Buscar este blog

Cargando...

domingo, 25 de septiembre de 2016

La casa de campo mágica, de James Herbert

Hartos de la vida en la ciudad una pareja (Mike músico, Midge ilustradora) decide trasladarse a la campiña inglesa y se compra una casa en el pueblo de Cantrip, en una zona bastante apartada rodeada de árboles. La casa pertenecía a una anciana llamada Flora Chandean, que tenía cierta fama de curandera y al poco de trasladarse empiezan a percibir que pasan cosas raras. La casa, “Gramarye”, parece estar dotada de algún tipo de magia porque la creatividad de ambos se dispara, las heridas se curan de un día para otro y los animales del bosque acuden a “Gramarye” a que les den de comer. Pero no todo es maravilloso en la casa. Mike escucha extraños ruidos por la noche y descubre que docenas de murciélagos han anidado en el ático (aunque la primera vez que los vio juraría que eran cientos) y una extraña secta quiere echarlos de “Gramarye” para apropiarse de ella y hacerse con su poder.

Los dos libros anteriores que leí de James Herbert los encontré un poco lentos (al menos algunas partes), pero eso no ha pasado con este libro. Lo he encontrado más fácil de leer, de ritmo bien llevado y prosa cercana y directa. La historia me ha gustado y me ha parecido muy interesante, me ha recordado un poco a Amytiville, salvo que la casa no está poblada de fantasmas y el protagonista no se vuelve loco. Lo único que desentona es la horrible portada, que por cierto no tiene nada que ver con el libro sino que corresponde a una película de serie B de 1988 titulada “El piso número trece”.


jueves, 22 de septiembre de 2016

Glee. 6ª temporada (¡Ojo Spoilers!)

Y por fin, con bastante retraso, la última temporada de Glee.
La serie de Rachel es un fracaso absoluto y la cancelan y ella tiene que volver a casa con el rabo entre las piernas. Allí descubre que sus padres se están divorciando y que encima van a vender la casa, pero Rachel puede quedarse hasta que eso suceda. Blaine y Kurt rompieron su compromiso, a Blaine lo echaron de la EARNY y ahora dirige a los Gorriones. El señor Schuester dirige ahora a Vocal Adrenaline, los eternos rivales del Glee Club (recuerda que la temporada pasada Sue cerró el Glee Club al no ganar en la final) y Sam es el ayudante de la entrenadora Beiste.
Rachel acude a Sue para que vuelva a abrir el Glee Club pero ella no quiere ni oír hablar del tema así que Rachel acude al superintendente y este reabre el Glee Club pero solo si Rachel se pone al frente y ella acepta. Kurt la ayuda a dirigirlo y al saberlo, Sue les declara la guerra.

Santana le pide matrimonio a Britanny y esta acepta. Kurt se opone porque cree que son demasiado jóvenes y no quiere que les pase lo mismo que a él y Blaine, pero ellas siguen adelante igualmente con la boda.  Mercedes trata de convencer a Rachel de que se presente a la audición de una nueva obra en Broadway pero ella no se siente preparada tras su fracaso en televisión, aunque al final se presenta y le dan el papel en el musical. Jesse St James, su coprotagonista, trata de convencerla de que acepte volver a Broadway pero ella decide volver a estudiar en la EARNY. Will deja Vocal Adrenaline porque odia su trabajo y porque sus miembros juegan sucio y pasan de todo lo que les dice y vuelve con el Glee Club como consultor externo.
Blaine y Kurt vuelven juntos el día de la boda de Brittany y Santana y también se casan.
La Academia Dalton se incendia y Will invita a los Gorriones a unirse al Glee Club, algo a lo que Sue se opone. El superintendente descubre el cuarto del dolor de Sue y la despide, así que Sue se pasa al enemigo y se convierte en la nueva entrenadora de Vocal Adrenaline. Y a todo esto llega la final.

Esta temporada consta de 13 capítulos en vez de los 22-23 habituales, algo normal cuando se trata de la última temporada (lo mismo pasó con Fringe, White Collar o Person of Interest entre otras). Personalmente lo preferí así, de esta forma no hay tantos capítulos de relleno ni hay que aguantar tanto culebrón. Los números musicales son muy buenos (Alanis Morrissette, “A thousand miles” de Vanessa Carlton, “My Sharonna”, Queen, One Republic) y el final me ha gustado. Es verdad que es un poco como en las películas Disney, que al final todo sale bien para los protagonistas y todos son amigos y se cogen de la mano y tal, pero para el tono de la serie es bastante apropiado. Otro final habría sido una decepción.
El último capítulo empieza con el Glee Club ganando la final (por primera vez en la serie no presenciamos la competición, sino que entramos justo después, durante la espera a que digan el nombre del ganador) y luego nos cuentan lo que pasa en los siguientes años. El Mckinley se convierte en un instituto de artes escénicas y es un modelo a seguir en los institutos de todo el país y Will Schuester es nombrado director. Sam es el nuevo director del Glee Club. Mercedes se convierte en telonera de Beyoncé y 5 años más tarde Su es vicepresidenta de los Estados Unidos, Rachel gana un Tony a la mejor actriz en un musical y le dedica el premio al señor Schuester, además está casada con Jesse St James y es la madre de alquiler del hijo de Blaine y Kurt. En la última escena todos se reúnen en el auditorio del Mckinley en una ceremonia solemne en la que Sue le pone el nombre de Finn Hudson al auditorio y luego van apareciendo los personajes de temporadas anteriores y todos cantan la canción “I Lived” de One Republic, que queda muy bonito y emotivo.
A mí lo que no me gustó fue que Rachel acabara casándose con Jesse después de lo que le hizo. Creo que si Corey Monteith no hubiera muerto Rachel habría acabado casándose con Finn, era lo más lógico. En fin, que la serie ya debió haber acabado mucho antes, pero ha sido muy entretenida. Lo mejor, los números musicales, a razón de tres o cuatro por capítulo, lo peor, la parte culebrón.   


miércoles, 21 de septiembre de 2016

The Booth at the End. 2º temporada

Entre unas cosas y otras se me había olvidado por completo que existía la 2ª temporada de esta webserie. Es del 2012 nada menos, ¡4 años!, pero bueno, más vale tarde que nunca. La 1ª temporada estaba formada por 10 capítulos de 10 minutos cada uno, creo recordar, y esta son 5 de 20, la duración es la misma, así como la estructura. Los distintos personajes le piden algo al “hombre que hace que pasen cosas”, llamémoslo Mr. X, y para conseguir lo que le han pedido tienen que hacer algo a cambio, a veces algo simple, otras veces algo complicado o de moral cuestionable, y algunas historias acaban cruzándose unas con otras.

Una mujer llamada Cheryl tiene una hija de 3 años discapacitada y quiere que Mr. X la cure, y lo que tiene que hacer es encontrar a una mujer sin familia ni amigos y torturarla, pero no se ve capaz y cambia su deseo por el de aceptar a su hija tal y como es. Para ello tiene que desaparecer durante tres semanas sin decirle nada a su marido ni dejarle ninguna nota.
Un chico llamado Dillon quiere vivir eternamente, mantenerse joven y no enfermar nunca, y para conseguirlo tiene que marcar a tres personas, en plan profundo.
La madre de María es muy desgraciada porque su marido a muerto recientemente y su otra hija está en una clínica de desintoxicación, y María quiere que sea feliz. Para ello debe hacer llorar a cinco personas.

Henry quiere que su matrimonio sea borrado, como si nunca hubiera ocurrido y llevar 20 años casado con otra mujer y tener los recuerdos de ese matrimonio inventado. Para lograrlo debe servir a una causa mayor, como hacerse devoto o algo así.
Theresa quiere ser amada por alguien y tiene que insinuarse a 15 hombres.
Un hombre mayor llamado Jack quiere hacer desaparecer una religión, su fe y todo lo relacionado con ella, y para ello debe llevar a cabo una matanza y matar a 22 personas, con testigos y a plena luz del día.

El padre de Connor es alcohólico, por eso su madre la echó de casa. Connor quiere que vuelva y el precio es que encuentre alguien que haya desaparecido y llevarlo de vuelta a su casa.
Melody, la chica que murió en la 1ª temporada y cuyo padre le pidió a Mr. X que la devolviera a la vida, se siente culpable porque otra chica tuvo que morir en su lugar para que ella pudiera volver a estar viva y quiere que Mr. X revierta la situación, que ella muera y la otra chica vuelva a estar viva. Para ello Melody tiene que disfrutar con algo que la haga desear estar viva.
También volvemos a encontrarnos con la camarera Daisy de la 1ª temporada, que resulta ser algo más que una camarera y parece saber bastante sobre Mr. X.


Esta temporada es tan buena como la 1ª y el desenlace te deja con ganas de saber más sobre el personaje de Xander Berkeley, pero en estos 4 años no ha habido ninguna noticia sobre una hipotética 3ª temporada, así que supongo que esto es todo lo que hay, lo cual es bastante frustrante ya que, como la 1ª, tiene un final abierto que hace que te tires de los pelos. 

martes, 20 de septiembre de 2016

Sepulcro, de James Herbert

Félix Kline es un hombre dotado de poderes psíquicos que trabaja para la empresa minera “Magma” localizando minas por todo el mundo utilizando su don. Por una visión Kline sabe que alguien pretende secuestrarlo aunque no sabe quién ni cuándo ni cómo sucederá, así que su empresa contrata los servicios de “El Escudo de Aquiles”, una empresa dedicada a dar protección y seguridad a sus clientes, así como ocuparse de secuestros y pagos de rescate y tal. Estos le asignan a Liam Halloran, su mejor agente, la protección de Kline, y este acompaña al psíquico y a su guardia personal privada (un americano, un polaco y dos jordanos, estos últimos unos individuos bastante siniestros) a una solitaria casa que se alza sobre un pequeño valle alejado de la ciudad, con un sistema de seguridad bastante pobre. Pero al poco de llegar Halloran empieza a percibir cosas extrañas que suceden en esa casa, los perros salvajes que vagan libremente de noche por el exterior; la casa del guarda que siempre está a oscuras y abandonada, pero cuando pasa por delante siente que alguien lo está observando; la siniestra personalidad de Kline, que utiliza su don para crear alucinaciones muy vívidas en la mente de Halloran, enfrentándole a sus peores pesadillas, solo para disfrutar torturándole; la fuerte influencia que Kline ejerce sobre Cora, su ayudante personal, como si la tuviera bajo su control; la desaparición y muerte de algunas personas cercanas a Kline…


Si este libro fuera una película sería una de esas de terror de serie B de bajo presupuesto. Que no se me entienda mal, la novela me ha gustado (aunque a veces es un poco lenta), es bastante entretenida, pero mezcla varios géneros distintos (espías, poderes psíquicos, criaturas, sacrificios humanos, etc) y el resultado es algo bizarro, y más que de terror es de tensión, al menos hasta el tramo final. 

domingo, 18 de septiembre de 2016

Bosch. 2ª temporada

La 2ª temporada de “Bosch” adapta las novelas “Pasaje al paraíso” y “Cuesta abajo” de Michael Connelly. Cuando empezó a emitirse la temporada yo aún no había leído el de “Cuesta abajo” ya que era el último que se había publicado en España, así que lo leí antes de ponerme a ver esta 2ª temporada. Pero la verdad es que no hacía falta ya que su adaptación es muy libre y no se parece en nada al libro. En “Cuesta abajo” Bosch iba tras un violador y asesino en serie llamado Chilton Hardy y en la serie lo pillan al principio del primer capítulo. Lo hacen igual que en el libro pero se saltan toda la investigación precedente. En el libro Bosch también tiene que investigar la muerte del hijo de Irving y en la serie es una historia totalmente diferente (en la serie el hijo de Irving es un poli que se infiltra en una unidad de polis corruptos y ya se sabe lo que pasa este tipo de historias), así que lo dicho, no hace falta leerse el libro para ver la serie. Por lo tanto la temporada adapta principalmente la novela “Pasaje al paraíso”.

Harry Bosch debe investigar el asesinato de un productor de cine porno, Tony Allen, y durante la investigación descubre que Allen blanqueaba dinero para la mafia rusa. El caso lo lleva a la ciudad de las Vegas y Bosch aprovecha para visitar a su ex mujer y a su hija Maddie. Además, la temporada avanza un poco en el tema de la madre de Bosch. El asunto se mencionaba en la 1ª temporada y yo me imaginaba que adaptarían el libro (El último coyote) en la 2ª o 3ª temporada, pero por lo que parece irán avanzando un poco en cada temporada, lo que no me parece mal.


La temporada ha estado genial. Yo soy un gran fan de los libros de Harry Bosch y la serie me la veo directamente en versión original, y menos mal que no he esperado a que la doblen ya que a estas alturas ni siquiera han doblado la 1ª temporada y no creo que lo hagan. Es una lástima pues es una serie fantástica y Titus Welliver lo borda. Ahora a la espera de la 3ª temporada, que adaptará “El eco negro” y “Más oscuro que la noche”.  

viernes, 16 de septiembre de 2016

48, de James Herbert

Una ucronía es un género literario en el que se coge un hecho histórico del pasado y se cambia creando una línea temporal alternativa (EEUU ganó la guerra de Vietnam, Kennedy no fue asesinado, EEUU no se independizó de Inglaterra, etc) Este momento en el que se produce el cambio a una línea temporal alternativa se conoce como “punto Jonbar” en honor al protagonista de un relato de Jack Williamson de 1930 llamado así, John Barr, que crea un universo al escoger un guijarro y crea otro diferente si escoge un imán.

Bien, pues esto es lo que tenemos en esta novela de James Herbert. Nos encontramos en Londres en 1948. La 2ª Guerra Mundial acabó hace 3 años pero los aliados fueron derrotados en el último momento cuando los nazis lanzaron un arma biológica sobre Inglaterra denominada Muerte Sanguínea, que coagula la sangre en las venas, paraliza los órganos, los dedos se gangrenan y ojos y oídos sangran hasta que sobreviene la muerte, y los únicos que son inmunes son los que tienen sangre tipo AB negativo.
Londres es una ciudad en ruinas donde muchos de sus edificios han sido reducidos a escombros debido al bombardeo alemán y los coches han sido abandonados en plena calle, y apenas queda gente a causa del alto índice de mortalidad de la Muerte Sanguínea.

El protagonista es un piloto estadounidense llamado Hoke, inmune a la plaga, que lleva desde el final de la guerra sobreviviendo como buenamente puede, con la única compañía de un perro callejero llamado Cagney. Pero buscar alimento y refugio no es lo único que ocupa el tiempo de Hoke, pues también debe eludir a un grupo de fascistas ingleses que reciben el nombre de Camisas Negras, todos ellos infectados con la Muerte Sanguínea, cuyo líder, un hombre llamado Hubble, quiere capturarle para sacarle toda la sangre, pues en su retorcida mente cree que si se hace una transfusión con ella se curará.


Hace un par de años o tres que tengo parados en casa cuatro libros de James Herbert (éste, Sepulcro, La casa de campo mágica y Entre los muros de Crickley Hall) así que decidí leerlos ahora consecutivamente para tacharlos de una vez de mi lista de libros pendientes (el de Crickley Hall lo dejaré para más adelante) y empecé por este porque es una de sus obras más célebres. Lo de las ucronías también es un género que me gusta mucho, me parece muy interesante pensar qué habría pasado si tal o cual hecho no hubiera sucedido e imaginar las consecuencias para la línea temporal. La idea de este libro me ha parecido fascinante, es como una novela postapocalíptica en el pasado, pero no me ha quedado claro si los nazis ganaron la guerra y ahora dominan el mundo o si Hitler ordenó lanzar la Muerte Sanguínea como medida desesperada justo antes de suicidarse en su búnker. A mí me parece que esta última opción es la más probable. Las primeras 100 páginas tienen un ritmo algo lento aunque luego mejora notablemente y el desenlace es más o menos lo que uno puede esperarse de este tipo de novelas. En general es bastante satisfactorio y es una de las novelas postapocalípticas más destacadas del género.  

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Olympo, de Dan Simmons

“Olympo” es la continuación de la anterior novela de Dan Simmons, “Ilion” y retoma la acción una semana más tarde. Mediante ciertas manipulaciones en uno y otro bando Thomas Hockenberry ha conseguido que griegos y troyanos se alíen y le declaren la guerra a los propios dioses, refugiados en el Monte Olimpo de Marte, aunque algunos griegos no están de acuerdo con esta extraña alianza, pero todo aquel que se opone a ella halla la muerte a manos de Aquiles, el líder de esta unión, que no tolera la insubordinación, así que estos guardan silencio. Pero griegos y troyanos no están solos en esta guerra pues a ellos se ha unido un gran ejército de miles de robots Moravecs procedentes de Júpiter. Por su parte los dioses tratan de manipularlos para hacer que vuelvan a enfrentarse unos contra otros.
Todos los humanos de la Tierra (Tierra-Ilion) han desaparecido de forma extraña sin dejar rastro excepto los que participan en la guerra de Troya. El consejo Moravec ha detectado una gran explosión de energía cuántica en la tierra del futuro (la de Harman y Daeman) y creen que esa puede ser la causa de la desaparición, por ello envían una expedición allí dirigida por Mahnmut y Orphu de Io, para descubrir lo que ha pasado en el planeta e invitan a Hockenberry a que los acompañe. Mientras tanto, en la Tierra, los humanos empiezan a sufrir el ataque de los voynix, con los que hasta ahora coexistían pacíficamente, pero después de que Daeman y Harman destruyeran la ciudad orbital su comportamiento parece haber cambiado drásticamente y desde ese momento se dedican a asediar los núcleos de población donde viven los humanos y a masacrar a todos los que encuentran a su paso.   


Como el de “Ilion” este libro es otro tocho de 900 páginas e igualmente está dividido en dos tomos. En su gran mayoría es fácil de leer y engancha, pero a diferencia de “Ilion” tiene una parte, en concreto la segunda mitad del primer tomo (las segundas 200 páginas), la que atañe a los humanos de la Tierra del futuro, que es algo lenta y se hace cuesta arriba. La verdad es que aquí le sobran bastantes páginas. Luego hay tramas que no parecen aportar nada a la trama principal, que están en el libro solo para rellenar, como la de Aquiles (que por cierto me recuerda mucho a “God of War”) per sí acaba teniendo su importancia en el tramo final del libro. Además en “Olympo” se nos dan por fin algunas explicaciones sobre lo que está pasando (sin tiempo no era; tienes que tragarte el tocho de 900 de “Ilion” y medio “Olympo” hasta llegar a este momento), aunque algunas son algo superficiales y no te aclaran mucho (seguimos sin saber de dónde salieron Próspero, Circe y los voynix y qué pasa con Setebos entre otras cosas). Las últimas 50 páginas las forman varios epílogos que nos cuentan lo que ocurre en los siguientes años tras el desenlace de la guerra de Troya. Uno en concreto, el de Odiseo y Circe, no lo he entendido muy bien, pero por lo demás me ha parecido un buen desenlace para esta extensa y compleja historia de casi 2000 páginas.