Buscar este blog

viernes, 7 de octubre de 2011

Los Juegos del Hambre, de Suzanne Collins

Libros como "1984", "Un Mundo Feliz", "Farenheit 451" e incluso la novela gráfica "V de Vendetta", así como su película, son joyas únicas e irrepetibles para mí, porque tratan un tema que me encanta y al mismo tiempo me remueve algo por dentro: el de las sociedades utópicas aparentemente perfectas en las que los individuos (la plebe, vamos) están sometidos bajo el yugo dictatorial de los que ostentan el poder, que no deja de ser un crítico reflejo de la sociedad actual en la que vivimos y en los que acaba ocurriendo algo que conduce al alzamiento de los oprimidos. Esto es algo que siempre ha hecho que cierre el puño y diga:"Sí, joder, el poder para el pueblo!".

Sabía que en la trilogía de "Los Juegos del Hambre" se tocaba este tema y por eso me la compré (por eso y porque no sabía qué más pillar en el Círculo de Lectores, jaja). Hacía meses que la tenía en casa muerta de risa, y como han hecho la película del primero, pues pensé que este era tan buen momento como cualquier otro.

¿De qué va? Resumiendo: un reality show de la muerte. Sin resumir...

Sequías, hambrunas y tormentas arrasaron Norteamérica y de lo que quedó surgió Panem. El país se dividió en 13 Distritos, todos ellos gobernados con mano dura por el Capitolio. La gente vive en la pobreza, con lo justo para subsistir, y sin apenas derechos, y eso condujo al alzamiento del Distrito 13. El Capitolio lo arrasó por completo, y para advertir al resto de los Distritos para que eso no vuelva a pasar, se celbran cada año los Juegos del Hambre. Se escogen por sorteo un chico y una chica de cada Distrito, los llevan a un lugar apartado, un bosque, un desierto o lo que sea, y allí tienen que darse caza unos a otros, hasta que sólo quede uno. Y todo esto televidado, claro.

Nuestra protagonista es una chica de 16 años llamada Katniss, que se presenta voluntaria al ver que la escogida para los Juegos es su hermana pequeña. El chico elegido es Peeta, el hijo del panadero, con quien apenas ha intercambiado unas pocas palabras en toda su vida. Para ganarse el favor del público y de sus patrocinadores se hacen pasar por dos enamorados, y esta es la base del libro.

Lo cierto es que me hya gustado más de lo que esperaba, y no he podid evitar pensar en "El fugitivo", del difunto Richard Bachman, que también iba de un reality en el que daban caza al concursante del programa.
El único inconveniente es que al tratarse de una novela juvenil hay que tragarse en rollo romántico, aunque no es algo con lo que la autora nos acribille demasiado. Eso sí, mucho me temo que con el siguiente voy a tener que comerme el consabido triángulo amoroso. Pero si he podido soportar los devaneos de Bella, el vampiro y el perro, quiero decir el hombre-lobo, creo que podré tragármelo sin dificultad.

6 comentarios:

  1. Hace tiempo que tengo ganas de leer esa saga, pero con tu comentario de que incluye algo romántico me desanima xD Pero, si se parece a "EL fujitivo" del difunto Bachman (ahora estoy leyendo La Mitad Oscura y los seudónimos han tomado un nuevo sentido para mi jejeje) vale la pena. Además, si logramos soportar a la depresiva Bella, podremos soportar lo que sea xD Saludos

    ResponderEliminar
  2. En el segundo hay un poco más de "ahora me gusta este ahora me gusta este otro", pero lo verdaderamente importante es lo de los Juegos y la rebelión.

    ResponderEliminar
  3. Quizás en vacaciones lea la saga... encontré en internet que Stephen King decía que era buena, habrá que ver :P

    ResponderEliminar
  4. oh dios, oh dios... pero por qué!? por qué!? qué le veis a este libro? que hay que yo no veo? me he saltado páginas?

    ResponderEliminar
  5. Claro que después de leerme el tercero mi opinión cambió bastante, y deseé no haberla leído. Y ciudado que ahora va a haber que aguantar lo de la película, que seguramente dará a luz un montón de chiquitas histéricas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. qué sería de nosotros sin el fenómeno fan?

      Eliminar