Buscar este blog

martes, 11 de diciembre de 2012

Top 8. Los mejores capítulos de House


House me encantaba y cuando terminó me dio mucha pena, así que volví a verla desde el principio y ya que estaba decidí escoger el mejor capítulo de cada temporada, como hice con Smallville. Algunos han sido fáciles de escoger, pero otros me han costado más porque hay temporadas con capítulos muy buenos, pero bueno, al final este es el resultado. Ya me dirás si coincides conmigo.

1ª temporada: 1x21. Tres historias

Aquí lo tuve clarísimo. Este es el mejor capítulo de la temporada y uno de los mejores de toda la serie, porque descubrimos lo que le pasó a House en la pierna.
House tiene que dar una clase y presenta a los alumnos tres casos en los que al paciente le duele la pierna. Al final los tres pacientes resultan ser uno solo: el propio House. Lo que más me gusta es que, al principio en el aula hay cuatro gatos, pero a medida que transcurre el capítulo empieza a llenarse, y al final hay tanta gente que muchos tienen que quedarse de pie, incluídos Cuddy, Wilson y el equipo de House, y cuando acaba de contar su historia resulta que hace mucho que sonó el timbre.

2ª temporada: 2x19. House contra Dios

En esta temporada hay varios capítulos que me gustaron mucho. En el 2x16, “A salvo”, una chica a la que le transplantaron un corazón sufre una extraña reacción alérgica y no se sabe a qué se debe, así que tienen que aislarla en una habitación previamente esterilizada. Me gusta porque todas las cosas chungas que le pasan son por una tontería, la picadura de una garrapata. En el 2x17, “Apuesto el resto”, un niño sufre unos síntomas que recuerdan a House un antiguo caso que no supo diagnosticar a tiempo y que acabó en fallecimiento. House tendrá que tratarlo contrarreloj para que la historia no se repita. Mientras esto ocurre, en el hospital tiene lugar una fiesta benéfica y para que Cuddy no se entere, ya que el niño es paciente suyo, House le pide a Wilson que la mantenga ocupada jugando al poker.

Pero si tengo que escoger, me quedo con el 2x19, “House contra Dios”. El título ya lo dice todo. House trata a un predicador adolescente que afirma poder curar con sus manos mediante el poder de la fe. El capítulo es genial, porque House pone al chaval de vuelta y media y le dedica algunas de sus mejores perlas. Resumiendo, es la razón contra la fe. No tiene desperdicio.

3ª temporada: 3x12. Un día, una habitación

Esta temporada tiene dos capítulos realmente buenos. Uno es el 3x14, “Insensible”. La paciente es una adolescente que tiene CIPA, es decir, que si se rompe un hueso, le pegan un tiro o se corta un dedo, no lo siente. Pero aparte de eso tiene otra enfermedad desconocida que es lo que tiene que tratar el equipo de House. Y House, que es un cabrón, quiere cortarle un cacho del nervio central, metérselo en la pierna y que así deje de dolerle, pero Wilson, haciendo de Pepito Grillo, consigue convencerlo de que lo deje estar.

Pero me quedo con el 3x12, “Un día, una habitación”, sin duda el mejor capítulo de toda la temporada. House se ha librado de Tritter gracias a que Cuddy mintió en el juicio, así que le obliga a pasar consulta, porque se lo debe. Para hacerlo divertido, Cuddy le dará 10 $ por cada apciente que atienda sin tocar, y si toca a alguno será él quien tenga que pagar los 10 $. pero el capítulo enseguida se torna serio cuando descubre que una de sus pacientes ha sido víctima de una violación, y por alguna extraña razón solo quiere hablar con House. House no sabe qué hacer y pide consejo a unos y otros. Al final acaba confesándole que de niño él también sufrió abusos, y luego ella empieza a contarle lo que pasó.

4ª temporada: 4x15. La cabeza de House

De esta temporada me gusta mucho el 4x08, “Bendita ignorancia”, en el que House trata a un mago (¡por fin un caso de lupus!), porque es similar al 2x19. En vez de razón contra fe, es razón contra magia, y contiene algunas de las mejores frases de House de esta temporada (“La magia mola. La magia auténtica es una contradicción”, “Si la magia desaparece al saberse la verdad, es que no había magia”).
También el 4x11, “Congelados”, donde House trata a una doctora, via video-conferencia, que está aislada en una base de la Antártida, actriz invitada Mira Sorvino.

Pero me quedo con el 4x15, “La cabeza de House”. El autobús en el que va House sufre un terrible accidente y House recibe un golpe en la cabeza que le impide recordar las últimas horas. Lo que sí recuerda es que a bordo había alguien enfermo, y de que recupere la memoria depende que esa persona viva o muera. He escogido capítulo porque por primera vez nos metemos en la mente de House (figurada y literalmente) y descubrimos cómo es su proceso de razonamiento.

La extraña pareja
5ª temporada: 5x04. Marcas de nacimiento

Aunque hay otros capítulos muy buenos, como el 5x09, “Último recurso”, donde un paciente retiene a punta de pistola a House, Trece y a varios pacientes en el despacho de Cuddy para obligar a House a que lo trate, ya que ningún médico ha sabido diagnosticar su enfermedad (actor invitado Zeljko Ivanek), o el 5x20, “Una sencilla explicación”, donde Kutner se suicida, y como nadie lo vio venir House llega a la conclusión de que fue asesinado y se obsesiona con resolver el caso, hasta que Wilson le hace entrar en razón y le obliga a dejarlo estar, elijo el 5x04, “Marcas de nacimiento”, no por el caso en sí, sino por la parte que atañe a House.

El padre de House muere y él se niega a ir al funeral. Entonces alguien lo droga y al despertar se encuentra en el asiento del co-piloto de un coche, conducido por Wilson, que lo lleval funeral. Wilson dejó de ser amigo suyo tras lo de Amber, y le dice que no hace esto por él sino por su madre, pero House sonríe porque está con su amigo. Durante el trayecto le hace un montón de putadas para no llegar al funeral, y descubrimos cómo se conocieron y cómo se hicieron amigos. Y al final del capítulo vuelven a serlo y Wilson se queda en el hospital.

6ª temporada: 6x22. Ayúdeme

Mis capítulos favoritos son: el 6x01 y el 6x02, “Roto”, un doble capítulo con House en el psiquiátrico que recuerda mucho a “Alguien voló sobre el nido del cuco”. El 6x04, “El tirano”, donde el equipo de House trata al dictador de un país africano, fantásticamente interpretado por James Earl Jones. El 6x10, “Wilson”, capítulo protagonizado enteramente por Wilson. El 6x14, “De 5 a 9”, protagonizado por Cuddy. Y el 6x17, “Clausura”, donde de bebé el hospital. Mientras lo buscan, House se queda encerrado con un paciente moribundo cuyo caso rechazó; Taub y Foreman se quedan encerrados en los archivos, se ponen ciegos de Vicodina para saber lo que siente House y se ponen a curiosear en las fichas de sus compañeros; Chase se queda encerrado con Cameron, que ha venido a traerle los papeles del divorcio y Wilson se queda encerrado en la cafetería con Trece, y como no saben de qué hablar, se ponen a jugar a verdad o prenda.

Pero con el que me quedo es con el 6x22, “Ayúdeme”, solo por el hecho de que House toca fondo y reconoce que es un miserable. Una grúa cae sobre un edificio, derribándolo y una mujer queda atrapada, con unas vigas sobre una de sus piernas. No pueden retirar las vigas sin arriesgarse a un nuevo derrumbe, así que optan por la amputación, pero ella se niega. Cuddy trata de convencerla, pero entonces House se pone de su parte, porque se identifica con ella. Cuddy le dice que es un egoísta y un amargado y que ha apartado a todo el mundo de su lado y que está solo, y que por una vez haga lo correcto. Sorprendentemente, House cambia de opinión y recomienda a la mujer que se deje amputar la pierna, le habla de su caso, que no dejó que le amputaran la pierna y que ahora le duele mucho todos los días y que es un amargado y está solo. Le dice que ella tiene gente que la quiere, que no sea como él y que solo es una pierna. Ella accede, pero al final acaba muriendo y esto afecta tanto a House que se va a su casa a meterse una sobredosis de Vicodina. Pero antes de que lo haga aparece Cuddy y se lo impide.

Pobres niños
7ª temporada: 7x13. Dos historias

Capítulos favoritos: el 7x03, “No escrito”, donde House trata a una autora de novelas juveniles protagonizadas por un detective adolescente, de las cuales House es fan. El 7x07, “Una viruela en casa”, el título lo dice todo, aunque al final resulta ser otra enfermedad. El 7x12, “Inolvidable”, donde la paciente es una camarera que recuerda cada instante de su vida como si acabara de ocurrir. El 7x15, “Bombazos”, donde la paciente es Cuddy y ésta tiene unos sueños con House protagonizando escenas de distintos géneros cinematográficos: una sitcom con sus risas enlatadas, una de zombies (atención al bastón-hacha), un western y hasta un musical. Y el 7x18, “La excavación”, en el que vuelve Trece (¡la putilla ha vuelto!).

Pero con el que me quedo es el 7x13, “Dos historias”, un capítulo muy divertido donde el caso semanal es lo de menos y tiene la peculiaridad de que empieza por casi el final y va contándose hacia atrás, un flashback dentro de otro flashback dentro de otro.

En un colegio suena la campana que indica el final del recreo y un niño y una niña están a punto de besarse cuando la profesora los pilla y los envía al despacho de la directora, y allí fuera, esperando, está House. Los niños quieren saber lo que hizo y él se lo cuenta, a cambio de que le digan lo que hicieron ellos. Resulta que en el colegio era el Día de las Carreras y House estaba contándoles a la clase cómo es un día en su trabajo, y así pasa a hablarles del caso de la semana. De paso menciona que su novia está enfadada con él, cosa que para House no es importante, pero para la clase sí, así que tiene que contarles el motivo de que Cuddy esté enfadada, y todo esto culmina con House explicándoles a los dos niños lo que lo llevó a estar frente a una clase haciéndose pasar por otra persona.

¿Quieres morir? Espera, que te ayudo
8ª temporada: 8x21. Aferrarse

De esta temporada me encanta ver a House entre rejas en el 8x01, “Veinte Vicodinas”. No sé cómo se las arregla para encontrarse con alguno de sus complicados casos que solo él puede resolver. También el 8x11, “Nadie tiene la culpa”, donde Chase es apuñalado por un paciente y debido a un fallo en la operación pierde la sensibilidad en las piernas y tiene que aprender a caminar de nuevo, y todo el equipo de House, incluido él, tiene que pasar por un comité de revisión, para descubrir quién tuvo la culpa. Me gusta mucho eso que dice House de que a veces las cosas malas pasan. Otro muy bueno es el siguiente, el 8x12, “Chase”, en el que Chase se replantea si seguir o no en el equipo de House. Además lleva él solo el caso de una joven monja con dudas, y el tío acaba tirándosela. ¡Chócala!

Pero de todos, me quedo con el 8x21, “Aferrarse”, uno de los capítulos más duros, por eso del cáncer de Wilson, algo que, por cierto, jamás se me pasó por la cabeza.
El cáncer de Wilson está muy extendido y no se puede hacer nada. Wilson se niega a seguir con la quimio, con lo que le quedarán cinco meses de vida. House no puede permitir que su amigo se suicide y trata de convencerlo de todas las formas posibles, ya que no sabe lo que hará sin él en su vida. Al final Wilson acepta darse la quimio, pero entonces de da cuenta de que ha sido manipulado por House y tienen una bronca monumental. Wilson se derrumba y se echa a llorar. Le dice a House que lo necesita a su lado, que necesita que lo apoye en un momento tan difícil, pero House le dice que no, que no lo hará si no lucha. Al regresar al hospital le informan que su paciente ha intentado suicidarse, y entonces pierde los papeles e intenta estrangularlo. Después de esto recapacita y acepta la decisión de Wilson y hace las paces con él. Ambos empiezan a hacer planes para esos cinco meses, pero entonces le revocan la condicional a House por haber tirado por el retrete unas entradas que Foreman le dio, lo que destrozó las cañerías de todo el hospital así como la máquina de resonancia (esto, amigos, es lo que se llama un acto vandálico) y deberá pasar los siguientes seis meses en prisión. Para cuando salga, Wilson ya habrá muerto...

3 comentarios:

  1. Buen compendio. Pero, sobre la "razón contra la fe", te dejo una reflexión de un experto en la materia, Paul Feyerabend, epistemólogo y filósofo de la Ciencia austríaco, catedrático de Filosofía en la Universidad de Berkeley, California:

    "Al igual que un perrillo amaestrado obedecerá a su amo sin que importe lo confuso que él mismo esté y lo urgente que sea la necesidad de adaptar nuevos esquemas de conducta, un racionalista amaestrado será obediente a la imagen mental de su amo, se conformará a los estándares de argumentación que ha aprendido, mostrará adhesión a estos estándares sin que importe la dificultad que él mismo encuentre en ellos, y será poco capaz de descubrir que lo que él considera como 'la voz de la razón' no es sino un post-efecto causal del entrenamiento que ha recibido".

    Todo no es tan sencillo como los guionistas de House nos pretenden hacer creer :-) Pero, por supuesto, cada cual cree aquello que le hace sentir psicológicamente más cómodo. Pero todos responden a un "amo". Saludos.

    Si te interesa el debate ciencia-fe, estamos por aquí:

    http://frasesdedios.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. la fé y las creencias religiosas son exactamente iguales. Saludos.

    ResponderEliminar