Buscar este blog

jueves, 31 de enero de 2013

Tan muertos como yo: After death (2008) (¡Ojo Spoilers)!


Como la serie la cancelaron tras dos temporadas y la dejaron un poco colgando, cuatro años más tarde hicieron esta película para cerrarla convenientemente, pero habría dado lo mismo que no la hubieran hecho, porque la película no resuelve gran cosa y también tiene un final abierto, pero a mí, que me gustó la serie, me pareció bastante entretenida.
La única pega de la película es que Mandy Patinkin (Rube) no sale y Laura Harris, que hacía de Daisy, tampoco, y la sustituye Sarah Wynter, que no lo hace ni la mitad de bien que su predecesora (dato curioso: Laura Harris hizo de terrorista en la 2ª temporada de 24, y Sarah Wynter hacía de su hermana).

Para explicar la ausencia de Rube, resulta que éste ha alcanzado su cupo de almas y ha ascendido, así que ahora Georgia, Mason, Roxy y Daisy reciben órdenes de un nuevo jefe, Cameron (Henry an Cusick, el Desmond de Lost), que a Roxy no le cae nada bien porque es algo creído y prepotente. Cameron sustituye los anticuados post-it de Rube por agendas electrónicas, donde reciben la hora y lugar donde deben recoger las almas de los fallecidos, pero Georgia recibe los mensajes con muy poco tiempo de antelación y algunos de los que deben morir no lo hacen, y parece que Georgia es la única que se preocupa por todo esto, ya que los demás se desentienden y se dedican a disfrutar de las nuevas comodidades que les proporciona el tal Cameron. No es hasta casi el final que éstos se dan cuenta de que Cameron ha estado jugando con ellos, usándoloes como peones para ver hasta dónde la cagaban con lo de las almas. Y claro, le dan lo suyo.
Y Georgia, mientras, se descubre por accidente ante su hermana, Reggie (en la serie tenía 11 años y aquí ya tiene 16, hay que ver lo que ha crecido, no parece ella), y le cuenta lo que ha estado haciendo.

Como he dicho antes, la película me gustó, me pareció muy entretenida y divertida, aunque me parece más un doble capítulo de la serie antes que una película.
Laura Harris hacía de maravilla de Daisy y Sarah Wynter no me convence, parece una caricatura del personaje, y Cameron tampoco me cae bien, es muy egocéntrico y superficial, un mal tipo, nada que ver con Rube, que era soberbio. Y el final, aunque es abierto, me gustó y me pareció bastante curioso: del cielo empiezan a caer un millón de post-its sobre Georgia, y ésta, al darse cuenta de lo que significa (que ella es la nueva jefa) suelta un “estoy bien jodida”.
Bueno, tema zanjado, ahora a otra cosa.

miércoles, 30 de enero de 2013

Tan muertos como yo. 2ª temporada (y última)

La verdad es que pude haber esperado un poco y hacer la entrada hablando de las dos temporadas, porque en esta 2ª temporada no ocurre gran cosa, es lo mismo que la 1ª, y me gusta que las entradas que escribo tengan algo más que unas pocas líneas, pero como hice la de la 1ª temporada por separado, pues ya no tiene remedio, así que a ver hasta dónde llego.

Esta temporada, como la anterior, es bastante buena, y además es corta, 15 capítulos, uno más que la 1ª, con lo que se ve enseguida. Las historias de esta temporada vienen a contar lo mismo que la anterior. Georgia y su grupo de aparecidos, dirigidos por Rube, siguen recogiendo las almas de los fallecidos y llevándolas al Otro Lado, aunque de vez en cuando tienen algún que otro problema con alguna alma, que se niega a cruzar, y tienen que ingeniárselas para convencerlo/la. Georgia está algo más suelta en esta temporada, no está tan rígida y sosa como en la anterior, aunque sigo pensando que lo de Ellen Muth no es la interpretación (aquí sonríe o llora de vez en cuando, pero la mayor parte del tiempo pone siempre la misma cara).
Daisy también me cae mejor en esta temporada. En la 1ª era algo superficial, pero aquí es más cercana y ves que también tiene sus propios problemas, que se guarda para sí, y no todo es de color de rosa. Y luego está Rube (Mandy Patinkin es sin duda el mejor), que descubre que su esposa murió hace mucho tiempo (unos 80 años) y se pone a buscar qué fue de su hija, que ya es una anciana. Cuando finalmente la encuentra es uno de los momentos más emotivos y tristes de toda la temporada.

La serie era bastante buena y es una pena que la cancelaran, sobretodo porque el último capítulo te deja con ganas de más (no es que sea un final abierto, sino que es como un capítulo más, como pasó con Firefly). Pero al menos después hicieron una película para cerrar la serie. Y eso es lo que toca ahora.

martes, 29 de enero de 2013

Cube 2: Hypercube


Al igual que con las otras películas, la historia arranca con varias personas despertando dentro del Cubo y sin saber cómo han llegado allí. Esas personas no se conocen entre sí y aparentemente no tienen nada en común, pero más adelante descubren que todos ellos están relacionados de una u otra forma con una empresa de armas vinculada al Gobierno.

El Cubo de esta película es diferente al de las otras. Las salas no son ni verdes, ni azules ni rojas, sino blancas todas ellas, y casi no hay trampas. En algunas salas la gravedad es diferente, así como la velocidad del tiempo (en algunas transcurre lentamente y en otras muy rápido), y además dentro del Cubo coexisten diferentes realidades alternas simultáneamente, así los protagonistas se encuentran con otras versiones de ellos mismos. Y estos tendrán un tiempo límite para salir del Cubo, ya que las diferentes realidades acabarán por fusionarse en una sol y el Cubo implosionará, matando a todos los que estén dentro.

La primera película me pareció muy buena, con su buena dosis de casquería y su ambiente tenso y claustrofóbico. La tercera también, muy similar a la primera, además de que nos daban algo de información. Esta segunda no me gustó. La primera vez que la vi me decepcionó bastante, no era lo que me esperaba, y ahora me ha parecido lo mismo. Lo de otras realidades y dimensiones siempre me ha gustado, pero aquí no me convence, no me acaba de encajar, me chirría. Y luego está el final, que deja muchas preguntas en el aire, como si los guionistas estuvieran demasiado cansados para inventarse un final coherente para cerrar todo lo ocurrido. Si sé que me voy a quedar con las ganas (la primera vez, ahora tanto da), paso de verla y así me ahorro un cabreo.

lunes, 28 de enero de 2013

La lengua asesina (1996)


Me encantan las películas de terror, sobretodo esas cutres de serie B que de lo malas que son te hacen reír. Pero tras ver de nuevo esta película muchos años después, me parece increíble que llegara a verla en el cine (también me parece increíble que llegaran a poner semejante bizarrada en la pantalla grande) porque mira que es mala.

Un meteorito se estrella en pleno desierto de Nuevo México y de él sale una especie de, no sé, de canica voladora que aterriza en el plato de sopa que se está comiendo la protagonista (Melinda Clarke, la que hacía de madre pija en la serie aquella de O. C. ; hay que ver qué pelis malas empezó haciendo, ahora recuerdo que también hizo una de zombies tipo Romeo y Julieta).
La tía se lo come y enseguida empieza a transformarse. El pelo se le vuelve negro, le salen garras, su piel se convierte en una especie de traje de látex negro y cómo no, le crece la lengua unos dos metros, la cual tiene vida propia y la obliga a darle de comer (es decir, que le consiga tíos para besarlos y atravesarles el cerebro con la lengua). Pero esto no es todo, ya que sus caniches beben de la sopa y se convierten en unas drag-queens (uno de los cuales es un joven Jonathan Rhys Meyers, el Enrique VIII televisivo; otro que empezó haciendo mierda). ¡Unas drag-queens! Menuda ida de olla. Es lo que me faltaba por ver.

La película es muy mala y muy bizarra. La historia no hay por donde cogerla, de hecho parece que no haya historia, como si se dedicaran a improvisar p'alante, a ver lo que sale. El único interés es que salen dos actores míticos del género, Robert Englund (Freddy Kruegger), cuyo personaje es bastante caricaturesco, y Doug Bradley (Pinhead), que pasa de refilón, y luego las frases que suelta la lengua, que es otro personaje más.
Vamos, hora y media que jamás recuperaré.
Si ahora viera la peli aquella del condón asesino, podría decir que ya he visto lo peor de lo peor.

viernes, 25 de enero de 2013

Cube Zero (¡Ojo Spoilers!)

Pese a ser la tercera película de la saga, en realidad es una precuela de la primera y el protagonista es el que luego acaba convirtiéndose en el retrasado que sale en Cube.
El protagonista es Eric Wynn, un informático que trabaja en el Cubo. Su trabajo consiste en vigilar por el monitor a los que están encerrados en el Cubo, grabar sus sueños, activar las trampas... Básicamente en acatar todas las órdenes que le llegan de arriba. Y sobretodo en no hacer preguntas, porque las preguntas pueden llevarlo abajo, al Cubo.
Hasta ahora, Wynn creía que los que estaban en el Cubo eran condenados a muerte que habían firmado un consentimiento eligiendo el Cubo antes que morir, pero descubre que una mujer encerrada allí abajo no firmó ningún consentimiento, y empieza a pensar que eso del consentimiento es un bulo y que puede haber gente inocente encerrada en el Cubo. Wynn comienza a cuestionarse las órdenes y el sentido de todo aquello, y decide meterse en el Cubo y tratar de ayudar a la mujer a salir de allí.

La primera película me gustó mucho, aunque dejaba preguntas sin responder. La segunda me decepcionó y pensé que esta sería más de lo mismo, pero lo cierto es que me ha parecido bastante buena. La historia es similar a la de la primera película, descubrimos algunas cosas bastante interesantes acerca del Cubo, como lo que pasa cuando llegas a la salida, además de su buena dosis de casquería (en la primera escena a un tipo se le desprende toda la piel y se convierte en una pulpa sanguinolenta).
Normalmente suelo ver las películas en orden, pero no sé por qué el DVD no me reproduce la segunda (sí, es grabada), será algo del formato, así que tengo que verla en el ordenador. A ver si lo hago pronto.

miércoles, 23 de enero de 2013

IT. Miniserie

Vi esta miniserie por primera vez cuando era niño, 8 o 9 años, y Pennywise me pareció el monstruo más terrorífico de todos los tiempos (no he vuelto a ver a los payasos de la misma forma). La miniserie me pareció genial y terrorífica, pero cuando leí el libro vi enseguida que era muy simple en comparación, apenas una sombra del libro y que dejaba muchas cosas atrás. De todas formas, a la primera ocasión me la pillé en DVD, y a pesar de sus defectos, suelo verla al menos una vez al año, ya es una tradición.
El año pasado me la salté, pero como ahora estoy leyendo el libro por tercera vez, me entró el mono y quise verla de inmediato, y me lo pasé genial.
Sinceramente, a estas alturas, los efectos son bastante cantosos. El pelucón del hombre lobo, el esqueleto de Los Barrens y la araña del final, puuf, madre mía. Pero hay que tener en cuenta que han pasado más de 20 años.

Los actores adultos son bastante del montón, no me llaman la atención especialmente, pero el que hace de Bill me parece malísimo. Primero, la coleta esa que luce es ridícula, cuando en el libro está medio calvo, pero lo peor de todo es cuando tartamudea, que es patético y no hay quien se lo crea. Ya podría aprender de su versión joven, que lo hace mucho mejor. De entre ellos el que más me gusta es el que hace de Mike Hanlon, que lo hace bastante bien.
Si tengo que elegir entre los adultos y los niños, me quedo con estos últimos, que le dan cien vueltas a sus versiones mayores. El mejor sin duda es Jonathan Brandis, que lo clava y está genial como Bill el Tartaja. Y luego me gusta mucho la que hace de Beverly, me parece muy guapa. Pero el que se lleva la palma es Tim Curry, el único que vale la pea de toda la miniserie. El tío encarna a la perfección a Pennywise, está asombroso, y creo que nadie podrá hacerlo nunca tan bien como él.

Bueno, ahora parece que quieren hacer una nueva versión, esta vez para la gran pantalla, no sé si dos o tres películas. Espero que se lo curren mejor y sea mucho más fiel que esta miniserie. Si hay algo que no soporto es que empiecen a saltarse cosas.

martes, 22 de enero de 2013

Tan muertos como yo. 1ª temporada (¡Ojo Spoilers!)

Esta serie la pusieron en Canal + hace 10 años cuando yo era un chaval. A mí me hustaba mucho, pero tras dos temporadas dejaron de ponerla y yo me quedé con las ganas de saber cómo seguía. Hace una temporada me puse nostálgico y quise averiguar qué fue de ella, así supe que la cancelaron tras esas dos temporadas. No fue porque no tuviera audiencia, ya que tenía sus buenos niveles, sino por problemas del creador de la serie con el estudio. Al parecer a estos no les gustaba por dónde estaba yendo la serie, acabó mal con su creador y fue ésta quien pagó los platos rotos. Al menos unos años después hicieron una película para televisión, para cerrarla debidamente. Así que me bajé las dos temporadas y la película, y ahora he decidido verlo todo seguido.

La serie trata con mucha ironía y humor negro el tema de la muerte. La protagonista es Georgia Lash, una chica de 18 años que muere casi al principio del piloto. ¿Cómo? Pues de una forma bastante graciosa: aplastada por una taza de váter que cae de la Estación Espacial. Georgia se convierte en un espíritu y al poco rato conoce a Rube (Mandy Patinkin), que puede verla porque es un aparecido, y le explica la situación. Los aparecidos son espíritus de fallecidos que poseen cuerpo, aunque su aspecto es diferente al que tenían estando vivos. La muerte de cada persona está programada de antemano (son los gravelings, una especie de diablillos, los que ponen en marcha las cosas que acaban con la muerte de la persona) y el trabajo de los aparecidos es recoger el alma de los que mueren y ayudarles a cruzar al otro lado. Cada aparecido tiene que recoger un número no específico de almas y no sabe cuál es hasta que recoge la última, y cuando lo consigue, pues asciende. Rube tiene una vacante en el equipo de aparecidos que dirige, ya que Georgia fue la última alma de uno de los aparecidos de su grupo, así que le propone que se una a ellos. Es eso o pasar al otro lado, así que Georgia acepta.

Aunque al principio no le resulta fácil, ya que trata de impedir que la gente muera y esto le produce varios enfrentamientos con Rube, ya que, según él, la muerte no se puede impedir, es algo inmutable, y ellos deben cumplir con su parte, y ella tarda bastante en hacerse a la idea. Además, como aparecida, Georgia tiene las mismas necesidades que cuando estaba via, y aparte de recoger almas tiene que buscarse un trabajo para ganarse la vida, un lugar donde vivir, comida, etc, y eso tiene bastante gracia.

Personalmente me encanta Rube, porque parece que siempre esté cabreado y casi nunca sonríe, y la mayor parte del tiempo está echándole broncas a Georgia, como cuando hace que el tipo que tenía que morir no se presenta en el lugar de la cita, y por su culpa acaban muriendo como 200 personas, y rápidamente le pregunta a Rube de qué es la sopa, como quien no quiere la cosa, y él le contesta “¡sopa de chorradas!” y se la lleva al baño para echarle la bronca, “esta vez sí que la has hecho buena, guapa”. Mandy Patinkin está que se sale en su papel.
La protagonista, en cambio, no me agrada demasiado. No sé si es el personaje asío es la actriz, pero Georgia me parece muy sosa y no me transmite nada. Me recuerda a la Stewart en Crepúsculo.

La temporada es genial, muy divertida y se pasa enseguida porque consta tan solo de 14 capítulos de unos 40 minutos aproximadamente, aunque el piloto dura doble (una hora y diez minutos) y su enfoque de la muerte es muy original, como si fuera un aburrido trabajo temporal como cualquier otro. Te la recomiendo. Bueno, ahora ya me he puesto con la 2ª temporada y ya la comentaré para la semana.

lunes, 21 de enero de 2013

La Torre Oscura II: La Llegada de los Tres, de Stephen King (¡Ojo Spoilers!)

Hay que ver, parece que fue el otro día que me leí el primer libro de la serie y ya ha pasado mes y medio. Es lo que pasa con los buenos libros, que te queda el sabor en la boca durante días. La lectura de este segundo libro comenzó el 14 de enero y pensé que tendría que retrasar la lectura un día o dos porque aún no había terminado el anterior libro que estaba leyendo (Pasaje al paraíso, de Michael Connelly), pero por suerte lo acabé el mismo día 14, y esa noche ya me puse a ello.

Mientras leía el libro también estuve viendo los comentarios de los otros participantes en el desafío y fue por ellos que me fijé en algo que hasta ahora había pasado por alto. Pese a ser este el segundo libro de la saga, es aquí cuando las cosas empiezan a concretarse. Esta es ya mi tercera lectura de la serie, pero para un lector primerizo el primer libro puede ser un poco confuso, porque no nos dice gran cosa. Tenemos a nuestro protagonista, Roland, del que no sabemos prácticamente nada, persiguiendo al Hombre de Negro durante quién sabe cuánto tiempo, pues es el único que puede decirle cómo llegar a la Torre Oscura. De la Torre Oscura también se nos habla vagamente. Solo sabemos que es el nexo de todos los mundos, realidades y dimensiones y que Roland está obsesionado con llegar a ella. Ignoramos dónde se encuentra ni el por qué de la obsesión de Roland (para eso hay que esperar al cuarto libro).

En este segundo libro la neblina de esa confusión empieza a disiparse y empezamos a distinguir a lo lejos los esbozos del plan de Roland para culminar con éxito su misión. Aún queda mucho por delante, pero algo es algo.
Para proseguir su búsqueda, Roland debe invocar a tres personas de nuestro mundo que lo ayudarán en su misión, utilizando tres puertas que se encontrará a lo largo de la playa donde mantuvo su larga conversación con el Hombre de Negro al final del libro anterior.
Cada una de esas puertas lleva al interior de la mente de una de las tres personas que Roland debe invocar, las tres pertenecientes a Nueva York pero a diferentes épocas. La primera puerta lleva a Roland al interior de Eddie Dean, un yonki que en esos momentos viaja en avión rumbo a Nueva York con un montón de paquetes de coca atados a su cuerpo, que debe entregar una vez en tierra a un mafioso llamado Balazar. Roland está gravemente enfermo y necesita medicinas, pero si descubren a Eddie con la droga encima, éste no podrá ayudarle con las medicinas, así que antes de nada tendrá que ayudarle a que no lo pillen, zanjar el intercambio con Balazar, conseguir las medicinas y traer a Eddie a su mundo, pero las cosas se complicarán bastante por el camino.

¡Pica Chica! ¡Duma Chuma!
La segunda puerta lleva a Roland al interior de Odetta Holmes, una mujer negra sin piernas que sufre un desdoblamiento de personalidad. Por un lado es Odetta Holmes, una mujer buena y amable. Por otro es Detta Walker, una auténtica psicópata que rezuma odio por todos sus poros. Y ninguna de ellas es consciente de la existencia de la otra.
Al contrario que pasó con Eddie, Roland trae a Odetta a su mundo casi de inmediato, pero su alter ego le ocasionará infinidad de problemas. Mientras que Odetta cree que Eddie y Roland y ese nuevo mundo en que se encuentra forman parte de un sueño y que nada es real, Detta, en cambio, tratará de matarlos porque son unos “blancos hijeputas”, y estos tendrán que estar alerta en todo momento.

Por último, la tercera puerta lleva a Roland hasta Jack Mort, un asesino que se dedica a empujar a la gente bajo coches y trenes. Mort en realidad no es el tercer miembro del ka-tet de Roland, sino un medio para solucionar el problema de Odetta/Detta y para llegar a ese tercer miembro,, aunque para conseguir esto último hay que esperar al siguiente libro.

Bueno, como he dicho antes esta es mi tercera lectura de la serie, así que tengo muy presente todo lo que viene después, sobretodo los grandes pistoleros e que se convierten Eddie y Susannah, por eso me hace gracia ver cómo eran al principio, Eddie amenazando con matar a Roland si no le da su droga o Detta tratando de matarlos a los dos o haciéndoles un montón de putadas para ralentizar su viaje. La primera vez que lo leí (10-15 años) no entendí muy bien el final ese de Odetta/Detta, pero la segunda vez ya me quedó más claro, mi imaginación había crecido, y ahora fue igual, lo entendí fácilmente.
La mayor parte del libro transcurre en nuestro mundo y me encantó ver a Roland interactuando con él, su dificultad con algunas expresiones (popkin de tul, gratidas vos y astina) y lo de la Mortciclopedia, que me pareció muy divertido.

Sobra decir que el libro es genial. Normalmente trato de leer unas 100 páginas al día, pero con LTOII se me pasaron volando y acabé leyéndome 150 como quien no quiere la cosa. Si por mí fuera me pondría ya con el tercero, pero tengo que tener paciencia y respetar los tiempos.

¿Condenación?
¿Salvación?
La Torre
¡Ahí cantaré todos sus nombres!

jueves, 17 de enero de 2013

Pasaje al paraíso, de Michael Connelly


En su primer caso tras su suspensión, Harry Bosch debe investigar el asesinato de un producto de cine porno, Tony Aliso, al que encontraron en el maletero de su coche con dos tiros en la cabeza y marcas de haber sido atado. Todo parece indicar que ha sido víctima de un ajuste de cuentas, así que Bosch informa al Departamento de Crimen Organizado, pero estos no tienen nada sobre Aliso y no están interesados en el caso, así que dejan que Bosch se ocupe de él, pero más adelante aparecen haciendo muchas preguntas y pidiendo examinar las pruebas, y esto hace que Bosch se ponga alerta y piense que le están ocultando algo.

Como era de esperar, el libro es muy bueno. Además contiene algunas novedades importantes para la serie. Harry pasa de tener un compañero a tener dos, Jerry Edgar y Kizmin Rider, ambos negros y ella es lesbiana. Sorprende que Harry, un poli de la vieja escuela, se tome este asunto como si tal cosa (pensé que al principio chocarían a causa de ello, pero no). Además también reaparece Eleanor Wish, con la que Harry se lió en el primer libro de la serie y que luego fue a la cárcel porque estuvo implicada en unos robos a bancos. Las pistas del caso llevan a Harry a las Vegas, ¡las Vegas, pequeño!, y allí se encuentra por casualidad con Eleanor. Eleanor Wish es una de las mujeres más importantes en la vida de Harry Bosch, ya que acaban casándose, luego separándose y luego teniendo una hija. En este libro solo se reencuentran (un reencuentro bastante tenso) y vuelven a estar juntos, y al final se casan en las Vegas.

Sobre el caso en sí, es genial. Hacia las 200 páginas tienen un sospechoso claro y pruebas que lo incriminan, y entonces, ¡pum!, se produce un giro inesperado que complica aún más el desarrollo de la trama, y el desenlace es algo que tampoco te esperas. La única pega que le veo al libro es que es un pelín largo, 478 páginas. Creo que lo ideal en una novela policiaca es que tenga entre 300 y 400 y pocas páginas. Cerca de las 500 ya se alarga demasiado. Aunque al libro no le sobra ninguna página.

Bueno, ahora voy a tomarme un descanso de Connelly, que me he leído dos libros suyos seguidos y si leo más luego me canso. Los otros dos que me quedan, más adelante.

miércoles, 16 de enero de 2013

Crónicas Marcianas. Miniserie (1978)


Que yo sepa, ésta es la única adaptación que se hizo del clásico de Bradbury. Hace mucho que la tengo en mi poder, pero como Bradbury murió el año pasado, creo que ver la miniserie es una buena forma de seguir rindiéndole homenaje, aparte de leer sus libros.
La miniserie está formada por tres capítulos de hora y media cada uno, aproximadamente. El primero, “La expedición”, adapta los relatos sobre las distintas expediciones a Marte, aunque solo salen tres y en el libro son cuatro. El segundo, “Los colonos”, trata sobre la colonización de Marte por parte de los humanos, la terrafomración del planeta rojo, el levantamiento de pueblos y ciudades, etc, y se centra principalmente en el relato “El marciano”. En los últimos minutos comienza la guerra en la Tierra y los colonos regresan a su planeta natal. Al final hay una explosión atómica y la Tierra se convierte en un planeta árido. En el último capítulo, “Los marcianos”, se adaptan los relatos sobre el puñado de personas que se quedaron solas en Marte.

Siendo sincero, los efectos especiales son muy cutres. Lo de las naves yendo por el espacio y luego aterrizando parece hecho con maquetas y los del relato “El fantasma” son muy cantosos. Pero dejando esto de lado, me ha parecido una muy buena adaptación. No es de extrañar, ya que corre a cargo de Richard Matheson, otro de los grandes. El libro lo leí hace año y pico, así que lo tenía bastante fresco y pude identificar fácilmente los relatos, menos el del padre Pellegrino y las esferas azules, que no me sonó de nada.
Mis partes favoritas son la de la segunda expedición, la del marciano y la del fantasma, a pesar de sus malos efectos especiales.
Bueno, ahora solo me queda por leer “El hombre ilustrado” para acabar con Bradbury y ya está.

martes, 15 de enero de 2013

Salem's Lot. Miniserie (2004)

La verdad es que debo ser algo masoca para haber visto esta miniserie por segunda vez. Estos días estuve viendo la de 1979 y al acabarla me entraron ganas de volver a ver la del 2004, para compararlas y ver efectivamente si era tan mala como recordaba. La primera vez que la vi me pareció terriblemente mala, penosa, además lo hice del tirón en una sola noche, con lo que llegó un momento que me quedé dormido. Solo fueron unos minutos, pero tampoco me perdí gran cosa. Esta vez lo hice en dos días (dos horas el primero y una el segundo) y no me dio el sueño, pero sí me pareció tan mala como la primera vez.
En algunos aspectos es fiel al libro, pero mete muchos cambios y lo que hacen con algunos personajes no tiene nombre, por no hablar de ese final tan absurdo y aberrante, que es para coger al director y darle con la fusta hasta dejarle la espalda en carne viva.
Mark Petrie se supone que es un empollón, pero aquí es un macarra. Matt Bourke es negro (que conste que no soy racista, pero Bourke se supone que es blanco). Y no hablemos de Rob Lowe, que lo más importante que ha hecho es el papel de Nick Andros en la miniserie de “Apocalipsis”, también de King.

Solo hay dos cosas que me gustan de esta miniserie. Una es Donald Sutherland, que con esa barba poblada tiene una pinta de loco que tira p'atrás. Sobretodo me encanta esa escena con la casera de Ben. Lo borda. Y la otra es James Cromwell como el padre Callahan. Lo que hacen al final con el sacerdote es algo que no tiene nombre y como fan de Stephen King te hierve la sangre, te indignas y te cabreas. Pero la interpretación de Cromwell es perfecta y consigue meterse en la piel del padre Callahan como nadie podría hacer.
Y bueno, mejor lo dejo aquí, que si empiezo a pensar en ese final de mierda me va a subir la bilis por la garganta.

El misterio de Salem's Lot. Miniserie (1979)


Este es una miniserie que adapta el libro homónimo de Stephen King. Hace unos añitos que la tengo en mi poder y no la había visto hasta ahora porque no soy mucho de ver pelis tan antiguas. Sí vi la versión de 2004, que me pareció terriblemente mala. Estos días surgió el tema con unos colegas kateteros, comparando ambas versiones y como ésta no la había visto, pues me decidí.
Salem's Lot es una adaptación actualizada de Drácula. En vez de en Transilvania transcurre en un pueblo de Maine y en vez de un castillo, una vieja casa en lo alto de la colina. El vampiro, Barlow, llega al pueblo y empieza a convertir a sus gente, y para tratar de detenerlo tenemos a un pequeño grupo liderado por Ben Mears, un escritor que de niño vio algo terrorífico en la vieja casa Marsten, y ahora ha regresado a su pueblo natal para hacerle frente a sus fantasmas.

Pese a lo vieja que es la miniserie, me ha parecido muy buena y le da cien vueltas a la de 2004. Dura unas tres horas y la primera hora y media es bastante tranquila. Se toma su tiempo para presentarnos a todos los personajes y para meternos en la historia, y los vampiros aparecen puntualmente.
En la última hora y media es cuando empiezan a pasar cosas de verdad y la última media hora tiene un ritmo muy rápido, porque es en ese periodo de tiempo donde pasa todo lo gordo. Personalmente habría preferido que durara una hora más y mantuviera el mismo ritmo todo el tiempo, porque así parece que quieren tratar muchas cosas en muy poco tiempo.

La adaptación me ha parecido muy fiel al libro y me lo he pasado tan bien como cuando lo leí. Aunque tampoco es perfecta. Algunas actuaciones dejan mucho que desear, los efectos son un poco cutres y el padre Callahan, que es tan importante en el libro, aquí solo sale tres veces y lo interpreta un tipo cuarentón con papada.
Barlow es un vampiro muy diferente del liro. Calvo, de piel gris y unos colmillos larguísimos, al contrario que en el libro, es un monstruo que no habla. Es un vampiro brutal y terrorífico, sin capacidad de raciocinio, muy en la línea del Nosferatu de Murnau. Estos son los vampiros que más molan, no como esos que brillan, pero de esta manera se pìerden los buenos diálogos del libro.
Bueno, esta miniserie me ha dado ganas de volver a leer el libro, así que a ver si lo leo de nuevo este año.


lunes, 14 de enero de 2013

Californication. 4ª temporada (¡Ojo Spoilers!)


Esta temporada se centra en el juicio a Hank por corrupción de menores. Lo que pasó entre Hank y Mia sale a la luz y la noticia enseguida corre como la pólvora. El libro de “Follando y pegando” pasa a ser la novela de una joven y primeriza escritora al libro de memorias de Hank Moody sobre su encuentro sexual, y de inmediato se convierte en un superventas. Es tal el éxito que hasta Hollywood quiere sacar tajada, y quieren hacer la película. Sasha Bingham, una joven estrella de cine de la que todo el mundo habla, va a hacer de Mia y quiere que Hank escriba el guión, ya que el que ha leído es una puta mierda.

Hank no quiere ni oír hablar del tema, porque la vez anterior que adaptaron un libro suyo la cagaron a base de bien, pero Charlie hace su magia y consigue convencerle. Y claro, luego pasa lo que pasa. Al estar siempre con Sasha, hablándole de cómo es su personaje, por qué se acostó con Mia y tal, pues al final acaban follando, y más de una vez, hasta que Hank vuelve a cagarla y se tira a su madre, sin saber que lo es, claro, y a Sasha se le quitan las ganas de volver a hacerlo con él.
Aparte, Karen se pone furiosa al descubrir lo de Hank y Mia, y lo echa de casa. Becca al principio cree que es inocente y que le han tendido una trampa, pero luego descubre que es verdad y se enfada con él, algo normal ya que veía a Mia como a una hermana mayor.
Becca se una a un grupo de rock femenino (hay que reconocerlo, la chica tiene talento) y Karen empieza a salir con el padre de la cantante, que es negro (es muy divertido ver a Hank referirse a él como Jesús negro y preguntarle a Karen si convierte el agua en whisky).

Charlie ha decidido acostarse con 100 mujeres diferentes (hasta la fecha “solo” se ha acostado con 11) y se echa casi toda la temporada follando. Marci empieza a salir con el productor de la película de Hank y también descubre que está embarazada. El bebé solo puede ser de Charlie, lo cual es bastante sorprendente ya que éste se había hecho dos vasectomías, ninguna de las cuales fue efectiva al 100%, como se ve. Al principio piensa en abortar, ya que jamás se le pasó por la cabeza ser madre, pero al final cambia de idea y se lo queda.

Bueno, pues mi opinión de la temporada es la misma que la de las temporadas anteriores. Esta 4ª temporada es divertidísima, genial, con momentos sexuales desternillantes (como Charlie afeitándose sus parte porque cree que así su polla parecerá más grande, y cortándose ahí abajo sin querer y chorreando sangre por todo el suelo, y yendo al hospital a que le den unos puntos), pero también se ponía seria por veces, con Hank dándose cuenta de que está tocando fondo y que se está alejando de Karen y Becca, las cuales siguen adelante con su vida sin contar con él para nada. Es triste pero es algo que Hank se ha buscado él solito.

La única pega, aparte de lo cortos que son los capítulos, es que se echan toda la temporada hablando del juicio, que va a ser muy importante, que Hank no puede cagarla y todo eso, y al final solo le dedican un capítulo, y eso sabe a poco. Eso sí, es el mejor capítulo y algunos de los flashbacks son para mear de la risa (como Hank cagando en el coche de Bill, se ve cómo cae la mierda; o cuando Hank suelta esa gran frase: “la venganza es un plato que se sirve mejor con mi polla”; ole sus huevos).
Sobre el final, éste me ha parecido bastante bueno. Acaba una etapa y comienza una nueva, Hank despidiéndose de todos y conduciendo su coche hacia el horizonte sin saber lo que le espera. Si fuera el final de la serie habría sido perfecto, pero como cuatro temporadas no llegan a nada, habrá que esperar a la 5ª para saber qué le depara el futuro a Hank.


viernes, 11 de enero de 2013

El último coyote, de Michael Connelly

De la serie de Harry Bosch solo me faltaban por leer cuatro libros: El último coyote, Pasaje al paraíso, Ciudad de huesos y Luz perdida. Lo malo es que no los había en ninguna parte. Busqué en las dos librerías de mi pueblo, en el de al lado y hasta fui cuatro o cinco veces a la Casa del Libro a Vigo (si ahí no los tienen, olvídate), y nada. Finalmente, gracias a un colega katetero, los encontré vía Internet en una librería de Valencia de libros de segunda mano, y cuando me llegaron a casa me volví loco de alegría, porque dentro de la serie estos libros son bastante importantes. Sin haberlos leído, Harry Bosch pasa de tener un compañero a tener dos, y de estar soltero a casarse y luego divorciarse, y descubrir que tiene una hija. Toda esta información puede dejarte un poco perdido y en estos cuatro libros se explica a la perfección.

El que más ganas tenía de leer y el más importante de ellos es el presente libro, ya que aquí Harry Bosch investiga y resuelve el asesinato de su madre, prostituta asesinada 35 años atrás, cuando Harry era niño y cuyo caso nunca se resolvió.
A Harry lo han obligado a cogerse una baja involuntaria por estrés, tras arrojar a su jefe a través del cristal de la puerta de su despacho, y también le obligan a acudir a una psiquiatra. Y como tiene tiempo de sobra, decide investigar el caso de su madre por su cuenta, una espina que lleva clavada demasiado tiempo y que hasta ahora no se había atrevido a reabrir.

Como esperaba el libro es genial. Conocemos las circunstancias de la muerte de la madre de Harry, algo que ignorábamos hasta ahora, la trama va complicándose a medida que vas avanzando en la historia y cuando crees saber quién es el asesino, en las últimas 50 páginas el argumento da un giro sorpresa y éste resulta ser quien menos te lo esperas.
Sin duda uno de los mejores libros de la serie. Ahora el siguiente de la lista: Pasaje al paraíso.

jueves, 10 de enero de 2013

Numbers. Cuarta temporada (¡Ojo Spoilers!)


Madre mía, ha pasado demasiado tiempo desde que vi la 3ª temporada, creo que fue por abril. Normalmente suelo ver esta serie cada 3 o 4 meses, pero decidí centrarme en la de Stargate SG-1, que duró 10 temporadas, y esto me ocupó del verano hasta finales de año, y ahora que he acabado ya puedo retomar mis series pendientes.
Aparte de los capítulos procedimentales (te aseguro que hasta el año pasado jamás había oído esta palabra), hay varias tramas que ocupan casi toda la temporada.

Al final de la 3ª temporada se descubría que Colby Granger llevaba tiempo pasando información a los chinos y eso sentó como un tiro en el equipo de Don. En el primer capítulo descubrimos que en realidad estuvo trabajando todo el tiempo para el FBI, ya que alguien en Washington creía que había un topo en la agencia. Así que Colby vuelve al equipo de Don, aunque al principio hay algunas tiranteces ya que estuvo dos años mintiéndoles y espiándoles, sobretodo con David, que era su compañero y fue el que peor se lo tomó, pero tras varios capítulos todo vuelve a estar bien.
Don y Liz rompen, porque Don suele guardarse las cosas para sí y también es un problema tener que separar su vida personal del trabajo, así que hacia la mitad deja el equipo de Don y se va a Narcóticos, aunque aún sale algunas veces más. Y luego Don vuelve con Robin, la fiscal aquella con la que estuvo unas temporadas atrás.

Por otra parte, Charlie rescata un viejo trabajo que escribió cuando tenía 9 año, donde analizaba matemáticamente la amistad y las relaciones, lo retoca un poco, lo convierte en un libro de autoayuda, “La ecuación de la atracción”, que enseguida se convierte en un bestseller y Charlie tiene que hacer entrevistas y firmar libros y tal. En esta temporada conoce por fin a los padres de Amita, algo que lo ponía muy nervioso porque éstos son muy tradicionales y no aprueban a los novios no indios de su hija.

Larry y Megan están más presentes en esta temporada, ya que en la anterior solo salieron en la mitad de los capítulos, imagino que por compromisos laborales de los actores.
Larry lleva viviendo en un templo budista desde que regresó del espacio y tiene algunos enfrentamientos con uno de los monjes debido a que Charlie siempre lo está visitando, y eso está prohibido. Aparte de ayudar a Charlie en algunos casos del FBI, se pone a trabajar en la búsqueda del Bosón de Higgs, la partícula de Dios, y para ello recluta a Amita.
Megan estuvo media temporada asesorando en calidad de psicóloga los interrogatorios a presos en Guantánamo, y lo que vio allí la dejó bastante tocada, así que cuando Don se salta los derechos de algún sospechoso, Megan se lo toma bastante mal. Con todo esto, al final de la temporada deja el equipo de Don y se va a Washington a asesorar a mujeres presas y terminar su doctorado.

La temporada me ha gustado mucho. Hacía demasiado tiempo desde la temporada anterior y ya tenía mono de mates. La mayoría de los capítulos son bastante buenos (uno de mis favoritos es el 4x09, que trata sobre el mundo de los cómics, artista invitado Christopher Lloyd) y el fin de temporada no es para cagarse pero es bastante interesante: Charlie envía el trabajo de un matemático paquistaní amigo suyo a diversas universidades de Paquistán; incumpliendo una ley federal, con lo que le quitan la autorización de asesor del FBI y así ya no puede ayudar a su hermano.
Bueno, ahora a ver si no tardo tanto tiempo en ponerme con la 5ª temporada.

miércoles, 9 de enero de 2013

Desafío lectura 2013: Libros gordos

Como el año pasado me apunté a tantos desafíos que solo pude leerme un libro de más de 1000 páginas, he decidido compensarlo haciendo mi propio desafío, que consistirá en leerme este año 10 libros de más de 1000 páginas. Más o menos ya los tengo pensado pero tal vez haga algún cambio al final. Si te interesa puedes apuntarte dejando un comentario y un enlace a la entrada de tu blog donde pondrás los enlaces a las reseñas de los 10 libros (lo ideal es que al lado de cada enlace pongas cuántas páginas tiene, para comprobar que pasa realmente de las 1000 páginas). Ya sabes cómo va: haces una entrada hablando del desafío, pones un enlace a mi entrada y luego los enlaces a tus 10 libros. Si quieres puedes nombrar algunos libros que valgan para el desafío y yo iré tomando nota.  
Hala, suerte. 

1. IT (Eso), de Stephen King [1.215 páginas]
2. Caballo de Troya 9. Caná, de J. J. Benítez. [1.165 páginas]
3. El pasaje, de Justin Cronin [1.020 páginas]
4. Los Pilares de la Tierra, de Ken Follett [1.053 páginas]
5. Dime quién soy, de Julia Navarro [1.097 páginas]
6. El regreso, de Rosamunde Pilcher [1.154 páginas]
7. Un mundo sin fin, de Ken Follett [1.179 páginas]
8. El Señor de los Anillos, de J. R. R. Tolkien [1.235 páginas]
9. El temor de un hombre sabio, de Patrick Rothfuss [1.190 páginas] 
10. Tormenta de espadas, de George R. R. Martin [1.130 páginas]

martes, 8 de enero de 2013

Libros leídos 2013

1. La casa en el confín de la tierra, de William Hope Hodgson
2. El último coyote, de Michael Connelly
3. Pasaje al paraíso, de Michael Connelly
4. La Torre Oscura II: La Llegada de los Tres, de Stephen King
5. IT (Eso), de Stephen King
6. La confesión, de John Grisham
7. Cualquier otro día, de Dennis Lehane
8. El Mago de Oz, de L. Frank Baum
9. ADN asesino, de Patricia Cornwell
10. El juego de las maldiciones, de Clive Barker
11. Caballo de Troya 9. Caná, de J. J. Benítez
12. La mujer de negro, de Susan Hill
13. La Torre Oscura III. Las Tierras Baldías, de Stephen King
14. Obras Completas de Arthur Conan Doyle
15. La conjura de Cortés, de Matilde Asensi
16. El día de los trífidos, de John Wyndham
17. El pasaje, de Justin Cronin
18. Valor de ley, de Charles Portis
19. Los Pilares de la Tierra, de Ken Follett
20. Insomnia, de Stephen King
21. La Torre Oscura IV: Mago y Cristal, de Stephen King
22. El hobbit, de J. R. R. Tolkien
23. El viento por la cerradura, de Stephen King
24. Cuernos, de Joe Hill
25. Ciudad de huesos, de Michael Connelly
26. Dime quién soy, de Julia Navarro
27. Joyland, de Stephen King
28. El regreso, de Rosamunde Pilcher
29. Todo es eventual, de Stephen King
30. Donde viven los monstruos, de Maurice Sendak
31. La Torre Oscura V: Lobos del Calla, de Stephen King
32. Salem's Lot, de Stephen King
33. De qué hablo cuando hablo de correr, de Haruki Murakami
34. 1.280 almas, de Jim Thompson
35. Juego de Tronos, de George R. R. Martin
36. Luz perdida, de Michael Connelly
37. El guía, de Frederick Forsyth
38. Corazones en la Atlántida, de Stephen King
39. La Torre Oscura VI: Canción de Susannah, de Stephen King
40. Un mundo sin fin, de Ken Follett
41. Touch, de Elmore Leonard
42. El nombre del viento, de Patrick Rothfuss
43. La Torre Oscura VII: la Torre Oscura, de Stephen King
44. Luna, de James Herbert
45. Menos que cero, de Bret Easton Ellis
46. El Señor de los Anillos, de J. R. R. Tolkien
47. El asesinato del profesor de matemáticas, de Jordi Sierra i Fabra
48. Peligro inminente, de Tom Clancy
49. El asesinato de la profesora de lengua, de Jordi Sierra i Fabra
50. El temor de un hombre sabio, de Patrick Rothfuss
51. Choque de reyes, de George R. R. Martin
52. Tormenta de espadas, de George R. R. Martin
53. El Talismán, de Stephen King y Peter Straub
54. La Edad de Oro de Ciencia-Ficción II, presentado por Isaac Asimov 

La casa en el confín de la tierra, de William Hope Hodgson

Una amiga, Sonia, se leyó este libro allá por Halloween. Por casualidad me puse a buscarlo en mi biblioteca y descubrí que había dos ejemplares. Como me gusta leer los libros que me recomiendan mis amigos, me lo apunté para cuando acabara mis desafíos de lectura, y así se convirtió en mi primer libro del 2013.

A mí me encanta H. P. Lovecraft, me he leído muchos de sus relatos, pero ignoraba quién era Hodgson hasta ahora. Este desconocido escritor fue el maestro de Lovecraft y el que más influyó en su obra, y al empezar a leer el libro ya te das cuenta.
Dos amigos deciden pasar unos días de vacaciones en Kraighten, un pueblo del oeste de Irlanda. Allí descubren una casa en ruinas, en lo alto de un precipicio, y bajo los escombros hallan un viejo manuscrito, y se ponen a leerlo. En él, el último habitante de la casa relata los extraños acontecimientos de que fue testigo entres sus cuatro paredes. Criaturas horrendas que le asediaban, una puerta a otra dimensión, su viaje a mundos distantes...

El estilo de Hodgson y el de Lovecraft son muy similares. Pausado, tomándose las cosas con calma y mucha narración con adjetivos y adverbios. La primera parte del libro me gustó bastante, es más de terror; las últimas 100 páginas me parecieron muy raras, demasiado rollo onírico y muy confuso, y se me hizo muy cuesta arriba, tanto que tardé un poco más de lo que pensaba en terminarlo.
Bueno, al menos el libro ha servido para que quiera volver a leer al genio de Providence.

Dread (¡Ojo Spoilers!)


Esta película es una adaptación del que es para mí uno de los mejores relatos de los “Libros de sangre” de Clive Barker. Hacía mucho tiempo que la tenía en mi poder y no la había visto hasta ahora porque las últimas películas suyas que vi eran muy malas y no tenía ganas de perder el tiempo.
Sorprendentemente este no ha sido el caso. La película me ha parecido muy buena, incluso el final, que por suerte es muy diferente del final del cuento, que era muy flojo. Y muy terrorífica. La película trata sobre el miedo, qué lo origina y cómo se puede superar.
Los protagonistas son Stephen y Quaid, dos chicos universitarios que se hacen amigos y deciden trabajar juntos en un proyecto acerca del miedo. La idea parte de Quaid y consiste en grabar con una cámara a varias personas hablando sobre sus miedos, por qué tienen miedo a lo que le tienen miedo, cómo se originó, etc. Y se lo pide a Stephen porque éste está estudiando cine y necesita alguien que filme las sesiones.

Stephen es un chaval normal para el que el proyecto solo es un trabajo de clase más, pero Quaid se lo toma demasiado en serio, llegando incluso a obsesionarse con él. Quaid está bastante pirado, ya que de niño vio cómo un psicópata mataba a sus padres con un hacha, y así se quedó de trastornado. Se obsesiona tanto que al final se le va la olla y decide llevar por su cuenta el proyecto al siguiente nivel.
La primera hora de película es bastante tranquila, es de hablar de terror y miedo y tal, pero la última media hora se vuelve muy visceral, en plan Saw. Quaid insonoriza una habitación de su casa y encierra en ella a algunas personas, de una en una, para obligarles a enfrentarse a sus miedos. Como el chico que tiene miedo de quedarse sordo, ya que de niño, por una enfermedad, padeció sordera por tres años. Quaid le revienta los tímpanos, dejándolo sordo para siempre. O la chica que le tiene fobia a la carne y Quaid la encierra una semana con una chuleta. Como se muere de hambre al final se la come, pero está toda negra y llena de moscas y gusanos. ¡Aarggh!

Sinceramente esta última media hora me impactó muchísimo, aún más que cuando leí el relato. No me extraña que Stephen King describiera a Clive Barker como “el futuro del terror”, porque hay que ver qué mente más retorcida tiene. Jooder. Estuve todo el tiempo retorciéndome de asco. Puaj. Pero eso es bueno, significa que la historia te ha llegado adentro (sí, al menos hasta el estómago, jaja). Pero lo que más me impactó fue el final (nada que ver con el relato, que fue una decepción) que eleva esta última media hora a un nuevo nivel de depravación y que te deja con la boca abierta.
Te lo aseguro, si eres fan de Barker ya estás tardando en verla.

lunes, 7 de enero de 2013

Fin, de David Monteagudo (¡Ojo Spoilers!)

Antes de nada, quiero dejar constancia de que, aunque publico ahora esta entrada, el libro lo terminé el 31, así que es el último libro que me leí en el 2012. Ahora pasaré a hablar del libro. 
Hace cosa de un par de meses se estrenó la película en los cines, y hace poco, por pura casualidad, encontré el libro en la biblioteca. Yo ni sabía que había un libro, y como la historia me parecía buena, pues lo cogí (prefería leer ahora el libro y no esperar 5 meses a que saliera la película en DVD). 
En el libro, un grupo de amigos que no se ven desde hace muchos años deciden reunirse en una cabaña en la montaña y pasar el fin de semana juntos. Los antiguos amigos han cambiado mucho y ya no tienen nada en común, salvo un episodio turbulento de su pasado. Hace 25 años le gastaron una broma pesada y cruel a uno del grupo, al que llamaban el Profeta, porque era muy puritano y religioso, y se lo tomó tan mal que eso acabó rompiendo el grupo.  
El Profeta es el único que falta, aunque se supone que iba a ir. 

No pasa mucho tiempo antes de que vuelvan a surgir las viejas rencillas y a echarse las cosas a la cara, pero entonces ocurre algo que lo cambia todo. Sufren un apagón, los teléfonos no funcionan y ni siquiera los coches arrancan. A la mañana siguiente todo sigue igual, así que cogen sus cosas y bajan al pueblo más cercano para comprobar si solo les ha pasado a ellos o ha ocurrido en más sitios. Descubren que el fenómeno también ha llegado hasta allí, y lo más sorprendente es que no hay rastro de los habitantes, como si hubieran desaparecido de golpe, por arte de magia, y solo quedan los animales. Pero eso no es todo. Ellos también empiezan a desaparecer, uno a uno. Están ahí y al instante siguiente ya no, y el pánico empieza a cundir en el grupo. Poco a poco llegan a la conclusión de que todo lo que está pasando tiene que ser cosa del Profeta, su venganza por lo que le hicieron. Y los que van quedando deciden dirigirse a la gran ciudad, con la esperanza de que allí haya algún superviviente. 

A mí me gustan las historias apocalípticas y todo el tema como al que más, y esta novela me intrigó bastante, además me gustan esas historias donde la pandilla del instituto o de la infancia se vuelven a reunir tras mucho tiempo. Una de las pegas del libro es que se habla poco del Profeta, muy vagamente, pese  a que es el personaje alrededor del cual gira todo. Me hubiera gustado saber cosas más concretas, algún flashback o algo. Pero lo peor sin duda es el final. Tras todas las cosas que pasan esperas que al final te den una buena explicación. Pues no, te dejan con las ganas. Es como si cortaran la historia por la mitad. Si lo sé no lo leo. Menuda decepción.

 

viernes, 4 de enero de 2013

Stargate. Continuum (¡Ojo Spoilers!)

La película pone punto y final a la trama de los goa'ulds, que ocupó las ocho primeras temporadas de la serie Stargate SG-1. La película trata sobre viajes en el tiempo, paradojas temporales y todo el tema. Esta ya es la tercera vez que sale lo de los viajes en el tiempo en la serie, pero a mí es algo que me encanta, así que no me importa pasar otra vez por lo mismo. 

Baal es el último Señor del Sistema que queda con vida y al comienzo de la película la Tok'Ra va a someterlo al ritual de la extracción, es decir, que lo extraerán de su anfitrión, lo meterán en un tubo y luego lo aplastarán contra el suelo. Y el SG-1 está ahí, claro, para ser testigos del fin del último goa'uld. Entonces Baal les dice que él no es el verdadero Baal, que es un clon, y que no podrán hacer nada por detener al verdadero. 
Baal ha viajado en el tiempo a 1939, a bordo de un barco que está cruzando el Ártico, el cual lleva el Stargate encontrado en Egipto rumbo a Norteamérica para ponerlo a salvo ante la inminente guerra. Baal mata a toda la tripulación y hace encallar el barco. De esta forma el Stargate nunca llegó a Norteamérica, nunca hubo Comando Stargate ni se acabó con los goa'ulds. Mientras, en el presente, en el ritual de extracción, las personas empiezan a desaparecer y luego empiezan a hacerlo los edificios. Mitchell, Jackson y Carter consiguen activar el Stargate y colarse por él antes de que la onda de tiempo los alcance. Cuando cruzan el Stargate de la Tierra, lo hacen en la nueva línea temporal. Se ponen en contacto con las Fuerzas Aéreas y les cuentan su historia, pero no les creen. El general Landry sí, pero no les va a dejar acercarse al Stargate y viajen en el tiempo, porque para él su línea temporal está bien como está, así que a los tres no les queda otra que limitarse a vivir allí una vida normal. 
Al cabo de un año llega Baal con todas sus naves, dispuesto a invadir la Tierra, y el Presidente recurre al trío para que salven la situación (claro está, Daniel le suelta un "se lo dije" en toda la cara). Y la única forma de salvar el mundo es viajar al pasado e impedir que Baal reescriba la historia. 

La película tiene algunos momentos lentos y aburridos en los que parece no pasar nada, como la parte del Ártico y los tres protagonistas viviendo en la nueva línea temporal, pero a partir de la invasión de Baal las cosas empiezan a ponerse realmente interesantes y ya no hay un segundo de descanso. En general la historia me ha gustado y me ha parecido bastante buena, aunque más tarde, al pensar en ella, me fijé en que tenía algunos fallos. Es lo que pasa con los viajes en el tiempo, que tienes que dejarlo todo bien atado para que la cosa no chirríe. Y algunas cosas no quedan tan bien explicadas. Vamos, que le doy un 6 sobre 10. 
Bueno, ahora ya puedo decir que he acabado con esta serie. Ufff. Aún quedan la de Atlantis y la de Stargate Universe, pero voy a dejar pasar algo de tiempo antes de meterle mano. 
Ahora a otra cosa.   

Stargate. El Arca de la Verdad (¡Ojo Spoilers!)

Esta película pone punto y final a la trama de los Ori, que ocupó las dos últimas temporadas de la serie Stargate SG-1. Los tíos son muy listos, en vez de dejarlo todo cerrado al acabar la serie, te dejan todo colgando y te tienes que ver las películas para saber cómo acaba. Pero al menos lo cierran aquí, no como otras series que no tienen final. A mí no me importa, si me he tragado las diez temporadas, bien me puedo ver dos películas más. 
(Advertencia: antes de ver esta película tienes que haberte visto al menos las dos últimas temporadas de la serie, o al menos haberte leído las reseñas que hice sobre ellas, de lo contrario no te enterarás de la misa la mitad).

En esta película sabemos por fin lo que pasó con los Ori después de que Daniel enviara el arma de Merlín a su galaxia y la activara en el 10x14. Efectivamente, el arma destruyó a los Ori, pero Adria, la hija de Vala, que murió en el 10x19, ascendió, se hizo con todo el poder de los Ori y ahora es aclamada como una diosa, y envía a los Priores y a sus seguidores por toda la galaxia, convirtiendo planeta tras planeta a su religión, ya que su poder proviene de la fe de la gente. 

El Arca de la Verdad es un arma hecha por los Antiguos como último recurso contra los Ori. Al ser activada te muestra la verdad acerca de los Ori, que no son dioses, que no van a ascender a sus seguidores y que los utilizan para aumentar su poder. Los Antiguos enterraron el Arca porque creen en el libre albedrío y respetan las creencias de los demás y todo eso, y el SG-1 se pone a buscarla porque es su única esperanza de abrirles los ojos a los seguidores de los Ori. 

Quitando cierta trama secundaria, que me supo mucho a relleno (la película tiene que llegar hasta la hora y media habitual), la película me ha gustado mucho. No tiene ningún momento de aburrimiento y su final me pareció perfecto, tal y como tenía que acabar. Aunque más que una película me sentí como si estuviera viendo uno de esos dobles capítulos tan habituales en la serie. En resumen, que me lo he pasado de maravilla. Ahora una película más y se acabó. 

miércoles, 2 de enero de 2013

Stargate SG-1. 10ª temporada (¡Ojo Spoilers!)


Y... se acabó. ¡Por fin! He tardado unos seis meses en verme las diez temporadas que forman esta serie (unas dos semanas con cada temporada y luego dejaba pasar una semana entremedias para desconectar un poco), y ahora ya puedo respirar aliviado y pasar a otra cosa, porque como me centré en esta serie, he tenido que dejar muchas otras de lado.
Ha sido una serie con muchos altibajos. Muchos capítulos de relleno que no aportaban nada a la trama principal, algunos aburridos, otros un poco tontos, pero también algunos realmente buenos y grandiosos, de esos que acaban siendo mitológicos, además de unos enemigos principales formidables.
Con estas diez temporadas y sus 214 capítulos esta serie se convirtió en la serie de ciencia-ficción más larga de la historia, pero luego llegó Smallville con sus 218 capítulos y la relegó al 2º puesto. Que tampoco está tan mal. En general es una serie que me ha gustado mucho, con tramas muy buenas. La única pega es que tiene un final abierto y para conocer cómo terminan las dos tramas principales, la de los goa'ulds y la de los Ori, tienes que verte las dos películas que hicieron para televisión, “Stargate. El Arca de la Verdad” y “Stargate. Continuum”. Pero bueno, hablemos de la temporada, que es lo que toca.

Esta 10ª y última temporada sigue con el tema de los Ori. En el último capítulo de la 9ª temporada, cuatro naves Ori llegaban a nuestra galaxia y destruían a casi toda nuestra flota, como si nada, y seguían su camino en su misión de convertir a toda la galaxia a su religión. Vala Mal Doran, que reaparece en el último capítulo, está embarazadísima y a punto de dar a luz, pero no se ha acostado con nadie. Su embarazo es obra de los Ori, y al nacer su hija, Adria, ésta posee los conocimientos de los Ori y el poder de los Priores, y se desarrolla tan rápido que en muy poco tiempo adquiere aspecto de adulto, y se convierte en la líder del ejército de los Ori y el enemigo prinicipal del SG-1.
Vala se une oficialmente al SG-1 y pone de su parte para detener a Adria, que aunque técnicamente es hija suya, ella no la ve así, ya que los Ori se limitaron a utilizar su útero cual horno, sin su consentimiento, y por mucho que trata de razonar con ella, no es capaz de hacerle comprender la verdad acerca de los Ori.

Merlín, el del Rey Arturo, resulta que era un Antiguo, y ante la amenaza de los Ori construyó un aparato que podía destruirlos, el SantGrial. Morgana Le Fay, otra Antigua, creyó que el arma podría destruír también a los Antiguos, así que la robó y la escondió. Esta arma es la única esperanza del SG-1 para acabar con los Ori, así que se echan buena parte de la temporada buscándola por distintos planetas.
Pero resulta que Morgana destruyó el SantGrial porque creía que era demasiado peligroso, pero luego se dio cuenta de su error y metió a Merlín en estásis, para que en un futuro pudiera construír otro SantGrial.
El SG-1 lo encuentra, lo despierta, le dice lo que pasa y Merlín, que no le queda mucho, transfiere sus conocimientos sobre el arma a la mente de Daniel, éste la construye, la envía a la galaxia Ori, y se acabó. O eso se supone, porque no se nos confirma si ha funcionado o no. para eso hay que esperar a la película. Bueno, eso los Ori. Otra cosa son sus seguidores, que aunque los Ori no estén, ellos siguen expandiéndose por la galaxia, sometiendo a todo el mundo, y siguen siendo una grave amenaza. Esto también queda colgando y hay que esperar a la película para saber lo que pasa.
A pesar de estos cliffhungers, considero que ésta ha sido una buena temporada y me ha gustado bastante. Ahora solo me queda ver las dos pelis y ya podré decir que por fin se ha acabado.