Buscar este blog

lunes, 29 de diciembre de 2014

En las Montañas de la Locura, de H. P. Lovecraft

Supe de la existencia de “En las Montañas de la Locura” cuando Guillermo del Toro quiso hacer la película y el estudio le puso un montón de problemas, que si era demasiado complicada, que si los chavales de ahora no la iban a entender y que preferían ir sobre seguro y hacer pelis chorras y de efectos especiales, y el proyecto cayó en saco roto, algo que, como a Guillermo del Toro, me cabreó bastante. ¿Cómo pueden preferir hacer pelis tontas de adolescentes a adaptar una de las obras más conocidas de Lovecraft, uno de los escritores más influyentes del género, por no decir uno de los padres del terror? En fin, así nos va, que de todas las películas que se hacen al año son realmente buenas las que se cuentan con los dedos de una mano. Aunque por lo que ha dicho Guillermo del Toro, el proyecto no está tan muerto como parece y es posible que en unos pocos años acabe viendo la luz. Cruzaré los dedos.

En definitiva, que esto me dio ganas de leer el libro y cuando lo vi en mi biblioteca no lo dudé, aunque estuviera en gallego. El libro trata de una expedición a la Antártida formada por cuatro profesores de la Universidad de Miskatonic: el narrador, que es geólogo y director de al expedición; Pabodie, ingeniero; Lake, el biólogo y Atwood, físico y meteorólogo, acompañados de varios de sus estudiantes de postgrado y expertos mecánicos.  Su objetivo es conseguir muestras geológicas de la tierra que hay bajo todo el hielo de la Antártida, pero esto queda en segundo plano cuando encuentran las ruinas de una antiquísima ciudad, de hace 100 o 150 millones de años, y los fósiles de las horrendas criaturas que la habitaron, similares a los llamados Antiguos descritos en el Necronomicon del árabe loco Abdul Alhazred. Descubren que sus paredes están cubiertas por símbolos de un idioma desconocido, que al descifrarlo les desvela la historia de dichos seres, pero no está tan abandonado como creían en un principio.

El tema de la ciudad en ruinas perteneciente a una civilización anterior a la aparición del ser humano no es una novedad en la obra de Lovecraft. Tiene varios relatos sobre el tema y esta es su única novela, y aunque sus relatos largos suelen ser algo lentos y se hacen cuesta arriba, la novela está bien construida y va introduciéndote poco a poco en ese ambiente claustrofóbico y de puro horror que rodea a los protagonistas. El clímax final, ese breve vistazo a lo que se oculta en lo profundo de la ciudad, compensa el pasar por las partes lentas.
Y con este libro pongo punto y final tanto a mis lecturas de Lovecraft como a las del año 2014. Ha sido un año muy completo en el que he superado mi propio record establecido hace dos años en 79 libros, llegando a la nada despreciable cantidad de 101 libros, sin habérmelo propuesto siquiera, lo que me llena de satisfacción. Espero que tú también hayas tenido un gran año de lecturas y que el año que viene sea igual de bueno. Yo por mi parte pienso leerme algunos tochos de mil páginas que este año se han quedado fuera.
¡Feliz Año Nuevo de lecturas!

viernes, 26 de diciembre de 2014

La peor Nochebuena de mi vida

La Nochebuena de 2014 sin duda pasará a la historia como la más angustiosa de toda mi vida. Yo vivo al lado de una zona boscosa, con muchas zarzas y arbustos (en algunos momentos las acacias alcanzan la altura de árboles) y siempre que meto el coche en casa mi perro sale a husmear por la zona. El miércoles llegué a casa a las siete y media de la tarde y mi perro salió afuera, como siempre. Como tardaba en volver empecé a llamarlo, pero no aparecía así que me adentré entre la maleza, hasta donde las zarzas me lo permitían, llamándolo todo el tiempo, pero no dio señales de vida. Lo lógico es que hiciera ruido al pisar las hojas o al mover las ramas de los arbustos, pero no escuché el más mínimo sonido y empecé a preocuparme. Total, que me pasé las dos horas siguientes buscándolo como loco, dando varias vueltas al barrio y regresando al zarzal, pero nada. Llegó la hora de ir a cenar a casa de mi hermano y me pasé toda la moche muerto de preocupación, pensando todo el tiempo en mi perro, si estaría bien, si se habría hecho daño, si lo habrían atropellado… Total, hacia la una y media mi padre y yo volvimos a casa y nos pusimos a buscarlo una vez más y finalmente lo encontramos. Lo escuché jadear y allí estaba, en una zona bastante alejada de difícil acceso, rodeado de altas zarzas. Se metió allí y no supo cómo regresar, algo que ya le pasó una vez, aunque más cerca de la casa. Estaba un poco nervioso y no quería salir de allí, así que tuvimos que ponerle la correa y tirar de él. Se encontraba bien y no se había hecho ninguna herida, simplemente se quedó allí atrapado. Fue una noche de mucha preocupación y angustia, pero al final todo quedó en un susto. Buff, menos mal. A partir de ahora ya no lo dejaré ir tan lejos. ¡Menuda aventura!


El misterio del planeta de los gusanos, de Ken Follett

Antes de hacerse famoso como escritor de novelas de espías, Ken Follett escribió varias novelas juveniles bajo el seudónimo de Martin Martinsen. Ahora que ya es un escritor consagrado han empezado a publicarse en España con la editorial Montena, la misma que está publicando la serie juvenil de Theodore Boone de John Grisham. A mediados de este año salió “El misterio de los Estudios Kellerman” y ahora le toca el turno a “El misterio del planeta de los gusanos”.

Crespo y Helen son hermanos mellizos y van a pasar unos días en la granja de su tío Grigorian. Una vez allí descubren que en realidad Grigorian no es tío suyo sino un alienígena y necesita su ayuda para resolver un problema de vital importancia. Dos facciones alienígenas se disputan el control del misterioso planeta de los gusanos y solamente ellos pueden poner fin a este conflicto. Los dos aceptan, claro, y parten con su “tío” Grigorian rumbo a Palassan, la capital del Imperio Galáctico.

El libro está genial. Es muy ameno y entretenido y sus 170 páginas pueden leerse prácticamente del tirón, ya que es de letra grande. Al leerlo no he podido evitar pensar en “Dune” de Frank Herbert, ya que aquí también salen unos gusanos gigantes que producen algo que es muy importante para el Imperio, aunque  el enfoque que se le da es distinto al de la novela de Frank Herbert.

Su estilo es muy diferente al de sus libros para adultos, mucho más simple, pero es comprensible, se trata de una novela de hace casi 40 años dirigida a un público juvenil, pero yo soy de esos que se leen todo lo que escriben sus autores favoritos, y este tipo de libros también me satisfacen. 

Los Mitos de Cthulhu, de H. P. Lovecraft y otros

He aquí los famosos Mitos de Cthulhu de Lovecraft. Como sabrás, en vida Lovecraft pasó sin pena ni gloria y tras su muerte, su círculo de amistades, todos ellos escritores de terror, fundaron la editorial Arkham para dar a conocer su obra y también escribieron sus propios relatos ambientados en el universo Lovecraftiano, expandiéndolo, y así es cómo el autor de Providence pasó a convertirse en uno de los máximos exponentes del género.
Este libro es de 1969 y corresponde a la 11ª edición, que salió en 1990, con lo que tiene casi 25 años y eso se nota. Está muy deteriorado, algunas páginas están rotas y muchas otras sueltas y sujetarlo para leer r esulta bastante incómodo. Yo lo leí hace varios años y decidí volver a leerlo como parte de mi campaña de leer todo lo de Lovecraft que hay en mi biblioteca.
Quiero aclarar que este no es el único libro de los Mitos que existe. Desde que murió Lovecraft y con el paso de los años han ido saliendo diferentes volúmenes, con los relatos de Lovecraft y su círculo de allegados (Derleth, Belknap Long, robert Bloch, etc), como los de los nuevos autores emergentes que también contribuyeron con su granito de arena al universo de los Mitos.
Los relatos de Lovecraft que se engloban en los Mitos de Cthulhu son 13:

La Ciudad Sin Nombre
El Ceremonial
La Llamada de Cthulhu
El Color que cayó del Cielo
El caso de Charles Dexter Ward
El Horror de Dunwich
El que susurraba en las Tinieblas
La Sombra sobre Insmouth
En las Montañas de la Locura
Los Sueños en la Casa de la Bruja
La Casa en el Umbral
En la Noche de los Tiempos
El Morador de las Tinieblas

Pero este libro solo incluye 5, que son los que en 1969 aún no se habían publicado en español. En total incluye 21 relatos, que se dividen en tres categorías: los Precursores, los relatos que influyeron sobre Lovecraft a la hora de crear los Mitos; los Mitos propiamente dichos y los póstumos, que resurgieron tras la 2ª Guerra Mundial.
Los relatos son los siguientes:

Acojonante, Lovecraft sonriendo
1. Días de ocio en el país del Yann, de Lord Dunsany.
En un mundo onírico, el protagonista se sube al barco “El Pájaro del Río” para navegar por el río Yann hasta Bar-Wul-Yann, la Puerta del Yann. Durante su viaje verá ciudades y gentes misteriosas y exóticas y descubrirá criaturas hasta ahora desconocidas para él. 

2. Un habitante de Carcosa, de Ambrose Bierce.
Un hombre reflexiona sobre la naturaleza de la muerte mientras pasea a través de un paisaje desértico y desconocido.

3. El signo amarillo, de Robert W. Chambers.
El narrador es un artista que observa desde su estudio al vigilante de un cementerio cercano. El vigilante le provoca una gran repulsión y al pensar en él sus cuadros se echan a perder. Su modelo, Tess, le cuenta un sueño recurrente en el que él aparece. En el sueño, Tess observa desde su ventana un coche fúnebre recorriendo la calle. El coche es conducido por el vigilante, y aunque no puede verlo, ella sabe que él va en el ataúd.

4. Vinum Sabbati, de Arthur Machen.
Francis Leicester, el hermano de la narradora, es un estudiante de Derecho que se pasa todo el tiempo encerrado en su habitación estudiando, lo que empieza a preocupar a su hermana. Su salud empieza a resentirse y el médico le receta unos polvos blancos. Al empezar a tomarlos su salud se restituye, pero aún así sigue tomándolos y un día su hermana le descubre una mancha negra en el dorso de la mano. Él le quita importancia pero la mancha va aumentando, y acaba convirtiéndose en un horrible monstruo amorfo y gelatinoso.

5. El Wendigo, de Algernon Blackwood.
Un grupo de hombres se va de caza a los bosques del norte de América y empiezan a ser acechados por un Wendigo.

6. La maldición que cayó sobre Sarnath, de H. P. Lovecraft.
Hace 10.000 años Sarnath era una ciudad próspera y de gran desarrollo que se levantó al lado de un extraño lago en las tierras de Mnar, sobre una antigua civilización de extrañas criaturas acuáticas. Los fundadores de Sarnath aniquilaron a esta civilización hasta que no quedó nada de ellos y los olvidaron, pero tras 1000 años, estos seres regresan para cumplir con su venganza.

Arthur Machen
7. El ceremonial, de H. P. Lovecraft.
Un joven es enviado por su familia de regreso a su pueblo natal para que pase por un extraño y antiguo rito que se celebra desde hace generaciones.

8. Los Perros de Tíndalos, de Frank Belknap Long.
El protagonista toma una droga que le permite viajar a la cuarta dimensión y allí descubre a unas horrendas criaturas, los Perros de Tíndalos, que persiguen a todo aquel que se atreve a adentrarse en su reino hasta matarlo, y van tras el protagonista hasta el presente.

9. La sombra sobre Insmouth, de H. P. Lovecraft.
Al dirigirse hacia el pueblo de Arkham en autobús, el protagonista siente curiosidad por el pueblo de Insmouth, por el que pasa, tras oír las extrañas historias que circulan sobre él, y decide pasar allí la noche. Insmouth es un pueblo pesquero arruinado y en decadencia y sus habitantes, algo deformes, no son muy dados a hablar con los turistas. El protagonista conoce a un anciano del lugar que le desvela el gran secreto del pueblo: en Insmouth existe una secta que adora a unas horrendas criaturas acuáticas con las que hace generaciones hicieron un pacto, y a cambio de ofrecerles sacrificios humanos tienen pesca en abundancia.

10. La piedra negra, de Robert E. Howard.
Un hombre interesado en temas ocultos descubre la existencia de una extraña piedra negra tan antigua que su origen es desconocido y al viajar al pueblo en el que se encuentra, es testigo de cómo un grupo de personas siniestras realizan un horrible ritual en honor de un dios monstruoso.

11. Estirpe de la cripta, de Clark Ashton Smith.
Henry Chaldane viaja desde Canadá, donde vive, a su Inglaterra natal, y tras perderse entre la niebla, acaba en Tremoth Hall, donde vive un viejo amigo de su padre, que le invita a pasar la noche. Henry descubre que sir John arrastra una pesada carga desde hace 28 años, cuando su esposa fue enterrada viva en el panteón familiar, tras sufrir un ataque de catalepsia, y poco después dio a luz un hijo monstruoso, al que mantiene encerrado desde entonces en una de las habitaciones de la mansión.

12. En la noche de los tiempos, de H. P. Lovecraft.
Nathaniel Wingate Peaslee sufrió una extraña amnesia y trastorno de la personalidad durante cinco años de su vida, de los que no recuerda nada, tras los cuales volvió a ser el que era como si nunca hubiera pasado, pero descubre que en ese periodo de tiempo un alienígena perteneciente a la Gran Raza, que vivió en la Tierra hace millones de años, mucho antes de la aparición del Hombre, transfirió su mente, a través del tiempo, a su propio cuerpo, y por consiguiente, la suya fue a parar al cuerpo del alienígena, al pasado remoto, y por las noches empieza a tener horribles sueños sobre lo que vio e hizo durante esos cinco años.

August Derleth
13. Reliquia de un mundo olvidado, de Hazel Heald.
El doctor Richard Johnson, miembro del Cabot Museum, relata en un manuscrito lo que ocurrió después de que el museo adquiriera una extraña momia petrificada, así como la investigación que llevó a cabo para esclarecer su origen.

14. Las ratas del cementerio, de Henry Kuttner.
Un sepulturero es devorado por una rara especie de ratas enormes.

15. El vampiro estelar, de Robert Bloch.
Un escritor de terror está buscando inspiración en historias de terror reales y encuentra un libro antiguo y maldito titulado De Vermis Mysteriis, pero está en latín, así que se lo lleva a un amigo que domina esa lengua. Al leer un pasaje del libro, su amigo invoca accidentalmente a una criatura del espacio, imposible de ver pero terriblemente letal.

16. El Morador de las Tinieblas, de H. P. Lovecraft.
Este relato es continuación del anterior y en él se nos cuenta lo que le pasó al protagonista, Robert Blake tras los sucesos acaecidos en él. Bastante tiempo después, Blake se traslada a Providence en busca de inspiración y da con una vieja iglesia abandonada supuestamente maldita. Allí descubrirá el horror que se esconde entre sus paredes.

17. La Hoya de las Brujas, de H. P. Lovecraft y August Derleth.
Un profesor se interesa por uno de sus alumnos, un extraño y misterioso chico llamado Andrew Potter, que no parece interesado en seguir estudiando una vez acabe la escuela, así que decide ir a hablar con sus padres. Los Potter tienen su granja en la Hoya de las Brujas, un lugar maldito sobre el que nadie quiere hablar, y al hablar con ellos el profesor nota un ambiente desagradable y malsano. Al comentar el asunto con un amigo suyo periodista, éste le cuenta los rumores sobre un antepasado del señor Potter, que según dicen invocó algo que bajó del cielo y que permaneció con él hasta el día de su muerte, y que supuestamente sigue allí.

18. El Sello de R'lyeh, de August Derleth.
El relato es una continuación de “La sombra sobre Insmouth” y en ella el joven protagonista hereda una casa en dicho pueblo tras la muerte de su excéntrico tío Sylvan. Investigando los viejos documentos de su tío, el joven descubre que estaba buscando la ancestral ciudad sumergida de R'lyeh, en la que permanece aletargado el Gran Cthulhu.

19. La sombra que huyó del chapitel, de Robert Bloch.
El relato es una continuación de “El Morador de las Tinieblas” y en él, Emund Fiske, amigo de Robert Blake, investiga las extrañas circunstancias en las que murió éste y trata de descubrir lo que ocurrió con la criatura de la iglesia.

Robert Bloch
20. La iglesia de High Street, de Ramsey Campbell.
Un joven con problemas económicos acepta trabajar para su amigo Albert en el pueblo de Temphill. Albert está investigando las leyendas y mitos que rodean el pueblo y necesita ayuda, pero al llegar a Temphill no hay señales de vida de su amigo y los vecinos no están muy por la labor de ayudarle a dar con él. Indagando entre sus papeles descubre que lo último que hizo fue dirigirse a una iglesia supuestamente maldita, así que decide dirigirse a ella con la esperanza de dar con su amigo.

21. Con la técnica de Lovecraft, de Juan Perucho.
Juan Perucho describe una serie de escenas terroríficas imitando el estilo de Lovecraft.

Esta me ha parecido una gran antología y reúne muchos de los mejores relatos de la primera mitad del siglo XX. De los 21 relatos solo hay dos o tres que no me gustan, pero los demás son fabulosos. Lovecraft me gusta cuando no se extiende demasiado, a lo sumo 20-30 páginas; sus relatos largos como “La sombra sobre Insmouth” y “En la noche de los tiempos”, pese a que son muy buenas historias, terroríficas y espeluznantes, pecan de un exceso de descripciones y eso los vuelve algo densos y lentos. August Derleth es un autor que me ha gustado mucho, porque es muy similar a Lovecraft pero más fácil de leer (él fue el que puso en marcha la editorial Arkham tras la muerte de H. P.).
De entre los 21 relatos destaca especialmente la trilogía tan peculiar escrita entre Robert Bloch y Lovecraft, porque en el primero, “El vampiro estelar”, el personaje que traduce el libro del latín está basado en el autor de Providence, y en el segundo, “El Morador de las Tinieblas”, Lovecraft hace lo propio con Bloch (Robert Blake= Robert Bloch). Por si no lo sabes, la canción de Metallica “All Nigthmare Long” está inspirada en el relato “Los Perros de Tíndalos” de Frank Belknap Long. La canción ya me gustaba antes pero al saberlo me gusta todavía más. Y el relato es uno de mis favoritos. En definitiva, que es una gran antología, indispensable para todo fan del género.

Ahora “En las montañas de la locura” y termino con Lovecraft.  

lunes, 22 de diciembre de 2014

Sangre de monstruo e ¡Invisibles!, de R. L. Stine


En “Sangre de monstruo”, los padres de Evan lo dejan en casa de su tía-abuela Kathryn durante unos días mientras buscan casa nueva, pero a él no le hace gracia porque su tía-abuela está un poco loca y encima está sorda y no puede entenderse con ella.
Evan conoce a una niña del barrio llamada Andy, de la que se hace amigo, y la acompaña a una vieja juguetería donde tiene que comprarle un regalo a su primo. Allí Evan encuentra una especie de sustancia viscosa similar al Blandiblup llamada Sangre de Monstruo, que Evan se lleva a casa y se la reparte con Andy. Evan no tarda en descubrir que la Sangre de Monstruo está viva; ésta crece sin parar y se come todo bicho viviente que se le acerca, y ni Evan ni Andy saben cómo detenerla.

En “¡Invisibles!”, Max y su hermano Noah, al que todos llaman Zurdi, encuentran un espejo en la buhardilla de su casa. En su parte superior tiene una lámpara y al encenderla, su luz hace invisible al que está frente al espejo. Pero cuanto más tiempo eres invisible, más tardas en volver a reaparecer, y cuando Max pasa demasiado tiempo siendo invisible empieza a sentirse raro y a verse atraído por el espejo.

Estas dos historias son un poco más largas que las otras dos que leí hace unos meses, unas 10-20 páginas cada una, pero en el fondo tanto da, porque la prosa es muy sencilla y el libro se lee en un plis. Casualmente hace unos días vi la 2ª temporada de la serie y en ella se adaptan estas dos historias, así que las tenía bastante frescas cuando me puse a leer el libro. Entre los libros y su adaptación hay algunas diferencias (el descubrimiento de la Sangre de Monstruo es diferente y en la serie la tía-abuela no está sorda, solo un poco loca, y se cambia el extraño peinado de Zack en el libro por un pendiente en la serie), pero el meollo de ambas historias se adapta con bastante fidelidad. Estas dos historias son de mis favoritas de la serie y el libro me duró un par de días. Es una lectura muy amena y entretenida, pero qué menos siendo para niños, ¿no?
Aún tengo un par de libros de “Pesadillas” de este estilo en casa, pero no sé si me dará tiempo a leerlos y reseñarlos en estas dos semanas que quedan para despedir el año. Ya veré.

martes, 16 de diciembre de 2014

Kafka en la orilla, de Haruki Murakami

Kafka Tamura es un chico de 15 años que no mantiene una buena relación con su padre, un famoso escultor convencido de que su hijo acabará matándole y que se acostará con su madre y hermana, así que el día de su cumpleaños se fuga de casa, igual que hicieron ellas hace años. Kafka llega a la ciudad de Takamatsu y encuentra refugio en una peculiar biblioteca. Allí conoce a la señora Saeki, la misteriosa directora de la biblioteca, la cual Kafka cree que podría ser su madre, y a Ôshima, su joven ayudante, que parece y se comporta como un chico pero que en realidad es una chica.
Por otro lado conocemos a Satoru Nakata, un hombre de sesenta años que siendo niño sufrió un extraño accidente que lo sumiño en coma durante varias semanas y al despertar había perdido totalmente la memoria; no recordaba quién era, ni a sus padres, ni leer ni escribir, ni nada de lo que había aprendido hasta entonces, se convirtió en un papel en blanco. Tras despertar, Nakata tuvo dificultades para hacerse entender por la gente, pero desarrolló el don de comunicarse con los gatos. Nakata se dedica a buscar gatos perdidos y ahora está buscando uno de rayas que responde al nombre de Goma. Esta búsqueda será el comienzo de un largo viaje que lo llevará hasta la biblioteca de la señora Saeki.

Ya echaba de menos la prosa de Murakami. Yo tenía pensado leerme más libros suyos este año, pero ya sabes lo que pasa, muchos libros pendientes, el tiempo va pasando y lo libros que pensaba que me daría tiempo leer al final tengo que dejarlos para el año que viene, pero al menos he podido colar este en estas últimas semanas del año.
Como en el libro anterior de Murakami que me leí, “El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas”, este libro tiene dos tramas que acaban fusionándose en una sola. La de Kafka es como una tragedia griega. La profecía que le lanzó su padre, su enamoramiento de la señora Saeki, que cree que es su madre, lo de Sakura, su hermana figurada y lo que pasa con su padre. La de Nakata ya es más surrealista. El extraño accidente de su infancia, lo de hablar con los gatos, la lluvia de peces y sanguijuelas, la piedra de la entrada... Son cosas un poco locas, pero uno ya se ha leído varios libros de Murakami y está acostumbrado a la mezcla de géneros del autor, de historias más o menos normales con historias surrealistas.
El libro me ha gustado mucho, tanto la parte de Kafka como la de Nakata, aunque algunas cosas no llegan a explicarse del todo, como lo del accidente de Nakata, la “ausencia” de Kafka y la cosa blanca.

Bueno, el año que viene espero leerme “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo” y ª1Q84”.

lunes, 15 de diciembre de 2014

La llamada de Cthulhu y otros relatos de terror cósmico, de H. P. Lovecraft

Inicialmente esta editorial gallega iba a sacar un solo libro de relatos de Lovecraft, pero al final decidieron tirar la casa por la ventana e hicieron cinco. En mi biblioteca tienen los cuatro primeros y como esos relatos no los había leído, pues decidí hacerlo, a pesar de que, siendo gallego, leo muy poco en este idioma y prefiero el español, pero ya sabes, a falta de pan... Aunque de estos cuatro solo leeré dos, porque los relatos que traen los otros dos ya vienen en “EL horror de Dunwich”, que ya me he leído, y en “Los mitos de Cthulhu”, que será mi siguiente lectura, y sería algo redundante leerme el mismo años dos veces los mismos relatos.
El presente libro (que por cierto, terminó de imprimirse en el aniversario de la muerte de Lovecraft) consta de 6 relatos, que son:

1. La maldición que cayó sobre Sarnath
Hace 10.000 años Sarnath era una ciudad próspera y de gran desarrollo que se levantó al lado de un extraño lago en las tierras de Mnar, sobre una antigua civilización de extrañas criaturas acuáticas. Los fundadores de Sarnath aniquilaron a esta civilización hasta que no quedó nada de ellos y los olvidaron, pero tras 1000 años, estos seres regresan para cumplir con su venganza.

2. La ciudad sin nombre
Un arquéologo escucha las historias y leyendas que circulan sobre la Ciudad Sin Nombre, una antíquisima ciudad que se alzaba en medio del desierto de Arabia y de la que apenas quedan restos, y decide ir en su busca.

3. El sabueso
Dos amigos, que se dedican a profanar tumbas en busca de tesoros encuentran la tumba de un legendario profanador de tumbas de la Edad Media en un cementerio de Holanda. Al abrirla encuentra en el cadáver un extraño amuleto de jade y deciden llevárselo. A partir de entonces empiezan a escuchar a lo lejos el aullido de un enorme perro que los acecha.

4. El ceremonial
Un joven es enviado por su familia de regreso a su pueblo natal para que pase por un extraño y antiguo rito que se celebra desde hace generaciones.

5. La llamada de Cthulhu
Tras la muerte de un eminente profesor universitario, su sobrino-nieto hereda todos los documentos que estaban en su poder y descubre que éste llevaba bastante tiempo obsesionado con una extraña secta que adoraban a una horrenda criatura llamada Cthulhu, un ser que llegó a la Tierra millones de años antes de la aparición de la raza humana y que está sepultada en una ciudad sumergida en el mar llamada R'lyeh, durmiendo, y esperan a que algún día salga de su letargo.

6. Los sueños en la casa de la bruja
Walter Gillman es un estudiante de Matemáticas de la Universidad de Miskatonic que trabaja en la teoría de que se puede cruzar de nuestra dimensión a otra y alquila una habitación en la conocida como la Casa de la Bruja, que se llama así por Keziah Mason, una bruja que escapó de los tribunales de Salem a finales del siglo XVII, según la leyenda porque tenía la habilidad de viajar a otra dimensión. Al poco de instalarse Walter empieza a tener unos sueños muy vívidos con la bruja, una rata con cara y manos humanas y un hombre negro, que quieren obligarle a firmar en un libro con su sangre y a sacrificar posteriormente a un niño.

Esta antología ya me ha gustado mucho más que la otra que leí, y además contiene algunos relatos que llevo tiempo queriendo leer. Hace años me leí “Los mitos de Cthulhu”, y siempre quise leer el relato que los originó, y aquí por fin he tenido el placer de hacerlo. Hace unos meses escuché el audiolibro, pero el narrador no le ponía muchas ganas y no me llegó a transmitir la sensación de puro horror que embarga al relato, pero leerlo es una cosa muy diferente.
“La llamada de Cthulhu” es sin duda el mejor relato del libro y me atrevería a decir que de toda la obra de Lovecraft. Me he leído algunos relatos en los que Cthulhu aparecía dormido y aletargado, y yo siempre deseé verlo liberado, pues bien, esto ocurre en este relato, aunque brevemente. Pero por breve que sea merece la pena; la aparición de Cthulhu en todo su esplendor es espeluznante y supone la expresión del horror en su máximo exponente.

Otro relato que también tenía muchas ganas de leer es el último, desde que Mick Garris lo adaptó en su serie “Maestros del terror”. El capítulo era bastante bueno, aunque la rata era penosa. Yo no me esperaba gran cosa del relato, al fin y al cabo la historia versa sobre una bruja y eso no es nada del otro mundo, pero ya he dicho anteriormente que Lovecraft domina el lenguaje como nadie, y aquí convierte una historia normal y corriente en una experiencia terrorífica. Los otros relatos también me gustaron mucho, en concreto el de Sarnath y “El sabueso”. El único que no me gustó demasiado fue el de “La ciudad sin nombre”, y al de “El ceremonial” le faltó alguna explicación sobre en qué consiste dicho ceremonialy para qué sirve, pero en general esta es una muy buena antología del autor de Providence, y la recomiendo a todo el que se considere fan suyo.
En unos días volveré a sumergirme en “Los mitos de Cthulhu”.


jueves, 11 de diciembre de 2014

El alquimista y otros relatos, de H. P. Lovecraft


Este librito contiene ocho relatos de Lovecraft, que son los siguientes:

1. El alquimista
Antoine es el último descendiente del conde Henri y descubre que su familia arrastra una maldición desde el siglo XIII lanzada por un brujo, Charles le Sorcier, según la cual todos los descendientes del conde Henri morirán a los 32 años. Convencido de que correrá la misma suerte, adquiere todo libro de brujería con el que se encuentra, tratando de encontrar un hechizo que pueda romper la maldición, pero a medida que pasa el tiempo y no lo consigue, toma la decisión de no tener descendencia para que así la maldición muera consigo.

2. Dagón
Tras naufragar el barco en el que iba, el protagonista llega con su barca hasta un extraño territorio en medio del mar, una superficie cenagosa cubierta de restos putrefactos de peces y otras extrañas criaturas, y en el medio de la superficie encuentra un extraño monolito cubierto por una desconocida escritura geroglífica cuyos símbolos representan a desconocidos animales marinos. Mientras estudia las inscripciones surge de pronto una inmensa y horripilante criatura marina que se abraza al monolito mientras exclama terribles sonidos. Se trata de Dagón, el dios-pez.

3. Más allá del muro del sueño
Joe Slater es un hombre que vive en las montañas, bastante rudo y corto de entendederas que cuando se duerme sufre un cambio drástico y se pone a hablar de un lugar brillante donde los edificios son de luz, los océanos de espacio y una extraña música suena todo el tiempo, y en ese mágico lugar existe una misteriosa criatura de luz que se ríe y se burla de él, a la que considera su enemiga y a la que está obstinado en matar. Obviamente todos lo toman por loco y lo internan en un psiquiátrico.

4. Polaris
El narrador se traslada en sueños a una ciudad llamada Olathoë, en un mundo lejano iluminado por la Estrella Polar, en la que su amigo Alos les advierte a todos del inminente ataque de los Inutos, unos demonios amarillos que lo están arrasando todo a su paso en aquella parte del universo.

5. El caos reptante
Tras tomar una sobredosis de opio, el protagonista se traslada a un lejano e idílico mundo tropical donde se encuentra con unos faunos que le animan a disfrutar del clima y de la música, pero él tiene la sensación de que hay cerca una presencia de puro mal.

6. Hechos tocantes al difunto Arthur Jermyn y su familia
El relato nos muestra la mala fortuna que rodea a la familia Jermyn desde el tatarabuelo de Arthur, un explorador convencido de la existencia de una misteriosa civilización de simios blancos en lo profundo de África y que por ello fue ridiculizado, que contagió dicha obsesión a sus descendientes, hasta Arthur, que descubre la relación de su familia con dicha leyenda y cuyo descubrimiento tiene terribles consecuencias para él.

7. La tumba
El relato nos cuenta la historia de Jervas Dudley, un joven que descubre la existencia de una cripta cerca de su casa y se obsesiona con entrar en ella le cueste lo que le cueste.

8. Celephaïs
El protagonista es un hombre melancólico y solitario hastiado de la ciudad de Londres que cuando sueña viaja a la ciudad onírica de Celephaïs, bajo la identidad de Kuranes.

Este libro lo leí hace cinco años y no me gustó mucho porque los relatos que contiene se alejan bastante de su temática de terror cósmico por la que es conocido. Por si no lo sabes, la obra de Lovecraft pasó por tres etapas. La inical fue la gótica (1905-1920), influenciada por Poe; luego vino la onírica (1920-1927), influenciada por Lord Dunsany, y finalmente la de los mitos de Cthulhu, por la que es conocido (1927-1937), influenciada por Arthur Machen.
Varios relatos de este libro pertenecen a la etapa onírica y aunque se dejan leer, no acaban de gustarme del todo, y es que en ellos tampoco ocurre gran cosa. De todas formas este libro tiene apenas 130 páginas y se lee perfectamente en un día.


Fuego blanco, de Douglas Peston y Lincoln Child

Roaring Fork es un pueblo de montaña conocido por su exclusiva estación de esquí, pero hace 150 años era un pueblo minero. En aquel entonces un oso grizzly mató y devoró a once mineros y el caso llamó la atención del mismo Arthur Conan Doyle. En la actualidad planean construír un gran balneario donde se encuentra el cementerio y por eso los esqueletos y restos óseos que había allí enterrados se han trasladado temporalmente a un almacén. Para Corrie Swanson esta es una oportunidad única sobre la que escribir su tesis de Criminología, y se traslada a Roaring Fork con la esperanza de que le permitan examinar los restos. De entrada el jefe de policía Morris le da el visto bueno, pero al día siguiente todo cambia y le ponen un montón de trabas, prohibiéndole que se acerque a los restos. Afortunadamente, el agente Pendergast aparece de improviso con los permisos necesarios para que pueda examinar los huesos, y Corrie se pone manos a la obra. Corrie descubre que en realidad los mineros no fueron asesinados por un oso, sino por unos caníbales, y decide quedarse a descubrir la identidad de los asesinos, pero a alguien no le gusta que escarbe en el pasado e intenta asesinarla. Pese a ello, Corrie está más convencida que nunca de descubrir toda la verdad.
Por su parte Pendergast viaja a Londres en busca del relato perdido de Sherlock Holmes que Doyle escribió inspirado por el asesinato de los mineros, tan truculento que nunca se publicó, pues cree que puede contener pistas que ayuden a esclarecer el misterio.
Mientras tanto, un pirómano empieza a actuar en Roaring Fork, quemando casas con las familias en su interior. Tras el segundo incendio empieza a cundir el pánico entre los habitantes del pueblo, y el jefe Morris le pide a Pendergast que le ayude a atraparlo antes de que vuelva a repetirse.

De entrada pensaba que este libro no sería tan bueno como los otros de Pendergast, ya que la principal protagonista es Corrie Swanson y Pendergast aparece más bien en un papel secundario, pero es igual de intenso, ágil y absorbente que el resto de libros de este dúo de escritores. Me encanta que relacionen a Arthur Conan Doyle con la trama, y Preston y Child hacen un gran trabajo con ese supuesto relato perdido de Sherlock Holmes. Imitan tan bien el estilo y la prosa de Doyle que cualquiera diría que no está escrito por él, y es tan bueno como cualquiera de sus relatos.

En conclusión, es un muy buen libro, tanto para los fans de Pendergast como para los de Holmes. 

martes, 9 de diciembre de 2014

Muertes poco naturales, de P. D. James

Cuando muere un escritor que me gusta o que conozco y respeto suelo leerme algún libro suyo como forma de rendirle homenaje, que creo es la mejor forma de hacerlo. Hace unos días murió P. D. James a la nada despreciable edad de 94 años, así que decidí leerme “Muertes poco naturales”, porque ya lo leí hace unos 15 años y porque tiene unas 200 páginas y leerlo no alteraba demasiado mi programa de lectura (mis lecturas están programadas de antemano y de aquí a fin de año quiero leerme determinados libros sí o sí).
P. D. James era una autora muy en la línea de Agatha Christie y estaba considerada como la reina de la novela policiaca. Muchos de sus libros están protagonizados por el detective Adam Dalgliesh, de Scotland Yard, que también es poeta y tiene un libro, “Children of men”, un libro de ciencia-ficción en el que las mujeres ya no pueden tener hijos, que sirvió de base para la película del mismo nombre.

“Muertes poco naturales” es la tercera novela de Adam Dalgliesh y en ella el detective decide pasar un par de semanas de vacaciones en Monksmere Head, en Suffolk, en casa de su tía Jane, el único pariente que le queda con vida y además una solterona empedernida, y aprovechar el tiempo para decidir si le pide o no a su novia Deborah que se case con él. Pero va a estar demasiado ocupado para eso, porque en su primera noche recibe la visita de los vecinos de su tía, que requieren de su ayuda. Los vecinos de su tía son escritores y críticos literarios y uno de ellos, Maurice Seton, escritor de novelas policiacas, ha desaparecido. Alguos de sus vecinos creen que se trata de una maniobra publicitaria para promocionar su nuevo libro, pero otros están realmente preocupados y temen que haya podido pasarle algo, y por eso acuden a Adam. Pero mientras están poniéndolo al tanto sobre los últimos movimientos de Seton aparece la policía, que les informan de que han encontrado su cadáver dentro de una barca varada en la orilla, con las manos cercenadas a la ltura de las muñecas.

El inspector Reckless, de la brigada de detectives, le pide a Adam que le ayude con el caso, ya que conoce su reputación en Scotland Yard y está enterado del éxito de su último caso, y Adam accede, aunque deja claro que Reckless será el que esté al frente de la investigación y que él lo ayudará extraoficialmente.
Adam pronto descubre que Seton era un hombre con muchos claros y sombras y que se había granjeado algunas enemistades entre el vecindario. Además, resulta que Celia Calthrop, una de las vecinas, escritora de novelas románticas y la mayor cotilla del pueblo, le sugirió a Seton hace tiempo una idea para un próximo libro: que la víctima apareciera en una barca con las manos cercenadas, que no comentó con nadie más, pero quién sabe si Seton sí lo hizo. Y unas horas después de aparecer el cadáver alguien envía el manuscrito del libro de Seton a su casa, en el que sescribe con detalle la misma escena en la que fue encontrado Seton, y parece haber sido escrito con su máquina de escribir...


El libro recuerda mucho a los de Agatha Christie, aparece un cadáver y conocemos a distintos personajes secundarios, cada uno con sus motivos para matar a la víctima y que esconden diversos secretos en relación con ésta. El libro tiene apenas 200 páginas, es ameno y fácil de leer, y contiene algunos giros bastante sorprendentes, entre ellos la identidad del asesino, que es la última persona que se me pasó por la cabeza. En fin, el año que viene espero leerme algún que otro libro de esta autora.  

viernes, 5 de diciembre de 2014

Legado, de Christopher Paolini (¡Ojo Spoilers)!

Y finalmente el último libro de la saga.
Los vardenos han pasado a la ofensiva y han comenzado a reconquistar las ciudades en manos del Imperio más próximas a Surda. Tras tomar Feinster, se hacen con Belatona y posteriormente Aroughs, que opone más resistencia que las otras ciudades, pero que cae igualmente. El plan de la reina Nasuada, líder de los vardenos, es ir reconquistando todas las ciudades del Imperio en su camino hacia el norte, pasar luego a Dras-Leona, la primera ciudad importante del Imperio y finalmente dirigirse a Urû-Baen, la capital del Imperio, donde está atrincherado el rey Galbatorix. Pero Dras-Leona supone el primer contratiempo serio en la campaña de los vardenos. La ciudad está protegida por un alto muro de piedra inexpugnable, pero lo peor de todo es que allí se encuentran Murtagh, el Jinete de Dragón de Galbatorix, con su dragón Espina, que les advierte de que si se acercan demasiado acabará con todos ellos. Eragon sabe que un ataque directo está abocado al fracaso, pues Murtagh es demasiado poderoso y en su último enfrentamiento lo derrotó por los pelos, y como mientras esté allí no pueden hacer nada, deciden posponer el ataque hasta encontrar una forma de eludirlo, pero saben que no tienen demasiado tiempo, porque Galbatorix podría enviar a sus tropas en cualquier momento.

Tras varios días en un punto muerto, Eragon y sus compañeros consiguen llevar a cabo un arriesgado plan que les permite hacerse finalmente con la ciudad y Murtagh no puede hacer nada para evitarlo, sin embargo la alegría de la victoria pronto se convierte en la peor de las noticias cuando, durante la noche, Murtagh rapta a Nasuada. Ella era la que impulsaba a los vardenos a seguir luchando y al saberse la noticia de su rapto empieza a cundir el desánimo entre ellos. En caso de que a ella le sucediera algo, dejó estipulado que Eragon se convirtiera en el nuevo líder de los vardenos y los guiara hacia la victoria, y tras reunirse éste con los reyes de las razas aliadas con los vardenos decide que todos continúen con el plan inicial y se dirijan hacia Urû-Baen.

Mientras todos van hacia la capital, Eragon parte hacia Vroengard, antaño hogar de los Jinetes de Dragón, en busca de la Cripta de las Almas, en la que, según una profecía, hay algo que lo ayudará a derrotar a Galbatorix. Una vez logrado su objetivo se traslada rápidamente a Urû-Baen con aquello que ha encontrado en la Cripta de las Almas, uniéndose al ejército de vardenos antes de que comience el ataque a la ciudad. Eragon les expone a sus compañeros su arriesgado plan sobre cómo llevar a cabo el ataque a Urû-Baen, y mientras los soldados del Imperio están distraídos luchando con el grueso del ejército vardeno, Eragon, junto a Saphira, Arya y su escolta personal de elfos magos, se adentran en el castillo fortificado de Galbatorix para enfrentarse finalmente a él.

Este libro me ha parecido un final más que adecuado para la saga. Es verdad que le sobran bastantes de sus 800 páginas y hay algún que otro Deux Ex Machina que me despiertan ciertas dudas, pero en general he quedado satisfecho. Tras el enfrentamiento final con Galbatorix el libro aún sigue durante otras 100 páginas en las que se toman las decisiones acerca del futuro de Alagäesia y si bien el final no es del todo cerrado, sí es esperanzador: se nombra un nuevo rey, se crea una alianza entre todas las razas y suge una nueva Era de los Jinetes. En lo que respecta a Eragon, la decisión que toma es triste, pero comprensible y no cabría otra posible, al menos así lo veo yo. De todas formas Christopher Paolini ha dicho que seguramente acabará escribiendo algún libro más ambientado en Alagäesia, así que puede que sepamos lo que ocurre después de “Legado”. Esperemos que no le tome demasiado tiempo.



miércoles, 3 de diciembre de 2014

Pesadillas (Goosebumps). 1ª temporada

Si naciste en la década de los 80 como yo seguro que te criaste viendo esta serie. “Pesadillas” era una serie de terror para niños basada en los relatos de R. L. Stine que duró cuatro años, del 95 al 98. Estas historias tenían la peculiaridad de que en su mayoría acababan mal para sus protagonistas, con un cliffhunger inesperado, y eso molaba bastante, sobretodo si eras un crío. Yo siempre quise leerme los libros y este año conseguí algunos de ellos. Esto me puso nostálgico y me dio por ver la serie de nuevo desde el principio, y en eso estoy (acabada la 1ª, pronto la 2ª).
pero siendo sincero, verla 20 años después siendo un adulto ya no es lo mismo. Los efectos especiales cantan bastante y el atrezzo (máscaras, pelucas y demás) es algo cutre y terror transmite más bien poco. Hay que ser un niño para disfrutarla plenamente y eso es una lástima. Pero al menos algunas de las historias siguen siendo interesantes.

Esta temporada está formada por 19 capítulos de unos 20 minutos cada uno y algunas de las historias abarcan dos episodios, lo que es un punto a su favor pues así se mantiene el interés y las tramas no avanzan tan rápido, como ocurre con otras series.
Las historias son las siguientes:

1x01-1x02. La máscara maldita.
En Halloween, una niña con la que siempre se meten en el colegio, se compra una máscara de monstruo en una tienda nueva de disfraces, pero al ponérsela esa noche la máscara cobra vida y yano es capaz de quitársela.

1x03. El cuco maldito.
Un reloj de cuco que hace retroceder el tiempo.

1x04. Terror en la biblioteca.
Lucy descubre que el bibliotecario es en realidad un monstruo, pero nadie la cree.

1x05-1x06. Pánico en el campamento.

Un campamento de verano en el que pasan cosas extrañas. Chicos que desaparecen, un monstruo que recorre el bosque por la noche...

1x07. El fantasma del auditorio.
Una historia de fantasmas relacionada con una obra de teatro maldita.

1x08. Melodía siniestra.
Jerry y sus padres se trasladan a una nueva casa y allí encuentran un piano en el sótano. Por la noche, Jerry ve el fantasma de una profesora de piano tocándolo.

1x09. El retorno de la momia.
Gabe va a visitar a su tío, que es arqueólogo, a Egipto, cuando éste descubre la tumba de un antiguo príncipe egipcio.

1x10. La noche del muñeco viviente II.
A Amy le regalan un nuevo muñeco ventrílocuo, Slappy, que resulta estar vivo. Slappy lleva a cabo un montón de travesuras y todos creen que Amy es la responsable.

1x11. Aventura espeluznante.
A Larry empieza a salirle pelo por todo el cuerpo tras echarse una loción bronceadora caducada.

1x12-1x13. ¡No bajéis al sótano!.
Dos hermanos investigan los extraños experimentos que su padre realiza en el sótano con plantas.

1x14. ¡Está vivo!
La chica protagonista encuentra una extraña esponja debajo del fregadero de su nueva casa. En realidad se trata de un monstruo que causa la mala suerte a todo aquel que esté cerca, y se alimenta de dicha mala suerte.

1x15. La sonrisa de la muerte.
Una cámara de fotos que predice el futuro y hace que ocurra.

1x16-1x17. Una noche en la torre de los horrores.
Dos hermanos, Eddie y Sue, se pierden en una visita turística a una cámara de tortura de la Edad Media, la cual está embrujada.

1x18-1x19. El hombre lobo del pantano de la fiebre.
Grady Tucker obtiene un perro del cual sospecha que es un hombre lobo, al escuchar rumores de animales asesinados y aullidos nocturnos sin explicación alguna.


Algo muy curioso es lo que pasa con la primera aparición de Slappy. Su primer capítulo es “La noche del muñeco viviente II” y yo pensaba que me había saltado la primera entrega así que me puse a buscar y a buscar, hasta que descubrí que no existía. Al parecer, en vez de adaptar el primer libro empezaron por el segundo, y con el capítulo de la momia pasa lo mismo. Esto es un poco extraño y confunde bastante al espectador.
Por último mis capítulos favoritos:

“El cuco maldito”, “Terror en la biblioteca”, “La noche del muñeco viviente II” y “La sonrisa de la muerte”.   

martes, 2 de diciembre de 2014

Roswell. 2ª temporada


Al final de la 1ª temporada, Max, Isabel y Michael descubrían finalmente quiénes eran y por qué estaban en la Tierra. Ellos en realidad no son ellos, sino los clones de sus yos originales. Max era el rey de su planeta, Isabel su hermana y Michael su mano derecha. Tess, la cuarta alienígena en discordia, era la esposa de Max y de todos ellos es la única que recuerda su planeta. Allí tuvo lugar un golpe de estado y todos ellos murieron, así que los clonaron y los enviaron a la Tierra para protegerlos, y llegado el momento regresar a su planeta para que Max recupere el trono.

El destino de Max y Tess es reinar juntos en su planeta, y por eso Liz decide romper con él, pues no quiere interponerse en su destino, pese a que sigue enamorada de él. Esta 2ª temporada arranca tres meses después, cuando Max vuelve a encontrarse con ella después de que Liz haya pasado el verano fuera. Max le hace saber que entre él y Tess no hay nada ni nunca lo habrá, que ella lo ha aceptado y solo son amigos y ahora es una más de la panda, y que sus sentimientos hace Liz no han cambiado y que no quiere saber nada sobre su destino. Los de Liz en el fondo tampoco, pero cree que lo mejor es que hayan roto y se mantiene firme en su decisión, aunque a medida que van pasando los capítulos empiezan a entrarle las dudas y en el 2x05 piensa en volver con él, pero entonces aparece el Max del futuro, que le dice que si están juntos eso conducirá a que en el 2014 sus enemigos conquisten el planeta y los maten a todos, así que la convence para hacer que el Max adolescente deje de estar enamorado de ella y juntarlo con Tess. Haciendo de tripas corazón, Liz le hace creer que se ha acostado con Kyle, su ex, rompiéndole el corazón y empujándolo a los brazos de Tess.

Pero Max no es tonto y sabe que eso no es propio de ella y que hay algo que no le está contando, pero acepta la actual situación y con el tiempo vuelven a retomar su amistad (algo que a mí no me entra en la cabeza; si mi novia me pone los cuernos lo último que quiero es volver a verla y menos ser su amigo). Total, que Max deja embarazada a Tess, pero como la atmósfera de la Tierra afecta al feto, él y Tess tienen que tratar de buscar la forma de regresar a su planeta, por el bien del niño.

Los protas 15 años después.
Uno de los principales enemigos de nuestros protagonistas en los primeros capítulos de esta 2ª temporada es la congresista Withaker, que parece estar especialmente interesada en Max. Max y compañía descubren que la congresista tiene un archivo completo sobre todos ellos e incluso grabaciones telefónicas de Liz y Maria. ¿Y por qué su interés en Max? Pues porque es una alienígena como él, una Piel. A diferencia de Max, que es mitad humano, los Pieles son 100% alienígenas y para estar en la Tierra deben llevar puesta una piel humana, como si fuera un traje, pero les dura unos 20 años y a medida que pasa el tiempo va cayéndosele. Sin la piel acabarán muriendo y lo único que puede salvarlos es un aparato de gran poder llamado granilito, que está en manos de Max, y por eso lo persiguen, aunque no es el único motivo. Los Pieles trabajan para Kivar, el hombre que ocupa el trono de Max y responsable del golpe de estado que acabó con la muerte de Max, Michael, Isabel y Tess. Kivar quiere el granilito para él pero también que Max muera, pues aún en la Tierra lo considera una amenaza para él. Así que a lo largo de la primera mitad de la temporada Max se encuentra y enfrenta varias veces con los Pieles.

Luego, en el 2x08 y el 2x09, Max y compañía descubren que en su nave había un segundo juego de cápsulas, es decir, que afuera en alguna parte hay otros clones suyos vagando libremente. Estos clones en realidad viven en Nueva York y no se parecen en nada a ellos salvo en lo físico. De hecho son unos completos macarras y no se rigen por ningún principio moral. Resulta que allí va a tener ligar una Cumbre alienígena, con los líderes de los planetas que forman la Coalición, uno de los cuales es su propio planeta, en la que se discutirá la posibilidad de poder regresar a casa, pero solo el legítimo rey puede participar en la Cumbre. Sam, el clon de Max, no piensa ir, así que los otros lo matan y luego se trasladan a Roswell para buscar a Max y convencerlo de que vaya a la Cumbre. Y este, como es algo ingenuo, se va con ellos.

En la cumbre, el que habla por Kivar, un adolescente llamado Nicholas que en realidad es un Piel, le ofrece a Max la posibilidad de que todos regresen a casa, con el perdón real, pero a cambio deberá entregarle el granilito a Kivar (Max ignora que en cuanto lleguen a su planeta Kivar piensa ejecutarlos). Tras pensarlo mucho Max rechaza su propuesta (el granilito es un aparato demasiado poderoso para que caiga en malas manos) y Nicholas le asegura que su decisión le acarreará graves consecuencias, tras lo cual la Cumbre se disuelve y Max regresa a Roswell. La siguiente trama importante dura unos tres capítulos y trata sobre un parásito alienígena que iba en la nave con ellos y que cuando se estrelló se liberó y se asentó en el río que pasa bajo en bosque, y si da con el huésped adecuado podría acabar con toda la Humanidad, así que para impedirlo Max y compañía tendrán que encontrar a la reina y matarla.

Y del 2x17 hasta el final de temporada la trama gira en torno a la muerte de Alex (Colin Hanks). Aparentemente ha sido un accidente de coche, pero la oficina del sheriff descubre que llevaba varios días deprimido y consideran la posibilidad del suicidio, algo que Liz no se cree en ningún momento. Lo que Liz descubre se contradice con la versión de la oficina del sheriff y Liz empieza a pensar que ha sido cosa de algún alienígena. Max no comparte su opinión y entre ambos tiene lugar una bronca monumental en la que Liz lo acusa de no querer creer que ha sido un alienígena porque entonces sería responsable de la muerte de Alex, y se produce una gran brecha en su amistad. Por su cuenta, Liz tratará de descubrir al asesino de Alex y en qué andaba metido su amigo.

Esta temporada ha despertado en mí diferentes sensaciones. Por un lado es muy entretenida. Me gusta la historia de Max, Isabel, Tess e Isabel, eso de que Max era el rey y que el malvado Kivar sedujo a Isabel e hizo que los traicionara y que con ello provocara la muerte de todos ellos, y lo de los Pieles y la investigación de la muerte de Alex, que contiene unas cuantas revelaciones sorpresa, y lo del Max del futuro que me encanta, pero luego también hay cosas que me decepcionaron e irritaron. Por ejemplo, lo de los Pieles queda totalmente en el aire. Después de la Cumbre ya no vuelven a salir, pero Kivar sigue estando en el trono y en cualquier momento puede enviar a los Pieles a matar a Max, algo de lo que los guionistas parecen haberse olvidado. Y luego está lo de Tess, que fue toda una decepción. Toda la temporada siendo una más de la panda, cayendo bien y tal, y al final que dé ese giro resulta un palo de los gordos. Y lo de que al final Max y Liz vuelvan juntos, que es genial, pero se supone que si eso pasa en el 2014 tendrá lugar el fin del mundo, ¿no? A no ser que lo que ha pasado con Tess a lo largo de la temporada haya cambiado el devenir de los acontecimientos, que no creo. En fin, que los guionistas debieron pensarse un poco las cosas antes de tirar p'alante.
Ahora estoy viendo ya la 3ª y última temporada, que acabaré en un par de días.

jueves, 27 de noviembre de 2014

La pirámide de fuego y Un fragmento de vida, de Arthur Machen


Arthur Machen es un escritor de terror de finales del siglo XIX y principios del XX cuya obra influyó a algunos de los más destacados autores del género, como Lovecraft, Clark Ashton Smith y Ron E. Howard entre otros. Sus escritos trataban sobre hadas y otras criaturas mitológicas de la tradición celta, alejándolas de su imagen idílica de los cuentos y enfocándolas más hacia el terror. Machen es el creador del mito de los ángeles de Mons, en el que supuestamente unos ángeles protegieron a un pelotón de soldados británicos en la batalla de Mons en 1914, durante la 1ª Guerra Mundial, lo que inspiró a Tolkien para la tercera parte de ESDLA. Su libro más conocido es “El Gran Dios Pan”, considerado todo un clásico del género, en el que un científico loco realiza un experimento con una mujer para que sus ojos sean capaces de ver al terrible dios Pan, que vive en otra dimensión.

Stephen King menciona a Machen y este libro en la dedicatoria de su último libro, “Revival”, que ya ha salido en Estados Unidos (en España aún tendremos que esperar hasta mediados del año que viene), así que me puse a buscarlo en mi biblioteca, pero no lo tenían. Sin embargo sí tenían estos dos libros, así que los cogí para ver qué tal escritor era.
“La pirámide de fuego” consta de tres relatos, los dos primeros forman parte de “Los tres impostores”, uno de sus libros más conocidos (como “Las mil y una noche” pero con relatos de terror) y el tercero es el que da título al libro.

En “La novela del Sello Negro”, el profesor Gregg investiga una piedra negra con extrañas runas grabadas en ella, que está convencido podrá llevarle a descubrir la existencia de un mundo subterráneo en el que viven las hadas, no las buenas e idílicas de las leyendas, sino los seres diabólicos y peligrosos que verdaderamente son.
En “La novela de los Polvos Blancos”, el protagonista es Francis Leicester, le hermano de la narradora, un estudiante de Derecho que se pasa todo el tiempo encerrado en su habitación estudiando, lo que empieza a preocupar a su hermana. Su salud empieza a resentirse y el médico le receta unos polvos blancos. Al empezar a tomarlos su salud se restituye, pero aún así sigue tomándolos y un día su hermana le descubre una mancha negra en el dorso de la mano. Él le quita importancia pero la mancha va aumentando, y acaba convirtiéndose en un horrible monstruo amorfo y gelatinoso.
Y en “La pirámide de fuego” un hombre llamado Vaughan descubre que en sus tierras alguien ha hecho unos dibujos juntando varias piedras, que cambian de un día para otro, e invita a su amigo Dyson a pasar unos días a su casa para que le ayude a resolver el misterio.

Bueno, pues el libro me ha gustado mucho. El primer relato es una mezcla de misterio y fantasía que está muy bien desarrollado. El segundo es puramente de terror y me recordó al relato “Materia gris” de Stephen King, porque al protagonista le pasa algo parecido. Y el tercero sigue la línea del primero. Este librito de 150 páginas es excelente y solo por él habría afirmado sin ninguna duda que Arthur Machen es uno de los mejores y más talentosos escritores de su época, sin embargo “Un fragmento de vida” no me gustó nada, y es que en el libro no ocurre nada relevante. Básicamente trata del día a día del matrimonio protagonista, los Darnell. Se echan un montón de páginas discutiendo cómo amueblar una habitación de su casa, pero sin gastarse más de 10 libras y al final se queda en nada, y luego piensan en alquilarla, pero tampoco, y luego entra en escena la tía de la esposa, que ha descubierto que su marido le es infiel. Y ese tipo de cosas. Edward, el marido, es un tipo amargado que lleva una vida muy aburrida y sus únicos momentos de felicidad tienen lugar cuando duerme, pues sueña con bosques y cascadas, que le recuerdan a su infancia, y al despertar le viene el bajón.
El libro nada tiene que ver con el resto de su obra, no hay fantasía ni terror y eso me decepcionó bastante. Al menos es corto y se lee enseguida.

De todas formas, pese a este pequeño bache, lo considero un buen escritor, y trataré de encontrar el de “El Gran Dios Pan”, a ver si es tan bueno como dicen.  

martes, 25 de noviembre de 2014

Ajimba, de John Farris


En el día de su boda, William Bradwin enloquece y mata a su esposa y a su padre y luego se degüella a sí mismo, al mismo tiempo que se produce un extraño terremoto que hace retemblar la capilla.
Muy lejos de allí, en el pueblo de Yorkshire, Inglaterra, tiene lugar una explosión que mata únicamente a un anciano, el doctor Holley, que llevaba los últimos 20 años de su vida interno en un asilo para enfermos mentales. El doctor Holley estuvo trabajando durante años en África y allí fue capturado por una tribu conocida como los ajimba, que adoraban a Ai-da Wédo, una de las principales diosas africanas, la Diosa Serpiente, a la que le ofrecían sacrificios humanos, y lo retuvieron durante semanas. Los soldados franceses masacraron a los ajimba y cuando encontraron al doctor, éste se había vuelto loco; atacó a su hijo y creyéndolo muerto le extrajo dos trozos de su cráneo para hacerse un amuleto de protección contra la diosa, a la que consideraba muy real. Ha llevado ese amuleto desde entonces y en el asilo ha alternado buenas rachas con periodos de demencia. Cuando su hijo iba a visitarlo él no lo consideraba como tal, ya que estaba convencido de que estaba muerto y se negaba a hablar con él, así que éste dejó de presentarse. La directora del asilo y doctora y amiga personal del doctor Holley decidió quitarle el amuleto, pues creía que empeoraba su estado, y poco después tuvo lugar la extraña explosión que acabó de su vida...

Dos años más tarde, el destino de Jackson, el hijo de Holley, se cruza con el de la familia Bradwin. Jackson es médico y una ex suya, enfermera de la Cruz Roja, le pide que atienda a un oficial del ejército, al que ha acogido en su casa. Estando muy borracho provocó un altercado y Beggs, la ex, sintió pena por él porque lo vio muy tocado y no solo por la pelea. El oficial es Champ Bradwin, hermano de William, y estuvo presente en el fatídico día de la boda. Tras recuperar el conocimiento le cuenta a Jackson lo que le atormenta: en plena batalla se le apareció su hermano muerto con la intención de matarlo y lo atacó con su sable, dejándole una fea herida en la garganta. Su historia es difícil de creer, pero su cicatriz es muy real, y Jackson decide acompañarlo de vuelta a la hacienda familiar, en Virginia, ante su evidente estado trastornado. Una vez allí decide quedarse unos días, hasta que Champ se recupere y tras conocer a Nhora, la joven viuda del padre de Champ, ésta le habla de la tragedia que ha caído sobre la familia desde hace dos años. La masacre de la boda, el extraño avistamiento de una gran bola de fuego verde al mismo tiempo que tuvo lugar la masacre y el terremoto y la reciente muerte de la esposa de Champ tras una larga temporada comportándose como si fuera una persona totalmente distinta. Jackson y Nhora investigan juntos otros hechos extraños que ocurren en el pueblo y descubren que entre los negros de la plantación algunos practican el vudú y que uno de ellos ha invocado a Ai-da Wédo. Jackson empieza a creer que su padre tenía razón y que esta diosa es muy real. Es ella quien ha estado destruyendo a la familia Bradwin, así que él y Nhora tratarán de descubrir quién es el que la invocó y de detenerla antes de que cause más daños.

De John Farris me leí hace años “Demonios”, que me pareció un muy buen libro de terror. Este lo encontré por casualidad en una librería de mi pueblo de libros de segunda mano (que por desgracia ya ha cerrado), y como no es un autor fácil de encontrar no lo dudé y me lo compré. Además 2 euros es un regalo, vamos.
Aparte de eśte me habré leído un par de libros más sobre vudú y me parecieron bastante malos (los dos de Dean Koontz, por cierto), pero “Ajimba” no lo es. Es uno de los mejores libros de terror que he leído este año y el arranque es simplemente brutal. Está muy bien escrito y te va metiendo poco a poco en esta historia de leyendas y supersticiones africanas. Lo único que no me gusta es que los capítulos son muy largos, de 50-70 páginas, y a mí me fastidia tener que parar en mitad de una página porque luego no recuerdo por dónde iba y tengo que empezar de nuevo esa página, pero una vez que te sumerges en la historia te olvidas de lo largos que puedan ser los capítulos, porque te absorbe por completo.
El final me pareció algo abrupto y hubiera preferido que se alargara algunas páginas más, pero en general me ha gustado.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Primeval. New World. Temporada Única


“Primeval. New World” es un spin-off de la serie Primeval (conocida en España como “Mundo Primitivo” o “Invasión Jurásica”), aquella serie inglesa en la que los dinosaurios y otras criaturas prehistóricas llegaban al presente a través de nos portales que comunicaban su época con la nuestra, y los protagonistas tenían que capturarlos y enviarlos de vuelta. Esta serie va de lo mismo, pero en vez de en Inglaterra transcurre en Canadá con un nuevo grupo de personajes.
El protagonista es Evan Cross, un joven millonario que posee una empresa tecnológica líder en su campo, Cross Photonics, y por su cuenta trata de localizar las anomalías por las que surgen los dinosaurios y forma su propio equipo para capturarlos y enviarlos de vuelta, tratando de que no trascienda nada a la prensa ni al público. El equipo de Evan está formado por tres personas más. Toby es la experta en informática y ayuda a Evan a diseñar los aparatos para detectar las anomalías y las armas no letales para neutralizar a los dinosaurios. Dylan pertenecía a la brigada contra ataques de animales salvajes, hasta que se topó por las buenas con el ataque de un dinosaurio y Evan la invitó a unirse al grupo. Y por último está Mac, un joven británico miembro del equipo de seguridad de Cross Photonics, experto en el manejo de todo tipo de armas.

Hace seis años, Evan y su esposa se toparon por primera vez con una anomalía y Evan fue testigo impotente de cómo un Albertosaurus se comía a su esposa, y de ahí le viene la obsesión por las anomalías.
Evan tiene una socia, Ange, que es su mejor amiga de toda la vida y es la que mantiene la empresa a flote porque Evan se echa todo el día persiguiendo dinosaurios, y eso a ella no le parece bien, por eso acude al teniente Ken Leeds, de la Fuerza Aérea Canadiense. Leeds es un tipo un poco pringao que dirige en solitario el Proyecto Magneto, una especie de Expedientes X de la Fuerza Aérea que investiga hechos inexplicables desde 1954, y Ange quiere que se haga cargo del tema de los dinosaurios porque no cree que Evan esté preparado para ocuparse del asunto. A Evan no le gusta que la Fuerza Aérea meta las narices en el tema de las anomalías, pero no le queda otra que acudir a Leeds cuando la situación se le va de las manos.

A mí la serie me gustó. Si me vi las 5 temporadas de la serie original y me encantaron, esta por fuerza también tenía que gustarme. Pero la audiencia no respondió como se esperaba y al final la cancelaron. No me extraña. La serie predecesora tenía una trama principal además del dinosaurio del día. En esta eso no pasa. Solamente está lo de pillar al dinosaurio de cada capítulo y nada más. En el último capítulo incluso aparece Connor Temple, de la serie original, para tratar de hacerla remontar, pero ya era demasiado tarde y no sirvió de nada. Es una lástima, porque en los últimos capítulos la cosa se puso la mar de interesante.
La Fuerza Aérea se hace cargo de todo lo referente a las anomalías y los dinosaurios, dejando a Evan fuera y apropiándose de toda su investigación, y Evan descubre que en vez de enviar a los dinosaurios de vuelta por las anomalías han estado haciendo terribles experimentos con ellos. También descubre que el superior de Leeds, el coronel Hall, pretende viajar en el tiempo al pasado, a la era prehistórica y cambiar el planeta para que no se produzca el calentamiento global, una idea admirable pero muy utópica y de terribles consecuencias, porque ya sabes, un pequeño cambio en el pasado puede tener desastrosas consecuencias para el futuro (efecto mariposa). Y por mucho que lo intenta Evan no es capaz de convencer a Hall de lo mala que es su idea. No sin razón su doble capítulo final se titula “El sonido del trueno”, como el relato de Ray Bradbury. Si lo has leído ya sabrás por dónde van los tiros.
Si la serie fuera a seguir el final habría sido perfecto, pero al ser el final de la serie es un fastidio porque lo deja todo colgando. Lo dicho, una lástima.