Buscar este blog

martes, 10 de octubre de 2017

La ciudad y las estrellas, de Arthur C. Clarke

Millones de años en el futuro la Tierra se ha convertido en un inmenso desierto y los humanos viven en una única ciudad llamada Diaspar, protegida del exterior por un campo de fuerza y en la que siempre es de día. La ciudad está controlada por una Computadora Central y los humanos ya no nacen sino que son creados en un laboratorio, la Sala de la Creación. Surgen de allí con el cuerpo completamente desarrollado y viven mil años sin envejecer lo más mínimo, tras los cuales regresan a la Sala de Creación, en la que se reencarnan en un nuevo cuerpo y al alcanzar la edad adulta en este nuevo cuerpo recuperar los recuerdos de sus vidas pasadas, y así una vez tras otra.

El protagonista, Alvin, es un Único, no tiene recuerdos de ninguna vida pasada, esta es su primera existencia y esto lo convierte en alguien diferente a los demás, en una rareza. Ha habido otros Únicos antes que él pero nadie sabe a qué se debe.
Alvin siente una gran curiosidad por el exterior y quiere verlo por sí mismo, necesita comprobar con sus propios ojos si, tal y como dicen las viejas historias, toda la Tierra es un desierto, que no hay más ciudades aparte de Diaspar y ver las estrellas, pero este es un tema tabú en Diaspar. Mencionar el exterior y las estrellas y acercarse a los límites del campo de fuerza hace que los humanos sientan una gran ansiedad e incomodidad e incluso son incapaces de acercarse al mismo. Pero para Alvin la necesidad de explorar es casi una obsesión, lo único que ocupa sus pensamientos, y pese a que sus conocidos le aconsejan que lo deje estar y que viva su vida, Alvin no cejará en su empeño de hallar alguna forma de salir de la ciudad.

Leí este libro por primera vez hace 15 años, pero como este año me he leído varios libros de Arthur C. Clarke decidí volver a leerlo. La historia es muy interesante, un ejemplo de lo mejor de la Edad de Oro de la ciencia ficción (el libro es de 1956), pero es muy lento. Tiene unas 200 páginas pero de esta manera parece tener el doble. Recuerdo que la primera vez también me pareció lento. De hecho acabarlo me ha llevado el doble de tiempo de lo que suelo tardar. En fin, un libro interesante y entretenido y con alguna que otra sorpresa en el tramo final.

lunes, 9 de octubre de 2017

El cartero siempre llama dos veces, de James M. Cain

Pues aquí un clásico de la novela negra, “El cartero siempre llama dos veces”, del año 1934 (no me imaginaba que el libro fuera tan antiguo) y que ha sido adaptado en dos ocasiones, la primera en 1946 con Lana Turner y la segunda en 1981 con Jack Nocholson y Jessica Lange, famosa por la escena de sexo en la cocina (que según dicen las malas lenguas bien pudo ser real).

Frank Chambers, un vagabundo, llega hasta un bar de carretera en California regentado por un viejo inmigrante griego llamado Nick Papadakis. Frank no tiene dinero para comer pero el dueño le dice que no se preocupe y le ofrece trabajo, que Frank acepta gustoso. Frank conoce a Cora, la sensual esposa de Nick, y se queda prendado de ella. No tardan en convertirse en amantes y Cora le desvela lo inveliz que es, que no soporta a su marido y que se arrepiente de haberse casado con él, y convence a Frank para matarlo. El primer intento resulta fallido pero el segundo es un éxito, haciéndolo pasar por un accidente. Pero el fiscal del distrito, Sackett, no se traga su versión de la historia y está convencido de que ambos planearon el asesinato de Papadakis, y no cejará en su empeño hasta probarlo.

Encontré este libro en un mercadillo de libros de segunda mano, gratis. No había visto la película (ninguna de las dos) y sentía curiosidad así que, siendo gratis, me lo llevé. Más que una novela es una novela corta, tiene unas 160 páginas, pero ni pierde el tiempo en prolegómenos y va directa al grano, a las 20 páginas Frank ya se está acostando con Cora y a las 25 planeando el asesinato del pobre Papadakis. Es una historia muy intensa, de fácil lectura y que se pasa en un suspiro, y con un giro en las últimas páginas realmente sorprendente. No te lo esperas. Con razón es un clásico de la novela negra.
Solo tiene un defecto, no en la historia sino concretamente en el ejemplar: al abrirlo del todo las páginas se despegaron del lomo, como ⅔ del libro. Así es un fastidio leer.

miércoles, 4 de octubre de 2017

El tren de las 4.50, de Agatha Christie

Agatha Christie es conocida principalmente por sus libros protagonizados por el célebre detective Hércules Poirot, pero también tiene otros protagonizados por Mrs Jane Marple, una vieja solterona aficionada a investigar crímenes, y este es el primer libro que leo de la serie de Mrs Marple.

Mrs McGillicuddy, íntima amiga de Mrs Marple, está viajando en tren cuando presencia cómo un hombre estrangula a una mujer en otro tren que corre paralelo al suyo. Advierte al revisor y posteriormente a la policía, pero no la creen porque en dicho tren no ha aparecido ningún cadáver. Ella está segura de lo que ha visto y acude a su buena amiga Jane Marple, a la que le cuenta todo, y esta se hace cargo del asunto. Mrs Marple hace varias veces el mismo recorrido en tren que hizo su amiga y descubre que en cierto punto el tren pasa por una curva cerrada que da a un terraplén, y cree que el asesino arrojó el cadáver en ese punto porque conocía el lugar, lo cual significa que fue un crimen premeditado. La casa más cercana al terraplén pertenece a los Crackenthorpe y Mrs Marple sospecha que el asesino puede ser algún miembro de la familia, o que la víctima estuviera relacionada con ellos. Mrs Marple ya no es ninguna jovencita y no puede ir por ahí buscando cadáveres, así que contacta con una joven llamada Lucy Eyelesbarrow, que trabaja en el servicio doméstico, tan buena en su trabajo que todo el mundo quiere contratarla, y la convence para que consiga trabajo en la casa de los Crackenthorpe y la ayude a descubrir si efectivamente el cadáver fue arrojado en aquel terraplén y dónde se encuentra el cuerpo ahora, así como la relación que pudiera tener con esa familia.


El libro me ha gustado mucho, tiene todos los ingredientes de las buenas novelas de Agatha Christie y es de fácil lectura, aunque a mi modo de ver la verdadera protagonista no es Mrs Marple sino Lucy Eyelesbarrow, que es quien hace todo el trabajo. El desenlace y la identidad del asesino son toda una sorpresa. Ganas de leer más libros protagonizados por esta simpática anciana.

martes, 3 de octubre de 2017

2061: Odisea Tres, de Arthur C. Clarke

Heywood Floyd, de 103 años, es escogido junto a otras celebridades del momento para viajar a bordo de la nave Universe, cuyo objetivo es dirigirse al cometa Halley, que está atravesando el centro del Sistema Solar, para realizar el primer desembarco humano en su superficie.

Paralelamente, hay un equipo de científicos en Ganímedes que está trabajando en la terraformación de la antigua luna de Júpiter. Uno de ellos, Rolf van der Berg, está estudiando las fotografías del Monte Zeus, una montaña que apareció de pronto en Europa, otra de las lunas de Júpiter, hace unos años y tiene la teoría de que se trata de un gigantesco diamante procedente del núcleo de Júpiter; cuando el planeta explotó y se convirtió en supernova, los fragmentos de su núcleo se dispersaron por el espacio y uno de ellos cayó en dicha luna. Si resulta ser cierto las repercusiones para la economía mundial podrían ser enormes.

Van der Berg consigue formar parte de la tripulación de la nave Galaxy, que se dirige a Europa para sobrevolarla y tratar de averiguar si su teoría es correcta. Pero él no es el único que está al tanto de los rumores sobre la verdadera naturaleza del Monte Zeus. La Shaka, una organización paramilitar, infiltra a uno de sus agentes a bordo de la nave y cuando la Galaxy se acerca a Europa toma el control y obliga al piloto a aterrizar en la luna, algo terminantemente prohibido por la civilización del Monolito (los humanos pueden ir a cualquier planeta y luna salvo a Europa, así se lo transmitió David Bowman al final de Odisea Dos) , pero la nave se estrella y ante el fracaso de su misión el agente se quita la vida.

La Universe es informada de lo sucedido con la Galaxy y como es la nave más cercana a Europa debe partir en su ayuda. Además se da la circunstancia de que el nieto de Floyd se encuentra a bordo de la Galaxy, y todos esperan que este suceso no tenga graves repercusiones en la relación de los humanos con la civilización del Monolito.


De entrada el libro no guarda relación con el Monolito, se centra principalmente en la expedición al cometa Halley, conocer a los integrantes de esta y los detalles técnicos de la misma, para luego pasar al aterrizaje forzoso de la Galaxy y lo que les ocurre en Europa mientras esperan a que les rescaten.
Personalmente creo que esta saga se alargó demasiado y que cuatro libros son muchos. Clarke estira la historia hasta desgastarla, tal vez por presión de su editor, quién sabe, y lo peor es que al final de todo seguimos sin saber casi nada sobre la civilización del Monolito. Esta tercera entrega me ha parecido muy entretenida y de fácil lectura, pero no pasa de ahí.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Causa justa, de John Grisham

Un vagabundo entra en el bufete Drake & Sweeney y toma a nueve de sus abogados de rehenes a punta de pistola. El hombre, que quiere que le llamen Señor, no exige nada y se niega a hablar con la policía. Se encierra con ellos durante horas, la mayor parte del tiempo en silencio, y lo único que quiere saber es cuánto dinero ganan al año y qué parte de él destinan a beneficencia y las respuestas le indignan.

La policía pone fin a la situación sin que ninguno de los rehenes sufra daño alguno y al día siguiente todos vuelven al trabajo como si nada hubiera pasado, todos menos Michael Brock. Para él esta experiencia lo ha marcado profundamente y nada volverá a ser igual. Michael, que lleva años trabajando jornadas maratonianas con el objetivo de que lo nombren socio, descuidando incluso su matrimonio, siente que su trabajo ha dejado de tener importancia y ya no tiene fuerzas para seguir desempeñándolo. No puede quitarse a Señor de la cabeza y por las noticias descubre que se llamaba DeVon Hardy, que era veterano de Vietnam, que había perdido su trabajo y que recientemente lo habían desalojado de un viejo almacén en el que vivía con otros vagabundos. ¿Y qué bufete se había encargado del desahucio? Exacto, Drake & Sweeney.
Michael conoce a Mordecai Green, que dirige un pequeño despacho jurídico dedicado exclusivamente a la gente sin hogar y que representó varias veces a DeVon Hardy, y traba amistad con él. Michael empieza a acompañarlo a trabajar de voluntario en distintos albergues y comedores sociales y posteriormente se deja convencer por él para unirse a su pequeño bufete. Michael sabe que ganará mucho menos dinero (de 120.000 dólares al año a apenas 30.000) pero es algo que necesita hacer en estos momentos, aunque su mujer no parece entender su repentino ataque de conciencia y lo utiliza de excusa para divorciarse de él.

Por otro lado, Michael trata de acceder al expediente del desahucio de DeVon Hardy, pero el abogado que llevó el asunto le veta el acceso y empieza a sospechar que el desahucio no fue del todo legal. Así que Michael toma una drástica decisión: entrar de noche en Drake & Sweeney, robar el expediente, copiarlo en el bufete de Mordecai y devolverlo sin que nadie se dé cuenta. Inicialmente todo va saliendo según lo planeado, pero en el trayecto de vuelta a Drake & Sweeney sufre un aparatoso accidente de coche y acaba pasando la noche en el hospital. Al día siguiente ya es demasiado tarde para devolver el expediente, pues en Drake & Sweeney ya son conscientes de su desaparición y como Michael fue el único que solicitó acceder a él se convierte inmediatamente en el principal sospechoso y sus antiguos jefes amenazan con hacer caer sobre él todo el peso de la ley si no lo devuelve (podría ir varios años a la cárcel e incluso perder su licencia de abogado). Pero Michael no puede hacerlo porque no tienen pruebas de que lo haya robado él solo sospechas y entregarlos equivaldría a darles la razón, y porque el expediente prueba efectivamente que el desahucio fue del todo ilegal y que nisiquiera se les notificó a los que vivían en aquel viejo almacén que iban a ser desalojados. Michael está dispuesto a llegar hasta el final y asumir las consecuencias de sus actos con tal de sacar a la luz la ilegalidad del desahucio y hacerle justicia a DeVon y a los otros inquilinos.

Me encanta cuando Grisham se pone crítico y va contra el sistema (la pena de muerte, las compañías de seguros, las tabacaleras, etc). Aquí toca un tema tan delicado y difícil como son los desahucios y la gente sin hogar, y aunque el libro tenga casi 20 años bien podría estar ambientado en la actualidad, con la gran cantidad de desahucios ilegales que aún se siguen produciendo.
Este no es uno de los libros más conocidos de Grisham pero a mí me ha gustado. Es muy bueno y fácil de leer y cuando lo terminas aún sigues dándole vueltas a la historia. Es de esos dramas que no se te van de la cabeza tan fácilmente.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

El Cuarto Jinete: Destrucción Masiva, de Víctor Blázquez

Y por fin el último libro de la trilogía del Cuarto Jinete de Víctor Blázquez, que tengo pendiente en casa desde hace tres años.
Lejos de retomar la historia donde lo dejó en el segundo libro, con nuestros protagonistas en el complejo residencial de San Mateo, en el pueblo costero de Half Moon Bay, , en le que lucharon encarnizadamente contra una oleada de zombies que se colaron allí (aunque no todos lograron sobrevivir), el inicio del libro nos traslada a las calles de Portland, al momento en que el Cuarto Jinete empieza a manifestarse en la ciudad y el autor nos presenta a un variopinto grupo de personajes que se unirán para lograr sobrevivir a la oleada zombie y cuyo camino los conducirá hasta Half Moon Bay.

Tenemos un policía corrupto, al dueño de un puesto callejero de comida que lleva años soportando las extorsiones de dicho policía, varias mujeres que se estaban presentando al casting de un reality musical cuando empezó la invasión zombie entre las que se encuentra Kim, una mujer treintañera que sini ella pretenderlo acaba convirtiéndose en al líder del grupo, Kat, una veinteañera con una enfermedad cardíaca que afronta la vida con optimismo, dos mujeres, Alicia y Sabrina, que se odian a muerte desde que Sabrina pilló a Alicia con su marido, un motero, una pareja de novios de los que el chico es español, dos hermanos mellizos adolescentes, chico y chica, una actriz bastante creída y su ayudante y el típico borrachín.

Algunos ya caen bien de entrada y son fuertes y decididos mientras que otros son bastante odiosos y antipáticos. Tenemos que esperar 170 páginas hasta reencontrarnos con los conocidos personajes de San Mateo. Tras superar la invasión zombie el grupo tiene que afrontar otro grave problema: la escasez de alimentos. Los huertos no tienen buena pinta y tienen que racionar la comida que hay, lo cual los está matando de hambre y no saben qué pasará cuando se queden sin existencias, sobretodo con los zombies agolpados a las puertas.
Tom Ridgewick, líder de la comunidad, manipulador y calculador, que nunca ha visto con buenos ojos al grupo de Castle Hill, informó a Mark de que Veronica murió durante la invasión zombie, pero lo cierto es que Tom la mantiene encadenada en el sótano de su casa. Su plan, convertirla en el plato principal cuando se queden sin comida.

Este tercer libro me ha gustado mucho. Me ha encantado la gran cantidad de nuevos personajes que hay y sus historias son fascinantes, hacen que te olvides de los personajes de Half Moon Bay. Y luego ver cómo ambas tramas acaban juntándose ha sido genial. El final me ha parecido más que aceptable, ha sido un buen final, aunque algunas muertes podrían haberse evitado. He odiado un poco al autor por algunas de ellas.
Esta trilogía ha sido fantástica, de los mejor que he leído del género, y espero seguir leyendo más libros de Víctor Blázquez.

lunes, 18 de septiembre de 2017

Hannibal. 3ª temporada

Esta 3ª y última temporada adapta de forma bastante libre los libros “Hannibal” y “Dragón Rojo”, aunque con el orden cambiado. En “Dragón Rojo” se nos decía que cuando Will descubría que Lecter era el asesino al que estaba persiguiendo, en la confrontación él quedaba gravemente herido pero Lecter iba a prisión de por vida. En la serie la cosa no fue así. Will acababa tan mal como en el libro pero Lecter se escapaba así que en esta temporada sitúan la trama de la novela “Hannibal” antes de “Dragón Rojo”, cuando el libro va después de “El silencio de los corderos”. La primera mitad de la temporada adapta la novela “Hannibal”.

El doctor Lecter se ha trasladado a Florencia, donde vive bajo la identidad del doctor Fell. Mason Verger ofrece una suculenta recompensa por cualquier pista fiable sobre el paradero de Lecter. Su plan, capturar al doctor y comérselo mientras lo mantiene con vida y luego hacer que Cordell le transplante la cara de Will. Chilton y Alana Bloom se alían con Verger para vengarse de lo que les hizo Lecter.
Tras recuperarse de sus heridas, Will se traslada a Palermo por su cuenta, siguiendo los pasos de Lecter y encuentra un torso humano en una iglesia. El inspector Pazzi colabora con él en su investigación y posteriormente se traslada a Florencia, donde visita la vieja mansión de la familia Lecter y allí descubre lo de su hermana Mischa.

El inspector Pazzi cree reconocer a Lecter en el doctor Fell y tentado por la millonaria recompensa de Mason Verger lo llama por teléfono para informarle de que cree haberlo identificado. Y así empieza la cacería.
La 2ª mitad de la temporada se centra en la trama de “Dragón Rojo”. Tres años después de atrapar a Lecter surge un nuevo asesino en serie, apodado por la prensa sensacionalista como “El Duende Dientudo”, que ha matado a dos familias enteras, y Will se ve obligado a pedirle ayuda al doctor Lecter para dar con el asesino antes de que vuelva a actuar.

Me dio mucha lástima que al final acabaran cancelando esta serie, porque desde el principio me pareció absolutamente espectacular y de una gran calidad. Pero vista esta temporada no me extraña. Los primeros capítulos son muy lentos, incluso algo soporíferos y le dedica demasiado capítulos a la primera parte. La trama de “Dragón Rojo” es bastante fiel, Richard Armitage lo hace muy bien como Francis Dolarhyde, aunque me costó verlo en ese papel después de verlo en el Hobbit. No me parecía él sin la melena y la barba.
El final me gustó. Es épico y sangriento y me pareció hermoso ver a Will y a Hannibal luchando codo con codo, como compañeros. Tal y como Hannibal le dice a Will, eso es lo que siempre quiso para los dos. Lo que me dejó un poco descolocado fue esa escena postcréditos de Gillian Anderson. En fin, se acabó lo que se daba. O puede que no, porque recientemente Bryan Fuller ha dicho que tiene una idea bastante interesante para una hipotética 4ª temporada. Esperemos que consiga llevarla adelante.