Buscar este blog

viernes, 26 de mayo de 2017

2001: una Odisea espacial, de Arthur C. Clarke

Hace millones de años, cuando los homínidos aún no sabían utilizar herramientas ni habían descubierto el fuego, apareció un misterioso obelisco rectangular frente a unas cuevas. Poco después un grupo de homínidos aprendió a usar herramientas... En 2001 se encuentra un obelisco similar bajo la superficie de la Luna, de 3 millones de años de antigüedad y mientras es examinado por los científicos en el obelisco se activa una señal que es enviada a lo profundo del espacio. La señal es rastreada hasta Japeto, uno de los satélites de Saturno, y hasta allí envían una expedición para descubrir lo que se oculta en el satélite, pero durante el viaje el ordenador que controla la nave, HAL 9000, empieza a cometer errores, errores que pueden costarle la vida a los miembros de la tripulación.

Hace como un mes conseguí el de “3001: Odisea final”, el último libro de la serie, así que decidí volver a leer el primer libro para refrescar la memoria. El libro es corto, 230 páginas, pero se lee fácil, tiene buen ritmo y es entretenido, pero sobre el final opino lo mismo que la primera vez que lo leí, es muy surrealista y abstracto, muy confuso, y te quedas sin saber quién puso ahí los obeliscos. Es de esperar que en alguno de los siguientes se desvele algo de información.

Cita con Rama, de Arthur C. Clarke

2130.
Lo que parece ser un inmenso asteroide ha entrado en el Sistema Solar a una gran velocidad en dirección al Sol. Al ir acercándose se descubre que tiene forma de cilindro, unas dimensiones de 50 km de largo por 10 de ancho y que parece ser de origen artificial. Así que desde la Tierra envían a un grupo de expertos a Rama, nombre con el que han bautizado al objeto, para estudiarlo y recoger toda la información posible sobre lo que albergue en su interior y sus constructores, antes de que alcance el perihielio, momento en que cambiará de dirección.

Hace como un mes conseguí gratis el de “3001: Odisea final” de Arthur C. Clarke, el último de la serie (2001: Una Odisea espacial, 2010: Odisea Dos, 2061: Odisea Tres y 3001: Odisea final) y decidí volver a leer el de 2001 para refrescar la memoria. Este lo cogiera en la biblioteca por lo menos hace 15 años y por aquel entonces solo tenían dos libros del autor, ese y “La ciudad y las estrellas”. Ahora la buscarlo me encontré con que tenían otros dos libros más, este y “Las arenas de Marte”. “Cita con Rama” es uno de los grandes clásicos de la ciencia-ficción, premiado con el Hugo, el Locus y el Nébula entre otros, así que decidí leerlo en primer lugar.

La historia me ha parecido muy interesante, aunque al final te quedas sin saber quiénes son los ramanos ni de dónde provienen. No sé si es porque este ejemplar que me leí está en gallego (aunque soy gallego no suelo leer muy a menudo en mi idioma) o por el estilo carecterístico de Clarke, pero a veces el libro me ha parecido algo lento. A este libro le siguen otros tres y no descarto leerlos si soy capaz de dar con ellos.

miércoles, 24 de mayo de 2017

La última salida, de Federico Axat

Ted McKay está a punto de suicidarse cuando alguien empieza a tocar insistentemente el timbre de su casa. Así es incapaz de hacerlo y decide esperar a que la persona que está delante de su casa se marche, pero entronces ve sobre su escritorio una nota escrita de su puño y letra con el mensaje “Abre la puerta. Es tu última salida”, nota que no recuerda haber escrito. El timbre vuelve a sonar y Ted decide abrir la puerta y al otro lado encuentra a un desconocido llamado Lynch, que parece saber exactamente lo que Ted estaba a punto de hacer, y le hace una propuesta dificil de rechazar, que evitará que su familia sufra las terribles consecuencias de su suicidio.
Tras hacer lo que Lynch le pide Ted descubre que éste no fue totalmente sincero con él y que lo ha manmipulado en su propio beneficio, utilizándolo como un títere. Ted empieza a sufrir extraños deja vus y a no ser capaz de distinguir entre realidad y fantasía, llegando a dudar de su propia mente.

Soy un fan de Federico Axat desde que leí su primera novela, por eso no cupe en mí de gozo cuando vi esta su última novela en la biblioteca. Desgraciadamente el día anterior me había llevado a casa “Relojes de hueso” y “Azazel” y no era plan de paralizar su lectura para ponerme con el de Axat, así que tuve que esperar a terminar esos libros para llevármelo a casa. Por suerte nadie se me adelantó.
Las novelas de Federico Axat se caracterizan por un inesperado giro argumental en el tramo final que te deja con la boca abierta y un ritmo rápido que hace que no puedas parar de leer. En este caso los giros se producen casi desde el principio y no solo uno, sino que hay varios a lo largo de toda la novela, cada uno más alucinante que el anterior. Axat se supera con cada nueva novela y esta es sin duda la mejor de las que ha escrito. Altamente recomendable.

lunes, 22 de mayo de 2017

The Following. 3ª temporada (¡Ojo Spoilers!)

Esta 3ª temporada tiene lugar un año después de la 2ª. Joe va a ser ejecutado en un mes y Ryan no tiene pensado acudir porque considera a Joe un asunto zanjado, algo que forma parte de su pasado y en lo que no quiere pensar siquiera. Pero Ryan sueña muy a menudo con él, que son amigos, que beben juntos y que Joe le enseña a matar, y aunque no quiera admitirlo esto empieza a afectarle.
Mark Gray, el gemelo superviviente, se ha juntado con otros asesinos y pone en marcha su venganza contra Ryan por matar a su madre y a su hermano, recreando sus asesinatos y dejando el mensaje “Ryan Hardy miente” en el escenario del crimen, porque Mike asesinó a su madre a sangre fría y el FBI lo encubrió. Mark seguirá matando hasta que digan la verdad.
Jeff Clarke, amigo y superior de Ryan, fue quien autorizó la operación contra la madre de Mark. Mark y los suyos lo secuestran y le sacan una confesión que graban en video y hacen pública. Ryan da una rueda de prensa, desmintiéndolo, lo que cabrea a Mark, que toma represalias llevando a cabo una masacre en un cuartel de bomberos.

Kyle y Daisy, la pareja de asesinos que trabajan con Mark, trabajan también con otra persona sin que éste lo sepa, alguien que les da todos los recursos que necesitan para llevar a cabo los asesinatos. Esta persona resulta ser Strauss, el mentor de Joe, otro psicópata al que van a juzgar por secuestrar e intentar asesinar a una periodista y al propio Ryan, que busca socabar la credibilidad del FBI frente al jurado de su juicio. Strauss sale libre finalmente y se escapa y Ryan va a ver a Joe para que le ayude a dar con él.
En el 3x06 entra en escena el mejor estudiante de Strauss, su primer pupilo, Theo Noble, que pasa a ser el villano principal para el resto de la temporada. Theo es una fantasma, un asesino frío y letal del que no existe el más mínimo rastro. Strauss le pide ayuda para escapar y Theo lo mata por obligarle a salir a la luz. Y Ryan acude una vez más a Joe para que le cuente todo lo que sepa acerca del pupilo de Strauss.

En el día de su ejecución (3x10), Joe se amotina en la enfermería de la cárcel y toma varios rehenes y amenaza con matarlos si Ryan no va a verle. Ryan le confiesa a regañadientes los sueños que tiene con él y después de eso Joe libera a los rehenes y se entrega, pues ha visto en Ryan a su mejor y más fiel seguidor y no le importa morir porque vivirá en Ryan para siempre. El resto de los capítulos se centran en la caza de Theo y en la organización de Aliza, una oreganización secreta que se dedica a encubrir a asesinos en serie ricos y millonarios, a la que acude Theo para librarse de Ryan.


Resulta irónico que esta última temporada de “The Following” haya sido la que más me ha gustado. La serie tenía sus cosas buenas y sus cosas malas pero yo si empiezo a ver una serie lo hago hasta el final, aunque se les vaya de las manos. En la 1ª temporada, tras la fuga de Joe, la serie caía en picado y en la 2ª no me gustó nada que Joe se convirtiera en un líder religioso, con lo que molaba Edgar Allan Poe, y en esta 3ª temporada estaba claro que el personaje ya no daba para más. Primero se escaba de la cárcel, luego finge su muerte y al final lo capturan y de vuelta a la cárcel, si aquí volviera a escaparse habría sido un cachondeo. Joe Carroll ya estaba exprimido al máximo y no cabía otro final para él que el que se produce en esta temporada. Aunque Joe aún se guarda un as en la manga y el 3x10 es sin duda el mejor capítulo de la temporada. Me encanta que, pese a todo por lo que han pasado, Ryan acabe reconociendo que él y Joe son amigos e incluso acaba salvándole la vida. Lo que me ha parecido una gran cagada es el final de la serie, que más abierto no podía ser. Como final de temporada sería perfecto pero como final de serie es una gran decepción, todo un chasco, como suele suceder en estos casos.
Bueno, se acabó lo que se daba, ahora a otra cosa.

jueves, 18 de mayo de 2017

Único superviviente, de Dean Koontz

Joe Carpenter pierde a su mujer y a sus dos hijas en un accidente de avión. Un año después sigue amargado y deprimido, pero en el cementerio conoce a una mujer, Rose, que dice ser superviviente del accidente. La mujer desaparece perseguida por unos hombres armados que pretenden matarla. Con la débil esperanza de que su familia también haya logrado sobrevivir de alguna forma, Joe inicia una investigación para averiguar lo que realmente ocurrió en aquel fatídico vuelo, y descubre horrorizado que en realidad no fue un accidente, sino algo premeditado. ¿Pero con qué fin?

La miniserie de este libro fue el primer contacto que tuve con el universo de Dean Koontz y me gustó mucho, así que cuando encontré el libro no lo dudé (por aquel entonces aún se vendían sus libros en las librerías). “Único superviviente” me parece uno de los mejores libros de Dean Koontz, un thriller repleto de acción, peligro y una terrible conspiración tras la que se oculta una escalofriante verdad, y cuando llega el momento de las explicaciones te quedas boquiabierto porque es algo que jamás se te habría pasado por la cabeza. Un libro estupendo.

martes, 16 de mayo de 2017

Tictac, de Dean Koontz

Tommy Phan, un norteamericano de origen vietnamita autor de novelas policiacas, se encuentra un día una muñeca de trapo con los ojos, la boca y el corazón cosidos en la puerta de su casa. Se la lleva a su despacho y la pone sobre la mesa, mientras repasa la última aventura de su detective, Chip Nguyen. En un momento dado va al baño y al volver descubre que en la pantalla de su ordenador está escrita la frase "EL PLAZO EXPIRA AL AMANECER". Poco después, las costuras de la muñeca se rasgan y de su interior sale un horrible monstruo que quiere matarlo. Tommy inicia entonces una espectacular huida para conservar su vida, a la vez que se pregunta por qué el ser lo ha elegido a él como objetivo y quién se lo ha enviado. En su lucha contra el monstruo, Tommy contará con la ayuda de una atractiva y excéntrica camarera.

Leí este libro hace muchos años y entonces me pareció bastante mediocre. Más simple no podía ser, un tío perseguido por un monstruo de vudú. Estaba muy lejos de sus mejores libros y lo único que valía la pena eran los diálogos entre Tommy y Del. Ahora que he vuelto a leerlo no me parece tan malo. Sigue siendo una trama muy simple y sale perdiendo si se lo compara con las obras más destacadas de Koontz, pero como novela de terror cumple su función. Tiene su buena dosis de terror y tensión y también bastante humor, algo que choca en una novela de terror, pero lo mejor de todo sigue siendo el personaje de Del, excéntrica a más no poder.

lunes, 15 de mayo de 2017

La revocación, de Michael Connelly

Tras casi 25 años en prisión por el asesinato de una niña de 12 años, Jason Jessup es declarado inocente tras la aparición de nuevas pruebas de ADN que lo exculpan. La Fiscalía está convencida de que es culpable y le encarga a Mickey Haller la revisión del caso. Mickey es abogado defensor y nunca ha ejercido de fiscal, pero el fiscal del distrito lo quiere a él porque necesita que el caso lo lleve un abogado independiente de la Fiscalía y porque él es un reputado abogado penalista. Mickey acepta y llevará el caso con ayuda de su ex-mujer Maggie, que sí es fiscal, y contrata a Harry Bosch para que se ocupe de la investigación policial.

Hace exactamente tres años que me compré este libro así que pensé que ya iba siendo hora de leerlo. “La revocación” es la tercera entrega de la serie de Michael Haller y como en la anterior comparte protagonismo con Harry Bosch (si eres fan de Connelly ya lo sabrás y si no ya te lo digo yo, Haller y Bosch son hermanastros). El libro es una mezcla de thriller judicial y novela policiaca y está estructurado de forma bastante interesante: alterna los capítulos narrados en 1ª persona por Michael Haller, centrados en el aspecto judicial del caso con los narrados en 3ª persona por Ḧarry Bosch, centrados en la investigación policial. A mí me encantan ambos géneros y Connelly es mi autor favorito de novelas policiacas. El libro engancha y se lee fácilmente y tiene un desenlace inesperado y sorprendente. Connelly es un gran autor de novelas policiacas y aquí demuestra que el thriller judicial tampoco se le da mal. Cuidado, John Grisham.

viernes, 12 de mayo de 2017

Relojes de hueso, de David Mitchell

“Relojes de hueso” es una novela de David Mitchell, autor de “El atlas de las nubes”, finalista del Man Booker y galardonada con el World Fantasy Award. La tenían en la biblioteca y el bibliotecario me la recomendó porque sabe que me gusta el género fantástico, pero pospuse su lectura hasta haber leído antes “El atlas de las nubes”, que llevaba más tiempo en mi lista de pendientes.
La novela transcurre a lo largo de 60 años, desde 1984 hasta el 2043 y está dividida en seis partes (1984, 1991, 2004, 2015, 2025 y 2043), en cada una de las cuales se nos dice qué ha sido de la protagonista en esos años, Holly Sykes, que al principio de la historia es una adolescente de 16 años. Menos la primera y la última, que están narradas por la propia Holly, el resto están narradas por personas cercanas a ella.

Al principio de esta historia Holly Sykes tiene 16 años y sale con un chico de 24. su madre lo descubre y tienen una bronca monumental tras la que su madre le da una bofetada, y después de eso Holly decide irse de casa. Holly se dirige a casa de su novio para pedirle que le deje quedarse unos días con él, pero lo sorprende en la cama con su mejor amiga y después de eso no sabe qué hacer, lo único que sabe es que no puede volver a casa y darle la razón a su madre, pues siempre estaría recordándoselo.

Cuando era niña Holly tenía visiones e incluso una amiga imaginaria, la señorita Constantin, pero tras llevarla sus padres a terapia éstas desaparecieron, incluyendo su amiga imaginaria. Pero vagando por las calles se encuentra con una extraña mujer llamada Esther Little que le pide “asilo”, sea lo que sea eso. Holly le dice que sí y tras ese encuentro las visiones vuelven más intensas que nunca. Holly consigue trabajo en una granja recogiendo fresas pero solo pasa allí unos pocos días, pues su amigo Ed se presenta para decirle que su hermano pequeño ha desaparecido y la policía cree que ha podido irse con ella; por eso a Holly no le queda más remedio que regresar a casa y explicar a sus padres y a la policía que no sabe dónde está su hermano. Pasarán décadas hasta que Holly sepa qué le ocurrió a su hermano.

De entrada esta parece una novela normal y corriente, con personajes realistas y sus dramas familiares, amistades, romances y traiciones, pero de pronto te mete escenas de fantasía en medio que resultan un poco confusas. No es hasta las últimas 200 páginas que se explica completamente de qué va esta trama fantástica, pero mientras, cada vez que hay una de estas escenas el lector se queda bastante desconcertado porque apenas le da información de lo que está pasando. Pero una vez se dan las explicaciones pertinentes todo lo ocurrido en el libro cobra sentido. El libro me ha gustado mucho. No sabía qué iba a encontrarme cuando empecé a leerlo pero el resultado ha sido muy satisfactorio. En ciertos aspectos me ha recordado a “El atlas de las nubes”, por los saltos en el tiempo y el tono tan distinto entre cada parte. La trama fantástica me ha parecido genial, un poco loca pero genial, y una vez llegan las explicaciones se te pasa volando. Personalmente me gustó mucho la última parte, que actúa a modo de epílogo, que nos presenta un mundo sin petróleo, electricidad ni Internet y donde el dinero no tiene valor alguno.
Es una novela absolutamente recomendable.

martes, 9 de mayo de 2017

Constantine. Temporada única

“Constantine” es la adaptación del personaje de DC Comics John Constantine, una especia de hechicero-exorcista y “maestro en las artes oscuras”, que tiene bastante de antihéroe, es un tipo bastante egocéntrico y socarrón y con un sentido de humor bastante ácido. En el momento en el que lo conocemos Constantine se halla interno en un psiquiátrico por propia voluntad. El motivo, un demonio poseyó a una niña y él no pudo hacer nada para salvarla y su alma fue condenada al Infierno, y por ello la propia alma de John también. Estando allí otra paciente sufre una posesión y le transmite un mensaje, “Liv va a morir”. Constantine conoció al padre de Liv Aberdine, Jaspers Winters, una medium muy poderoso que trató de enseñarle y Constantine le prometió que cuidaría de su hija.

Un demonio va tras ella así que Constantine abandona el psiquiátrico y con su amigo Chas va en busca de Liv para protegerla. Chas es su amigo más antiguo, conduce un viejo taxi y posee cierta habilidad sobrenatural para la supervivencia: siempre que lo matan, resucita (el origen de este poder no lo conoceremos hasta el 1x10). Liv creía que su padre había muerto antes de su nacimiento y Constantine le dice que murió hace un año y que le prometió que cuidaría de ella. Le da un medallón que pertenecía a Jaspers y al tocarlo le permite ver lo que veía su padre, los espíritus que los rondan, demonios y demás.

Liv flipa en colores, ya que no creía en nada de eso y pensaba que Constantine era un pirado, y éste la lleva a la vieja cabaña de Jaspers, una cabaña que es más grande por dentro que por fuera, donde su padre guardaba un montón de chismes mágicos, libros de hechizos y tal, y Constantine le habla un poco de él y de sí mismo.
Constantine urde un plan para atraer al demonio y matarlo, utilizándola a ella de cebo, y tras lograrlo ella quiere unirse a él para ayudar a la gente con las cosas sobrenaturales, pero a Constantine no le van los actos heroicos y prefiere trabajar solo, así que se las ingenia para mostrarle a Liv la crudeza del mundo en el que él se mueve, asustándola de tal forma que se le quitan las ganas de dedicarse a lo sobrenatural. Así que se largo pero antes el devuelve a Constantine el medallón de su padre y le envía el mapa que Jaspers estaba haciendo, marcado con los lugares donde iban a producirse sucesos sobrenaturales y que dejó a medias, el cual ella ha terminado.

A todo esto, un ángel llamado Manny (un ángel negro) se presenta ante Constantine y le dice que se está acercando la Oscuridad Creciente, que está inclinando la balanza hacia las Tinieblas y le pide que le ayude a hacerle frente. Constantine lo envía al cuerno, ya que su alma está condenada al Infierno y nada puede cambiar eso y Manny le replica que precisamente porque su alma está condenada al Infierno debería hacer todo el bien posible, y le insinúa que si lo hace podría salvarse del Fuego Eterno. Así que cuando Liv le envía el mapa sobrenatural Constantine acepta luchar contra la Oscuridad Creciente y guiándose por él va de pueblo en pueblo enfrentándose a demonios, fantasmas y objetos malditos de todo tipo.

Pero Constantine no contará únicamente con la ayuda de Chas. En el 1x02, en un pueblo de Pennsylvania, conoce a una chica llamada Zed Martin, una especie de clarividente que lleva semanas soñando con Constantine y plasmando estas visiones en dibujos, aunque no sabe quién es John. Zed cree que su destino está ligado al de Constantine y quiere ayudarle, pero él le da largas y trata de darle esquinazo. Aunque el don de Zed le resulta de gran utilidad en su misión actual y al final acepta a regañadientes que se úna a él en su cruzada y ayudarla a dominar sus poderes. Más adelante, en el 1x05, Constantine conoce a Jim Corrigan, inspector de Homicidios de Nueva Orleans que se topa con un fantasma asesino; John lo reculta y Corrigan se convierte en su contacto en la policía.
Además su camino se cruza con el de Papa Medianoche, un brujo vudú enemigo suyo que intenta matarlo en varias ocasiones (aunque en otras se ven obligados a trabajar juntos) y Félix Faust, otro brujo muy poderoso y peligroso, y descubre quién está detrás de la Oscuridad Creciente.

Esta serie la cancelaron tras una sola temporada y para mí fue una muy mala noticia, porque le dejaban un final abierto y porque la serie me parecía muy buena. El género sobrenatural es uno de mis favoritos y yo me he leído varios cómcis de John Constantine, al Justice League Dark y tal, y esta me ha parecido una estupenda adaptación del personaje, además el actor que lo interpreta lo clava.
He disfrutado mucho con los guiños a los cómics, el casco del Doctor Destino, el demonio Nergal, Papa Medianoche, Felix Faust y Jim Corrigan, alias “The Spectre”. Estoy seguro de que si no la hubieran cancelado habríamos visto cómo Corrigan se convertía en “The Spectre”, y eso habría molado mucho.
En fin, una lástima. Al menos podemos volver a ver a Constantine en un capítulo de la 4ª temporada de Arrow.

jueves, 4 de mayo de 2017

The Blacklist. 2ª temporada (¡ojo Spoilers!)

Los primeros capítulos de esta temporada se centran en la guerra entre Red y Berlín, el hombre que ha estado saboteando sus negocios y que contrató a Tom para que se acercara a Liz, y que está llevando su venganza contra Red porque cree que él mató a su hija. Berlín secuestra a la ex-mujer de Red y le informa de que se la enviará pieza a pieza, igual que él hizo con su hija. Red le asegura que no fue él pero Berlín no le cree y Red consigue liberar a su ex-mujer tras devolverle a Berlín todo su dinero.
Liz, por su parte, tiene a Tom escondido en un barco, encadenado, sin que nadie lo sepa, para sacarle información sobre Berlín. Red da con una mujer joven a la que suponemos es su hija pero ella no sabe quién es él, pero finalmente resulta que no es su hija sino la de Berlín, que está viva, y Red se la entrega para poner fin a su malentendido.

Alguien le hizo creer a Berlín que Red había matado a su hija y este le habla de alguien que se hace llamar el diciembrista, y ambos únen fuerzas para dar con él. El diciembrista resulta ser Alan Finch (Alan Alda), el subsecretario de Inteligencia y hombre al que Red conoce muy bien. Finch es miembro de un poderoso grupo llamado la Camarilla, inflitrado en los puestos más influyentes del Gobierno y las agencias de Inteligencia y prácticamente intocable. Red tenía una tregua con ellos debido a que tenía en su poder cierta información comprometedora, pero Finch engañó a Berlín para que se deshiciera de Red por ellos.
Los dos se ocupan de él y una vez zanjado el asunto de Berlín la Camarilla se convierte en el principal enemigo a batir por Red y descubrimos el misterio de la relación entre Red y Liz, el motivo de que haya estado vigilándola y protegiéndola durante toda su vida.


Al final de la 1ª temporada se nos insinuaba que Red podía ser el padre de Liz, aunque le había dicho a ella que no lo era. Finalmente se nos confirma que no lo es, pero sí fue el responsable de lo que ocurrió aquella noche en casa de los padres de Liz (los tipos armados, el incendio, el disparo) y el motivo es algo llamado Fulcrum, unos archivos con esa información comprometedora sobre los miembros de la Camarilla. Red le dio el Fulcrum a los padres de Liz para que se lo guardaran (que, por cierto, eran ex-agentes del KGB), pero los de la Camarilla lo descubrieron y pasó lo que pasó. Todo este tiempo Red ha hecho creer a la Camarilla que tenía el Fulcrum en su poder, pero ellos descubrieron que no era así y por eso fueron contra él. Solo hay una persona que sabe dónde está el Fulcrum y esa es Liz, por eso Red siempre la ha estado vigilando. Ella lo ignora pero aquella noche siendo niña vio dónde era escondido el Fulcrum, así que el plan de Red es despertar ese recuerdo reprimido, encontrar el Fulcrum y sacarlo a la luz para acabar con la Camarilla.

Mientras tanto, un policía del puerto descubre a Tom en el barco y este lo mata para proteger a Liz. Un inspector de Homicidios empieza a husmear y pone a Liz contra la espada y la pared, y la única forma de exonerarla es que Red encuentre a Tom y que este se entregue. Y en el acto final la Camarilla hace su movimiento contra Liz, acusándola de ser una espía rusa e incriminándola de asesinar a un senador.

Esta 2ª temporada es tan alucinante como la 1ª y el ritmo igualmente trepidante. El final de temporada de la 1ª dejaba algunos enigmas en el aire: ¿es Red el padre de Liz? (él le dijo que no pero en su cuerpo están las quemaduras del incendio), el misterio de la relación de Liz y Red y lo de la foto de la hija de Berlín, y aquí por fin se resuelven. Lo de Berlín me ha parecido bastante curioso, en la 1ª temporada él era el gran enemigo de Red, el hombre que le estaba jodiendo los negocios y complicándole la vida, pero en esta 2ª temporada su trama se despacha en unos pocos capítulos. Esto me decepcionó un poco ya que pensaba que Berlín sería un personaje fijo en la serie, pero lo cierto es que una vez descubierta la verdad sobre su hija, el personaje ya no daba para más.
Lo que también me sorprendió fue que la Camarilla se convirtiera en el enemigo principal, cuando en la 1ª temporada su trama era secundaria. Y el final de temporada es de traca, como no podía ser de otra manera. Esta es una de esas series que te ves 3 o 4 capítulos seguidos y te sabe a poco. Es muy absorbente y tiene un ritmo que no te deja respirar. Indispensable para cualquier adicto a las series, palabra.

viernes, 28 de abril de 2017

Azazel, de Isaac Asimov

Los 18 relatos que forman esta antología están narrados por el propio Asimov y en ellos nos presenta a un amigo suyo llamado George, un tipo con más cara que espalda al que Asimov siempre está invitando a desayunar y comer y que siempre se aprovecha de él sin cortarse un pelo (además George siempre le está diciendo lo mal escritor que es). George afirma que posee un pequeño demonio de dos centímetros de altura llamado Azazel que concede deseos, pero no puede utilizarlo en su propio beneficio sino para ayudar a otras personas, es la única regla, así que en cada relato George le cuenta a Asimov cómo ha utilizado a Azazel para ayudar a tal o cual amigo suyo, no por la bondad de su corazón sino porque espera obtener algo a cambio, pero en todos los casos los deseos tienen consecuencias negativas y George siempre se queda sin su recompensa. Asimov no se cree nada pero utiliza sus historias para escribir estos relatos.

Isaac Asimov es uno de los grandes autores de la ciencia-ficción que revolucionó el género con sus historias de robots y su saga Fundación, pero aquí demuestra que también se le dan bien los relatos humorísticos. Los relatos de esta antología son muy divertidos y se leen fácilmente. Asimov nos explica en una breve introducción cómo surgieron los relatos de Azazel, que es muy interesante, y me parece increíble que siendo Asimov ya una celebridad aún hubiera quien decidiera rechazar algunos relatos suyos. Lo que es una lástima es que en esta antología solo se incluyan 18 relatos de Azazel y no todos los que Asimov escribió. Te quedas con ganas de más.

jueves, 27 de abril de 2017

Viaje en el Tiempo, de Gerónimo Stilton

Gerónimo Stilton recibe una misteriosa carta en la que alguien le da una serie de instrucciones para llegar a determinado lugar. Gerónimo cree que es una broma pero siente curiosidad y sigue las instrucciones, descubriendo que el misterioso remitente no es otro que el profesor Voltio, un científico e inventor amigo suyo. Este lo ha convocado para mostrarle su último gran invento: ¡una máquina del tiempo! Voltio planea viajar a la época de los dinosaurios y descubrir por qué se extinguieron, luego viajar al Antiguo Egipto y descubrir cómo se construyó la pirámide de Keops y finalmente ser testigo de la coronación del rey Arturo, e invita a Gerónimo y a su familia a acompañarle en su viaje. Así que Gerónimo le da la noticia a su hermana Tea, a su primo Trampita y a su sobrinito Benjamin y se van todos juntos en esta gran aventura.

Sé que los libros de Gerónimo Stilton son para niños pero de vez en cuando suelo leerme alguno porque están escritos de forma bastante curiosa; a diferencia de los libros normales para adultos el texto pasa de letras grandes y pequeñas, formando remolinos y de colores distintos, y algunos de ellos incluso huelen. El presente libro no huele pero incluye un montón de juegos, trucos y curiosidades relacionados con lo leído y sin darle demasiada caña te lo lees en dos días, tranquilamente.

miércoles, 26 de abril de 2017

Luna de invierno, de Dean Koontz

Jack McGarvey, un agente de policía de Los Ángeles, resulta herido de gravedad durante un tiroteo en una gasolinera. La convalecencia es larga y ardua y Jack empieza a replantearse su futuro. Ya no se ve capaz de seguir trabajando en la calle y ve peligro en cada esquina. La ciudad está dominada por las violencia y Jack no cree que vivir en ella siga siendo seguro para él y su familia. Entonces, como si sus plegarias hubieran sido escuchadas, Jack descubre que ha heredado una casa en los bosques de Montana, así como una gran cantidad de dinero, y Jack no tarda en trasladarse allí con su mujer Heather y su hijo Toby.
Pero pronto empiezan a producirse hechos inexplicables: los animales del bosque se muestran inquietos y Toby a veces se pone como en trance, como si estuviera poseído por una extraña fuerza. Todo parece indicar que en el bosque se esconde una siniestra presencia.

Este libro me ha sorprendido gratamente en las 200 últimas páginas. De entrada parecía un libro entretenido y poco más, imaginaba que la convalecencia del protagonista abarcaría a lo sumo 2-3 capítulos pero dura hasta la mitad del libro, algo excesivo a mi modo de ver, aunque lo alterna con lo que ocurre en Montana. Pero una vez los McGarvey se trasladan a Montana la historia mejora muchísimo, adquiere un tono de auténtico terror y las páginas se pasan volando. La única pega es que me hubiera gustado saber algo más sobre eso que hay en el bosque, de dónde procede y cuáles son sus intenciones.

martes, 25 de abril de 2017

Fuego frío, de Dean Koontz

Jim Ironheart tiene premoniciones. En ocasiones siente la imperiosa necesidad de estar en un lugar determinado en el momento oportuno, y llega a tiempo de salvarle la vida a alguien. Holly Thorne es una periodista que casualmente presencia uno de sus rescates, y a partir de entonces decide investigar al misterioso héroe. Desde que lo vio en acción Holly empieza a sufrir horribles pesadillas relacionadas con un molino abandonado y una espantosa criatura a la que ella llama El Enemigo, pesadillas que comparte con el propio Jim. Estas pesadillas la conducirán al inquietante pasado de Jim Ironheart y le desvelarán el traumático origen de sus premoniciones.

“Fuego frío” es uno de los libros que más me han gustado de Dean Koontz y me recuerda mucho a “La zona muerta” de Stephen King, un tío con premoniciones o algo por el estilo que va de un lugar a otro tratando de impedir accidentes y crímenes. Lo del protagonista con poderes que se las da de héroes es un género que me gusta mucho y ya he leído unos cuantos libros sobre el tema, principalmente de King y Koontz. Lo que más me gusta del libro es la primera parte, todo lo referente a las intervenciones heroicas de Jim. Luego, con el viaje a los orígenes de Jim, el molino, el Amigo y el Enemigo, la historia empieza a complicarse y va alejándose un poco de la trama principal. Aunque es verdad que la historia de Jim, cuando llegas a conocerla al completo, es terriblemente trágica y muy emotiva, y resulta imposible no compadecerte de él.

viernes, 21 de abril de 2017

Person of interest. 4ª temporada

Al final de la 3ª temporada nuestros protagonistas no pudieron hacer nada para impedir que la segunda máquina, Samaritano, fuera activada, así que con ayuda de Root la Máquina de Harold les otorga a todos ellos nuevas identidades para protegerlos de ella. Shaw vende perfume en unos grandes almacenes, Harold es profesor de ética en la universidad y John es detective de Narcóticos y se convierte en el nuevo compañero de Fusco. A Root, sin embargo, la Máquina le asigna una nueva identidad cada pocos días.
Samaritano es mucho más poderosa que la Máquina de Harold y mientras que la labor de esta es proteger al inocente, la de Samaritano es todo lo contrario, acabar con todo aquel que suponga una amenaza, y las cosas pintan bastante mal para nuestros protagonistas. Pese a su nueva condición de proscritos, Harold, John, Shaw y Root, además de luchar contra Samaritano, también siguen con su misión de investigar los números que les proporciona la Máquina y establecen su nueva base de operaciones en una estación abandonada de metro.

La otra trama atañe a una organizada banda de ladrones llamada la Hermandad que ha recogido el testigo de HR; su líder, alguien llamado Dominic al que nade le ha visto la cara, controla a los pandilleros, el tráfico de armas y tiene a varios polis en nómina. Dominic le declara la guerra a Elías por el control de las calles y para hacerse con sus negocios y John se ve obligado a protegerlo. Además la Máquina infiltra en su organización a Shaw. En el tramo final Samaritano hace su movimiento, ataca Wall Street y nuestros protagonistas se ven arrinconados y prácticamente sin ninguna posibilidad de salir bien librados de esa situación.

Esta temporada dura un capítulo menos que la temporada anterior y le bajó bastante la audiencia; esto llevó a que la cadena decidiera que la 5ª temporada, con aún menos capítulos, 13, fuera la última. A mí esta me parece una de las mejores series de los últimos años y esta 4ª temporada es tan alucinante como cualquiera de las anteriores. La existencia de dos máquinas, dos inteligencias artificiales, una mala y otra buena, en guerra la una contra la otra, es una pasada. Luego está lo que ocurre con Shaw en la midseason, que es toda una sorpresa y un auténtico mazazo. En realidad lo que pasa es que la actriz que hace de Shaw estabab embarazada de mellizos así que dejó temporalmente la serie para ser madre, pero los fans podemos respirar aliviados porque Shaw regresa para la 5ª temporada, con lo que la cosa no es tan grave como nos la pintan aquí. Y en último lugar está el final de temporada, con la máquina diciéndole a Harold que siente haberle decepcionado y dándole las gracias por haberla creado, que es para echarse a llorar, y el final mismo, que es un pedazo de cliffhunger en toda regla y parece muy complicado que Harold y John logren salir con vida de esta. Joder, de infarto.

miércoles, 19 de abril de 2017

Ladrón del tiempo, de Terry Pratchett

Las figuras grises conocidas como los Auditores de la Realidad detestan a la especie humana y opinan que han desordenado irremediablemente el universo con su irracionalidad y su fantasía, y por eso idean un plan: detener el tiempo para catalogar y organizar tranquilamente todo lo que existe. Para ello le encargan a un relojero de Ankh-Morpork que construya el reloj más preciso del mundo, un reloj de cristal que se sincronizará con el tic del universo y detendrá así el tiempo.

Pero el Tiempo también tiene sus defensores. En su monasterio los Monjes de la Historia trabajan para que los humanos puedan seguir jugando con el tiempo, ganándolo, regalándolo o hacer con él lo que quieran. Allí hay un joven novicio llamado Lobsang, que fue criado por el Gremio de Ladrones, que posee una habilidad extraordinaria, casi sobrenatural, para robar lo que sea en un visto y no visto. Pero Lobsang es bastante díscolo y ningún monje es capaz de enderezarlo, así que como último recurso se lo asignan al legendario héroe Lu-Tze el Barredor; si él no puede corregirlo, nadie puede.

Mientras tanto, la Muerte sabe que el Apocalipsis se acerca y se ve obligada a pedirle ayuda a su nieta Susan. Pese a que es humana, Susan puede moverse fuera del tiempo, algo que a la Muerte le está vedado y necesita que su nieta encuentre a una persona lo antes posible. Su abuelo le revela que el Tiempo es más humano de lo que la gente cree y que hace unos años tuvo un hijo. La misión de Susan es encontrar al chico, pues es la única persona que puede detener el Apocalipsis, mientras él debe volver a reunir a los Cuatro Jinetes (¿o eran cinco?) para cabalgar hacia la batalla, como está escrito, aunque los otros parece que no están muy por la labor.

No estaba seguro de que fuera a gustarme este libro pero al final resulta que sí, me ha encantado de principio a fin y lo he disfrutado mucho. De Terry Pratchett empecé leyendo “El color de la magia”, pero no me empezó a gustar hasta casi el final, soy más de fantasía épica que de fantasía de humor. Luego seguí con “La luz fantástica”, que ya me gustó desde las primeras páginas y me hizo caer rendido ante Pratchett, y luego leí “El país del fin del mundo”, que también lo disfruté mucho y me pareció muy divertido.
Este libro lo conseguí gratis hace un año y no me he animado a leerlo hasta ahora. Como digo me ha gustado mucho, ha estado genial y muy divertido y los personajes son unos héroes bastante peculiares. Además, pese a ser una novela de Mundodisco, no hace falta haberse leído ninguno de los libros anteriores previamente, ya que es una novela independiente. Vamos, que es un libro muy recomendable si te apasiona Terry Pratchett.

martes, 18 de abril de 2017

El Cuarto Jinete: Armagedón, de Víctor Blázquez

Me compré este libro nada más salir a la venta, hace ya 4 años, así que ya iba siendo hora de ponerme a leerlo. Si no lo he hecho antes no es porque no me apeteciera, todo lo contrario, pero no hacía más que comprar libros, luego también los cogía en la biblioteca y a veces volvía a leer algunos libros que ya había leído solo por darme el gusto de escribir la reseña para el blog, y a la fuerza tenía que dejar muchos atrás. Por ello tengo en casa libros que compré hace 5 años por lo menos y aún no he leído. Pero ya he ido borrando algunos de estos libros de mi lista de pendientes y ahora por fin le tocó el turno al presente libro.
“El Cuarto Jinete: Armagedón” es la continuación de “El Cuarto Jinete” y retoma la acción justo donde lo dejó este. Aparentemente el Ejército logró contener el virus que se extendió por el pueblo de Castle Hill y acabar con todos los infectados, y ha trasladado a los supervivientes a un hotel del centro de los Ángeles, donde podrán pasar la noche y descansar tranquilos después del terrible infierno por el que han pasado. Pero lo que todos ignoran es que uno de los supervivientes porta el virus en su interior y esa misma noche el terror se desata en el hotel y para cuando el Ejército se da cuenta de lo que está pasando ya es demasiado tarde para contenerlo y el Cuarto Jinete se extiende irremediablemente desde el centro de los Ángeles por todo el país.
La mayoría de supervivientes de Castle Hill logra salir con vida del hotel y ponen rumbo al pueblo costero de Half Moon Bay, donde hay un complejo urbanístico llamado San Mateo, el cual puede protegerlos de las oleadas de zombies, con sus muros de piedra y su verja electrónica. Pero la amenaza no está únicamente en el exterior sino también dentro del propio complejo, pues su administrador, un hombre tremendamente manipulador llamado Tom Ridgewick y acostumbrado a ser el líder de la comunidad, no ve con buenos ojos la llegada de este grupo de desconocidos, a los que ve como una amenaza a su posición, y está dispuesto a hacer lo que sea necesario para seguir manteniendo el poder.

Esta segunda parte es tan buena como la primera, o incluso mejor. El libro empieza en plan tranquilo, presentándote de nuevo a los supervivientes de Castle Hill y recordándole al lector lo que pasó allí, pero ya a las 50 páginas se desata de nuevo la oleada zombie, sin darle apenas tiempo a los supervivientes de Castle Hill a recuperarse de lo sucedido en las últimas horas. El ritmo es trepidante nada más empezar y ver cómo el Cuarto Jinete se extiende por la ciudad de los Ángeles sin que haya forma de ponerle freno (las medidas que toma el Ejército en la ciudad para contener el virus son muy impactantes) te hiela la sangre en las venas.
Aparte de los personajes que ya conocíamos del libro anterior, este introduce a nuevos personajes muy interesantes, algunos de ellos bastante antipáticos, como Tom Ridgewick, que me recordó bastante a Big Jim Rennie, su sobrino Neil y sus amigotes, que son unos macarras, y Logan Kane, un asesino y violador. No sé si también os ha pasado, pero San Mateo recuerda mucho a Alexandría, ¿no? Las últimas páginas son de auténtico infarto, un no parar, y el desenlace es toda una sorpresa, un gran cliffhanger que te pone los dientes largos. Espero no tardar otros 4 años en ponerme con el tercer y último libro,

Arrow. 3ª temporada (¡Ojo Spoilers!)

En esta temporada Oliver se enfrenta nada menos que a R’as Al Ghul y a la Liga de Asesinos, que ya hizo su aparición en la temporada anterior. En la 2ª temporada descubríamos que Malcolm Merlyn estaba vivo y que Thea en realidad era hija suya. En el final de esa temporada, cuando Slade Wilson y sus hombres ponían Starling City bajo asedio, Thea se iba de la ciudad con Malcolm y en esta temporada éste empieza a entrenarla de forma bastante brutal, sin piedad alguna. Por su parte Oliver no sabe que Malcolm está vivo y cree que Thea se ha ido para estar un tiempo sola y superar todo lo que ha pasado (saber que es hija de Merlyn, que Oliver lo supiera y se lo ocultara y la muerte de su madre). En el arranque de la temporada Sara regresa a Starling City para averiguar si los rumores de que Malcolm está vivo son ciertos, pues R’as Al Ghul ha puesto precio a su cabeza, pero antes de poder hacerlo alguien la mata disparándole varias flechas. Descubrir la identidad de su asesino se convierte en la trama principal de los primeros 9 capítulos.

En el 3x04 Nyssa Al Ghul se presente buscando a Sara y Oliver le confiesa que ha muerto; ella le revela que Malcolm está vivo y en la confrontación con él Malcolm le asegura que no ha tenido nada que ver con la muerte de Sara, y cuando Nyssa le exige que se lo entregue, Oliver le dice que ahora está bajo su protección y que no piensa hacerlo. Al transmitirle el mensaje a R’as Al Ghul, éste le declara la guerra.
En el 3x09 descubrimos la identidad del asesino de Sara y se nos desvela el motivo por el que Malcolm orquestó la muerte de Sara, como no podía ser de otra forma: al matar a Sara, R’as Al Ghul exigiría que le fuera entregado su asesino para ejecutarlo y al hacer que esa persona tan cercana a Oliver matara a Sara, él se negaría a hacerlo y se enfrentaría en combate a R’as Al Ghul, lo mataría y su deuda con la Liga sería borrada. Pero Oliver no tiene nada que hacer ante R’as al Ghul, que lo atraviesa con su propia espada y lo arroja por el precipicio.

En Starling City lo dan por muerto al no tener noticias suyas y su equipo se encarga de proteger la ciudad en su ausencia. Tras la muerte de Sara, Laurel empieza a entrenarse con un ex-boxeador llamado Ted Grant (en los cómics, Ted Grant era miembro de la JSA, un ex-boxeador que lleva un traje de gato y se hace llamar “Wildcat”), decidida a llevar el manto de Canario Negro en memoria de su hermana. A Oliver eso no le hizo gracia y se lo prohibió, pero como ahora no está ella se convierte finalmente en justiciera y junto a Diggle y Arsenal protege Starling City de los criminales.
Al final del segundo alo de Oliver en la isla, este lograba abandonarla y llegaba a China, pero allí era encontrado por Amanda Waller, la directora de ARGUS, que lo recluta y lo convierte en un asesino letal. Maseo, su compañero en ARGUS, es en el presente miembro de la Liga de Asesinos y es él quien lo rescata del precipicio y lo lleva junto a su esposa, que lo cura de sus heridas y lo ayuda a recuperarse. Oliver regresa a Starling City en el 3x13 y toma la decisión de aliarse con Malcolm para vencer a R’as Al Ghul, pues solo podrá hacerlo con sus métodos.

En esta temporada también conocemos a Ray Palmer, el nuevo propietario de Industrias Queen, interpretado por Brandon Routh. En los cómics Ray Palmer es Atom, un científico que inventa un traje que le permite encogerse a nivel microscópico, pero en la serie es una especie de Ironman, de hecho tiene el mismo sentido de humor que Tony Stark, y se pone a diseñar un traje-armadura con un montón de armas y le permite volar y todo eso (lo de encogerse no lo pone a prueba hasta el final de temporada), para luchar contra el crimen. La novia de Ray murió a manos de los hombres de Deathstroke y él no pudo hacer nada para evitarlo y Ray se juró que no volvería a pasarle algo así y por eso está construyendo su armadura ATOM. De entrada Ray considera a Arrow una amenaza y pone todos los medios a su alcance para detenerlo y llevarlo ante la justicia, pero más adelante descubre que Oliver es Arrow y cambia de opinión y acaba uniéndose a su equipo.

Thea entrega a Malcolm a la Liga y Oliver y Diggle van a Nanda Parbat a rescatarlo pero son capturados. Sorprendentemente R’as Al Ghul le ofrece a Oliver ser su sucesor, pero tras pensárselo Oliver lo rechaza y R’as Al Ghul les deja irse. R’as Al Ghul se hace pasar por Arrow y lo incrimina en varios asesinatos para poner a la ciudad en su contra y convencerlo así de que acepte su oferta, pero no funciona así que ataca a Thea en su casa, dejándola casi muerta. Oliver la lleva a Nanda Parbat para que R’as Al Ghul le devuelva la vida mediante el Pozo de Lázaro y a cambio acepta su oferta. R’as Al Ghul le lava el cerebro para que olvide su pasado y abrace la doctrina de la Liga, lo que parece surgir efecto, y como parte de su ascensión Oliver tiene que destruir Starling City con el virus Alfa-Omega, el mismo virus que él y Maseo tuvieron que recuperar en los flashbacks.

Parece ser que los fans de la serie criticaron negativamente esta temporada por considerarla demasiado oscura y yo me quedé alucinado al saberlo, porque a mí me pareció una temporada muy buena, tanto como cualquiera de las anteriores. Es verdad que tiene un tono oscuro por todo eso de la Liga de Asesinos, pero esto está sacado de los cómics de Batman, que es el justiciero oscuro por definición, y a mí me gusta ese tono. Personalmente no me pareció mal que Arrow se apropiara de una historia de Batman y ese tono oscuro le da un toque guay. También me ha gustado que metieran otros personajes de los cómics, como Wildcat y Ray Palmer.

Brandon Routh no tuvo mucha suerte con su película de Superman (que a mí me encantó, debo ser el único) y desde entonces no se había vuelto a oír hablar de él; es un alivio volver a verlo hacer de superhéroe y parece que con Atom le va mejor (sale en esta temporada de Arrow, en un par de capítulos de Flash, otro tanto en la 4ª de Arrow y luego en la serie de Legends of Tomorrow).
Otra cosa que mola es el crossover con Flash, algo esperado desde que se presentó a Barry Allen en la 2ª temporada de Arrow, aunque ahí aún no era Flash, y que ocurre con cada temporada (en el momento en el tiempo en el que me encuentro ya me he visto las dos primeras de Flash, la 4ª de Arrow, la 1ª de Legends of Tomorrow y la 1ª de Supergirl). Ya en la 4ª de Arrow los crossovers se complican, pues implica a Arrow, Flash y Legends of Tomorrow y en la 5ª de Arrow, que aún no he visto pero sé cosas, abarca estas tres series y a Supergirl, además del crossover entre Flash y Supergirl. Pero ya hablaremos de esto con cada una de estas series, que creo que me estoy yendo por las ramas.
Bueno, que en lo que a mí respecta la temporada ha estado genial y el final de temporada es espectacular.

lunes, 10 de abril de 2017

El intercambio Rhinemann, de Robert Ludlum

Finales de 1943.
Washington tiene un grave problema entre manos. Los giróscopos de sus aviones no funcionan y sin ellos los aviones no pueden orientarse a gran altura. Es de vital importancia sustituir esos giróscopos lo antes posible pues se ha programado un ataque aéreo sobre Alemania para varias semanas después y no puede aplazarse.
Por otro lado los nazis también tienen problemas. Se han quedado sin diamantes y sin ellos no pueden seguir fabricando munición para sus armas y Alemania no podrá hacer frente a los aliados.
Americanos y nazis buscan desesperados sus respectivos repuestos e irónicamente resulta que los únicos repuestos que existen de cada cosa está en manos del bando contrario, los americanos poseen los diamantes y los nazis tienen los giróscopos. Así que unos y otros deciden pactar una pequeña tregua, en el máximo secreto, para realizar dicho intercambio. El hombre encargado de ese intercambio es un judío alemán exiliado en Buenos Aires llamada Erich Rhinemann, fanático de su país como el que más. Washington envía allí al teniente coronel David Spaulding, que ha estado dirigiendo una red de espionaje en el norte de España para asegurar que los giróscopos que le dé Rhinemann sean auténticos y no pretenda engañarle. Spaulding solo sabe lo referente a los giróscopos y no le han dicho nada sobre los diamantes y cree que todo irá según lo planeado, pero ciertas personas no piensan permitir que ese intercambio tenga luar y Spaulding sufre varios intentos de asesinato por parte de hombres armados.

Este es el último libro de Robert Ludlum que me faltaba por leer de los que tengo en casa. El libro está bastante bien aunque no está entre mis favoritos, se deja leer, es del montón, vamos, pero en mi opinión le sobran bastantes páginas. Con trescientas y pico páginas era más que suficiente.

miércoles, 5 de abril de 2017

Relámpagos, de Dean Koontz

Laura Shane nació una noche de tormenta en la que se produjeron una gran cantidad de relámpagos, noche que todo el mundo recordaría años después. A lo largo de los años Laura tendrá que hacer frente a diversos peligros que amenazarán su vida, que superará gracias a su fuerza y su valor, y a la aparición de un misterioso desconocido que siempre llega a tiempo de salvarle la vida, y por el que no parecen pasar los años, pues todas las veces que aparece tiene el mismo aspecto, y Laura empieza a pensar en él como en su ángel de la guarda.
En un instituto secreto de la Alemania nazi unos científicos realizan experimentos con el control del tiempo y el espacio, permitiéndoles viajar al futuro. Su objetivo es cambiar la historia para que Hitler gane la guerra. En estos viajes al futuro uno de estos científicos llamado Stefan conoce a una niña llamada Laura Shane...

Este es para mí el mejor libro de Dean Koontz que he leído hasta la fecha, y eso que me he leído una docena por lo menos. Lo supe a las pocas páginas de empezarlo, a veces tengo ese pálpito cuando empiezo algún libro y con este no me equivoqué. Lo de los viajes en el tiempo es algo que siempre me ha chiflado, y esta novela es fabulosa. Al principio es todo bastante misterioso y con mucha intriga (sabes que va de viajes en el tiempo porque lo dice la sinopsis), no sabes quién es ese misterioso desconocido que siempre aparece a tiempo para salvar a Laura Shane y su historia no la conoces hasta la mitad del libro o así, pero por eso engancha tanto y te mantiene en vilo. Y cuando empiezas a conseguir respuestas, estas son alucinantes. La parte que trata sobre los viajes en el tiempo, las paradojas y todo eso está genial y mola un montón, y luego toda la historia de Laura, su infancia, las amenazas a su vida y cómo acaba convirtiéndose en una escritora de éxito, es muy buena, resulta ser un personaje muy interesante.
En resumen, una grandísima novela y muy recomendable.

lunes, 3 de abril de 2017

El atlas de las nubes, de David Mitchell

Tengo este libro en casa desde hace 5 años por lo menos, desde que salió la película, pero resulta que en la biblioteca tienen otro libro del mismo autor, “Relojes de hueso”, una novela que empieza normal pero que acaba adentrándose en lo postapocalíptico, que es muy buena y tal, así que antes de leerlo quise leer este, ya que llevaba demasiado tiempo en mi lista de pendientes y además me gusta leerme los libros en orden cronológico.
“El atlas de las nubes” está formado por seis historias que se entrecruzan entre sí, que van desde el siglo XIX hasta un futuro postapocalíptico. A mediados del siglo XIX el notario de California Adam Ewing viaja por los mares del Sur a bordo de la goleta Prophetess rumbo a Hawaii y anota en su diario todas las peripecias del viaje. En 1930 el joven músico Robert Frobisher consigue trabajo como amanuense de un anciano y reputado compositor. Entre las cosas del viejo encuentra el diario de Adam Ewing y Robert le escribe unas cartas a su amigo Rufus Sixsmith relatándole su experiencia.

En los años 70 la periodista Luisa Rey se ve inmersa en una conspiración que amenaza su vida relacionada con cierto reactor nuclear, a raíz de investigar el aparente suicidio de un científico llamado Rufus Sixsmith que escribió un demoledor informe en el que revelaba los verdaderos peligros de ese reactor nuclear, algo que ciertas personas influyentes no están dispuestas a permitir que salga a la luz. A manos de Luisa llegan las cartas de Frobisher a Sixsmith.
A principios del siglo XXI la lucha de Luisa Rey contra el lobby energético se convierte en un libro que alguien le envía a Timothy Cavendish, un viejo editor que no le hace mucho caso porque tiene sus propios problemas; ha sido recluido en contra de su voluntad en un asilo y busca la forma de escapar de allí. En un futuro lejano, las tribulaciones de Timothy Cavendish se convierten en una película que conmueve a Sonmi-451, una sirviente clonada que se rebela contra la esclavitud propia de su raza. Su testimonio en forma de holograma es tomado por las palabras de una diosa por Zachry y Merónima, habitantes de un Hawaii postapocalíptico.

El libro me ha gustado mucho. Me ha gustado la heterogeneidad de los relatos, que van desde una historia de aventuras en los mares del Sur, un thriller, un relato humorístico hasta un relato futurista y otro postapocalíptico, pero lo más interesante es la forma en que están estructurados los relatos. No termina el primero y luego pasa al siguiente, sino que deja cada uno a medias y luego pasa al siguiente, menos con el último relato que te lo cuenta de principio a fin y entonces retrocede a los relatos precedentes y te cuenta cómo termina cada uno, en orden decreciente (1-2-3-4-5-6-5-4-3-2-1). Me parece muy original. La película sin embargo no me gustó tanto. Casi tres horas de metraje y el montaje a veces resulta algo confuso, saltando todo el tiempo de una historia a otra. No me extraña que no funcionara.
Bien, espero poder leer pronto el de “Relojes de hueso”.

viernes, 31 de marzo de 2017

La Casa del Trueno, de Dean Koontz

Cuando tenía 19 años Susan Thornton fue testigo de cómo su prometido era asesinado durante el ritual iniciático de una hermandad universitaria que se les fue de las manos a sus compañeros. Susan logró escapar antes de que la mataran a ella también y los culpables fueron a la cárcel, años después hallaron una muerte violenta. Trece años después, Susan sufre un aparatoso accidente de coche que la deja en coma durante tres semanas y cuando despierta no recuerda quién es ni lo que le ha pasado ni cómo ha llegado al hospital. Con el paso de los días empieza a recuperar la memoria excepto en lo que se refiere a su trabajo, de lo que no recuerda el más mínimo detalle, y estando allí la someten a varias pruebas para ayudarla a recuperar los recuerdos perdidos y a fortalecer los músculos de sus piernas. Pero pronto empieza a percibir que en el hospital ocurren cosas extrañas. Susan ve con sus propios ojos, en los pasillos del hospital, a los asesinos de su prometido, con el mismo aspecto de hace 13 años, como si el tiempo no hubiera pasado por ellos, algo imposible ya que están todos muertos, y también el cadáver putrefacto de su prometido, que aparece en un momento para desaparecer al siguiente y Susan cree estar volviéndose loca.


Este fue el primer libro que compré de Dean Koontz y creo que también el primero que leí (a Koontz lo conocía primero por sus miniseries, las de “Único superviviente” y “Tensión” y luego empecé con los libros) y me gustó mucho. Es una historia con mucha tensión y varios momentos de puro horror, ese horror irracional e inexplicable que te rompe los esquemas y te paraliza el corazón y con un ambiente claustrofóbico muy conseguido, eso hay que reconocérselo a Koontz. En ciertos aspectos me recuerda un poco a “Misery”, porque como aquél este libro transcurre casi en su totalidad en la habitación de hospital donde está la protagonista y el ambiente es similar. Eso sí, el final es toda una sorpresa y nada es lo que parece.

miércoles, 29 de marzo de 2017

La abadía de Northanger, de Jane Austen

Catherine Morland es una joven de 17 años, algo ingenua y aficionada a las novelas góticas, que es invitada por los Allen, la familia más acaudalada de Fullerton, a pasar unas semanas en el balneario de Bath, que ellos administran. Allí tiene una agitada vida social, acudiendo a bailes, disfrutando del paisaje y conociendo gente muy interesante. En Bath la señora Allen se reencuentra con una vieja amiga de su infancia, la señora Thorpe, y Catherine conoce a sus hijos, Isabella y John. Resulta que Isabella conoce a su hermano John, de hecho se muestra muy interesada en él, y las dos se hacen grandes amigas. John por su parte está interesado en Catherine e intenta cortejarla pero ella no se percata de su interés ya que John no deja demasiado claro sus intenciones y Catherine solo lo considera un amigo, además ella solo tiene ojos para Henry Tinley, un apuesto joven al que ha conocido en Bath y con el que ha bailado. Catherine también conoce a su hermana Eleanor, de la que se hace amiga, y así reparte su tiempo entre los Thorpe y los Tinley.
El mundo de Catherine se derrumba cuando Henry le comunica que su familia debe regresar a casa antes de lo esperado a causa de los negocios de su padre, creyendo que no volverá a verle, pero todo cambia cuando los Tinley la invitan a hospedarse con ellos en la abadía de Northanger, invitación que ella acepta gustosa.

De los seis libros de Jane Austen (su obra siempre ha constado de seis libros, pero ahora resulta que hay un séptimo, una novela corta titulada “Lady Susan”) me había leído tres, “Orgullo y prejuicio”, “Emma” y “Sentido y sensibilidad”, así que cuando vi este libro en la biblioteca me llevé una gran sorpresa y enseguida me lo llevé a casa.
“La abadía de Northanger” es el libro más corto de los seis, menos de 300 páginas, los capítulos son cortos y se lee fácilmente. De vez en cuando me gusta leer algún clásico y me gustan los libros de Jane Austen porque son como comedias de época, el cortejo, los bailes, los malentendidos y tal, leer sobre esto es muy divertido, aunque debo decir que este libro lo he encontrado de inferior calidad a los otros. Además la protagonista me parece algo tonta, solo preocupada por sus relaciones sociales, los bailes o lo que Henry pueda pensar de ella, muy distanciada de otras mujeres fuertes, como la protagonista de “Orgullo y prejuicio” o la Elinor de “Sentido y sensibilidad”.

Mi orden de preferencia sería el que sigue:
1.Orgullo y prejuicio
2. Emma
3. Sentido y sensibilidad
4. La abadía de Northanger

Ahora solo me quedan los de “Persuasión” y “Mansfield Park”, y la novelita de “Lady Susan”.

viernes, 24 de marzo de 2017

Los ojos de la oscuridad, de Dean Koontz

Tina Evans perdió a su hijo Danny, de 12 años, en un trágico accidente hace ahora un año. El proceso ha sido muy doloroso pero Tina está empezando a superarlo. Pero entonces empiezan a ocurrir cosas extrañas en su casa. En la pizarra de la habitación de su hijo alguien ha escrito “No estoy muerto”. Tina cree que alguien la considera responsable de su muerte y quiere atormentarla. Esto ocurre en más de una ocasión y Tina cree que podría tratarse de su ex-marido, pero tras hablar con él se da cuenta de que no es cosa suya.
Pero eso no es lo único. También se producen repentinas bajadas de temperatura, en el ordenador de su despacho también aparece el mismo mensaje, y en su ausencia las cosas de la habitación de Danny empiezan a moverse solas. Tina empieza a considerar la posibilidad de que su hijo esté realmente vivo y de que lo que está pasando sea su forma de ponerse en contacto con ella. Tina se lo cuenta a Elliot, el abogado de su jefe con el que ha empezado a verse y le pide ayuda para exhumar el cuerpo de su hijo y comprobar así si está realmente muerto. Pero unos peligrosos individuos intentan matarlos para que no descubran la verdad acerca de lo ocurrido con Danny, y ambos deben emprender la huida para salvar sus vidas y dar con el paradero de su hijo.

Esta es una buena novela de terror de Dean Koontz, pero no está entre las mejores. Tampoco entre las peores. Pertenece más bien a ese grupo de novelas que son únicamente entretenidas, te hacen pasar un buen rato pero una vez acabadas ya no piensas más en ellas. Más que de terror, yo diría que esta novela es de mucha tensión y suspense. Hay grandes dosis de las dos y Koontz sabe manejarlas para hacer que te resulte muy difícil dejar de leer. En la recta final el ritmo se acelera y la acción se vuelve vertiginosa, y lo que ocurre en las últimas páginas es toda una sorpresa.

jueves, 23 de marzo de 2017

La poesía de los números, de Daniel Tammet

Daniel Tammet es un genio de las matemáticas. De niño le diagnosticaron el Síndrome de Asperger, pero también es sinestésico (cuando se cruzan los sentidos, como oler los colores o ver los sonidos; en el caso de Daniel él ve los números en colores, siluetas y distintas texturas) y además padece el Síndrome del Sabio, su memoria prodigiosa le permite aprender un idioma en una semana (habla diez, incluyendo el esperanto y uno inventado por él) y tiene en su haber un record Guinness: en 2004 recitó de memoria los primeros 22.514 dígitos del número Pi, sin equivocarse, durante más de cinco horas.

Yo antes de ahora no tenía ni idea de quién era Daniel Tammet pero vi este libro en la biblioteca y no dudé en llevármelo porque me encantan las matemáticas (he visto una película sobre el tema, “La habitación de Fermat”, la serie “Numbers”, en la que se utilizaban las matemáticas para ayudar a resolver crímenes y me he leído “La música de los números primos”, que trata sobre los matemáticos que aportaron su granito de arena al complejo mundo de los números primos, desde la Antigua Grecia hasta el presente). Si crees que aquí tendrás que tragarte alguna de esas ecuaciones complicadas solo comprensibles para cerebritos, puedes respirar tranquilo, porque no hay nada de eso. Lo cierto es que para ser un libro de matemáticas, estas se enfocan de una forma bastante abstracta, así que no corres peligro de aburrirte.

El libro consta de 25 ensayos sobre las “matemáticas de la vida”, según las palabras del propio autor. Algunos de estos ensayos son autobiográficos, Daniel nos habla de su familia, de cómo es ver el mundo a través de sus ojos, nos habla del episodio del Guinness y lo que se le pasaba por la cabeza minutos antes de empezar a recitar los números y durante la prueba. Los otros ensayos hablan sobre la belleza intrínseca de las matemáticas y las curiosidades matemáticas que se ocultan en muchas de las cosas que nos rodean. ¿Sabías que en islandés hay un montón de palabras para contar hasta cuatro, dependiendo de qué es lo que quieras contar? Cuatro es fjórir, pero cuatro ovejas se dice fjórar y un niño de cuatro años se dice fjógurra. Y con el chino pasa algo similar.

¿Sabías que hay una tribu en el Amazonas que no conoce los números? Si le preguntas a un indígena te dirá el nombre de cada uno de sus hijos pero no sabrá decirte cuántos hijos tiene. Por lo mismo, esta tribu, los pirahã, no hace planes que excedan el día de duración, y no distinguen un pájaro de una bandada ni entre una persona y un grupo de personas.
Daniel también nos habla de las tablas de multiplicar y de los hermosos patrones que esconden; de cuando Shakespeare descubrió la existencia del cero, algo que le fascinó sobremanera y que reflejó en muchas de sus obras; de las clases de matemáticas que impartía Pitágoras, de los números astronómicamente grandes, de por qué percibimos que la nieve es blanca y de cuál es la auténtica forma de los copos de nieva, de la probabilidad matemática de que haya vida en otros planetas, de la poesía inherente de los números primos y más cosas por el estilo.

El libro me ha gustado. Yo me esperaba un libro de matemáticas puro y duro y no uno tan poético como este, pero aún así me ha gustado y Daniel Tammet es una persona digna de admiración. Tiene Asperger, sinestesia y posee un cerebro único en su clase, su vida no ha sido fácil pero no ha arrojado la toalla y aquí demuestra, al igual que en sus libros anteriores, que se le de muy bien lo de escribir y hacer comprender a los demás lo que es vivir en su piel y lo hermosos de una asignatura como las matemáticas. En resumen, un libro muy recomendable.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Material sensible, de Neil Gaiman

Este libro de Neil Gaiman está formado por 24 relatos y poemas, que son los siguientes:

1. Cómo montar una silla
En este poema Neil Gaiman sufre un bloqueo así que se pone a montar una silla.

2. Un laberinto lunar
El protagonista contrata a un guía para que lo lleve hasta el laberinto lunar, un laberinto que solo puede recorrerse a la luz de la luna y que según dicen, si llegas al centro y vuelves a salir sin equivocarte una sola vez de camino, te curarás de todos tus males; de lo contrario hallarás la muerte.

3. Lo que pasa con Cassandra
Cuando estaba en el instituto Stuart Innes se inventó una novia para que sus amigos no creyeran que era un pringao. Ahora, 15 años más tarde, su novia imaginaria se convierte en alguien real.

4. En la oscura profundidad del mar
Una mujer le cuenta al narrador cómo murió su hijo en alta mar.

5. “La verdad es una cueva en las montañas negras...”
Un hombre contrata a un guía para que lo lleve hasta una cueva en la Isla de la Niebla, que según cuenta la leyenda alberga un gran tesoro.

6. Mi última casera
Un poema sobre una casera asesina.

7. Una historia de aventuras
Tras la muerte de su marido una mujer le habla a su hijo de las extrañas aventuras que éste vivió durante la 2ª Guerra Mundial.

8. Naranja
Una chica recibe un misterioso paquete desde el extranjero, de bronceador, tinte o algo por el estilo, y a partir del día siguiente empieza a emitir un intenso fulgor naranja y desarrolla poderes telepáticos y telequinéticos.

9. Un calendario de cuentos
Este relato está formado por doce relatos breves, de 2-3 páginas cada uno, que pertenecen a géneros muy dispares, desde una historia de piratas, un hombre que pierde al poker con unos patos, una tarjeta de felicitación más allá del espacio-tiempo, la mujer que se encuentra con su yo del futuro...

10. El caso de la muerte y la miel
El origen de la afición de Sherlock Holmes por las abejas,

11. El hombre que olvidó a Ray Bradbury
Un hombre empieza a olvidarse de las palabras y lo peor de todo, del nombre de su autor favorito. Recuerda las historias y a sus protagonistas, pero no a su autor.

12. Jerusalén
Un hombre recuerda el viaje que él y su mujer hicieron a Jerusalén y lo que a ella le pasó allí.

13. Clic-Clac, el sonajero
El protagonista es un chico que tiene que cuidar al hermano pequeño de su novia. Este le pide que le cuente un cuento para dormir y le pregunta si conoce alguno sobre Clic-Clac el sonajero, un monstruo distinto a todos los demás, y como no es así el niño le habla de él: un monstruo que vive en la oscuridad y que se te lleva en cuanto te despistas a su madriguera y al morderte te licua los órganos y se los bebe y de ti solo quedan la piel y los huesos.

14. Un conjuro contra la oscuridad
Un hombre llega hasta nuestro mundo desde un mundo a punto de llegar a su fin y le cuenta al narrador cómo llegó hasta él.

15. “Y llora, como Alejandro”
La razón por la que no existe los coche voladores, las mochilas-cohete o las naves espaciales es Obediah Polkinghorn, un desinventor.

16. Las nada en punto
Un relato del Doctor Who.

17. Diamantes y perlas: un cuento de hadas
Una peculiar versión de la Cenicienta.

18. El retorno del delgado duque blanco
Un monarca se ha convertido en un monstruo. Al principio era bueno y trataba de hacer las cosas bien, pero ahora le resulta indiferente matar a todos los que son inferiores a él. Un prisionero de sus mazmorras se lo dice a la cara antes de matarlo. En los días siguientes no puede sacarse las palabras del condenado de la cabeza y asume que es verdad, que se ha convertido en un monstruo, y se vuelve infeliz. El monarca necesita algo que le devuelva las ganas de vivir y a sus oídos llega la noticia de que una reina ha sido hecha prisionera por unos gigantes y todo aquel que ha intentado rescatarla ha hallado la muerte. Así que decide ir a lomos de su corcel al rescate de la reina.

19. Terminaciones femeninas
Una carta de amor.

20. Ceñirse a las formalidades
Poema acerca de una mujer a la que no invitan a un bautizo.

21. La joven durmiente y el huso
Blancanieves y la Bella Durmiente.

22. El oficio de bruja
Un poema sobre una bruja.

23. En Relig Odhráin
Poema sobre un santo irlandés del siglo VI.

24. Black Dog
Un relato de “American Gods”.

La biblioteca municipal está recibiendo bastantes novedades literarias, de hecho tan a menudo que el bibliotecario ya no tiene dónde meter tanto libro, todas las estanterías están llenas al máximo (no sé qué pasará si alguien decide donar libros a la biblioteca). Una de estas novedades es el presente libro, una antología bastante reciente, del 2016, y no dudé en llevármela a casa en cuanto la vi. Puede que al principio Neil Gaiman no me entusiasmara mucho; lo primero que leí de él fue “Stardust”, que me pareció un poco lento, luego “Los Hijos de Anansi”, que me gustó pero no era para echar cohetes (la segunda vez que lo leí me gustó muchísimo más que la primera) y luego los cómics de “Sandman”, que me parecieron fabulosos. Pero fue con “American Gods” con el que caí rendido a sus pies y ahora cuando veo su nombre en algún libro los ojos se me salen de las órbitas.
Esta es la primera antología de Gaiman que leo y la verdad es que me ha gustado mucho. Lo cierto es que se me ha pasado volando y la terminé antes de lo que pensaba, pero algunos relatos me parecieron un poco raros y no acabé de pillarles el punto, tal vez necesitaban unas cuántas páginas más de desarrollo.

Como “Lo que pasa con Cassandra”, que parte de una premisa muy interesante pero que termina con un giro muy confuso. O “Una historia de aventuras”, que te deja un poco frío, no sabes cuál es el propósito del relato. O “El retorno del delgado duque blanco”, que empieza como un relato de capa y espada y termina convirtiéndose en otra cosa, muy surrealista. Los que menos me gustaron fueron los poemas, nunca se me han dado bien ni comprender su significado, dejémoslo ahí.
El de “Naranja” es bastante peculiar porque el texto está formado por las respuestas de un cuestionario que la hermana de la protagonista, Jemima Glorfindel Petula Ramsey, debe responder sobre lo sucedido con su hermana superpoderosa, pero ignoramos cuáles son las preguntas y tenemos que imaginárnoslas a partir de las respuestas. Los que más me gustaron fueron “El caso de la muerte y la miel”, “El hombre que olvidó a Ray Bradbury”, “Y llora, como Alejandro”, “Las nada en punto”, “La joven durmiente y el huso” y “Black Dog”. Principalmente “Las nada en punto” y “Black Dog” son soberbios. Y luego está la introducción, en la que Neil Gaiman nos cuenta cómo se le ocurrió cada historia, algo que siempre me ha gustado saber. Simplemente fantástico.

viernes, 17 de marzo de 2017

El perdón (Fanfic Los Hombres de Paco)

Empecé a ver “Los Hombres de Paco” allá por el 2005 únicamente por la historia de amor de Lucas y Sara (me puede la vena romántica, también vi “Los Serrano” por lo de Marcos y Eva”), la historia de amor más grande de la ficción española, una historia muy dulce y tierna que me enamoró desde el principio, que me emocionó y me hizo sufrir muchísimo durante toda la serie. La 7ª temporada me cabreó tanto que no quise seguir viéndola pero cuando me la bajé entera me obligué a hacerlo y lo pasé realmente mal. Odié a Sara por lo que hizo y me sentí traicionado, como si yo hubiera sido el cornudo y lo que peor me sentó fue que no se sintiera culpable. Le pone los cuernos al gran amor de su vida, ¿y no siente el más mínimo remordimiento? ¡Venga! Al menos a final tomó la decisión correcta (si hubiera elegido a Aitor es para matar a los guionistas) y todo acabó bien.
Las últimas semanas, no sé por qué, me entraron unas ganas locas de volver a ver toda la historia de Lucas y Sara desde el principio así que me tragué de nuevo la serie al completo, pero solo las partes de Lucas y Sara, el resto le di a avance rápido. De hecho fue algo casi obsesivo porque me echaba hasta las dos de la mañana con la serie y luego no era capaz de dormir pensando en Lucas y Sara, y por la mañana me despertaba pensando en ellos dos y no tenía ganas de hacer nada más hasta terminar de verla entera.
Por el último capítulo de la serie sabemos que Lucas perdonó a Sara y tienen un hijo y todo se arregló entre ellos, pero en el final de la 7ª temporada eché de menos una escena intensa y emotiva entre ellos dos, con Sara contándole lo de su infidelidad y pidiéndole perdón y todo eso y Lucas pensándose si hacerlo o no.
Y esto es lo que se me ha ocurrido. Espero que os guste.

EL PERDÓN

Lucas y Sara dejaron atrás la masacre en que se convirtió la boda de Silvia y Pepa y se alejaron caminando, abrazados el uno al otro. Sara tenía un brazo rodeándole el costado y Lucas le rodeaba a su vez los hombros con el suyo y así como estaban, con la cara de Sara apoyada en su pecho, Lucas aún la notaba llorar quedamente y su respiración agitada. La pierna le palpitaba levemente, por el disparo, y le molestaba cada vez que apoyaba el peso sobre ella, por eso no podía moverse todo lo rápido y cómodo que le hubiera gustado y necesitaba apoyarse en Sara para caminar.
Ambos llevaban varios minutos sin hablar y Lucas no paraba de darle vueltas a la cabeza a lo que había pasado. Al principio sintió una mezcla de alegría y alivio cuando Sara lo eligió a él pero ahora ese sentimiento estaba mitigado por el dolor de la traición de Sara. Si había algo por lo que hubiera puesto la mano en el fuego sin ninguna duda es de lo suyo con Sara, y que ella le hubiera sido infiel era algo que aún no podía creerse. Pero aquello no había sido solo un calentón (si lo hubiera sido le habría dolido igualmente) sino que se había enamorado de Aitor, lo cual era más grave. Pero al final lo había escogido a él y eso tenía que significar algo, no? Lucas no se imaginaba la vida sin ella, pero ahora no sabía si podía perdonarla. ¿Cómo confiar de nuevo en ella? ¿Cómo recuperarse de algo así? Era algo que tenía que pensar muy detenidamente.
Lucas vio que había un banco de madera a un lado del camino, bajo la sombra de los árboles que flanqueaban ambos lados del camino, y otro en frente.
-Mira-dijo Lucas y Sara alzó la cabeza-Sentémonos un rato.
-¿Estás bien?
-Me duele un poco la pierna.
-Tal vez debimos esperar a que llegara la ambulancia.
Lucas negó con la cabeza.
-No, estoy bien, fue una herida limpia. Solo quiero descansar poco.
Lucas se dejó caer en el banco como un peso muerto e inclinó la cabeza hacia atrás, con los ojos cerrados. Se dejó estar así durante un buen rato y luego volvió a abrir los ojos.
Sara se sentó a su lado, de cara él y se quedó mirándolo con expresión atormentada. Lucas la cogió de la mano y se la besó, luego se aflojó el torniquete. La herida le sangró un poco, pero no tanto como antes, y volvió a apretarse el torniquete.
-Estoy bien-dijo para tranquilizarla-Casi no sangra.
Lucas le acarició la cara y Sara le cogió de la muñeca y le apretó la mano contra su mejilla, y dejó escapar un sollozo.
-Lucas, lo siento mucho, nunca pretendí...
Lucas retiró la mano de la mejilla de Sara.
-Sara, ¿crees que este es el mejor momento para hablar de esto? Todo está bien, déjalo estar.
-No, no puedo dejarlo estar. Necesito sacarme esto de dentro-dijo ella, golpeándose el pecho con la mano-y saber si lo nuestro tiene arreglo, si podremos seguir adelante. Quiero saber lo que estás pensando, no quiero que te lo guarde dentro y que me digas que todo está bien, y que en el momento menos pensado me lo eches en cara, porque no lo soportaría.
-Quieres saber lo que pienso-dijo Lucas en voz baja, con la mirada clavada en el suelo. Entonces se volvió hacia ella y la miró a los ojos-Lo que pienso es que me has roto el corazón. Creía que ya habíamos pasado por lo peor tú y yo y jamás pensé que esto pudiera pasarnos a nosotros. Ahora tengo un agujero en el pecho y no sé si alguna vez volverá a cerrarse del todo.
Las lágrimas empezaron a deslizarse por las mejillas de Sara.
-Lo siento mucho, Lucas, nunca quise hacerte daño. Estoy muy arrepentida, de verdad, si pudiera dar marcha atrás...
-Pero no puedes, Sara, lo hecho, hecho está. Solo quiero saber por qué.
Sara bajó la mirada y trató de secarse las lágrimas, pero estas seguían fluyendo.
-Me encontraba muy sola, sentía que me habías abandonado, que me habías dejado de lado, además ya no me enviabas mensajes y yo...
-Si me hubieras dicho cómo te sentías habría vuelto mucho antes, lo habría dejado todo por ti.
Sara sollozó.
-Lo sé-Sara meneó la cabeza-Aitor estaba ahí, era mi apoyo y yo... empecé a enamorarme de él otra vez.
-Y no dudaste en meterte en su cama-le reprochó Lucas. Sara bajó la mirada sin dejar de llorar.
-Dime una cosa, ¿en algún momento te sentiste culpable por lo que estabas haciendo? ¿No te paraste a pensar que le estabas poniendo los cuernos a tu marido?
-Claro que sí, pero no podía evitarlo, os quería a los dos. No sabía qué hacer, a quién elegir, pero cuando os vi a los dos juntos durante el tiroteo, entonces lo supe, supe que no podría estar con otro que no fueras tú.
Sara se arrimó a él y lo agarró del brazo, pero Lucas se zafó de ella y se puso de pie.
-Qué afortunado soy-dijo con sarcasmo, situándose en medio del camino y mirándola fijamente. Sara estaba echa un mar de lágrimas, no paraba de llorar, tenía la cara enrojecida y le temblaba el mentón, pero ella quería saber lo que tenía en la cabeza y por Dios que iba a decírselo-Lo supiste entonces, ¿no? Cuando nos viste juntos supiste que me querías a mí, ¿no?
Sara asintió con la cabeza.
-¿Y si no hubiéramos estado juntos? ¿O si yo no hubiera venido a la boda? ¿Lo habrías escogido a él?
-No lo sé-dijo Sara con la voz rota.
-Vaya, y yo que pensaba que era el gran amor de tu vida.
Sara sintió un ramalazo de pánico. ¿Por qué hablaba en pasado?
-Y lo eres. ¡Lo eres! Mi amor por ti no disminuyó en ningún momento, tienes que creerme.
-Pero llegaste a considerar la posibilidad de escoger a Aitor antes que al gran amor de tu vida-dijo, haciendo el gesto de las comillas con ambas manos-¿no es verdad? Eso me hace pensar que en realidad no estabas tan enamorada de mí como me has hecho creer, que solo se trataba de un capricho adolescente. Eso me parte el corazón y pienso que he sido un auténtico idiota por habérmelo creído.
-¡No!-exclamó Sara, poniéndose de pie y agarrándose al pecho de Lucas-Lucas, mírame. ¡Mírame! No dudes ni por un momento de que estaba y estoy perdidamente enamorada de ti. Me enamoré de ti a los 14 años y entonces ya supe que sería para siempre. No se trató de ningún encaprichamiento tonto sino de auténtico y puro amor, la nuestra es como una de esas grandes historias de amor que solo parecen existir en las novelas y películas, pero la nuestra es real. Estoy destrozada por dentro por lo que te he hecho, tuve dudas y fui débil y me comporté como una cría estúpida. Pero volví a verte y recordé lo mucho que te amaba y supe que no podría vivir sin ti. Mira cómo estoy, nunca he llorado tanto en toda mi vida, pero sé que merezco derramar cada una de estas lágrimas, porque lo siento aquí-Sara cogió una mano de Lucas y se la puso sobre el corazón.
A Lucas le emocionó el discurso de Sara y parpadeó varias veces para contener las lágrimas. Cuánto la amaba, ¿pero sería eso suficiente?
Lucas apoyó la frente contra la de Sara y suspiró hondamente.
-No sé si… -empezó a decir Lucas, pero se interrumpió-¿Cómo sé que no volverá a pasar, cómo confiar de nuevo en ti?
-Mírame a los ojos y entonces lo sabrás.
Lucas así lo hizo. Observó los ojos hinchados y enrojecidos de Sara de tanto llorar, las lágrimas que aún resbalaban por su rostro y la barbilla que aún le temblaba. Clavó sus ojos en los de ella y miró más allá y vio lo sinceramente arrepentida que estaba de lo que le había hecho, lo destrozada que se encontraba, y ahora le tocaba a él decidir. ¿Seguía queriendo pasar el resto de su vida con ella o había cosas que eran imposibles de superar?
La vida no era fácil, pensó, y a veces esta te ponía a prueba de la peor manera posible. Pero cuando alguien se arrepentía de verdad desde lo más profundo de su corazón, saber perdonar era algo catártico y unía a esas dos personas mucho más de lo que habían estado antes. Así que Lucas enseguida supo la respuesta.
-Solo voy a hacerte una última pregunta y luego se acabó-Lucas notó que el corazón de Sara se aceleraba de golpe y abría los ojos conmocionada.
-¿Qué? Lucas, no, por favor…
-Sshh-dijo él, poniendo un dedo sobre los labios de ella. La pobrecilla lo había entendido al revés-Solo quiero saber una cosa. ¿Aún quieres pasar el resto de tu vida conmigo?
Los ojos de Sara se llenaron de lágrimas.
-Sí, quiero pasar el resto de mi vida contigo, darte un montón de hijos y que nos hagamos viejitos juntos.
-Entonces no hay más que hablar-Lucas le acarició el rostro, se inclinó hacia ella y la besó en los labios y Sara se dejó llevar. Lucas pudo saborear las lágrimas en su labios-Hemos pasado por mucho tú y yo, superado demasiados obstáculos como para tirarlo todo ahora por la borda.
-Te prometo que a partir de ahora te haré saber cada día lo mucho que te quiero, para que vuelvas a quererme como antes-dijo Sara abrazándolo con fuerza, como si no quisiera separarse de él nunca más y apoyando la cara en su pecho.
-Eso es imposible, porque mal que me pese soy incapaz de dejar de quererte-Lucas le dio un beso en la nuca y la sintió estremecerse entre sus brazos-¿Sabes cuándo empecé a enamorarme de ti? Cuando me grabaste aquel video, ¿te acuerdas?
Sara separó la cara de su pecho y le sonrió.
-¿Cómo podría olvidarlo? Qué vergüenza. Al día siguiente te encontré en mi habitación y quise dártelo y tú me echaste la bronca y luego me diste un beso en la frente. Me dio un bajón... Entonces me arrepentí de haberlo grabado y cuando supe que te habías llevado la cámara quise morirme.
-Nadie me había dicho nunca nada tan bonito y me llegó adentro. Entonces empecé a verte con otros ojos, aunque no quise reconocerlo y traté de mantener las distancias. Luego, cuando me dijiste que me odiabas no pude soportarlo y cuando me anunciaste que te ibas a Dublín dos años mi mundo entero se vino abajo. En ese momento supe que nunca podría ser feliz si no era contigo.
-Y luego me besaste.
-Bueno, técnicamente fuiste tú quien me besó
-Pero tú me lo devolviste.
-No pude remediarlo. Por un lado me sentía mal por hacerlo. ¡Estaba besando a una menor de 15 años! Podía ir a la cárcel por eso. Pero por otro lado no pude resistirme por más tiempo. Me estabas volviendo loco.
Los dos volvieron a besarse.
-Venga-dijo Sara-Llévame a nuestra nueva casa. Quiero ver ese pedazo de chalet que me has comprado.
Lucas le rodeó los hombros con su brazo y reemprendieron la marcha hacia ese futuro que les aguardaba juntos.

FIN