Buscar este blog

jueves, 31 de mayo de 2012

The Collector


Hacía bastante tiempo que quería ver la película, ya que había oído habĺar tanto de ella (que era la nueva Saw, que la sangre corría a raudales, que tardaron unos 3 años en decidirse a ponerla en el cine; esto será en USA, porque en España no hay huevos a ponerla) que las expectativas eran muy grandes, pero al final resultó que no era para tanto. La película en general está bien, el asesino es acojonante (lleva una de esas máscaras de látex de sadomasoquista que solo dejan ver sus ojos y su boca y no dice una palabra en toda la película), y sí que corre la sangre, pero nada que ver con Saw. Es cierto que bebe un poco de la saga (el director fue guionista de la mayoría de las películas), pero en ningún momento te tienes que tapar los ojos.

El prota es Arkin, un ladrón, cuya mujer le debe un montón de pasta a unos tipos muy peligrosos, así que para salvarle el culo Arkin entra de noche a robar en casa de un joyero, en la que ha estado trabajando de carpintero. Se pone a abrir la caja fuerte cuando descubre de sopetón que no está solo, que hay un psicópata enmascarado que ha raptado a la familia y que les está torturando y cortando y haciendo de todo. En un breve y fallido intento de fuga, el marido le pide que salve a su mujer y a su hija, así que a Arkin no le queda más remedio que hacer de héroe y tratar de rescatarlas, no solo sin que el asesino se dé cuenta de que él está allí dentro, sino también sin caer en ninguna de las trampas que éste ha colocado por toda la casa (alambres, cepos, cuchillos colgando de la lámpara...).

En la película se respira mucha tensión y te la pasas con el corazón en un puño, esperando que Arkin consiga eludir al asesino, salve a la niña y no caiga en ninguna de las trampas (es como ver a un ratón atrapado en un laberinto con un gato). Esto es lo que predomina en la película más que el terror y la escena más fuerte de todas (que no lo es tanto) es la del chico, el novio de la hija mayor, que cae en los cepos y queda destrozado. Por lo demás es bastante corriente. Lo mejor de todos es que cuando al final cuando todo queda tranquilo, te aguarda un ¡zas, en toda la boca! Que deja las puertas abiertas para una continuación. De hecho, ya están preparando la segunda parte. Espero que en ella suban el listón, haya un poco más de casquería y sepamos algo sobre el asesino, que aquí no nos dicen nada.

miércoles, 30 de mayo de 2012

A la sombra del Maestro. Editado por Michael Connelly

En el 200 aniversario del nacimiento de Edgar Allan Poe (2009) la Mistery Writers of America decidió sacar una antología del autor para conmemorar dicho acontecimiento. Como su nombre indica, la MWA es una asociación formada por escritores de misterio y suspense que se formó en 1945 y cada año dan un premio al mejor libro de su género, el Edgar, que es un busto de Poe, y está considerado uno de los más prestigiosos del mundo.

Esta asociación tiene a Poe como a su Dios, así que forzosamente tenían que hacer algo por su aniversario. El libro está editado por Michael Connelly, ya sabéis, el de Harry Bosch, y está formado por 16 relatos. Lo más interesante de todo es que cada relato incluye una introducción (llámalo introducción, llámalo comentario) donde un escritor (a veces dos) nos cuenta lo mucho que admira a Poe y por qué escogió tal o cual relato y lo mucho que lo aterrorizaba de niño. La verdad es que solo conozco a 3 o 4 escritores, los demás son totalmente desconocidos para mí, pero bueno, aquí lo importante es Poe, no quien lo comenta.

Hace años (muchos) me leí una antología de Poe y creí que conocía todos sus relatos, pero al leer ésta me he dado cuenta de que no, al menos dos de ellos los desconocía. Uno es el poema “Las campanas” y el otro “El barril de amontillado”, que pese a ser uno de sus relatos más conocidos lo oí nombrar por primera vez en un capítulo de la 2ª temporada de Castle (el mismo en que se menciona a King), aunque al leerlo me di cuenta de que la historia me sonaba bastante.

La antología en general me ha gustado, aunque me ha llevado más tiempo acabarla de lo que pensaba. Hay que tener en cuenta que leer a Poe no es como leer a un autor actual. Por es un autor del S. XIX y usa el lenguaje propio de la época, un lenguaje muy rico y amplio, pero que a veces se me hacía algo lento.

Los relatos de terror me han gustado mucho, incluso el de “El cuervo”, que pese a ser un poema (que no me van nada) lo he disfrutado mucho, y también el de “Los crímenes de la rue Morgue” (no deja de sorprenderme que un autor mayoritariamente de terror como Poe creara a uno de los personajes más icónicos del género detectivesco), aunque hay un par de relatos que se me hicieron algo densos, el de “William Wilson” (me puse a leerlo de noche y me quedé dormido) y el de “Ligeia”, que se echa un montón de páginas describiendo a la amada y se hace pesado (sus relatos cuasi poéticos sobre la amada que fallece y regresa en forma de espíritu para atormentar al protagonista nunca me han gustado).

Bueno, por último os pongo la lista de los relatos y de los autores que los comentan. Son relatos muy conocidos así que no creo que haga falta que os diga de qué van.

·Un descenso en el Maelström (Jefferson Parker)
·El barril de amontillado (Jan Burke y Lawrence Block)
·El gato negro (P. J. Parrish)
·William Wilson (Lisa Scottoline)
·Manuscrito encontrado en una botella (Laura Lippman)
·La caída de la Casa Usher (Michael Connelly)
·Los hechos del caso Valdemar (Laurie R. King)
·Ligeia (Tess Gerritsen)
·El corazón delator (Stephen King y Steve Hamilton)
·El pozo y el péndulo (Edward D. Hoch y Peter Robinson)
·La máscara de la Muerte Roja (S. J. Rozan)
·Los crímenes de la rue Morgue (Nelson DeMille)
·El escarabajo de oro (Sara Paretsky)
·El cuervo (Joseph Wambaugh y Thomas C. Cook)
·Las campanas (Jeffery Deaver)
·La historia de Arthur Gordon Pym de Nantucket (extracto) (Sue Grafton)

martes, 29 de mayo de 2012

Sobrenatural. 6ª temporada (¡Ojo Spoilers!)

La 5ª temporada iba a ser la última, pero fue una temporada tan alucinante que los fans pidieron más, y así acabó haciéndose esta 6ª temporada. Pero la temporada anterior dejó el listón muy alto(los Winchester se enfrentaron nada menos que a Lucifer y el Apocalipsis) y era muy difícil superarlo. Desgraciadamente no lo consiguieron. La temporada es bastante floja, sobretodo la primera mitad, y aunque la segunda mitad mejora bastante, eso no cambia la opinión general de que pudo haber dado más de sí.

Al final de la 5ª temporada Sam se lanzaba de cabeza al Infierno con Lucifer y Miguel, y esta temporada arranca un año después. Dean lleva una vida normal, alejado de la caza, con Lisa y su hijo Ben, hasta que un día es atacado por unos genios, y al despertar ve frente a él a Sam. Resulta que Sam lleva como un año fuera del Infierno y ha estado cazando con los Campbell, primos de la familia de su madre. Dean se cabrea al saberlo, ya que todo este tiempo ha creído que estaba atrapado allá abajo, pero Sam se defiende diciéndole que él ha podido hacer lo que ninguno de ellos ha conseguido: dejar el mundo de la caza atrás y comenzar una nueva vida, por eso no se lo dijo. Y ahora ha aparecido porque los genios van detrás de Dean por haber matado a su padre años atrás (2ª temporada) y le pide su ayuda. Dean conoce así a la otra rama de la familia, liderada por su abuelo Samuel, y es que el mismo que sacó a Sam del Infierno sacó a Samuel del Cielo, pero tras un año siguen sin saber quién ha sido ni por qué.

La familia de nuevo reunida
Dean ayuda a Sam y a los Campbell con los genios, y aunque luego Sam le pide que vuelva a la caza, Dean lo rechaza diciéndole que ahora tiene una familia y no quiere ponerlos en peligro. Pero Lisa lo convence de que vaya con él y que regrese a casa de vez en cuando, y así Dean vuelve a cazar con Sam, al menos hasta averiguar quién lo sacó del Infierno y por qué.

Como dije antes, esta primera mitad es bastante floja y básicamente en cada capítulo los hermanos van detrás de algún monstruo Alfa (el primero de su especie). Pero que sean flojos no significa que sean malos, son meramente entretenidos y sirven para descubrir lo que pasa con Sam y por qué están capturando Alfas.
Dean empieza a darse cuenta de que hay algo raro en Sam, es más frío y duro y le da igual arriesgar la vida de inocentes, incluso la del propio Dean. Gracias a Castiel descubren que no tiene alma, que ésta sigue en el Infierno, en la jaula con Lucifer y Miguel, y Dean decide averiguar la forma de recuperarla, aunque Castiel le advierte de que el alma de Sam estará tan dañada que si se la devuelve, eso puede destrozarlo para siempre. Mientras, Sam y Dean descubren que Samuel quiere a los Alfas para sonsacarles la ubicación del Purgatorio, aunque esa información no es para él sino para su jefe, que no es otro que Crowley, que ahora es el Rey del Infierno. Fue Crowley el que sacó a Sam del Infierno, y sabe cómo devolverle el alma a Sam, y si la quieren de vuelta los hermanos tendrán que seguir llevándole Alfas. A Dean no le gusta nada, pero no le queda más remedio que trabajar para él si quiere ver a su hermano completamente restituido.

Al final acaban hartándose y con Castiel, Samuel y Meg (sí, la hija de Ojos Amarillos, que los ayuda porque Crowley está cazando a todos los demonios que se pusieron de parte de Lucifer) deciden asaltar el cuartel general de Crowley y obligarle a que les diga cómo recuperar el alma de Sam, pero Samuel los traiciona, ya que Crowley le prometió resucitar a su hija, la madre de Sam y Dean, si le ayudaba con lo del Purgatorio, y está desesperado por recuperarla, y expulsa a Castiel de allí. Pero Castiel regresa, se hace con los huesos de Crowley y le amenaza con destruirlos si no les dice cómo liberar el alma de Sam, y él les confiesa que no lo sabe, que les mintió. Sin dudarlo Castiel quema sus huesos y Crowley muere.

Dean le pide a la Muerte que recupere el alma de Sam, y ésta le pone una condición: que lleve su anillo durante 24 horas. Dean se lo pone pero se lo quita antes de tiempo. De todas formas la Muerte cumple su promesa y le devuelve el alma a Sam, no sin antes colocar un muro en su mente, para que no recuerde el sufrimiento del Infierno, y le recomienda que no arañe el muro. El proceso es muy doloroso y Sam pierde el conocimiento, pero cuando despierta es el Sam de siempre y no recuerda nada del último año. Al principio Dean le oculta lo que hizo este último año, pero Sam acaba enterándose por su cuenta y esto lo hace sentirse culpable y responsable de todo el daño que hizo.

Dean, Sam y Bobby descubren que el Purgatorio es el lugar adonde van las almas de los monstruos y que es un sitio 100 veces peor que el Infierno. Unos “dragones” consiguen abrir una puerta al Purgatorio, pero no para entrar, sino para que algo de allí puede salir, y ese algo tiene un nombre: Eva, la Madre de Todo. Eva es la madre de todos los monstruos que pululan por el mundo, y está bastante cabreada porque Crowley ha estado capturando y torturando a sus “hijos”, incluso a los primogénitos, para sacarles dónde está el Purgatorio. Eva ha tenido más que suficiente, y ha decidido declararle la guerra, y por eso está formando un ejército con todos sus monstruos y criaturas. La única forma de matarla es usando cenizas de Fénix, así que Sam y Dean viajan al pasado, al Lejano Oeste, para conseguir las cenizas, ya que en los diarios de Samuel Colt pone que éste mató a un Fénix con su famoso revólver.

Dean utiliza las cenizas para matar a Eva, pero antes ella les dice que Crowley está vivo, y esta nueva información hace que se planteen varias preguntas. Castiel fue quien quemó sus huesos, así que, ¿se equivocó de huesos? Pero Castiel es un ángel, sería la primera vez que se equivoca. Y si no se ha equivocado significa que... Sam, Dean y Bobby arrinconan a Castiel y éste acaba confesando la verdad, y la revelación le sienta a Dean como un mazazo. Al estar Miguel en la jaula con Lucifer, en el Cielo se produce una Guerra Civil. Por un lado está Rafael, que quiere iniciar de nuevo el Apocalipsis y acabar con toda la humanidad, y por otro está Castiel, que quiere impedírselo. Pero Rafael es demasiado poderoso y ante él Castiel no tiene nada que hacer. Por eso se alió con Crowley. El trato era que Crowley se encargaría de encontrar el Purgatorio para que Castiel pudiera absorber los millones de almas de los monstruos, que le darían el poder necesario para vencer a Rafael, y a cambio Crowley se quedaría con la mitad de las almas.

Dean trata de razonar con Castiel y de hacerle ver las malas decisiones que ha tomado y que lo deje correr, pero Castiel se niega a escucharlo. Está dispuesto a hacer lo que sea con tal de frenar a Rafael, y si tiene que aliarase con un demonio y torturar inocentes, pues que así sea.
La postura de Castiel hace que Dean deje de ser amigo suyo y él, Sam y Bobby tratan de impedir que abra las puertas del Purgatorio. Castiel está demasiado cerca de conseguirlo como para dejar que los Winchester interfieran, así que para mantenerlos ocupados le quita a Sam el muro que le impedía recordar lo del Infierno, y cae inconsciente al suelo. En su mente Sam es perseguido por el Sam sin alma, al que acaba matando y luego va a por el Sam del Infierno, al que también mata ya que es la única forma de volver a estar entero. Así Sam lo recuerda todo, tanto lo que hizo cuando estaba sin alma como lo que sufrió en la jaula de Lucifer, y esto tendrá sus consecuencias para la 7ª temporada.

Dean y Bobby van adonde Castiel va a abrir la puerta del Purgatorio, pero llegan tarde. Castiel ha absorbido todas las almas en su interior y con un chasquido de sus dedos mata a Rafael. Dean trata de convencerle de que devuelva las almas, que ahora ya no las necesita, pero Castiel se niega, aún tiene muchas cosas que hacer. Entonces aparece Sam que lo apuñala con su espada mata-ángeles, pero no funciona. Claro, porque Castiel ya no es un ángel, es el Nuevo Dios, y así se lo hace saber a Sam, Dean y Bobby: o le rinden pleitesía como su nuevo Dios o los destruirá. Y así acaba.

Los mejores capítulos

La primera mitad es un tanto regular, pero tiene unos cuantos capítulos bastante buenos, empezando por el 6x04, el capítulo de Bobby. Bobby siempre está buscando información para Sam y Dean o confirmando sus falsas identidades por teléfono, y aquí descubrimos que no solo hace eso por los Winchester, sino por un montón de cazadores. Y cuando se toma un minuto de respiro para comer algo, ya está el teléfono sonando de nuevo. Ah, y atención a la bronca monumental que les echa por teléfono a Sam y a Dean. No tiene precio.

Otro que me encanta es el 6x06, “No puedes soportar la verdad”, donde un pueblo está embrujado por la diosa de la Verdad,, y cuando alguien dice “quiero que me digan la verdad”, la gente le dice a esa persona lo que realmente piensan de ella, ,y ésta no puede soportarlo y acaba suicidándose. El hechizo acaba afectando al propio Dean, y el único inmune es Sam (porque no tiene alma, claro, pero esto aún no lo sabemos), y así es cómo Dean se da cuenta de que algo muy malo pasa con su hermano.

Esto va a doler...
El 6x09, el de las hadas, es un poco tonto, pero es bastante divertido, y además mola que la cabecera sea en plan Expediente X. Pero el mejor de esta primera mitad es el 6x11, “Cita en Samarra”. El personaje de la Muerte me encanta desde su primera aparición, igual que me pasa con Castiel, pero lo que me gusta del capítulo es ver a Dean desempeñando el papel de Muerte durante 24 horas, algo que inicialmente puede parecer fácil pero que acaba no siéndolo tanto. Y lo más importante, Sam recupera su alma.

Hola, mishamigos, J y J me la han jugado...
El 6x15, “El error francés”, es el capítulo más divertido de toda la temporada, donde para poner a salvo de Rafael a Sam y a Dean son enviados a un universo donde “Sobrenatural” es una serie de televisión y ellos son dos actores. El capítulo está repleto de bromas a costa de los propios Jared y Jensen y de la serie en sí misma (divertidísimo cuando descubren que la serie sobre sus vidas lleva seis años en antena y Sam se sorprende de que la vea tanta gente y la maquilladora le dice que en realidad no la ve tanta como cree, ya que en esta temporada le bajó bastante la audiencia). Otra cosa para mear y no echar gota es Misha Collins, que no se despega del Twitter ni un momento (“estoy empezando a sentirme uno de ellos”). Hay un momento que me hizo tener dudas, pues en esta realidad Jared está casado con Genevieve Cortese, la que hizo de Ruby en la 4ª temporada, y no sabía si era verdad o se trataba de una realidad ficticia, pero el otro día descubrí que sí era verdad, y que no solo están casados, sino que han tenido un bebé. ¡Felicidades! Solo espero que lo de que Jared y Jensen no se hablen sí sea mentira, porque sería una auténtica pena.

El mejor capítulo de toda la temporada es sin duda el 6x20, “El hombre que pudo reinar”, donde Castiel nos cuenta todo lo que ha pasado desde el final de la 5ª temporada desde su punto de vista, y así conocemos por fin todo su plan. Es el mejor pero también el más triste, porque Castiel no nos habla a nosotros, sino a Dios, pidiéndole una señal para saber su quiere que se detenga o que siga tomando sus propias decisiones. La respuesta es obvia.

Y por último uno que también me gustó mucho, el 6x21, “Déjalo sangrar”, el de Lovecraft. Resulta que los monstruos de sus relatos son algunos de los que pueblan el Purgatorio. Una idea perturbadora. ¿Os imagináis a Cthulhu saliendo de allí?

PERSONAJES PRINCIPALES

Dean Winchester (Jensen Ackles)

Dean sigue siendo mi favorito, sobretodo esta temporada, que las pasa putas, además de que el Sam de la primera mitad no me cae nada bien. Para empezar Dean se pasa todo un año impotente y destrozado por no poder sacar a Sam del Infierno, pero luego descubre que lleva todo ese tiempo fuera y que encima Bobby lo sabía y que decidieron dejarlo fuera, y eso es para cabrearse, claro. Luego se da cuenta de que pasa algo raro con Sam, y que resulta que no tiene alma, y tiene que estar en guardia con él porque no puede fiarse de su propio hermano, igual le da por apuñalarlo mientras duerme, y eso es jodido. Pero lo que peor le sienta es la traición de Castiel, que haya cruzado la raya en su guerra con Rafael aliándose con Crowley, ya que lo consideraba como un hermano y no puede hacerse a la idea. Vamos, que ni el santo Job.

Sam Winchester (Jared Padalecki)

El Sam de la primera mitad de la temporada me cae fatal. Al no tener alma, no siente nada por nadie, le da igual arriesgar la vida de inocentes e incluso la de su propio hermano, y llega al punto de intentar matar a Bobby para no recuperar su alma. Cuando la recupera vuelve a ser el Sam de siempre, el Sam con principios y gran sentido de la responsabilidad que se siente culpable por todo lo que hizo cuando no tenía alma, y ya me cae mejor, pero pesa más el Sam de la primera mitad, y por eso prefiero a Dean.

Bobby Singer (Jim Beaver)

Bobby es uno de los personajes fundamentales de la serie y uno de mis favoritos (era el nº 1 hasta la llegada de Castiel), y aunque no sale tanto como se merece, le dedican un capítulo en exclusiva y eso lo compensa. Además descubrimos algo más de su relación de amor-odio con Rufus.

Crowley (Mark Sheppard)

La temporada pasada no me cayó demasiado bien porque me pareció que no llegaba a la altura de los otros demonios principales de la serie, pero en esta temporada es mucho más interesante, porque pasa de ser un simple demonio de encrucijada al Rey del Infierno y está implicado en todas las tramas principales. Ah, y es bastante gracioso que convierta el Infierno de fuego y azufre de toda la vida en un pasillo donde las almas tienen que hacer cola eternamente.

Adoradme u os destruiré
Castiel (Misha Collins)

Con Castiel me sentí igual que Dean: triste por el camino que decidió tomar. No puedo creer que alguien tan bueno como Castiel, un ángel que se enfrentó a sus Hermanos por defender a los humanos, en concreto a los Winchester, traicionando el Plan Divino y por ellos perdiendo gran parte de sus poderes (aunque luego Dios se los devolvió junto con la vida), haya acabado “haciendo lo necesario” para acabar con Rafael, incluyendo aliarse con un demonio, torturar monstruos y matar a los ángeles que descubren su plan y no lo comparten. Pero lo que menos me gustó verle hacer fue cuando le quitó a Sam el muro que le impedía recordar lo del Infierno, para así mantener a los Winchester ocupados y que le dejan abrir tranquilo la puerta del Purgatorio. Y lo hace sabiendo que con ese gesto puede dejar a Sam convertido en un vegetal. ¡Ay, Cas! ¿Por qué? ¿Cómo has podido? Eso sí, el final mola un montón, con Cas diciendo: “Adoradme como a vuestro nuevo Dios u os destruiré”. ¡Toma!

martes, 22 de mayo de 2012

Dune. Miniserie


Cuando vi por primera vez esta miniserie, allá por el 2002 (es del 2000, pero “Hijos de Dune” es del 2002, y aquí las pusieron seguidas, así que debí verlas ese año, o como mucho al año siguiente), sabía muy poco de Dune. Sabía que existía, y que era un clásico de la ciencia-ficción, y que eran seis libros, pero nada más. Al empezar a verla me enganché de tal forma que decidí leerme la saga entera a toda costa. Pero no lo hice inmediatamente. Vi que el libro tenía casi 700 páginas y eso me frenó durante mucho tiempo. ¿Y si era muy lento? Todo dependía de la prosa de Frank Herbert. Al final acabé leyéndolo y fue lo mejor que hice en mucho tiempo, y no tardó en seguirle el resto de la saga original, más todos los que escribió el hijo (hace casi 2 años, hay que ver).

Estos días me dio por volver a verla (por tercera vez) y me fascinó tanto como la primera vez. Es que de Dune me gusta todo el conjunto: las intrigas palaciegas, la terminología árabe, el destino mesiánico del protagonista, que por mucho que lo intente no puede escapar a él, y los efectos especiales, que para ser de hace 10 años no están nada mal.

Shai-Hulud saludando a la Luna
Esta es una adaptación que me parece perfecta y veo muy difícil que pueda ser superada. En parte creo que se debe a que son casi todos actores desconocidos o poco conocidos y de esta forma te fijas más en el personaje al que dan vida antes que en quién lo interpreta (si fueran superestrellas sería muy difícil que te lo llegaras a creer). El más conocido es William Hurt, que da vida al duque Leto Atreides, y pese a que sale poco lo hace magníficamente bien. Aunque si no tuviera un guión sólido como el que tiene no habría tenido la relevancia que tuvo en su día.

Algo que me encanta son los gusanos de arena. Una cosa es imaginarte cómo pueden ser, más o menos, pero otra muy diferente es verlos con tus propios ojos. Alucinantes. Y otra cosa que siempre que la veo me llama la atención, son los increíbles ojos azules de los fremen, consecuencia de haber ingerido y respirado tanta especia. Molan un montón. Lo único que no me gusta son los trajes. Algunos son ridículos y muy horteras, y tienen colores demasiado vivos. Parecen disfraces en vez de uniformes, como el del Emperador, que es violeta chillón. Por no hablar de los sombreros y cascos, que parecen supositorios. Es la única pega.

Ah, por cierto, ya sé que no he dicho de qué va pero no creía que hiciera falta. Si te interesa puedes leerte la reseña que hice del libro, una de las primeras que hice para el blog. Que la disfrutéis.

lunes, 21 de mayo de 2012

La Guerra de las Brujas II: El Desierto de Hielo, de Maite Carranza

Al final del libro anterior descubrimos que Anaid y no su madre es la elegida, y empuñando el cetro de O consigue destruír a una poderosa bruja Odish. pero Anaid aún es demasiado joven y no está preparada para manejar el cetro, y como ahora las Odish ya saben que ella es la Elegida y van a ir a por ella, Selene se la lleva de viaje, y durante el viaje le cuenta la historia de su vida: la mala relación que tenía con su madre, cómo llegó ella a nacer, quién es su padre, y le cuenta la verdad acerca de los rumores que han circulado sobre ella durante años.

Quitando la parte de rollo amoroso propio de las novelas juveniles de este tipo, el libro me ha gustado bastante, y me ha parecido mucho mejor que el primero. aquí llegamos a conocer en profundidad a Selene, de la que en el primer libro solo sabíamos que estaba un poco loca y que circulaban muchas historias sobre ella, y se nos presenta una terrible y superpoderosa bruja Odish que les va detrás, la cual me imagino que también saldrá en el tercer y último libro. y al final hay un cliffhunger que nos obliga a leer el tercero para saber lo que pasa a continuación. Yo ya tenía pensado hacerlo de todas formas así que tanto me da.  

Quicksilver Highway


Hacía mucho tiempo que tenía pendiente ver esta película, tanto que ya había olvidado que Mick Garris era su máximo responsable, así que cuando vi que estaba “escrita y dirigida por Mick Garris” no pude evitar llevarme las manos a la cabeza, porque Mick Garris es conocido por convertir las buenas historias de Stephen King en truños infumables. Esta película no podía ser menos y es tan mala que a punto estuve de quedarme dormido (de hecho creo que lo estuve por unos minutos), aunque, por otro lado, también tiene algunos momentos interesantes.

La película adapta dos relatos, uno de Stephen King y otro de Clive Barker. El de Stephen King es el de “La boca saltarina”, un relato perteneciente a la antología “Pesadillas y alucinaciones”. El libro lo leí hace muchos años, pero aún recuerdo que este relato es de los que menos me gustaron. Un hombre para en un área de descanso a echar gasolina y allí compra una enorme boca saltarina, que según el dueño está rota. Un joven lo convence para que lo lleve en su coche, y al poco rato le saca una navaja con la intención de atracarle.

El hombre pierde el control del coche y acaba volcando. Antes de que el chico pueda hacerle nada, la boca saltarina empieza a moverse sola y prácticamente mata a bocados al chico. Pensé que esta primera historia sería pesada y aburrida, pero lo cierto es que se lleva bien y se hace amena. Aunque cuando la boca empieza a morder al chico, da más risa que otra cosa. Personalmente creo que Stephen King tiene muchos relatos mejores que este para adaptar, incluso de la misma antología. No sé en qué estaría pensando Garris.
El relato de Clive Barker es “La política del cuerpo”, perteneciente a sus “Libros de Sangre”. Las manos de un cirujano se rebelan contra su propio cuerpo, llegando incluso a estrangular a su propia esposa, y una de las manos se amputa y empieza a incitar a las manos de las personas que están en el hospital a hacer lo mismo, ha llegado la hora de la rebelión, la hora de abandonar el cuerpo y ser libres por fin.

La historia es bastante graciosa, dadas las circunstancias, aunque tampoco tiene mucha chicha. Ah, y atención al cameo de Clive Barker, que hace de anestesista. Es la mejor parte.

miércoles, 16 de mayo de 2012

La Guerra de las Brujas I: El Clan de la Loba, de Maite Carranza

Maite Carranza empezó siendo guionista de series y telenovelas y luego se pasó a la novela juvenil. Actualmente ha escrito más de 40 libros, algunos de los cuales han ganado varios premios, como el Premio Edebé o el White Raven, otorgado por la Biblioteca Jugend de Munich (de estos tiene tres), y en 2011 le otorgaron el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. Pero ha sido con la trilogía de “La Guerra de las Brujas” que ha alcanzado la fama internacional.

Como bien dice el título, la trilogía va sobre dos clanes de brujas que están enfrentadas desde hace milenios. Por un lado están las Omar, las buenas, brujas mortales que dominan los elementos, las transmformaciones y los conjuros sencillos, y que aparte de ser brujas tienen que trabajar como cualquier persona para ganarse la vida. Y luego están las Odish, brujas inmortales que beben sangre de las jóvenes brujas Omar para mantenerse siempre jóvenes y bellas, son crueles y despiadadas, hablan con los muertos y usan la magia en su propio beneficio. Aparte de eso, también está lo de la profecía acerca de la Elegida, que empuñará el cetro de O (O es la bruja primigenia, madre de Om y Od, las que fundaron ambos clanes) y acabará con todas las Odish, poniendo fin a la guerra.

Anaíd es una chica bajita, feúcha y tímida que es ignorada por todos sus compañeros de clase. Su madre, Selene, es todo lo contrario. Atractiva, segura de sí misma y un poco loca. La historia comienza cuando la madre de Anaíd desaparece en plena noche. Anaíd recurre a las amigas de su madre, Karen, Elena y Gaya, las cuales, más preocupadas de lo que realmente aparentan, avisan a su tía Criselda, hermana de su abuela Démeter (la cual murió un año atrás), que aparece para hacerse cargo de Anaíd hasta que Selene reaparezca.

Entre las cuatro le cuentan a Anaíd la verdad, que son brujas Omar, le hablan de la guerra y de la profecía y que su madre es la Elegida (aunque no todas lo creen) y que haya desaparecido cuando falta poco para la alineación planetaria predicha por la profecía no es ninguna casualidad. No le dicen que creen que Selene no ha sido secuestrada por las Odish, sino que ha podido irse voluntariamente (no sería la primera vez, de joven ya las traicionó, pero acabó regresando), ni que probablemente cuando la encuentren tengan que matarla.

Mientras empiezan a buscar a Selene, Anaíd se hace amiga de una extranjera que llega al pueblo. Cuando las amigas de Selene y la tía Criselda descubren esta relación salta la alarma, porque la extranjera es en realidad una bruja Odish, y para alejar a Anaíd de ella la envían a Italia, con una amiga de Selene, bruja también y jefa de su propio clan, para que empiece a formarse como bruja, ya que solo ella será capaz de llegar hasta su madre y traerla de vuelta.

Acerca de este primer libro, tengo que tragarme mis propias palabras, porque cuando llevaba leídas unas cien páginas dije que no me enganchaba nada (está destinado a un público femenino juvenil, así que yo, como hombre adulto que soy, no me decía gran cosa), pero en las últimas, digamos, 150 páginas, la cosa mejoró mucho, y prácticamente ese último tramo me lo leí de un tirón. Eso sí, ese descubrimiento que se hace al final a mí no me sorprendió demasiado, porque dada la evolución de la protagonista a lo largo del libro, la deducción era lógica. Sigo pensando que son libros para niñas de 10-12 años, pero de todas formas me leeré los otros dos para saber cómo acaba todo esto.

martes, 15 de mayo de 2012

Fringe. 1ª temporada (¡Ojo Spoilers!)

Cuantas más temporadas se hacen de una serie, más complicadas suelen ser las tramas, y al volver a ver los primeros capítulos, al menos en mi caso, no puedo evitar pensar: “Madre mía, qué simples e inocentes eran entonces las cosas”, pero el revisionado también sirve para entender mejor algunos detalles que la primera vez pasé por alto.
Ahora que han empezado a poner la 4ª temporada de Fringe en España, me ha dado por ver de nuevo la 1ª temporada y disfrutar con aquellos primeros casos de Walter, Peter y Olivia, donde la única preocupación era el Patrón y aún no había rastro de soldados metamórficos, dobles de otra realidad ni máquinas que podían destruir el mundo.

Yo empecé a ver Fringe solo porque era la nueva serie de J. J. Abrams, el creador de Perdidos, la serie más alucinante de todos los tiempos, y decían de ella que era la nueva Expediente X, y eso había que verlo. Cuando Walter Bishop hace su primera aparición, quedé fascinado completamente por él y Fringe pasó a convertirse en una de mis series favoritas. Y aún sigue siéndolo, a pesar de su bajón de audiencia.

A estas alturas estoy seguro de que no hay nadie que no la conozca (si alguien no la ha visto seguro que al menos ha oído hablar de ella). Yo de todas formas hablaré un poco sobre el argumento. En parte por si alguno de vosotros quiere conocerla más a fondo o refrescar la memoria, pero también lo hago por mí, para no estar siempre consultando la Wikipedia. ¿Qué mejor sitio para rememorar esta serie que mi propio blog? Pues lo dicho.

Piloto

Un avión aterriza en el aeropuerto de Boston con todos sus pasajeros muertos, al parecer víctimas de un potente y peligroso virus, y el FBI se hace cargo. La agente Olivi Dunham y su compañero (y amante) John Scott persiguen a un sospechoso pero algo sale mal y John queda infectado con el mismo virus. Nada se puede hacer por él y es cuestión de un día o dos que muera, pero Olivia no se rinde. Su investigación acerca de los síntomas que provoca el virus la conduce a un nombre: el doctor Walter Bishop, el único que podría saber cómo salvarle la vida. Solo hay un problema: Walter Bishop lleva 17 años encerrado en un psiquiátrico y solo se le permite recibir la visita de familiares, así que Olivia localiza a su hijo Peter (su tutor legal), el cual hace años que no quiere saber nada de su padre y lo convence para que la lleve a visitarle, y luego entre los dos lo sacan temporalmente del psiquiátrico para que pueda comprobar personalmente el estado de John, que es bastante crítico. La única forma de salvarlo es dar con el sospechoso, pero solo John consiguió verlo bien. Eso no es problema para Walter.

Conecta la mente de Olivia a la de John, y suministrándole altas dosis de LSD hace que Olivia entre en ella, pudiendo ver así el rostro del sospechoso, detenerle y obtener el antídoto justo a tiempo de salvarle la vida a John. Pero luego de descubre que John estaba compinchado con el sospechoso y cuando van a por él, John huye en su coche, pero se estrella y muere, lo cual deja a Olivia bastante tocada.
El superior de Olivia, Broyles, le dice que el caso del aeropuerto no es el único de este tipo. De un tiempo a esta parte han estado produciéndose atentados similares de tipo científico, los cuales reciben el nombre de “el Patrón”, y le pide a Olivia que se una a su equipo para atrapar a los responsables, ya que lo ha hecho bastante bien con el caso del aeropuerto. Olivia a su vez le pide que incluya a Walter, ya que sin su ayuda no habría podido resolver el caso a tiempo, y a Peter, ya que es el único que entiende los desvaríos de su padre, además de que sin él Walter tendría que regresar al psiquiátrico.
Y así es cómo los tres acaban formando equipo.

Estructura y argumento

En cada capítulo Olivia, Walter y Peter se enfrentan a un caso del Patrón, la mayoría de los cuales se basa en experimentos e investigaciones que el propio Walter realizó hace años, aunque también hay capítulos que no tienen nada que ver con el Patrón pero tratan temas similares, como el del monstruo hecho con partes de distintos animales.
La primera mitad de la temporada se centra en el Patrón, pero es en la segunda cuando por fin empiezan a darnos información. Descubrimos quiénes son los responsables de los atentados (la ZFT), por qué lo hacen (se están preparando para una inminente guerra contra unos seres de otra realidad) y también descubrimos que Walter y William Bell, su compañero de laboratorio de entonces que actualmente es el hombre más rico del mundo, suministraron una droga experimental a unos niños (cortexiphan) para potenciar sus poderes mentales y convertirlos en los soldados que dirigirían a la ZFT, y que Olivia fue uno de esos niños. Además de un gran secreto que guarda Walter acerca de Peter.

Opinión

A mí me encanta la ciencia-ficción, así que esta serie me parece alucinante, pero lo que más me gusta es el personaje de Walter Bishop, sin el cual la serie no tendría razón de ser. En realidad me encanta el trío protagonista, pero Walter es el pilar que sustenta la serie. Un brillante científico que tras 17 años en un manicomio se ha convertido en un paranoico y un demente que no recuerda mucho de su vida antes del manicomio. Me encantan sus divertidos diálogos y las teorías rocambolescas que se le ocurren, o cuando se pone en plan “ en 1976 postulé que podía sincronizar los campos eléctricos de dos mentes distintas para compartir información en un estado de inconsciencia, como una cuerda entre dos latas”.

Frases de Walter

Y hablando del tema, alguna de las perlas que Walter ha soltado por esa boquita:

Muchas cosas pasaron aquí, y muchas más pasarán”

Lo único mejor que una vaca es un humano, a no ser que quieras leche, entonces es mejor una vaca”

Vamos a hacer LSD”

¿Toma alguna medicación, recetada o ilegal? Puede ser sincero, no le juzgaré. Es más, si la respuesta es no, le animaré a que tome drogas”

Tengo una erección. No tiene nada que ver con tu desnudez, simplemente tengo que orinar”

OLIVIA:”¿Qué hacéis aquí?”
WALTER: “Taponar un agujero en el Universo, ¿y tú qué haces aquí?”

El Momento

El momento más esperado es, sin duda, el del final de la temporada. Llevábamos toda la temporada oyendo que si William Bell por aquí, que si William Bell por allá, y finalmente podemos conocerlo en persona.
Olivia entra en un despecho y empieza a curiosear un poco (en este revisionado no he pasado por alto la campana de la mesa de Bell, el imán de almas que sale en la 3ª temporada). Entonces entra Bell, al que de momento no se le ve el rostro, que lleva un bloc d enotas y un boli (parece una tontería, pero me encanta que en ningún momento suelte el boli, siempre moviéndolo en el aire, como si fuera un profesor explicándole la lección a un alumno, y en cierto modo lo es), y se sitúa en un lugar donde las sombras le ocultan la cara, y dice:

Llevo mucho tiempo esperando esto”

Entonces Olivia le pregunta:

¿Dónde estoy? ¿Quién es usted?”

A lo que Bell responde:

La respuesta a la primera pregunta es muy complicada. La respuesta a la segunda... soy William Bell”

Entonces Bell sale a la luz y vemos que no es otro que Leonard Nimoy, lo cual tiene bastante gracia porque en un capítulo anterior se mencionó a Spock. Olivia se acerca a la ventana y descubre que está en las Torres Gemelas al Otro Lado. Es una escena breve pero muy intensa que nos deja con un señor cliffhunger de infarto.

PERSONAJES PRINCIPALES

Olivia Dunham (Anna Torv)

El personaje de Olivia me encanta porque es muy echada p'alante y no se deja pisotear por nadie, y es ella quien pone todo en marcha. Remueve cielo y tierra para hallar una forma de salvar al amor de su vida y obtiene una respuesta en la persona de Walter Bishop. ¿Que está interno en un psiquiátrico y solo puede recibir la visita de familiares directos? No es problema. Localiza a su hijo Peter y lo engaña diciéndole que el FBI tiene en su poder su ficha, con todas las cosas que ha hecho y que si no la ayuda a llegar hasta su padre le dirá a las personas que lo están buscando dónde se encuentra. Y así es cómo embarca a Peter.

Para averiguar quién es el responsable del atentado del avión y del estado de John Scott, Walter la introduce en la mente del agente, algo que tendrá sus consecuencias para Olivia, ya que parte de la conciencia de John y de sus recuerdos se transfieren a la mente de ella y empezará a confundir los recuerdos de él con los suyos. Y así Olivia descubrirá si John era realmente un traidor.

Más adelante también descubrirá que para la ZFT ella es muy importante y que le tienen reservado un papel destacado en la guerra que se avecina.

Walter Bishop (John Noble)

Walter es uno de los personajes más alucinantes del panorama televisivo de los últimos años, el alma de la serie. Walter trabajaba en un laboratorio en la universidad de Harvard, pero hubo un accidente y su ayudante murió. A Walter lo declararon no apto mental para ser juzgado (igual se puso a hablar de realidades paralelas y máquinas de teletransporte, yo apostaría por ello) y fue enviado a un psiquiátrico durante 17 años. Y mientras, su compañero de laboratorio, William Bell, se quedó con sus patentes y creó Massive Dynamics, empresa pionera en avances tecnológicos, y se convirtió en el hombre más rico del mundo.

El FBI acude a Walter para que le ayude con el caso del avión, ya que parece basarse en un viejo experimento suyo, y la información que les suministra es tan útil que es incluído en el quipo Fringe. Pero 17 años en un psiquiátrico han dejado sus secuelas en Walter. Ha olvidado mucho de lo que hizo en el pasado y alterna sus periodos de lucidez con sus paranoias y divagaciones sobre comida, así que tratar con él requiere de una gran dosis de paciencia.

Peter Bishop (Joshua Jackson)

Peter hace años que no quiere saber nada de su padre y cuando Olivia le pide ayuda para poder ver a Walter, su primera reacción es negarse, y solo accede cuando Olivia lo amenaza con difundir el expediente sobre él, expediente que en realidad no existe.

Peter no guarda buenos recuerdos de su relación con Walter y al principio es bastante fría, pro tras trabajar juntos en varios casos empieza a volverse más cercana. Peter no suele quedarse demasiado tiempo en el mismo sitio y está pensando en marcharse, pero entonces ocurren ciertas cosas que le hacen cambiar de opinión, quedándose hasta obtener respuestas a todo lo que está pasando y cuyo eje central es Walter.

Phillip Broyles (Lance Reddick)

Es el superior de Olivia y al principio no se llevan demasiado bien, ya que Olivia envió a la cárcel a un amigo suyo por acosar sexualmente a unas cadetes del cuerpo de Marines, y Broyles se lo hace pagar encomendándole tareas ridículas e inútiles. Pero tras el caso del avión admite que Olivia es buena en su trabajo y por eso le pide que se una a su equipo. Le habla del Patrón y amedida que avanzan los casos va dándole más información, y aunque sigue habiendo tiranteces entre ellos, con el tiempo van limándose y acaban respetándose mutuamente.
Astrid es la humana, no la vaca
Astrid Farnsworth (Jasika Nicole)

Astrid es la ayudante de Olivia y una experta en informática, pero acaba convirtiéndose en la ayudante de laboratorio de Walter. Lo más gracioso de todo es que Walter nunca se acuerda de su nombre y acaba llamándola Astro o Asterisco.

Charlie Francis (Kirk Acevedo)

El agente Francis es amigo de Olivia y su apoyo cuando Olivia se queda tocada al saber que John Scott era un traidor. Colabora con ella en algunos casos Fringe, aunque sin saber nada de lo que ella, Walter y Broyles se traen entre manos. Más adelante lo descubre y se une oficialmente al equipo.

Nina Sharp (Blair Brown)

Nina es la ayudante de William Bell y en su ausencia es ella la que dirige Massive Dynamics. Suele ayudar a Broyles y a Olivia en algunos casos, pero no siempre les cuenta todo lo que sabe. Nina Sharp es un personaje muy ambiguo y durante toda la temporada no sabes si está de su parte o con el enemigo, ya que también tiene sus secretillos. Afortunadamente, con todo lo que sé ahora ya sé de qué pierna cojea.

David Robert Jones (Jared Harris)

David Robert Jones es el líder de la ZFT y el responsable de los experimentos del Patrón. Trabajaba en Massive Dynamics pero fue despedido por Bell y hace lo del Patrón para demostrarle que se equivocó con él. Además de, claro está, prepararse para la guerra contra el Otro Lado y activar a los niños del Cortexiphan.su último objetivo es cruzar al Otro Lado para matar finalmente a Bell.
A pesar de que se supone que es el malo, tiene muy buenas razones para hacer lo que hace, y es un personaje que me encanta. Es una lástima que acabara como acabó.


Víctimas Saw 1

Víctima nº1

Nombre: Paul.
Motivo: Intento de suicidio (¿o solo llamaba la atención?).
Prueba: Paul está encerrado en una habitación llena de alambre de espino. Por su sangre circula un veneno que lo matará en poco tiempo. Si quiere vivir tiene que atravesar el alambre de espino y llegar hasta la puerta, que se cerrará en dos horas.
Resultado: Fallecido a causa de los cortes del alambre.

Víctima nº2

Nombre: Mark
Motivo: Fingir estar enfermo para no ir a trabajar.
Prueba: Mark tiene un veneno circulando por sus venas. El antídoto está en una caja fuerte. La combinación está escrita en la pared, pero claro, hay como un millón de números escritos. Asimísmo Mark está cubierto por una sustancia inflamable y como fuente de luz tiene una vela, así que tiene tener cuidado de que no se le caiga.
Resultado: Muere carbonizado.

Víctima nº3

Nombre: Amanda.
Motivo: Drogadicta.
Prueba: Amanda tiene en la cabeza una especie de cepo sujeto a sus mandíbulas que se cerrará en menos de un minuto, destrozándole la cara. La llave está en el estómago del cadáver que hay en la habitación, así que tiene que abrirlo. Pero resulta que en realidad no está muerto, sino solo anestesiado.
Resultado: Prueba superada.

Víctima nº 4

Nombre: Jeff.
Motivo: Burlarse de las desgracias de los demás (no queda demasiado claro).
Prueba: Jeff está sentado en una silla con la cabeza entre dos taladros que se la perforarán en menos de 20 segundos sino encuentra la llave que desbloquea el mecanismo. El problema es que hay como 20 llaves.
Resultado: Salvado por la policía.

Víctimas nº 5 y nº 6

Nombres: Dr. Lawrence Gordon y Adam.
Motivos: Gordon trata a los pacientes como si fueran objetos y Adam es un voyeur.
Prueba: Gordon y Adam están encadenados por el pie cada uno a un extremo de la habitación, y en el centro de la misma hay un revólver. Gordon tiene 7:30 horas para matar a Adam y si no lo hace su familia morirá. Para llegar al revolver tiene que amputarse en pie con una sierra. La prueba de Adam es sobrevivir.
Resultado: Gordon se amputa el pie creyendo que el asesino ha matado a su mujer e hija. Aparentemente parece que muere desangrado, pero en SAW 7 se descubre que ha sobrevivido. Jigsaw deja a Adam encerrado en la habitación.

Víctima nº 7

Nombre: Zep Hindle.
Motivo: No hay motivo. Jigsaw lo utiliza para que crean que él es el asesino.
Prueba: Un veneno circula por su torrente sanguíneo. Si quiere el antídoto tiene que secuestrar a la mujer e hija de Gordon y matarlas si él no mata a Adam.
Resultado: Es asesinado por Adam y Gordon.

lunes, 14 de mayo de 2012

Leyenda Urbana 3: Bloody Mary


Aunque lleve el “Leyenda Urbana” incluído en el título, esta película no tiene nada que ver con las dos anteriores, que aún tenían su interés, y es tan mala que está hecha directamente para el videoclub. Se supone que la película trata sobre la leyenda urbana de Bloody Mary (si dices su nombre tres veces delante del espejo ésts aparece y te mata), pero solo se menciona un par de veces, y aparte de las muertes, que se basan en algunas leyendas urbanas (que por cierto son un poco cutres), la película no se parece en nada al resto de la franquicia. Más que nada es una historia de venganza fantasmal.

En 1969 unos chicos drogan a tres chicas para luego tirárselas, pero una de ellas, Mary, se da cuenta y escapa. Uno de los chicos va tras ella, hay un accidente y Mary muere. El chaval esconde el cuerpo en un baúl del sótano del instituto y nunca es encontrada (primera cantada: el cadáver pudriéndose en el sótano durante 30 años, ¿y nadie nota el olor? ¡Vamos!)
En el presente, tres chicas haciendo el tonto dicen lo de “Bloody Mary” tres veces, invocando sin saberlo el espíritu de la Mary de 1969 (segunda cantada: se supone que hay que hacerlo delante de un espejo y aquí no se ve ninguno; aún así funciona. ¡Venga!) Esa misma noche las chicas desaparecen sin dejar rastro. Puede parecer que ha sido cosa de Mary, pero nada más lejos de la realidad. Las chicas aparecen como un par de días más tarde. Resulta que las drogaron y encerraron en el viejo molino algunos jugadores del equipo de fútbol del instituto para darles una lección. ¿Por qué? Bueno, resulta que una de ellas, Samantha, la protagonista, escribió un artículo en el periódico del instituto quejándose de que a los jugadores los aprobaban sin presentarse a los exámenes siquiera, y eso no gustó. 

Buuuu...
Entonces los que les gastaron la broma empiezan a morir como en las leyendas urbanas (uno de las muertes es bastante graciosa: el chico mea contra una verja de Alto Voltaje y se le chamusca la picha), y a Samantha y a su hermano les parece mucha coincidencia y empiezan a investigar. Así descubren lo de Mary de 1969 y que es ella la que está matando a los chicos. Resulta que éstos son los hijos de los que la drogaron y mataro 30 años atrás, y los está matando para vengarse de sus padres. Samantha y su hermano tratan de advertir a los que quedan, aunque es inútil, y por último tratan de encontrar los restos de Mary para enterrarla y darle descanso. Y el final es de risa. 

La película tiene un punto de entretenimiento, pero tiene varios fallos y cantadas, como las mencionadas antes, y luego está lo de los “cadáveres”, que salta a la legua que son muñecos de cartón-piedra, y también lo de Mary, que se parece a la chica de “The Ring”, pero que da cualquier cosa menos miedo. Porque la tenía grabada, que sino no me hubiera molestado en verla.