Buscar este blog

viernes, 12 de septiembre de 2014

Casa Negra, de Stephen King y Peter Straub (¡Ojo Spoilers!)


El año pasado participé en una lectura conjunta de la Torre Oscura de Stephen King, pero dicha lectura solo abarcaba los siete libros oficiales, así que por mi cuenta fuí leyéndome los otros libros relacionados con la saga: LTO8, Insomnia, Corazones en la Atlántida, Todo es Eventual y el Talismán (en realidad el Talismán no está relacionado pero su segunda parte sí; de todos modos preferí hacer las cosas bien y leérmelo igualmente porque si iba directo a la segunda parte seguro habría cosas que se me escaparían, además quería volver a disfrutar de él). Solo me quedaba por leer “Casa Negra”, pero el año pasado no me dio tiempo así que le he hecho un hueco ahora.

“Casa Negra” es la segunda parte de “El Talismán” y tiene lugar casi 20 años después. Jack Sawyer ha olvidado todo lo referente a los Territorios y se ha convertido en uno de los mejores inspectores de Homicidios de Los Ángeles. Tras un suceso traumático que casi le hace recordar aquella parte de su vida que había olvidado, decidió retirarse y se compró una casita en el pequeño pueblo de French Landing, en el condado de Coulee Country. Un par de años atrás le siguió la pista a un asesino de prostitutas hasta French Landing y gracias a la ayuda del sheriff del lugar, Dale Gilbertson, pudo capturarle. El pueblecito le pareció muy hermoso y le hizo prometer a Dale que le avisaría en cuanto hubiera una casa disponible y al final éste le ofreció la vieja casa de su padre.

Actualmente el pánico y el terror dominan la vida de los habitantes de French Landing porque un asesino en serie al que la prensa ha apodado “El Pescador” ha secuestrado a varios niños y solo ha aparecido uno de ellos, muerto y con claros signos de haber sido devorado. El sheriff le ha pedido varias veces a Jack su ayuda para atrapar al Pescador, pero éste siempre se ha negado aduciendo que ahora está retirado y ha dejado atrás esa vida. Pero cuando el pequeño Tyler Marshall es secuestrado, Jack decide salir de su retiro y unirse a la investigación.
Pero el Pescador no es un asesino corriente ni Tyler un niño normal. El Pescador es un agente del Rey Carmesí y de todos los niños que se lleva, aquellos que son “especiales” debe entregárselos a él. Estos niños son Disgregadores y el Rey Carmesí está utilizando el poder mental que poseen para destruir los Haces que mantienen en su sitio a la Torre Oscura, eje de todos los mundos, universos y dimensiones. Tyler es el segundo Disgregador más poderoso de la historia (es obvio que el primero es Ted Brautigan) y si el Rey Carmesí se hace con él la caída de la Torre Oscura podría ocurrir mucho antes.
Para encontrar a Tyler a tiempo Jack deberá recordar todo aquello que ha olvidado y regresar a los Territorios...

Esta es una excelente continuación de “El Talismán”, más aún al estar directamente relacionada con LTO (dato curioso: fue Peter Straub el que le sugirió a Stephen King que relacionaran el libro con LTO). Es genial volver a encontrarnos con Viajero Jack y ver en qué tipo de persona se ha convertido (aunque me hubiera gustado saber qué pasó con su madre) y sobretodo saber por fin qué son los Disgregadores y cuál es su cometido. Éstos aparecían por primera vez en “Corazones en la Atlántida”, pero no se nos daba ninguna información sobre ellos (ni el propio King sabía lo que eran por aquel entonces). Pero el libro no es perfecto. Su prosa es algo sobrecargada y a veces es algo lenta y le sobran un montón de páginas (en las ciento y pico primeras páginas no ocurre gran cosa, solo nos presentan a los peronajes principales, conocemos French Landing y nos hablan del Pescador, y Jack tarda como 100 páginas en entrar en escena); creo que esto hay que atribuírselo a Peter Straub, domina el lenguaje como nadie pero a veces se hace algo pesado y cuesta arriba y suele irse demasiado por las ramas.
Pero hay algo peor que la prosa tan pausada del libro y son los terribles fallos de traducción que contiene: “Vigas” por “Haces” (aunque más adelante sí los llama “Haces”), “Transgresores” por “Disgregadores” y “Rey Colorado” por “Rey Carmesí”. La traductora no debía saber nada de la obra de Stephen King, pero esto no tiene perdón de Dios, madre mía, me chirrían los oídos cada vez que lo pienso. En fin, lo que importa es que es una muy buena historia, una excelente segunda parte, incluso mejor que la primera y un estupendo capítulo extra de la Torre Oscura. Lo demás mejor no darle demasiadas vueltas.

1 comentario: