, es que es un caso perdido y procederán a pegarle un tiro. Y para que vea que van en serio, le dan descargas al gato de antes (que sustituye al conejo del relato), tras lo cual consigue escapar y proseguir su viaje.

Esta historia me gustó mucho porque es muy fiel al original, que es lo único que le pido a una adaptación, y lo mejor de todo es que respeta ese final tan impactante del relato.

La segunda historia es una adaptación del relato "La cornisa", de la misma antología. Un hombre encuentra a nuestro gato callejero y se lo lleva a su apartamento a darle de comer, mientras espera a que sus matones le traigan al amante de su mujer. Como este se niega a revelar el paradero de la mujer, el hombre le ofrece un trato: si consigue dar la vuelta a la cornisa de su edificio dejará que se vaya con su mujer, e incluso le dará dinero; si no, pues se estampará contra el asfalto.

El relato siempre me pareció bastante bueno, aunque nunca fue de mis favoritos. Esta adaptación es muy fiel y consigue transmitirte esa sensación de vértigo por la que pasa el protagonista al tener que recorrer una cornisa de 15 cm, con sus corrientes de aire, las palomas que le pican los pies y el marido cornudo tirándole de todo para hacerlo caer.

La última historia está escrita directamente para la película y no tiene nada que ver con ningún relato de King. Nuestro gato nómada llega hasta una casa y allí tendrá que proteger a una niña (una jovencísima Drew Barrymore) de un troll que vive tras las paredes, y que sale de noche para robarle el aliento.  El troll es bastante feo, pero en los planos generales canta bastante; está claro que es un niño o u enano disfrazado. Esta tercera historia es entretenida, pero pooc más.

viernes, 2 de diciembre de 2011

Nueve dragones, de Michael Connelly

Argumento

Harry Bosch investiga el asesinato de un tendero chino durante un atraco, el señor Li. Para Bosch se vuelve un asunto personal ya que conoció al señor Li hace años y fue amable con él (El vuelo del Ángel), y le promete a sus hijos que atrapará a su asesino.
Bosch descubre que el señor Li estaba siendo extorsionado por la Tríada, la mafia china, y empieza a creer que el atraco no fue tal.
Paralelamente su hija Madeleine es secuestrada en Hong Kong. Bosch tiene la absoluta certeza de que ambos hechos están relacionados y viaja a Hong Kong a buscar a su hija. Tiene 24 horas para encontrarla, antes de que su principal sospechoso del caso Li salga libre sin cargos.

Opinión

Este es el último libro de Harry Bosch que se ha publicado en España, aunque no el más reciente. No sé por qué, han tardado dos años en sacarlo aquí, cuando con otros autores el desfase, por llamarlo de alguna forma, es de sólo unos meses. Esto es algo que me fastido mucho, porque siempre me ha gustado estar al día con los libros de mis autores favoritos, pero vamos a lo que vamos.

El libro es espectacular. No sé qué tiene Michael Connelly, será su forma sencilla de contar historias, las tramas que se van complicando a medida que lees o esos giros sorprendentes que se producen al final, o todo junto, pero cuando cojo un libro suyo siempre acabo enganchado desde la primera página. Y este no es la excepción. Por primera vez Bosch se enfrenta a la Tríada, y se nota que Connelly ha hecho los deberes, porque aporta mucha información sobre la mafia china y luego sobre la ciudad de Hong Kong.

Pero la parte que más me ha gustado es la del secuestro de la hija. Aquí Harry Bosch me ha recordado más que nunca a Jack Bauer. Bosch es poli, pero con el secuestro de la hija todo deja de tener importancia. Le da una paliza a su sospechoso y luego se va a Hong Kong, dejando un rastro de cadáveres a su paso (como hace Jack en la última temporada de 24). Es tanta la tensión que no puedes parar de leer, y te sientes un poco como el protagonista.

Otra cosa que me gusta es que Connelly hace referencia a personajes de otros libros (como hacía King al principio) y en este libro aparecen antiguos compañeros de Bosch, su ex-mujer, Michael Haller (el abogado que protagoniza su nueva serie) y se menciona a Jack MacEvoy, el periodista de "El Poeta" y "Más oscuro que la noche" (y que también protagoniza su nuevo libro).

El final es impresionante. Hay un par de giros inesperados que te dejan pensando ¡¿WTF?!, pero por eso me gusta Michael Connelly, nunca puedes dar nada por sentado. Este es uno de los mejores libros de Harry Bosch y desde aquí mi reconocimiento al señor Connelly.

Aparte de este tengo otros dos libros de Harry Bosch y he decidido leerlos todos seguidos, e igual me leo alguno de los que ya he leído para refrescar un poco la memoria, así que este mes empieza mi MARATÓN DE HARRY BOSCH. ¡Deseadme suerte!