Buscar este blog

miércoles, 20 de septiembre de 2017

El Cuarto Jinete: Destrucción Masiva, de Víctor Blázquez

Y por fin el último libro de la trilogía del Cuarto Jinete de Víctor Blázquez, que tengo pendiente en casa desde hace tres años.
Lejos de retomar la historia donde lo dejó en el segundo libro, con nuestros protagonistas en el complejo residencial de San Mateo, en el pueblo costero de Half Moon Bay, , en le que lucharon encarnizadamente contra una oleada de zombies que se colaron allí (aunque no todos lograron sobrevivir), el inicio del libro nos traslada a las calles de Portland, al momento en que el Cuarto Jinete empieza a manifestarse en la ciudad y el autor nos presenta a un variopinto grupo de personajes que se unirán para lograr sobrevivir a la oleada zombie y cuyo camino los conducirá hasta Half Moon Bay.

Tenemos un policía corrupto, al dueño de un puesto callejero de comida que lleva años soportando las extorsiones de dicho policía, varias mujeres que se estaban presentando al casting de un reality musical cuando empezó la invasión zombie entre las que se encuentra Kim, una mujer treintañera que sini ella pretenderlo acaba convirtiéndose en al líder del grupo, Kat, una veinteañera con una enfermedad cardíaca que afronta la vida con optimismo, dos mujeres, Alicia y Sabrina, que se odian a muerte desde que Sabrina pilló a Alicia con su marido, un motero, una pareja de novios de los que el chico es español, dos hermanos mellizos adolescentes, chico y chica, una actriz bastante creída y su ayudante y el típico borrachín.

Algunos ya caen bien de entrada y son fuertes y decididos mientras que otros son bastante odiosos y antipáticos. Tenemos que esperar 170 páginas hasta reencontrarnos con los conocidos personajes de San Mateo. Tras superar la invasión zombie el grupo tiene que afrontar otro grave problema: la escasez de alimentos. Los huertos no tienen buena pinta y tienen que racionar la comida que hay, lo cual los está matando de hambre y no saben qué pasará cuando se queden sin existencias, sobretodo con los zombies agolpados a las puertas.
Tom Ridgewick, líder de la comunidad, manipulador y calculador, que nunca ha visto con buenos ojos al grupo de Castle Hill, informó a Mark de que Veronica murió durante la invasión zombie, pero lo cierto es que Tom la mantiene encadenada en el sótano de su casa. Su plan, convertirla en el plato principal cuando se queden sin comida.

Este tercer libro me ha gustado mucho. Me ha encantado la gran cantidad de nuevos personajes que hay y sus historias son fascinantes, hacen que te olvides de los personajes de Half Moon Bay. Y luego ver cómo ambas tramas acaban juntándose ha sido genial. El final me ha parecido más que aceptable, ha sido un buen final, aunque algunas muertes podrían haberse evitado. He odiado un poco al autor por algunas de ellas.
Esta trilogía ha sido fantástica, de los mejor que he leído del género, y espero seguir leyendo más libros de Víctor Blázquez.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Hannibal. 3ª temporada

Esta 3ª y última temporada adapta de forma bastante libre los libros “Hannibal” y “Dragón Rojo”, aunque con el orden cambiado. En “Dragón Rojo” se nos decía que cuando Will descubría que Lecter era el asesino al que estaba persiguiendo, en la confrontación él quedaba gravemente herido pero Lecter iba a prisión de por vida. En la serie la cosa no fue así. Will acababa tan mal como en el libro pero Lecter se escapaba así que en esta temporada sitúan la trama de la novela “Hannibal” antes de “Dragón Rojo”, cuando el libro va después de “El silencio de los corderos”. La primera mitad de la temporada adapta la novela “Hannibal”.

El doctor Lecter se ha trasladado a Florencia, donde vive bajo la identidad del doctor Fell. Mason Verger ofrece una suculenta recompensa por cualquier pista fiable sobre el paradero de Lecter. Su plan, capturar al doctor y comérselo mientras lo mantiene con vida y luego hacer que Cordell le transplante la cara de Will. Chilton y Alana Bloom se alían con Verger para vengarse de lo que les hizo Lecter.
Tras recuperarse de sus heridas, Will se traslada a Palermo por su cuenta, siguiendo los pasos de Lecter y encuentra un torso humano en una iglesia. El inspector Pazzi colabora con él en su investigación y posteriormente se traslada a Florencia, donde visita la vieja mansión de la familia Lecter y allí descubre lo de su hermana Mischa.

El inspector Pazzi cree reconocer a Lecter en el doctor Fell y tentado por la millonaria recompensa de Mason Verger lo llama por teléfono para informarle de que cree haberlo identificado. Y así empieza la cacería.
La 2ª mitad de la temporada se centra en la trama de “Dragón Rojo”. Tres años después de atrapar a Lecter surge un nuevo asesino en serie, apodado por la prensa sensacionalista como “El Duende Dientudo”, que ha matado a dos familias enteras, y Will se ve obligado a pedirle ayuda al doctor Lecter para dar con el asesino antes de que vuelva a actuar.

Me dio mucha lástima que al final acabaran cancelando esta serie, porque desde el principio me pareció absolutamente espectacular y de una gran calidad. Pero vista esta temporada no me extraña. Los primeros capítulos son muy lentos, incluso algo soporíferos y le dedica demasiado capítulos a la primera parte. La trama de “Dragón Rojo” es bastante fiel, Richard Armitage lo hace muy bien como Francis Dolarhyde, aunque me costó verlo en ese papel después de verlo en el Hobbit. No me parecía él sin la melena y la barba.
El final me gustó. Es épico y sangriento y me pareció hermoso ver a Will y a Hannibal luchando codo con codo, como compañeros. Tal y como Hannibal le dice a Will, eso es lo que siempre quiso para los dos. Lo que me dejó un poco descolocado fue esa escena postcréditos de Gillian Anderson. En fin, se acabó lo que se daba. O puede que no, porque recientemente Bryan Fuller ha dicho que tiene una idea bastante interesante para una hipotética 4ª temporada. Esperemos que consiga llevarla adelante.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Fear the Walking Dead. 1ª temporada

“Fear the Walking Dead” es el spin-off de “The Walking Dead” y nos muestra lo que pasa al principio de la epidemia zombie. La serie está protagonizada por la familia Clark. Madison Clark es consejera escolar y está casada con Travis Manawa, que es profesor de Literatura en el mismo instituto. Maddie tiene dos hijos adolescentes de su primer matrimonio (es viuda), Alicia y Nick, que es el mayor y un yonki. Travis por su parte también tiene un hijo de un matrimonio anterior, Chris, al que no le pareció bien que su padre volviera a casarse y se siente abandonado por él y no se lleva demasiado bien con su nueva familia.

La serie empieza con Nick despertando en uuna casa abandonada, en la que ha estado chutándose con una amiga y encuentra que a esta le pasa algo raro porque está comiéndose a otro amigo suyo y está todo lleno de sangre. Nick sale corriendo a la calle y entonces lo atropella un coche y lo llevan al hospital. Su madre, Travis y Alicia van a verle y Nick les cuenta lo que vio pero ellos no le cree, su madre piensa que iba puesto, pero Travis va a esa casa y no encuentra a nadie muerto pero sí un gran charco de sangre, así que está claro que allí ha pasado algo.
Poco a poco empiezan a aparecer casos de “gente enferma” y se filtran videos del ejército enfrentándose a tipos chungos en las calles, a los que parecen no afectarles las balas, el pánico empieza a cundir entre la población y al final queda claro que lo que está pasando es una epidemia zombie, que se extiende por toda la ciudad, y el ejército se lleva a los supervivientes a una zona segura.

Como la serie de la que procede, esta 1ª temporada también consta de 6 capítulos únicamente y lo que es gustar, me gustó (otra cosa es la 2ª temporada, que es un tostón, pero ya hablaré de ella cuando toque), pero TWD es mucho TWD y esta no le llega a la suela del zapato. La verdad es que si la cancelaran no me daría ninguna pena, pero si siguen haciéndola yo seguiré viéndola.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Calamity, de Brandon Sanderson

Lo que más temía David se ha hecho realidad.
David acabó con Regalia pero no logró impedir que pusiera en marcha su plan. Descubrió demasiado tarde cuál era su verdadero objetivo: no atrajo al Profesor a Babilar para matarlo sino para convertirlo en su heredero. Para impedir que la ciudad fuera totalmente destruida el Profesor utilizó sus poderes más allá de su límite, pero al hacerlo ha sucumbido ante la oscuridad y ahora se ha convertido en el Épico más poderoso y peligroso de todos.
David sabe que lo que tendría que hacer es descubrir su punto débil y matarlo, pero se niega a aceptar que no hay salvación para su amigo. Sabe que los Épicos pueden redimirse, Megan así se lo ha demostrado, y él no piensa arrojar la toalla con su mentor y amigo. Su plan es simple pero muy complicado: descubrir su punto débil, encontrarlo y obligarlo a enfrentarse a su mayor miedo. De esta forma se librará de la oscuridad y volverá a ser el que era. Pero no será tarea fácil.

Este libro pone el broche de oro a una trilogía espectacular. Aquí por fin sabemos lo que es Calamity, por qué da poderes a los humanos y cuál es el origen de la oscuridad, aunque hay alguna que otra pregunta que se queda sin respuesta. Las batallas contra los épicos son alucinantes y también sorprende que se incluya lo de los mundos paralelos (ya pasaba en el segundo libro pero aquí profundiza más en el tema). El final me ha gustado, me ha parecido un buen final y deja la puerta abierta a una hipotética cuarta entrega. En general estoy satisfecho con esta trilogía y me lo he pasado en grande leyéndola. Brandon Sanderson ha sido todo un descubrimiento y espero seguir leyendo más libros suyos en el futuro.

martes, 12 de septiembre de 2017

Firefight, de Brandon Sanderson

“Firefight” es el segundo libro de la trilogía “The Reckoners” de Brandon Sanderson,, una trilogía acerca de unos superhéroes que son corrompidos por sus poderes y se convierten en unos tiranos que dominan el mundo y de un grupo de humanos llamado Reckoners, que son los únicos que se atreven a enfrentarse a ellos.

Steelheart era uno de los Épicos más poderosos del mundo y nada podía hacerle daño, ni balas, ni cuchillos ni bombas ni ningún otro tipo de armas. Pese a ellos, David logró matarle y vengar a su padre. Lo había estado planeando durante tanto tiempo que ahora que lo ha conseguido siente un vacío en su interior y no sabe qué hacer con su vida, así que continúa con los Reckoners cazando y matando Épìcos. Pero tras saber que el Profesor, líder y fundador de los Reckoners, y Megan, un miembro del equipo por la que David se sentía atraído, eran ambos Épicos en secreto y que hasta la fecha habían logrado resistirse a la oscuridad inherente a sus poderes,, empieza a tener dudad de si matar épicos es la mejor forma de acabar con ellos. Si se los convenciera de no usar sus poderes o usarlos poco, lograrían evitar ser corrompidos por estos y volverían a ser ellos mismos. Pero el Profesor trata de quitarle esa idea de la cabeza: además de ser un gran riesgo, ningún Épico renunciaría voluntariamente a usar sus poderes y lo más seguro para todos es matarlos. David no ceja en su empeño y con ayuda de Tia se pone a investigar la relación entre los puntos débiles de los Épicos y su pasado, cuando eran humanos, pues cree que ahí está la clave de todo.

Ahora que Steelheart no está Chicago Nova vuelve a estar gobernada por los humanos, pero los Reckoners tienen que seguir protegiéndola de otros Épicos que llegan a la ciudad para hacerse con el vacío de poder dejado por Steelheart.
Desde que no está han aparecido tres Épicos buscando no al Profesor sino a David, pues se ha hecho famoso al haber dado muerte al gran Épico. Los tres Épicos procedían de la ciudad de Babilar, la antigua Nueva York, que está bajo el régimen de la gran Épica Regalia, y el Profesor llega a la conclusión de que ella es quien envió a los tres Épicos, que es su forma de provocarle para que vaya a Babilar en a enfrentarse a ella. El Profesor conoce muy bien a Regalia ya que antes de la aparición de Calamity eran amigos y advierte a David de que no la subestime; Regalia es una persona muy taimada y cuando crees estar tendiéndole una trampa es ella la que te la está tendiendo a ti, y si quiere que el Profesor vaya a Babilar es que se trae algo entre manos. Así que el Profesor viaja allí con David y Tia para tratar de descubrir qué es lo que Regalia está planeando y detenerla.

Esta me ha parecido una excelente continuación de “Steelheart” y tan bueno como el primero, igual de adictivo. Lo que me encanta de la historia es que los poderes son un regalo envenenado. Son como el Anillo Único de Sauron, que cada vez que los usan se van corrompiendo más y más hasta que se sumergen completamente en la oscuridad y llega un punto en que ya no hay vuelta atrás y los Épicos se convierten en unas personas tremendamente egoístas que hacen lo que les da la gana, sin importarles la gente que puede morir o resultar herida ni toda la destrucción que pueden causar a su paso.
Lo que ocurre en el tramo final es toda una sorpresa y ni en un millón de años podrías haber imaginado que algo así ocurriría. Te quedas en estado de shock. Menudo giro argumental.
Seguidamente el último libro.

jueves, 7 de septiembre de 2017

2010: Odisea Dos, de Arthur C. Clarke

Nueve años después del malogrado viaje de la Discovery a Júpiter, el doctor Heywood Floyd se une a la tripulación de la nave rusa Leonov, cuya misión es dirigirse a la nave Discovery, en órbita sobre una de las lunas de Júpiter y reactivar el ordenador HAL 9000 para descubrir lo que ocurrió hace casi 10 años con David Bowman y su misteriosa desaparición.

Como dije en la reseña de “3001: Odisea Final”, este segundo libro es más bien la continuación de la película antes que del libro, pues algunos detalles son distintos (la misión es a Júpiter en vez de a Saturno y Bowman salió al espacio a tratar de recuperar el cuerpo de Frank Poole, cuando en el primer libro eso no ocurría), o si lo quieres ver así, una segunda parte alternativa. Como continuación me ha gustado, la historia va muy en la línea del primer libro y retoma algunas cosas de aquél. HAL es reactivado y se corrige el grave fallo que tuvo en el Discovery y sabemos lo que pasó con Bowman. Lo que ocurre con Júpiter es toda una sorpresa, un gran golpe de efecto que te deja alucinado, aunque yo cometí el error de leer el cuarto libro antes que este y del tercero, así que ya sabía que ocurriría todo esto. No cometas el mismo error.

Steelheart, de Brandon Sanderson

Brandon Sanderson es una de las grandes revelaciones del género fantástico de los últimos años. Su primera novela, “Elantris”, del 2006 (primera en publicarse pero antes ya había escrito otras cinco), fue un soplo de aire fresco para un género que tanto ha abusado del modelo de Tolkien, también conocido como Síndrome de Campbell, y tanto crítica como público lo pusieron por las nubes. Cuando Robert Jordan falleció en 2007 Sanderson fue elegido para terminar su novela inconclusa “A Memory of Light”, último volúmen de su serie “La rueda del tiempo”. Además Sanderson es un autor sumamente prolífico. En poco más de 10 años ha publicado una veintena larga de libros y por si fuera poco reparte su tiempo dando clases de Escritura Creativa. Es alucinante. La verdad no sé cómo lo hace, debe tener un giratiempo o algo.

Yo a Sanderson solo lo conocía de oídas; una vez hablaron de él en las noticias, estuvo en España firmando libros y la cola de los fans llegaba afuera, y el tío se mostró muy cercano con ellos, preguntándoles cómo estaban, que disfrutaran del libro y tal. En la biblioteca consiguieron la trilogía de los Reckoners (Steelheart, Fiefight y Calamity) y como al bibliotecario le gusta que los nuevos libros que recibe vayan circulando me habló de esta trilogía de Sanderson. Yo siempre atiendo a las recomendaciones que me hacen (antes fue Abercrombie y me encantó), así que decidí leerme los tres libros seguidos.

En pocas palabras la trilogía va de unos superhéroes malos que se convierten en unos tiranos y dominan el mundo, y un grupo de humanos normales, los Reckoners, son los únicos que se atreven a hacerles frente.
Tras la aparición del cometa Calamity, que quedó atrapado por la gravedad de la Tierra y ahora es un punto fijo en el firmamento, muchas personas empezaron a desarrollar poderes. Estas personas, llamadas Épicos, lejos de convertirse en superhéroes y proteger a los inocentes, son corrompidos por sus poderes y se convierten en unos tiranos que acaban dominando el mundo.

De ellos el Épico más poderoso de Norteamérica es Steelheart, que tiene bajo su dominio la ciudad de Chicago Nova, la antigua ciudad de Chicago. De él dicen que es invencible; ninguna bala puede hacerle daño, ni cuchillo atravesar su piel y ni las bombas ni el fuego tienen el más mínimo sobre él. Además tiene una fuerza descomunal, puede volar y convertir todo lo que toca en acero. No hay nadie que se atreva a enfrentarse a él, con la excepción de una sola persona.
Hace 10 años, cuando tenía 8, David Charleston presenció impotente cómo Steelheart mataba a su padre y ha estado desde entonces planeando su venganza. David ha empleado todo su tiempo libre en recopilar toda la información posible acerca de los Épicos, identidades, poderes primarios y secundarios y sus puntos débiles, pues todos los Épicos tienen uno y a pesar de todo este tiempo sigue sin conocer el punto débil de Steelheart, pero cree que algo de lo que ocurrió hace 10 años (la serie de circunstancias que condujo a la muerte de su padre) puede ser la clave para derrotarle.

Al saber que los Reckoners, un grupo de humanos que se dedica a matar Épicos, se encuentra en Chicago Nova, decide contactar con ellos para convencerles de ir contra Steelheart. Y es que David sabe algo que nadie más conoce: hace 10 años él vio sangrar a Steelheart.

El libro me ha encantado. Tiene una prosa ágil y un ritmo rápido que engancha desde las primeras páginas y el tema es muy interesante. A mí lo de los superhéroes es un género que me gusta mucho y no es muy habitual encontrar un libro que trate sobre esto, además el enfoque me ha parecido muy original. Esta trilogía está catalogada cono una de esas trilogías distópicas juveniles tan habituales en los últimos años, pero a mi modo de ver es una buena historia de ciencia-ficción apta para todos los públicos.
Seguidamente el segundo libro.