Buscar este blog

viernes, 8 de junio de 2012

El Tren de la Carne de Medianoche

“El tren de la carne de medianoche” es uno de los mejores relatos de los “Libros de sangre” de Clive Barker y tenía bastantes esperanzas puestas en su adaptación, ya que las últimas películas suyas que he visto son de malas para abajo. Desgraciadamente la película no acabó de gustarme del todo. Tiene partes buenas (sacadas directamente del relato) y hay sangre a mansalva (aunque a veces se nota que es digital), pero son más las partes de relleno en las que baja el ritmo y que no tienen mucho interés, y esto hace que la película se haga un tanto lenta. Normal, es lo que pasa cuando hacen una película a partir de un relato y tienen que ir rellenando y estirando para llegar a los 90 minutos reglamentarios, y al final el resultado no es el esperado.

Bueno, el protagonista es un fotógrafo freelance al que su probablemente futura jefa le encarga que retrate el alma de la ciudad. Sale de noche y en el metro saca unas fotos a una pandilla que están a punto de violar a una chica. Consigue espantarlos y la chica le da las gracias, y él le hace una última foto subiendo al tren. Al día siguiente descubre por los periódicos que la chica ha desaparecido, y esa misma noche regresa al metro. De allí ve salir a un tipo trajeado de lo más escalofriante y le saca unas fotos, y comparándolas con las otras descubre que es el mismo hombre que le abrió las puertas del tren a la chica. Nuestro prota se obsesiona con él y empieza a seguirlo a todas partes, y así acaba descubriendo todo el pastel: el trajeado es un asesino que sube siempre al último tren de la noche y mata y descuartiza a todos los pasajeros que haya a bordo, y luego se los da de comer a unas criaturas caníbales que viven bajo tierra.

Lo bueno de la película es que al menos respetan el final del relato.


No hay comentarios:

Publicar un comentario